TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

    SALA PENAL LIQUIDADORA



Auto Supremo.              Nº 582/13

Fecha:                             Sucre, 30 de octubre de 2013

Expediente:                    100/11

Distrito:                    Santa Cruz        

Partes:                         Ministerio Público c/ Julio Herlan Melean   Villagomez

Delito:                            Estupro (Art. 309 del Código Penal)

Recurso:                    Casación

_____________________________________________________________

VISTOS: El Recurso de Casación planteado por el procesado  Julio Herlan Melean Villagomez  de fs. 240 a 241 vlta., impugnando la Resolución Jurisdiccional, pronunciada mediante Auto de Vista Nº 51 de 11 de enero de 2011, cursante a fs. 235 a 237 vlta. de obrados, pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público, a instancia de la Sra. Yessi Lisbeth Lopez Flores en representación de la víctima, en contra del  recurrente Julio Herlan Melean Villagomez, por la presunta comisión del delito de Estupro previsto y sancionado por el art. 309 del Código Penal, los antecedentes, y;

CONSIDERANDO I.-Que, el Tribunal  de Sentencia Único de Valle Grande del Departamento de Santa Cruz, una vez sustanciado el juicio oral, mediante Sentencia Nº 05/2010  de 20 de Septiembre de 2010, cursante a fs. 184 a 193, FALLA declarando, ABSUELTO al imputado, de la comisión del delito de Estupro, previsto y sancionado por el art. 309 del Código Penal, por no haber sido la prueba suficiente para generar en el Tribunal la convicción, mas allá de toda duda razonable sobre la responsabilidad del encausado en los hechos incriminados

Que, la Sentencia de grado cursante a fs. 184 a 193 vlta, fue objeto de impugnación por parte de la Sra. Maria Teresa Flores de Lopez en su calidad de madre de la víctima, mediante memorial de 7 de Octubre de 2010 insertada a fs. 201 a 210 vta., interpusieron Recurso de Apelación Restringida, alegando los siguientes puntos; (1) que existe error in procedendo, por la inobservancia o errónea aplicación de la ley, de conformidad a lo establecido en el art. 407 de C.P.P. afirmando que la autoridad judicial no ha observado la norma, que ha creado cauces parecidos a los establecidos  en la ley; 2) Que, no ha hecho una correcta valoración de la prueba pericial, testifical y documental, alegando que la pericia psicológica, en su punto III parágrafo último,  señaló que el acusado habló con la hermana de la víctima y se comprometió ayudar con leche para la niña; 3) Que, existe error in judicando, insiste en una errónea aplicación de la ley sustantiva, afirmando que el Tribunal de Sentencia ha desconocido los elementos de la seducción y engaño utilizados por el acusado, tomando en cuenta que sin estos presupuestos, el no hubiese podido enamorar y acceder al acceso carnal. 

Que, previa la formalidades  de procedimiento, establecido por el Código Adjetivo Penal, en fecha 11 de Enero de 2011, la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dictó Auto de VistaNº 51, cursante a fs. 235 a 237 vlta., declarando AdmisibleProcedente el recurso formulado por Maria Teresa Flores de Lopez, ANULANDO  la Sentencia Absolutoria, Nº 05/2010 de 20 de Septiembre de 2010, disponiendo, en consecuencia la reposición del juicio por otro tribunal de sentencia llamado por ley,  fundando su resolución en los siguientes hechos: 1) Que, el tribunal inferior habría incurrido en el defecto previsto en el inc. 6 del Art. 370 del Código de Pdto. Penal, ello por no haber tomado en cuenta, por una parte, que todo el proceso se llevó a cabo sobre la acusación, en torno a la comisión  del delito tipificado en el art. 309 del Código Penal y por otro, que durante el juicio se han acumulado elementos de prueba, que generan absoluta convicción sobre la responsabilidad del acusado, en cuanto a la comisión del hecho, derivando en una defectuosa valoración de la prueba testifical, pericial y documental, constituyendo en un defecto absoluto, previsto y sancionado por los arts. 169 3) y 370- 6)  del Código de Pdto. Penal; 2) Que, éste tribunal advierte errónea aplicación de la ley sustantiva, así como defectuosa valoración de la prueba, de tal suerte que al existir actividad procesal defectuosa, en concepto del art. 370 inc. 1) y 6)  del C.P.P., siendo que los mismos en función del art. 169 inc. 3) del Procedimiento Penal, no son susceptibles de convalidación, resultando imperativo la aplicación del art. 413, primer periodo del citado texto legal; 3) Que la defensa no ha logrado producir suficiente prueba de descargo en su favor, no pudiendo destruir la acusación fiscal como particular.      

CONSIDERANDO II.- Que, a través del Recurso de Casación, de fs. 240 a 241 vlta., el procesado Julio Herlan Melean Villagomez, impugna la resolución jurisdiccional contenida en el  Auto de Vista Nº 51 de 11 de Enero de 2011, alegando como motivos del mismo, los siguientes puntos:

- Que, el Auto de Vista Nª 51 de 11 de Enero de 2011, cursante a fs. 235 a 237 vlta., le causa agravio, ya que a tiempo de dictarse la resolución, se ha vulnerado el debido proceso y la presunción de inocencia como derechos fundamentales.

- Que, la parte apelante hubiera solicitado audiencia, para la fundamentación oral del recurso, sin embargo el tribunal de apelación no accede a dicha petición, constituyendo por ello un defecto absoluto, afirmando que hubo vulneración de  derechos y garantías como el derecho a la defensa y al debido proceso, en ese contexto, invoca como precedentes contradictorios varios Autos Supremos, entre ellos el A.S. Nº 494 de 15 de Noviembre de 2005; A.S. Nº 169 de 6 de febrero de 2007; A.S. Nº  169 de 15 de mayo de 2006 y el A. S. Nº 639 de 20 de Octubre de 2004.

- Que, el tribunal de apelación, al sostener que la defensa no logró producir suficiente prueba de descargo, se aleja de un razonamiento válido dentro el actual sistema procesal acusatorio, por el contrario, el imputado no tiene que probar su inocencia, por cuanto la carga de la prueba corresponde al Ministerio Público y al Acusador Particular, insistiendo, en la vulneración del derecho a la presunción de inocencia, en definitiva el recurrente solicita a éste Supremo Tribunal de Justicia, dejar sin efecto el Auto de Vista Nº 51 de 11 de Enero de 2011. 

CONSIDERANDO III.- Que, para los efectos de la presente resolución, es imperativo asumir lo señalado por MANZINI el recurso de casación debe circunscribirse a ejercitar un control técnico jurídico del fallo, ya que es el único que al final servirá como criterio  unitario para la resolución  de futuros casos con caracteres similares, criterio también  compartido por Ernerst BELING

Que, el recurso de casación, tiene una función eminentemente protectora del ius constitutionis, del ordenamiento jurídico, a través de dos vías: 1) nomofiláctica, que importa la protección o salvaguarda de las normas del ordenamiento jurídico; y 2) la función uniformadora de la jurisprudencia en la interpretación  y aplicación de las normas jurídicas. Así, el Recurso de Casación se configura contemporáneamente como un Recurso que desarrolla su actuación para asegurar la interdicción de la arbitrariedad, tanto en lo que afecta al control sobre la observancia de los derechos fundamentales como en la unificación de la interpretación penal y procesal.

   Dentro el actual sistema procesal penal vigente, se establece los presupuestos de su procedencia y requisitos, previstos en los  arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, el Recurso de Casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia (Ahora Tribunales Departamentales de Justicia) contrarios a otros precedentes pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema (Ahora, Tribunal Supremo de Justicia), para ello se debe cumplir los siguientes requisitos de forma:

- El precedente contradictorio deberá invocarse por el recurrente a tiempo de interponer la Apelación Restringida. La norma entiende que existe contradicción, ante una situación de hecho similar, el sentido jurídico que le asigna el Auto de Vista recurrido, no coincida con el precedente, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con el mismo alcance.

2.- El art. 417 del Código de Procedimiento Penal, dispone que el Recurso de Casación debe interponerse dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto de Vista impugnado, ante la sala que lo dictó, la que remitirá los antecedentes al Tribunal Supremo de Justicia.

3.- De forma inexcusable, señalar en el recurso de casación en términos claros y  precisos, la contradicción entre el Auto de Vista impugnado  y los precedentes contradictorios invocados, demostrando previamente la situación del hecho similar, es decir al caso concreto,

.     

CONSIDERANDO IV.- Que, ingresando a la consideración a los presupuestos de admisibilidad del Recurso de Casación en análisis, de la revisión de los antecedentes, se establece que el recurso de casación fue presentado por el recurrente dentro de los cinco días hábiles siguientes a su legal notificación, cumpliendo así por un lado con el requisito de tiempo previsto por el art. 417 del Código de Procedimiento Penal

Que, para los efectos de su procedencia, el recurrente no cumplió con lo previsto por el Art. 416 del Código de Procedimiento Penal, es decir por la inobservancia del primer párrafo, siendo que en su fundamento no establece de forma concreta, el precedente contradictorio inherente al Auto de Vista impugnado, siendo este requisito una carga procesal para el recurrente, definiendo dicho antecedente, que ante una situación similar, la decisión del tribunal de alzada no coincidió con los precedentes invocados,  precisamente la norma procesal delimita ese presupuesto: 


“Se entenderá que existe contradicción, cuando una situación de hecho similar, el sentido jurídico que le asigna el Auto de Vista recurrido no coincida con el del precedente, sea por haber aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance” 


Que, al haberse planteado el recurso de casación, se omite el imperativo legal, de la descripción  en términos precisos de los precedentes contradictorios con el Auto de Vista impugnado, argumentando solo sobre el fondo del proceso, inherente a las prueba de cargo y descargo, situación irrelevante en el presente caso, ello por la naturaleza y finalidad del recurso,   simplemente hace mención, e invocan varios Autos Supremos, sin determinar que los hechos son similares, cual es el grado de similitud, no basta con señalar el numero de Autos Supremos, sin determinar de forma precisa la contradicción, expresando de forma genérica sin conocer el contenido y la similitud que guardan entre ambas resoluciones, por ello la norma procesal penal en  su Art. 417, especifica con precisión lo siguiente:


Artículo 417 (Requisitos) “En el recurso  se señalará la contradicción en términos precisos y como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida en el que se invocó el precedente. El incumplimiento de estos requisitos determinará su inadmisibilidad”


En la parte final del artículo, establece de forma expresa, que al incumplimiento de dichos requisitos, se determinará su inadmisibilidad, por consiguiente en ausencia de los presupuestos de admisibilidad, por inobservancia expresa del recurrente,  resulta innecesaria su atención 

    

    Bajo la valoración y parámetros descritos, este tribunal determina que el recurso de casación presentado por el procesado, no cumplió con las condiciones de admisibilidad previstas por los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, requisitos inexcusables, que al mismo tiempo constituyen la base y el sustento legal para la admisión del recurso de casación, por cuanto su omisión  en el caso presente priva su consideración.


POR TANTO: La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, en cumplimiento del Art.  8-II) de la Ley Nº 212, de 23 de Diciembre de 2011 y en aplicación de las normas procesales contenidas en los Arts. 416, 417 y 418 del Código de Procedimiento  Penal, declara INADMISIBLE el Recurso de Casación cursante de fs. 240 y 241 vlta. interpuesto por el procesado julio Herlan Melean Villagomez,  en el que impugna el Auto de Vista Nº 51 de 11 de Enero de 2011, cursante a fs. 235 a 237 vlta. de obrados, pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público a instancia de Yessi Lisberth Lopez Flores contra el recurrente,  por la comisión del delito de Estupro, previsto y sancionado por el art. 309 del Código Penal.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.-

Magistrada Relatora: Dra. Ma. Lourdes Bustamante Ramirez