TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL LIQUIDADORA

AUTO SUPREMO        Nº 570/2013

Fecha:        Sucre,                30 de octubre de 2013

Expediente.                62/11

Distrito:                Cochabamba

Partes.-                Ministerio Púbico y  Nelly Terrazas Vargas C/  Iván Silverio Camacho

Delito:                        Violación de Niño, Niña o Adolescente con Agravante (art. 308 bis de Código Penal.

Recurso:                Casación


VISTOS: (Del recurso en cuestión)

El Recurso de Casación cursantes de fs. 201 a 204 vta., interpuesto por Iván Silverio Camacho Trigo, impugnando el Auto de Vista No 66 de 13 de septiembre de 2010 cursante de fs. 193 a 197, pronunciado por la Saca Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito judicial de Cochabamba, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público contra el recurrente por la comisión del delito de Violación de Niño, Niña o Adolescente previsto y sancionado por el art. 308 bis del Código Penal, los antecedentes de la causa; y,

CONSIDERANDO I. (Circunstancias Procesales)

Que, a los fines de resolver Recurso de Casación que fue interpuesto en Autos, se tiene los siguientes antecedentes:

Con base a la Acusación Fiscal, el Tribunal de Sentencia No 2 de la ciudad de Cochabamba, con el voto disidente de dos de sus miembros, pronunció en juicio de reenvío la Sentencia Nº 8 de 22 de febrero de 2010 cursante de fs. 152 a 157, declarando a Iván Silverio Camacho Trigo autor y culpa6te de la comisión del delito de Violación de Niño, Niña o Adolescente (art. 308 bis del Código Penal), condenándolo a la pena privativa de libertad de 15 años de presidio sin derecho a indulto a ser cumplidos en el Penal de 'El Abra" de la ciudad de Cochabamba, más la imposición de costas a favor del Estado y reparación del daño civil a favor de la víctima.

Fue de voto disidente una de las juezas ciudadanas referente al quantum de la pena al considerar, que debió sancionarle al procesado con la pena privativa de libertad de 18 años de presidio al haberse aprovechado del estado de vulnerabilidad de la familia de la víctima.

Que, la sentencia condenatoria pronunciada por el Tribunal de la causa fue objeto de apelación restringida por parte del acusado, mismo que cursa de fs. 163 a 171, alegando como motivos de su recurso de apelación restringida:

1.        La infracción del art. 124 del Código de Procedimiento Penal, acusando la falta de fundamentación del auto interlocutorio que resolvió su excepción de extinción de la acción penal por duración máxima del proceso, postulando la contradicción en la que el tribunal habría ingresado respecto de fallos de la jurisdicción constitucional y penal ordinaria;

2.        Defectuosa valoración de la prueba, expresando que solamente concurrieron a juicio dos testigos de cargo, la médico forense y la psicóloga del SEDEGES, de las cuales, la primera, se habría limitado a recordar el examen ginecológico efectuado en la víctima menor y sus resultados de himen con desgarro a horas 7 de las manecillas de reloj y la presencia de gardenella vaginales y hongos que según el concepto de la forense serían transmisibles por relación sexual sin que el varón tuviere signos o síntomas por ser asintomático, afirmación médica que según argumentó el recurrente sería errada y, por lo mismo, carente de credibilidad; por otro lado, señaló que entre la valoración psicológica y "el anticipo de prueba" (sic.) se presentarían graves puntos e incluyentes y contradictorios, pues, por un lado, la valoración psicológica que destacó la personalidad introvertida de la víctima e inseguridad, fue calificada como relevante por el tribunal de la causa, mientras que la declaración anticipada de la niña trató de encubrir al verdadero autor; aspectos que en su conjunto calificó como defectuosa valoración de la prueba. Por otro lado, respecto a la prueba anticipada de la declaración de la menor, señaló que solicitó la exclusión probatoria de dicho medio de prueba por falta de formalidad en el juicio, solicitud que fue rechazada con el argumento de que el tribunal no podría efectuar un control sobre las actuaciones de la instructora, aspecto ante el cual hizo reserva de apelación

3.        Exclusión probatoria ilegal, respecto del análisis de laboratorio que mandó a realizar, con el argumento de que no contaba con una orden fiscal, cuando por el contrario cumplió con la previsión de dicha orden, habiendo asumido el tribunal el, criterio errado -señaló- de que todo elementos de convicción en la etapa preparatoria debe obtenerse con requerimiento fiscal, cuando dicha exigencia no sería legal, ni contaría con sustento jurídico alguno, conforme así lo habrían regulado las Sentencias Constitucionales 24012003-R y 543105-R.

4.        Carencia de fundamentación del fondo de fa sentencia, acusando la infracción del art. 124 de[ Código de Procedimiento Penal, lo cual habría llevado al pronunciamiento de una sentencia indebida en la que se ponderó la condición de minoridad de la presunta víctima para forzar el entendimiento y aplicación de las leyes y de la Constitución.

Que, previo el cumplimiento del procedimiento establecido por el Código de Procedimiento Penal el tribunal de alzada constituido por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito judicial de Cochabamba pronunció, por un lado, la resolución jurisdiccional contenida en el Auto de Vista Nº' 42 de 14 de mayo de 2010 cursante de fs. 190 a 191vta., declarando la improcedencia del recurso de apelación incidental concerniente a la excepción de extinción de la acción penal por duración máxima del proceso, y por otro lado, el Auto de Vista Nº 66 de 13 de septiembre de 2010 cursante de fs. 193 a 197 por el que se declaró la Improcedencia del recurso de apelación restringida, confirmando en consecuencia la sentencia condenatoria, argumentándose a tal efecto que el tribunal de alzada no podía ingresar a la revalorización de la prueba, además que en el caso de denuncias sobre defectuosa valoración de la prueba el recurrente debe atacar la logicidad de la sentencia impugnada y no promover una nueva valoración probatoria, concluyendo que el recurrente en el caso de autos no tomo en cuenta los lineamientos señalados por el Auto Supremo Nº 214 de 28 de marzo de 2007 para la procedencia del control jurídico de valoración probatoria, pues, por el contrario, el recurrente hizo su propio o análisis valorativo de las prueba, pretendiendo inducir a[ tribunal a incurrir en una nueva valoración de la prueba.

Respecto a la exclusión probatoria, expresó que el anticipo de la declaración de la víctima se llevó adelante en la audiencia con la asistencia de todas las partes, con cumplimiento de los principios de contradicción, publicidad, inmediación y oralidad sin haberse producido Cesión o indefensión alguna; por último, respecto a la denuncia sobre la presunta ilegalidad de la exclusión de la prueba de descargo, se concluyó que el recurrente no habría impugnado la decisión de exclusión probatoria dispuesta únicamente por la presidenta del Tribunal de Sentencia, caso ante el cual debió impugnar dicha decisión ante el pleno del tribunal y recién ante su negativa hacer reserva de apelación, aspectos que no habrían sido cumplidos por el recurrente.

Notificadas que fueron las partes con el Auto de Vista precitado Iván Silverio Camacho Trigo, formuló Recurso de Casación de acuerdo a los siguientes fundamentos.

CONSIDERANDO II. (Fundamentos sobre el planteamiento de Casación

Que, del estudio de los Recursos de Casación, realizando una descripción de los hechos que generaron el proceso penal en su contra señala:

La falta de fundamentación del Auto de Vista impugnado, denunciando que el tribunal de alzada habría infringido la norma procesal contenida en el art. 124 del Código de Procedimiento Penal al no expresar los motivos de hecho y de derecho en [os que fundó su resolución, obrando en contradicción de los precedentes contradictorios contenidos en los Autos Supremos Nº 214 de 28 de mayo de 2007, 442 de lo de septiembre de 2007, 443 y 448 de 12 de septiembre de 2007.

El tribunal de alzada no comprendió que el recurrente no pretendió la revalorización de la prueba, sino que acusó la defectuosa valoración de la prueba por parte del Tribunal Sentencia u toda vez que la sentencia " se baso en        hechos inexistentes y acreditados de manera contradictoria como el caso de la contradicción existente entre lo expresado por la declaración anticipada de la víctima y lo vertido en el Certificado Médico Forense, corroborado por la psicóloga, por lo que el tribuna[ de alzada habría incurrido en contradicción de los Autos Supremos Nº 232 de 7 de marzo de 2007 y 131 de 3 de enero de 2007. El tribunal de alzada tuvo una visión incompleta de su recurso, olvidando su función de contralor de la correcta aplicación de la ley durante la realización del juicio, confundiendo sus planeamientos con una revalorización de las pruebas, sin haber llegado a pronunciarse sobre el alcance de sus pruebas de descargo que según el voto disidente de dos miembros del Tribunal de Sentencia eran relevantes para liberarlo de responsabilidad, obviando que debido a su horario laboral de ingreso a YPFB, todos Los días hábiles de madrugada, es recogido por el bus de la empresa cumpliendo un horario y recorrido estricto, por lo que mal podría afirmarse que violó a la menor todos los días y arrastrarla para tal fin desde la calle hasta su dormitorio que está situado al final de un pasillo ubicado en la segunda planta, sin llamar la atención de los inquilinos que en familia ocupan la planta baja.

4. Desconocimiento o inobservancia del art. 307 del Código de Procedimiento Penal por parte del tribunal de alzada, toda vez que el anticipo de prueba debe producirse solamente en casos en los que los medios probatorios sean irreproducibles o cuando sea previsi6fe que por algún obstáculo no pueda producirse en juicio y en el caso presente no se habría demostrado la concurrencia de tales presupuestos por lo que se denunció la ilegalidad de la obtención de la declaración anticipada de la víctima, denuncia que el tribunal de alzada habría resuelto con "el subjetivismo y la presunción de homine " (sic.).

5. Erróneo entendimiento de[ mecanismo de los recursos en cuanto a la resolución de la denuncia sobre la ilegal exclusión de la prueba de descargo de análisis de laboratorio, pues, en el caso de la exclusión probatoria de su prueba la presidenta del tribunal habría dispuesto su exclusión a través de una mera providencia, caso ante el cual no cabría la posibilidad de impugnar dicha decisión ante el pleno del Tribunal de Sentencia como habría sostenido ilegalmente el Tribunal de alzada.

6. Omisión de la consideración de los votos disidentes suscitados en el Tribunal de Sentencia, señalando que el tribunal de alzada habría ignorado los razonamientos lógicos, reales y objetivos de su recurso, limitándose a una apreciación estilística de resumir jurisprudencia, cuando su misión es la de controlar que no se condene por error o por subjetividades y con insuficiencia de prueba.

CONSIDERANDO III• (Procedibitidad ante un Recurso de Casación)

Se define a la Casación, como un instrumento político - jurídico que tiene una doble finalidad.- por un lado, fijarla jurisprudencia, entendiendo por tal la proclamación en abstracto de la Doctrina Legal, fijando, con ello, la interpretación que ha de darse a los textos legales; y, por otro, enmendar ras infracciones de Ley o de Doctrina que los Tribunales hayan cometido en la tramitación o resolución de los juicios.

Gimeno Sendra se refiere al Recurso de Casación como: 'A1 recurso que tiene una función predominantemente parciaria en el sentido de que principalmente tiende a defender los intereses y derecho de la partes procesales, aunque es cierto que con él persigue una clara función de protección o salvaguarda de las normas de ordenamiento Jurídico (función nomofilactica) y unificadora de la jurisprudencia en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas... "

De ahí según prevé el art. 416 del Código de Procedimiento penal el Recurso de Casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de justicia (hoy Tribunales Departamentates de justicia), contrarios a otros precedentes o pronunciados por otras Cortes Superiores de justicia o por la Sala Penal de Corte Suprema (hoy Tribunal Supremo de Justicia), de ahí que uno de Los fines de este recurso es el controlar uniformidad en la aplicación de la normativa penal por parte de los operadores de justicia, así lo señala Cafferata Nores cuando afirma que: " El Recurso de Casación tiene un propósito un actor de las interpretaciones jurisprudenciales, mediante  la actuación de un mismo Tribunal superior que controla la interpretación de la Ley sustantiva o procesales cada caso sometido a su competencia funcional:

Que, el Código de Procedimiento Penal en su Título V, arts. 416 al 419 establece los requisitos y el procedimiento que se deberá cumplir para: 1 tramitación del Recurso de Casación, pues previo el cumplimiento de los primeros se podrá ingresara considerar el fondo del planteamiento, es así que se apertura la competencia de este Tribunal de Casación.

CONSIDERANDO IV. (Cumplimiento de los requisitos formales)

Que mediante Auto Supremo Nº 528 de 16 de octubre de 2013 por el que se declaró admisible el recurso de casación interpuesto por el procesado en cuanto a los dos primeros motivos en los que fundó su impugnación únicamente, dado el hecho que respecto de los demás puntos apelados se limitó a expresar su desacuerdo con el Auto de Vista pronunciado por el tribunal de alzada, sin llegar a expresar cómo es que el tribunal de alzada habría asumido al respecto un criterio decisorio contradictorio a otros precedentes, pues, el recurrente debió postular como lo hizo en los dos primeros motivos expuestos, cómo es que ante una situación de hecho similar a los reclamos concretos el tribunal de apelación habría adoptado una solución jurídica diversa a la asumida en casos análogos por la jurisprudencia penal nacional. En consecuencia, corresponde ahora a este Tribunal de Casación establecer la existencia o no de las contradicciones postuladas por el recurrente en cuanto a la presunta falta de fundamentación del Auto de Vista y la supuesta omisión de ejercicio del control de logicidad de la valoración probatoria que el recurrente habría demandado en su recurso de apelación

CONSIDERANDO V- (Sobre los fundamentos de Casación y conclusiones)

Que, del análisis de antecedentes y fundamentos expuestos por recurrente, en su Recurso de Casación interpuesto, se arriba a las siguientes conclusiones:

Se denunció la falta de fundamentación del Auto de Vista impugnado y la falta de control sobre la valoración probatoria consiguientemente corresponde verificar si evidentemente el Tribunal de Alzada incurrió en contradicción en la emisión del Auto de Vista motivo del presente recurso.

Respecto de la falta de fundamentación del Auto de Vista se tiene que corresponde a una garantía constitucional de justicia, fundada en el régimen de publicidad de las razones que tuvieron los jueces para pronunciar sus sentencias, permitiendo la seguridad jurídica, el control del pueblo y las partes, sobre su conducta, resguardando con ello a los particulares y a la colectividad contra las decisiones arbitrarias de los jueces, exigencia establecida en el art. 124 de la normativa procesal penal; la motivación también responde a otros fines, que deberán ser conocidas por los interesados, o sea las diferentes razones que justificaron el fallo y decidir su aceptación o fundar su impugnación por los medios que la Ley le concede, otorgando a un Tribunal superior el material necesario para ejercer el control sobre dicho fallo para lo cual debe contar con ciertas características:


       a) Expresa: En razón que el Tribunal no puede suplirla por una remisión  a otros actos o a las constancias del proceso o remplazarlas por una alusión de la prueba, en ese sentido la Ley exige que el juzgador consigne las razones que determinaron su decisión expresando sus argumentaciones de

la veracidad de las denuncias formuladas.

       b) Clara: En toda resolución el objeto del pensar jurídico debe estar claramente determinado, de manera que produzca seguridad en el animo de quienes la conozcan, aun de los legos.

       c) Completa: Esta exigencia comprende a todas las exigencias planteadas por las partes en diferentes recursos que se analizan y a cada uno de los puntos decisivos que justifican cada conclusión, por tal razón el Tribunal esta obligado a considerar toda las cuestiones esenciales o fundamentales que determinan el fallo, en ese sentido, cualquier aspecto de la indagación susceptible de valoración propia, asume individualidad a los fines de la obligación de motivar, por tal circunstancia la motivación de los fallos emergentes de los recursos, para ser completa debe referirse al petitum y derecho, analizando la resolución impugnada y expresando las conclusiones a los que se arribo luego del examen de la veracidad de las denuncias formuladas.

d) Legítima: La legitimación de la motivación se refiere tanto a la consideración de las denuncias formuladas, como a la obligación de revisar de oficio la legitimación del proceso, por tal circunstancia, el fallo que se funda en consideraciones alejadas del objeto particular del recurso deducido, no está debidamente motivada y se halla fuera del contexto establecido por el art. 398 el Procedimiento Penal.

e) Lógica: Que exige logicidad, que la Sentencia cumpla con las reglas de logicidad, en ese sentido, el Tribunal valorará las cuestiones formuladas de un modo integrar, empleando el razonamiento inductivo, verificando la observancia de las reglas de la sana crítica y exponiendo los razonamientos en que se fundamenta la decisión, sustentado en las reglas de la lógica, psicología y experiencia,

Todas estas particularidades fueron motivo de análisis y consideración en el Auto de Visto recurrido llegando a la conclusión que el Tribunal de Alzada cumplió cono todos los presupuestos formales y de fondo para la emisión de una resolución justa, además con la suficiente base legal que respalda la decisión asumida en el caso de autos consiguientemente no se advierte la supuesta falta de fundamentación alegada por el recurrente.

Respecto de la falta de control sobre la defectuosa valoración probatoria se tiene que el Auto de Vista motivo del recurso en su numeral II. (Fundamentos jurídicos de la resolución del Tribunal de Apelación de manera por demás clara y fundada se pronunció primero, delimitando su competencia sobre el control que debe ejercer ante la denuncia de la defectuosa valoración probatoria y sobre dicha base recién ingresar a la consideración de la cuestión planteada, de ahí que el Tribunal de Alzada al emitir el Auto de Vista motivo del recurso de manera concluyente expreso que se dictaba o emitía una decisión dentro de las previsiones de orden legal con aplicación de las previsiones del Código de Procedimiento Penal, pero además esencialmente en cumplimiento de la propia jurisprudencia emanada por la ex Corte Suprema de Justicia y hoy Tribunal.

Conforme a los fundamentos señalados supra al no existir contradicción entre el Auto de Vista recurrido y los precedentes invocados corresponde declarar Infundado el recurso de casación formulado por el recurrente.

POR TANTO.

La Saca Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de justicia, de acuerdo con la facultad conferida por la Disposición Transitoria Octava de la Ley del órgano judicial art. 8-11) de la Ley Nº 212, dispone conforme el segundo parágrafo del art. 419 del Código de Procedimiento Penal, declarar IFUNDADO el Recurso de Casación interpuesto por Iván Silverio Camacho Trigo, impugnando el Auto de Vista Nº 66 de 13 de septiembre de 2010 cursante de fs. 193 a 197, pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito judicial de Cochabamba, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público contra el recurrente por la comisión del delito de violación de Niño, Niña o Adolescente previsto y sancionado por el art. 308 bis del Código Penal, con costas.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Segundo Magistrado Relator Dr.William E. Alave Laura

Es de voto disidente la Primera Magistrada Rflatora: Dra. Ma, Lourdes Bustamante Magistrada convocada: Dra. Elisa Sánchez Mamani