TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                               SALA PENAL LIQUIDADORA



Auto Supremo:                        No. 493/2013

Fecha:                                     Sucre, 9 de octubre de 2013

Distrito:                                  Chuquisaca

Expediente:                             32/09

Partes:                                    Ministerio Público C/ Valentina Gonzáles 

                                                Rodríguez                      

Delitos:                                   Transporte de Sustancias Controladas (Art. 55 de la Ley 1008)

Recurso:                                 Casación

_________________________________________________________________________

VISTOS: El Recurso de Casación cursante de Fs. 448 a 449, interpuesto por  la  procesada Valentina Gonzáles Rodríguez, impugnando la Resolución jurisdiccional contenida en el Auto de Vista  No. 78/09 de fecha  25 de marzo de 2009 cursante de Fs. 389 a 392 Vlta., dentro del proceso penal seguido  a instancia del Ministerio Público en contra de la recurrente Valentina Gonzáles Rodríguez por la presunta comisión del delito de Transporte de Sustancia Controladas, previsto y sancionado por el Art.  55 de la Ley 1008; los antecedentes de la causa; y:

CONSIDERANDO I: Que, el Tribunal de Sentencia Penal de la ciudad de Monteagudo del Distrito Judicial de Chuquisaca, mediante Sentencia No. 01/2007  de fecha 5 de diciembre de 2008 cursante de Fs. 344 a 349 Vlta., falló declarando a la procesada Valentina Gonzáles Rodríguez, ABSUELTA de culpa y pena, por no haberse probado la acusación por la insuficiencia de pruebas sobre la comisión del delito de  Trasporte de Sustancia Controladas, previsto y sancionado por el Art. 55 de la Ley 1.008,

Que, la Sentencia fue objeto de Apelación Restringida por el representante del Ministerio Público tal como consta de Fs. 364 a 367, alegando como motivo de su Recurso los siguientes hechos:

1)La  sentencia se basa  en valoración defectuosa  de la prueba ( Art. 370 núm. 6  Ley 1970) de manera específica valoración de la prueba testifical: todo Juez unipersonal o Tribunal conforme lo exige el Art. 173 y 359 de la Ley 1970 está en la obligación de efectuar valoración conjunta de la prueba sometiéndola a las reglas de la sana crítica, experiencia, Etc….., en ese sentido se trae a colación en calidad de precedente contradictorio la Sentencia constitucional No. 0843/2005 y Auto Supremo No. 562 de 1ro. De octubre de 2004

II) La Insuficiente fundamentación de la Sentencia (Art. 370 inc. 5 Ley No. 1970).- Es evidente que la sentencia pronunciada en lo formal se encuentra debidamente estructurada, o sea contiene la relación del hecho, la descripción probatoria, testifical, documental y pericial tanto de cargo como de descargo, sin embargo, se advierte ausencia de fundamentación probatoria esencialmente intelectiva en función a la prueba desarrollada en juicio y a la sana crítica racional, la lógica y la experiencia y los principios fundamentales al momento de asumir la decisión.

Que, previos los trámites recursivos seguidos por las autoridades jurisdiccionales, el Tribunal de Apelación conformado en el caso de autos por la Sala Penal de la Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca, a través de la Resolución Jurisdiccional contenida en el Auto de Vista No. 78/09 de 25 de marzo de 2009 de Fs. 389 a 392 Vlta, declara  PROCEDENTE Ambos Motivos del recurso de fs. 364 367 subsanado a Fs. 385 a 386; en tal sentido, dispone la NULIDAD TOTAL DE LA SENTENCIA confutada y se dispone el reenvío del proceso por el Tribunal llamado por Ley, con costas en aplicación al Art. 369 segunda parte del Cód. de Pdto. Penal

CONSIDERANDO II: Que, la procesada Valentina Gonzáles Rodríguez, interpone Recurso de Casación el mismo que sale de Fs.  448 a 449,  en el que impugna la Resolución Jurisdiccional contenida en el  Auto de Vista No. 78/09 de fecha 25 de marzo de 2009 cursante de Fs.  389 a 392  Vlta. alegando como motivos de su Recurso de Casación que:

1)de la lectura del Auto de Vista, se tiene que si bien se dice que no se hizo una valoración como corresponde a cada una de las pruebas, esta facultad valorativa a las pruebas están supeditada al criterio de cada uno de los miembros del Tribunal y el pretender que jueces ciudadanos tengan un criterio que se ajuste a reglas de procedimiento que solo conceden los jueces técnicos, va en contra de lo que es la libertad de criterio que se les da a las pruebas que se generan por la duda razonable del pensamiento de cada Juez ciudadano.

II) Es necesario tener en cuenta que lo ocurrido en audiencia ya sean por las pruebas que fueron aportadas por el Ministerio Público a través de su testigo de cargo al ser confusas sus atestaciones, fueron los  elementos que se captaron con duda en los jueces ciudadanos que al final al ver la evidente contradicción solo aplicaron la duda razonable que es preferible absolver a un culpable que condenar a un inocente.

III) Que la recurrente Valentina Gonzáles Rodríguez en su recurso de Casación cursante de Fs. 448 a 449, no invocó ningún precedente contradictorio en  el Recurso de Casación, ante este incumplimiento deviene en la imposibilidad de este Tribunal de poder ingresar a considerar el Recurso de Casación.

CONSIDERANDO III: Que, desde una perspectiva amplia, señala ORTELLS RAMOS, el medio de impugnación se define como el instrumento legal puesto a disposición de las partes, destinado a atacar una resolución judicial para provocar su reforma, su anulación o bien su nulidad. Así, el principio de legalidad exige tanto resoluciones ajustadas a la Ley como materialmente justas, lo cual además se engarza en el derecho fundamental a la tutela jurisdiccional: la resolución judicial debe ser fundada y guardar armonía con la Ley y los valores que inspiran el ordenamiento jurídico. Precisamente para garantizar esta sumisión de la decisión judicial a la ley y a la justicia existen los medios de impugnación, con los cuales se configura una verdadera actividad depuradora como garantía o derecho de los justiciables.

Que, el Recurso de Casación tiene una finalidad eminentemente defensora del ius constitutionis, del ordenamiento jurídico, a través de dos vías: 1) la función nomofiláctica, que importa la protección o salvaguarda de las normas del ordenamiento jurídico; y, 2) la función uniformadora de la jurisprudencia en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas. Así, el Recurso de Casación se configura contemporáneamente como un Recurso que desarrolla su actuación para asegurar la interdicción de la arbitrariedad, tanto en lo que afecta al control sobre la observancia de los derechos fundamentales como en la unificación de la interpretación penal y procesal. Al respecto, ALCALÁ ZAMORA Y CASTILLO señala que este Recurso cumple una doble finalidad: tutelar el interés público al tratar de mantener la exacta observancia de la Ley, que presumiblemente se quebranta con el fallo recurrido, procurando que el Poder Judicial juzgue rectamente los casos que les toca resolver sin mal interpretar la norma jurídica, respetando las disposiciones procesales y aplicando las Leyes uniformemente. Por su parte, CAFFERATA NORES expresa que el Recurso de Casación tiene un propósito unificador de las interpretaciones jurisprudenciales, mediante la actuación de un mismo Tribunal superior que controla la interpretación de la Ley sustantiva y procesal en cada caso sometido a su competencia funcional.             

Que, en el contexto antes señalado, el sistema procesal penal vigente en el país ha establecido a través del art. 416 del Código de Procedimiento Penal el Recurso de Casación como el medio recursivo que procede para impugnar Autos de Vista dictados por los ahora Tribunales Departamentales de Justicia contrarios a otros precedentes pronunciados por otros Tribunales Departamentales o por una de las Salas especializadas del Tribunal Supremo de Justicia, para cuya procedencia deben cumplirse indefectiblemente con los requisitos de admisibilidad establecidos en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, esto es, que (1) al interponer el Recurso de Apelación Restringida la parte recurrente deba invocar el precedente contradictorio, precisando la contradicción ante una situación de hecho similar, sea por haberse aplicado normas distintas o bien una misma norma con diverso alcance; asimismo, (2) el Recurso de Casación deberá ser presentado dentro de los cinco días siguientes a la notificación legal con el Auto de Vista que se impugna, señalando la contradicción que existiría entre la Resolución impugnada y los precedentes invocados en términos claros y precisos para que el Tribunal Supremo establezca la Doctrina Legal Aplicable que corresponda en caso ser evidentes las contradicciones deducidas por la parte recurrente.

CONSIDERANDO IV: Que, las recurrente Valentina Gonzáles Rodríguez  fue notificada con el Auto de Vista mediante Orden Instruida y en forma personal  en fecha 5 de mayo de 2009 según consta en diligencias de Fs.  445 de obrados , el Recurso de Casación de Fs. 448 a 449 fue interpuesto en fecha  8 de mayo de 2009, con  cargo de recepción vía fax de fecha 11 de mayo de 2009, efectuado el cómputo correspondiente  se evidencia que el Recurso de Casación fue interpuesto dentro de los 5 días que establece el Art. 417 del Cód de Pdto. Penal. 

Continuando con el análisis de los datos procesales que informan esta causa, la Imputada  Valentina Gonzáles Rodríguez a tiempo de interponer su recurso de Casación  no invoco como ningún  precedente contradictorio cuyo incumplimiento de los requisitos exigidos por los arts. 416 y 417 del Código Procesal Penal, deriva en la Inadmisión de dicho recurso planteado, este extremo es concordante con lo establecido por la Corte Suprema de Justicia a través de su línea jurisprudencial, citando al Auto Supremo Nº 176 de 9 de marzo de 2009.

Que, además queda totalmente claro que el Código de Procedimiento Penal establece claramente como requisito para poder ingresar a considerar el recurso se debe tener la presentación o invocación del precedente contradictorio a momento de la formulación de la Apelación Restringida que ante su incumplimiento deviene en la imposibilidad de que este Tribunal pueda entrar a considerar el Recurso de Casación, al no tener abierta su competencia. Por lo que al no haberse otorgado cumplimiento a los requisitos de admisibilidad del Recurso en lo que respecta a los precedentes contradictorios, corresponde declarar la inadmisibilidad del Recurso de Casación interpuesto.

POR TANTO: La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, de acuerdo con la facultad conferida por la Disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial, Art. 8- II) de la Ley Nº 212, dispone conforme señala el art. 418 del Código de Procedimiento  Penal, declarar INADMISIBLE el Recurso de Casación planteado por la recurrente Valentina Gonzáles Rodríguez,  cursante de Fs. 448 a 449,  en el que impugna el Auto de Vista No. 78/09 de fecha 25 de marzo de 2009 emitida por la Sala Penal  de la Corte Superior del Distrito Judicial de  Chuquisaca, dentro del proceso penal seguido  a instancia del Ministerio Público en contra de la procesada Valentina Gonzáles Rodríguez por la comisión del delito de Transporte de Sustancia Controladas, previsto y sancionado por el Art.  55 de la Ley 1008

Regístrese y hágase saber y  devuélvase.

Magistrada Relatora: Dra. Maria Lourdes Bustamante Ramírez