TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL LIQUIDADORA


AUTO SUPREMO Nº: 74/2013

Fecha:        Sucre, 04 de abril de 2013

Distrito: La Paz

Expediente: 245/08

Partes: Ministerio Público y  Nicolás Huayta Colque c/ Marcos Henry Condori y Edwin Carlos Ibáñez Huayhua

Delito: Robo  (Art. 331 del Código  Penal)

Recurso: Casación

_________________________________________________________________________

VISTOS: El Recurso de Casación de fs. 253 a 254 vta. de obrados, interpuesto por  Marcos Henry Condori Condori, impugnando el Auto de Vista Nº 239/2008 de 23 de octubre de 2008, cursante de fs. 245 a 247 vta.,  pronunciado por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y Nicolás Huayta Colque, por la presunta comisión del delito de Robo, previsto y sancionado por el Arts. 331 del Código Penal; y,

CONSIDERANDO I: Que, mediante Sentencia de Grado  Nº 169/2007 de 03 de agosto de 2007, cursante de fs. 194 a 198 de obrados, el Tribunal de Sentencia Tercero de El Alto La Paz,, declaró al procesado Marcos Henry Condori Condori, AUTOR de la comisión del delito de Robo, tipificado y sancionado por el art. 331 del Código Penal, condenándole a sufrir la pena de privación de libertad de cuatro años en la penitenciaria de San Pedro de la ciudad de La Paz, más costas a favor del Estado y reparación de daño civil a favor de la víctima. Al procesado Edwin Carlos Ibáñez Huayhua, declaró ABSUELTO del delito de Robo, previsto por el art. 331 del Código Penal, en grado de complicidad en relación al art. 23 del Código Penal, debido a que la prueba producida en el juicio oral y público no fue suficiente para generar en el Tribunal la convicción sobre la responsabilidad del mencionado acusado, sin costas y levantando en consecuencia las medidas cautelares de carácter personal.

Que, contra la referida Sentencia, el Dr. Serafín Lafuente Fuentes en representación del Ministerio Público, los procesados Marcos Henry Condori Condori y Edwin Ibáñez Huayhua, impusieron Recurso de Apelación Restringida mediante memoriales que cursan de fs. 210 a 210 vta., 213 a 214 vta., y de 219 a 220 de obrados bajo los siguientes argumentos:

  1. El Ministerio Público, a tiempo de interponer su Recurso de Apelación Restringida, refirió que se violó el art. 173 del Código de Procedimiento Penal, al basar la absolución del co-procesado Edwin Ibáñez Huayhua, en el hecho de que los testigos no declararon con seguridad si éste estaba dormido o despierto el momento del robo; con lo que según el recurrente no se utilizó las reglas de la sana crítica, ya que del testimonio de los policías Pedro Quispe Apaza y Braulio Quispe Quispe, se tiene que el co-procesado absuelto se encontraba con la cabeza apoyada en las manos con vista al anaquel objeto del robo; refiere que la forma racional de pensar es que, el esfuerzo del sereno estaba dirigido a no dormir y que la posición de dormir es con la cabeza agachada hacia abajo y no como en el presente caso con la cabeza apoyada en las manos y con vista al anaquel objeto del robo y que al no evitar el hecho ilícito, adecuó su conducta a lo previsto por el art. 23 del Código Penal. Por lo expuesto, solicitó que el Tribunal de alzada revoque la sentencia respecto a la absolución de Edwin Carlos Ibáñez Huayhua.
  2. El procesado Marcos Henry Condori Condori, al amparo de lo dispuesto en los num. 1), 5), 6) y 11) del art. 370, art. 407 y 408 de la Ley 1970, interpuso Recurso de Apelación Restringida, manifestando que, la fecha de la comisión del delito de Robo, su persona se encontraba con 18 años de edad y en estado de ebriedad, que siendo la primera vez que consumía bebidas alcohólicas sufría una grave perturbación mental por lo que actuó influido por otras personas; que el Tribunal de Sentencia no consideró las pruebas aportadas por su parte, tales como el hecho de que los policías que intervinieron en la acción directa corroboraron su estado de ebriedad, que no tiene antecedentes, que devolvió todas las prendas sustraídas y por eso mismo la víctima no se constituyo en querellante, por lo que solicita al amparo del art. 21 y 40 del Código Penal, modificación de la pena que se le impuso.
  3. El co-procesado Edwin Ibáñez Huayhua, a tiempo de interponer su Recurso de Apelación Restringida, refirió que, el Tribunal de Sentencia asignó el valor correspondiente a cada uno de los elementos de prueba, aplicando correctamente las reglas de la sana crítica, manifiesto además que su persona se encontraba de cuclillas porque es la posición para no quedarse completamente dormido, negó totalmente ser cómplice del procesado Marcos Henry Condori Condori; bajo esos argumentos al amparo de los arts. 408 y 169 num. 3) del Código de Procedimiento Penal, interpuso Recurso de Apelación Restringida y se refirió adherirse a la Sentencia Nº 169/2007 de 08 de agosto de 2007.

Que, mediante del Auto de Vista Nº 239/2008 de  23 de octubre de 2.008 cursante a fs. 245 a 247 vta, la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, declaró improcedentes los Recursos de Apelación Restringida interpuesta por Serafín Lafuente Fuentes Fiscal de Materia, de fs. 210, de Marcos Henry Condori Condori de fs. 213 a 214, y de Edwin Ibáñez Huayhua de fs. 219 a 220 de obrados, confirmando la Sentencia pronunciada mediante Resolución Nº 169/2007 de 03 de agosto de 2007 de fs. 194 a 198 de obrados.

CONSIDERANDO II: Que, mediante memorial de 12 de noviembre de 2008, cursante de fs. 253 a 254 vta. de obrados, el procesado Marcos Henry Condori Condori, interpuso Recurso de Casación contra el Auto de Vista de 239/2008 de 23 de octubre de 2008, reconociendo la comision del delito atribuido (Robo), y alegando estado de ebriedad y consecuente estado de grave perturbación de la conciencia, hecho corrobordo por los policias Pedro Quispe y Braulio Quispe; que solo tenia 18 años; que no tiene antecedentes penales; que devolvió todas las prendas a su propietario Nicolas Huayta Colque por lo que no existe querella de ésta parte; que sus testigos declararon en forma unísona que el recurrente no tiene problemas con la justicia y que se encuentra estudiando corte y confección y trabajando en un sindicato de la ciudad de El Alto, como control de puesto, hechos que no fueron valorados por el Tribunal de Sentencia incurriendo en una errónea aplicación de la Ley, por lo que pide que el Tribunal Supremo de Justicia, analice las pruebas aportadas, repare las inobservancias de la Ley y su errónea aplicación y en consecuencia se modifique la pena dictada por el Tribunal de primera instancia.

CONSIDERANDO III: Que, para la admisibilidad del Recurso de Casación, se debe cumplir con las condiciones formales previstas en los arts. 416 y 417 de Código de Procedimiento Penal, las cuales son: 1) Que, sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia, ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia, ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que, el Recurso de Casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Señalar, en el Recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del Recurso de Apelación Restringida, siempre y cuando hubiese presentado dicho recurso contra la Sentencia por causar agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del Recurso de Apelación Restringida en la que se invocó el precedente.

Que, de la revisión de los antecedentes que conforman el legajo procesal, se establece que el recurrente cumplió con la condición de tiempo prevista en el art. 417 del Código de Procedimiento Penal, interponiendo el Recurso de Casación dentro de los cinco días siguientes a su legal notificación con el Auto de Vista impugnado.

Sin embargo, no invocó ningún precedente contradictorio y menos cumplió con el imperativo procesal de la carga de postulación de las contradicciones que deduce entre la Resolución impugnada y el precedente contradictorio que debió invocar, demostrando previamente la situación de hecho similar, por lo que al no haber dado cumplimiento a lo dispuesto por los arts. 416 y  417 del Código de Procedimiento Penal, corresponde  declarar Inadmisible el Recurso de Casación interpuesto por el procesado Marcos Henry Condori Condori.

POR TANTO: La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia en cumplimiento del art. 8-II de la Ley Nº 212 de 23 de diciembre de 2011 y en aplicación de la norma procesal contenida en los arts. 416, 417 y 418 del Código de Procedimiento Penal, declara: INADMISIBLE el Recurso de Casación de fs. 253 a 254 vta., interpuesto por Marcos Henry Condori Condori contra el Auto de Vista de Nº 239/2008 de 23 de octubre de 2008 cursante a fs. 245 a 247 vta., pronunciada por la Sala Penal Tercera del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y Nicolas Huayta Colque contra el recurrente y Otro, por la comisión del delito de Robo, tipificado y sancionado por el art. 331 del Código Penal, con costas.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.-     

Magistrada Relatora: María Lourdes Bustamante Ramírez

No interviene el Magistrado William E. Alave Laura por haberse aceptado su excusa

Fdo. Ma. Lourdes Bustamante Ramírez

Fdo. Silvana Rojas Panoso

Proveído.- Angélica Sánchez Rojas Secretaria de Cámara de la Sala Penal Liquidadora

Libro Tomas de Razón 1/2013