TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                      SALA PENAL LIQUIDADORA



Auto Supremo:                          No. 397/2013

Fecha:                                       Sucre, 30 de agosto de 2013

Distrito:                                    Potosí

Expediente:                               36/09

Partes:                                       Ministerio Público C/ Ana Roque Choque

Delitos:                                     Lesiones Graves y Leves (Art. 271 segunda 

                                                   parte del Cód  Penal)

Recurso:                                    Casación



VISTOS.- El Recurso de Casación de Fs. 137 a 139 Vlta. interpuesto por la procesada Ana Roque Choque, impugnando el Auto de Vista Nº 015/2009 de 30 de marzo de 2009 que cursa de Fs. 125 a 128, pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito de Potosí dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público en  contra  de Ana Roque Choque por la presunta comisión del delito de Lesiones Graves y Leves (Art. 271 segunda parte del Cód. Penal), los antecedentes de la causa, y;

CONSIDERANDO I.- Que, mediante Sentencia Nº  3/2008 de fecha 20 de octubre de  2008 cursante de Fs.  87 a 91, el Juzgado de Partido Mixto de Sentencia la localidad de Llallagua del distrito Judicial de Potosí falla declarándolo a la Imputada Ana Roque Choque, AUTORA de la comisión del delito  de lesiones leves tipificado y sancionado por la segunda parte del Art. 271 del Cód. Penal, imponiéndole una pena de privación de libertad de un año a cumplir en cárcel pública  de la ciudad de Uncía

Que, la Sentencia fue objeto de Apelación Restringida por la procesada Ana Roque Choque tal como consta de Fs. 94 a 98, alegando como motivo de su Recurso los siguientes hechos:

I) Errónea aplicación  de la Ley sustantiva penal por la valoración defectuosa de la prueba.- El elemento relevante que establece el tribunal Ad-Quo sobre el delito de lesiones leves, indica que: “del análisis sobre lo ocurrido el 18 de julio de 2007 en horas de la tarde, se establece que la imputada fue agresora de Lourdes Achá, aspecto que nos hace concluir que esta, ha adecuado al tipo penal contenido en la acusación Fiscal es decir a la previsión legal del Art. 271 segunda parte del Cód. Penal, como autora del delito de lesiones leves causado a Lourdes Achá Valderrama”.

II)  Errónea  aplicación del Art. 173 del Cód. de Procedimiento Penal en el considerando de la sentencia apelada.- Que, las pruebas  documentales signadas como 20-AR y certificado Médico Forense expedido a favor de Ana Roque en fecha 10 de julio de 2007, 21-AR, se establece la autoría de Ana Roque, el Tribunal Ad-Quo no procedió a la debida fundamentación probatoria tal cual establece el Art. 173 del Cód. Procesal Penal, aludido en la sentencia dictada, menos procedió a la motivación jurídica de la prueba documental antes referida, limitándose simplemente a señalar las mismas

Que, previos los trámites recursivos seguidos por las autoridades jurisdiccionales, el Tribunal de Apelación de la Corte Superior del Distrito de Potosí conformado en Sala Penal Segunda  pronuncia el Auto de Vista Nº 015/2009 de 30 de marzo de 2009 que cursa de Fs. 125 a 128, declara IMPROCEDENTE el recurso de Apelación Restringida  de 5 de noviembre  de 2008 de Fs. 87 a 91 y en mérito a ello confirma la Sentencia Apelada No. 3/2008 de 20 de octubre del año 2008, con costas

CONSIDERANDO II: Que, la procesada Ana Roque Choque, interpone Recurso de Casación el mismo que sale de Fs.  137 a  139 Vlta,  en el que impugna la Resolución Jurisdiccional contenida en el  Auto de Vista Nº 015/2009 de 30 de marzo de 2009 que cursa de Fs. 125 a 128  alegando como motivos de su Recurso de Casación que:

-  Inexistencia de motivación de los puntos esenciales de la apelación restringida en el Auto de Vista impugnado.- No existe motivación sobre los puntos esenciales de la apelación, esta constituye atentatoria a sus  derechos constitucionales, al debido proceso, presunción de inocencia, seguridad jurídica, y una augusta majestad de la justicia, en virtud de que no existe una verdadera reparación de la sentencia dictada por el Juez Ad-quo en el auto de Vista.

- El Auto de Vista no mereció correcta valoración del Art. 173 del Cód. de Pdto. Penal invocada en apelación restringida de la sentencia.- El Recurso de Apelación Restringida de 5 de noviembre de 2008, se invocó errónea aplicación del Art. 173 del Cód. Procesal Penal, en el considerando de la sentencia apelada, siendo que el auto de Vista simplemente se reserva a señalar que dicha norma faculta al Juez o Tribunal de Sentencia valorar de toda la prueba que desfiló bajo su inmediación. Ciertamente el Auto de Vista, vulnera el Art. 173 del Cód. de Procedimiento Penal, merced a la valoración de la prueba AR-20 certificado médico forense de 19 de julio de 2009 en la sentencia No. 3/2008, dictado por el Juez Ad-Quo.

CONSIDERANDO III: Que, desde una perspectiva amplia, señala ORTELLS RAMOS, el medio de impugnación se define como el instrumento legal puesto a disposición de las partes, destinado a atacar una resolución judicial para provocar su reforma, su anulación o bien su nulidad. Así, el principio de legalidad exige tanto resoluciones ajustadas a la Ley como materialmente justas, lo cual además se engarza en el derecho fundamental a la tutela jurisdiccional: la resolución judicial debe ser fundada y guardar armonía con la Ley y los valores que inspiran el ordenamiento jurídico. Precisamente para garantizar esta sumisión de la decisión judicial a la ley y a la justicia existen los medios de impugnación, con los cuales se configura una verdadera actividad depuradora como garantía o derecho de los justiciables.

Que, el Recurso de Casación tiene una finalidad eminentemente defensora del ius constitutionis, del ordenamiento jurídico, a través de dos vías: 1) la función nomofiláctica, que importa la protección o salvaguarda de las normas del ordenamiento jurídico; y, 2) la función uniformadora de la jurisprudencia en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas. Así, el Recurso de Casación se configura contemporáneamente como un Recurso que desarrolla su actuación para asegurar la interdicción de la arbitrariedad, tanto en lo que afecta al control sobre la observancia de los derechos fundamentales como en la unificación de la interpretación penal y procesal. Al respecto, ALCALÁ ZAMORA Y CASTILLO señala que este Recurso cumple una doble finalidad: tutelar el interés público al tratar de mantener la exacta observancia de la Ley, que presumiblemente se quebranta con el fallo recurrido, procurando que el Poder Judicial juzgue rectamente los casos que les toca resolver sin mal interpretar la norma jurídica, respetando las disposiciones procesales y aplicando las Leyes uniformemente. Por su parte, CAFFERATA NORES expresa que el Recurso de Casación tiene un propósito unificador de las interpretaciones jurisprudenciales, mediante la actuación de un mismo Tribunal superior que controla la interpretación de la Ley sustantiva y procesal en cada caso sometido a su competencia funcional.             

Según prevé el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, el Recurso de Casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia contrarios a otros precedentes pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema.  El precedente contradictorio deberá invocarse por el recurrente a tiempo de interponer la apelación restringida. La norma entiende que existe contradicción, cuando ante una situación de hecho similar, el sentido jurídico que le asigna el Auto de Vista recurrido no coincida con el precedente, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con el mismo alcance. El art. 417 del Código de Procedimiento Penal. Dispone que el Recurso de Casación deba interponerse dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto de Vista impugnado, ante la sala que lo dictó, la que remitirá los antecedentes a la Corte Suprema de Justicia. En el Recurso se señalará la contracción en términos precisos y como única prueba admisible se acompañará copia del Recurso de Apelación Restringida en el que se invocó el precedente; por lo que el  cumplimiento ineludible e inexcusable de estos requisitos determinará la eficacia del planteamiento, ya que si bien nuestra normativa legal otorga el derecho a recurrir también exige requisitos que deben ser cumplidos y ante la negligencia a su cumplimiento deberá disponerse su inadmisibilidad sin que pueda interpretarse ésta, como a la negación a su derecho a recurrir, es así que a partir de su cumplimiento este Tribunal recién podrá ingresar a considerar el Recurso planteado.

CONSIDERANDO IV: Que,  habiendo sido notificado con el Auto de Vista Nº 015/2009 de 30 de marzo de 2009, y mediante Orden Instruida  la procesada Ana Roque choque en fecha  9 de abril de 2009  tal como consta en diligencia de Fs. 134 de obrados, la misma, formula su Recurso de Casación mediante memorial de fecha 13 de abril de 2009, con cargo de recepción   de 14 de abril  de 2009, así cursa en Fs. 140 de obrados, efectuado el cómputo correspondiente de los cinco días dentro de los cuales debió de presentar dicho recurso, se establece que sí  se cumplió con el término previsto por el Art. 417 del Cód. de Pdto.  Penal.

Que, en el presente caso, si bien la recurrente interpuso su Recurso de Casación dentro del plazo previsto en el art. 417 del Código de Procedimiento Penal, sin embargo,  en el caso sub lite  la recurrente no cumplió con el imperativo procesal de la carga de la postulación de contradicciones que pudieron existir entre la resolución impugnada y los precedentes que no fueron invocadas en apelación restringida y menos en recurso de casación, debió señalar cómo es que ante una situación de hecho similar objeto del reclamo concreto, el Auto de Vista recurrido no coincidió con la solución jurídica otorgada por otros Tribunales Departamentales o por el Tribunal Supremo de Justicia ante una cuestión fáctica semejante, sea aplicando normas distintas o bien una misma norma pero asignándole un alcance diverso, aspectos que al constituir una carga para los recurrentes en grado de Casación no fue cumplida en el caso sub lite por parte del recurrente.  

Que, al respecto es de considerar que debe asumirse necesariamente por la parte recurrente el imperativo procesal de la carga de postulación en términos claros y precisos de la contradicción deducida entre el Auto de Vista que se impugna y el precedente invocado, carga que constituye al mismo tiempo la base y sustento legal para la admisión del Recurso de Casación, en razón de que su inobservancia, así como la negligencia de la parte recurrente en el cumplimiento de las condiciones de admisibilidad, no puede ser suplida de oficio por parte del Tribunal de Casación, que tiene entre sus principales funciones, como se expresó precedentemente, el de controlar la uniformidad de la jurisprudencia, por cuanto su omisión en el caso presente priva su consideración, toda vez que no es posible establecer el sentido jurídico contradictorio entre el Auto de Vista impugnado y el precedente, al no tener abierta su competencia. Por lo que al no haberse otorgado cumplimiento a los requisitos de admisibilidad del Recurso, corresponde declarar la inadmisibilidad del Recurso de Casación interpuesto.

POR TANTO: La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, de acuerdo con la facultad conferida por la Disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial, Art. 8- II) de la Ley Nº 212, dispone conforme señala el art. 418 del Código de Procedimiento  Penal, declarar INADMISIBLE el Recurso de Casación interpuesto por  la procesada Ana Roque Choque, impugnando la Resolución jurisdiccional contenida en el Auto de Vista Nº 015/2009 de 30 de marzo de 2009 que cursa de Fs. 125 a 128 pronunciado por la Sala Penal  Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial  de Potosí, por la comisión del delito de  Lesiones Graves y Leves (Art. 271 segunda parte del Cód. Penal), con costas

Regístrese y hágase saber y  cúmplase.

Magistrada Relatora: Dra. Maria Lourdes Bustamante Ramírez

Fdo. Ma. Lourdes Bustamante Ramírez

Fdo. William E. Alave Laura

Proveído.- Grenny Bolling Viruez Secretaria de Cámara de la Sala Penal Liquidadora

Libro Tomas de Razón 397/2013