TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL LIQUIDADORA


AUTO SUPREMO Nº: 52/2013

Fecha:        Sucre, 21 de marzo de 2013

Dist rito:         La Paz

Expediente: 59/09

Partes: Ministerio Público, Elías Ismael Luís Evia Rodríguez c/ Mario Fernando Nemtala Ballon

Delito: Estafa y Estelionato (Art. 335 y 337 del Código Penal)  

Recurso:         Casación

________________________________________________________________________________


VISTOS: El Recurso de Casación cursantes de fs.1318 a 1321, interpuesto por el procesado Mario Fernando Nemtala Ballon, impugnando el Auto de Vista de 24 de diciembre de 2008 cursante de fs. 1297 a 1301 vta.., pronunciado por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso penal seguido en su contra por el Ministerio Público y Elías Ismael Luís Evia Rodríguez por la presunta comisión de los delitos de Estafa y Estelionato tipificados y sancionados por los arts. 335 y 337 del Código Penal; los antecedentes de la causa, y;

CONSIDERANDO I: Que, mediante la Sentencia de Grado Nº 10/2008 de 29 de abril de 2008 cursante de fs. 1110 a 1118 de obrados, el Tribunal de Sentencia Tercero de la Capital, del Distrito Judicial de La Paz declaró a Mario Fernando Nemtala Ballon, Autor de la comisión del delito de Estelionato previsto y sancionado el art. 337 del Código Penal, imponiéndole la pena privativa de libertad de tres años y seis meses de reclusión, a cumplir en el penal de San Pedro de la ciudad La Paz, y Absuelto de culpa y pena por el delito de Estafa, tipificado y sancionado por el Art. 335 del Código Penal.

Que, el procesado Mario Fernando Nemtala Ballon, mediante memorial que corre de fs. 1224 a 1233 vta.,  interpuso Recurso de Apelación Restringida, bajo los siguientes argumentos: a) Que, el Tribunal de Sentencia incurrió en muchos defectos procesales absolutos en la judicialización de pruebas de las que pidió exclusión probatoria y ante la improcedencia de su solicitud hizo reserva de recurrir; b) Que existe errores in iudicando; c) Que, el Tribunal de Sentencia violó lo dispuesto por el Art. 370 num1), 3), 4), 5), 6), 8) 10), 11) del C.P.P; d) Que, existe errónea aplicación de los Arts.  37, 38 y 40 del Código Penal.

Que, mediante memorial cursante a fs. 1235 1235 vlta., el Fiscal de Materia Dr. Víctor Hugo Vásquez Millan, interpone Recurso de Apelación Restringida, argumentando que  durante el juicio  demostró que el imputado Mario Fernando Nemtala Batallon cometió los delitos de Estafa y Estelionato, y sin embargo el Tribunal de Sentencia condenó al acusado con una Sentencia privativa de libertad de 3 años y 6 meses por el delito de Estelionato lo que resulta un triunfo para el acusado, mas aun cuando se lo absolvió por el delito de Estafa, situación que al Ministerio público le causaría agravio, por no ser justa y ser benevolente para la defensa, amparó su Recuso en los Arts. 307, 408 y 409 del Código de Procedimiento Penal. A este Recurso se adhiere el Sr. Elías Ismael Luís Evía Rodríguez  mediante memorial de fecha 07 de agosto de 2008 que cursa de fs. 1252 a 1253 de obrados, refiriendo que el tribunal se equivocó y no analizó objetivamente las pruebas, amparando su adhesión en lo dispuesto por el Art. 409 del Código de Procedimiento Penal.

Que, mediante Auto de Vista de fecha 24 diciembre de 2008 cursante de fs. 1297 a 1301 vlta., la Sala Penal Tercera de la Corte Superior de Justicia del Distrito de La Paz, declaró la improcedencia de las cuestiones planteadas en el Recurso de Apelación Restringida planteadas por Mario Fernando Nemtala Ballon, Víctor Hugo Vásquez Millan Fiscal de Materia y de Elías Ismael Luís Evía Rodríguez, confirmando la Sentencia pronunciada bajo la Resolución Nº 10/2008 de fecha 29 de abril de 2008 de fs. 1110 a 1118 de obrados.   

CONSIDERANDO II: Que, a través del escrito cursante de fs. 1318 a 1321 de obrados, el procesado Mario Fernando Nemtala Ballon interpone Recurso de Casación contra el Auto de Vista de 24 de diciembre de 2008 pronunciado por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior de Justicia de La Paz, alegando como motivos de su Recurso, los siguientes: Primero.- que el Auto de Vista no cumple con lo dispuesto por el Art. 124 C.P.P., por no fundamentar el motivo del rechazo de los errores de procedimiento referidos en su Recurso de Apelación Restringida, coartando de esta manera su derecho a impugnar dicho fallo, pues los defectos absolutos fueron convalidados por la Sentencia Nº 10/2008 y el Auto de Vista Nº 298/2008, conforme lo establece el Art. 169 num.3) y 167 del Código de Procedimiento Penal: Segundo.- que el Auto de Vista refirió que la Sentencia no se basó en elementos de prueba no incorporados a juicio y que la prueba PD8 no ha sido determinante para condenar al acusado por el delito de Estelionato. Sin embargo refiere que esta prueba fue excluida en juicio  por lo que el Tribunal de Sentencia incurrió en la causal prevista por el Art. 370 num. 4) del Código de Procedimiento Penal: Tercera.- que se lo condenó por una valoración defectuosa de elementos inexistentes: Cuarta.- Que la valoración de las pruebas signadas como PD-5, MP-5, MP-8 MP-6, consistentes en contratos privados civiles, es contraria a la jurisprudencia sentada en el Auto Supremo Nº 144 de 22 de abril de 2006, que a decir del recurrente dispone: “la prohibición de penalizar el incumplimiento del contrato privado, que en la interpretación de los contratos se debe averiguar cual ha sido la intención común de ambas partes y no limitarse al sentido literal de la palabra…” “en la determinación de la intención común de los contratantes se debe apreciar el comportamiento total de estos y las circunstancias del contrato”, éste fundamento según el recurrente es contradictorio con el Auto de Vista Nº 298/2008 que confirma la Sentencia por el delito de Estelionato que tiene como base dos contratos privados enteramente civiles signados como pruebas MP-1 Y MP-2, los que se plasman en acuerdos transaccionales MP-5 Y MP-6 de carácter también civil, por lo que debe averiguar cual ha sido la intención común de las partes y apreciar el comportamiento total de estos y la circunstancia del contrato. Asimismo citó el A.S. Nº 593 de 26 de noviembre de 2003, que deja sin efecto el Auto de Vista impugnado, disponiendo que la Sala Penal 3ra de la Corte Superior de Justicia de La Paz, promueva resolución de acuerdo a la doctrina legal establecida, advirtiendo los errores que contiene una Sentencia y que a decir del recurrente tiene relación con el presente caso por que al igual que en el caso mencionado en el Num. 4 de la Sentencia, los elementos que sirvieron para sustentar su decisión tiene una orientación o dan a entender que debería dictar una Sentencia Absolutoria. Auto Supremo Nº 320 de 14 de junio de 2003 (principio de congruencia),  el recurrente refiere que no se lo condenó por los  hechos establecidos en las acusaciones tanto pública como fiscal.

CONSIDERANDO III: Que para la admisibilidad del Recurso de Casación, se debe cumplir con las condiciones formales previstas en los arts. 416 y 417 de Código de Procedimiento Penal, las cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia, ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia, ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el Recurso de Casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Señalar en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese presentado dicho recurso contra la Sentencia por causar agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente.

Que, del Recurso interpuesto por el procesado Mario Fernando Nemtala Ballon, se establece:

Que, ésta parte cumplió con la condición de tiempo prevista en el art. 417 del Código de Procedimiento Penal, para la interposición del Recurso de Casación, presentando el Recurso de Casación dentro de los cinco días hábiles siguientes a su legal notificación.

Que, en el Recurso de Casación invocó en calidad de precedentes contradictorios los Autos Supremos Nº 144 de fecha 22 de abril de 2006, A.S. Nº 593 de fecha 26 de noviembre de 2003 y A.S. Nº 320 de fecha 14 de junio de 2003; Los precedentes contradictorios invocados por el recurrente tienen como hechos los delitos de Estafa, materia de Sustancias Controladas  y Peculado, los cuales no tienen similitud con el presente caso “Estafa” cuyas características y elementos del tipo penal son completamente distantes a los elementos de los delitos de los precedentes contradictorios invocados, por lo que el recurso no cumple con los requisitos de los arts. 416 y 417 de la Ley Nº 1970.

Por otro lado el recurrente denuncio defectos absolutos en su Recurso de Casación en los puntos: Primero y Segundo. Respecto a las alegaciones referentes a la falta de fundamentación del Auto de Vista y de que se dejó al procesado en un estado de indefensión, el recurrente sólo se limita a señalar la existencia de los mismos de manera general y no fundamenta sus denuncias  y cual fue la incidencia  que tuvo la prueba PD8 (Certificado relacionado a un proceso de divorcio) en la sentencia, no siendo suficiente únicamente mencionarlos, puesto que no puede argüir la existencia de indefensión y falta de fundamentación sin una motivación sólida, que indique de manera clara de qué modo se produjo el supuesto defecto que generaría la vulneración a su legitimo derecho a la defensa, el debido proceso y a sus derechos o garantías constitucionales; pues si bien el Tribunal Supremo ha consentido como una causal para la admisión del Recurso de Casación las denuncias referentes a la existencia de defectos absolutos, empero las mismas deben estar plenamente demostradas, resultando insuficiente manifestar la violación al debido proceso, el derecho a la defensa y la falta de fundamentación, sin que el recurrente cumpla previamente con la carga procesal de detallar con precisión y probar objetivamente cuál es el acto procesal que ha restringido el derecho o garantía vulnerada y explicar el resultado dañoso que ha sido emergente del defecto; lo que involucra incumplimiento de los requisitos establecidos por la normativa procesal para la admisibilidad del recurso.

POR TANTO: La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia en cumplimiento del art. 8-II de la Ley Nº 212 de 23 de diciembre de 2011 y en aplicación de las normas procesales contenidas en los arts. 416, 417 y 418 del Código de Procedimiento Penal, declara: INADMISIBLE el Recurso de Casación cursante de fs.1318 a 1321 de obrados,  interpuesto por Mario Fernando Nemtala Ballon contra el Auto de Vista Nº 298/2008 de fecha 24 de diciembre de 2008 cursante de fs. 1297 a 1301 vlta., pronunciado por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.-     

Magistrada Relatora: María Lourdes Bustamante Ramírez

No intervine el Magistrado Dr. William Alave E. Laura, por excusa declarada legal.

Fdo. Ma. Lourdes Bustamante Ramírez

Fdo. Silvana Rojas Panoso

Proveído.- Angélica Sánchez Rojas Secretaria de Cámara de la Sala Penal Liquidadora

Libro Tomas de Razón 1/2013