TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL LIQUIDADORA


AUTO SUPREMO Nº:        44/2013

Fecha:        21 de marzo de 2013

Expediente: 245/08

Distrito: Cochabamba

Partes:         Ministerio Público y  Julio Freddy Claros Camacho c/ Antonio García López

Delito: Apropiación Indebida  y Abuso de Confianza (Art.  345 y 346 del Código Penal)

Recurso: Casación

_________________________________________________________________________

VISTOS: El Recurso de Casación de fs. 157 a 158 de obrados, interpuesto por  Julio Freddy Claros Camacho, impugnando el Auto de Vista de 01 de septiembre de 2.008, cursante de fs. 143 y 143 vlta.,  pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y Julio Freddy Claros Camacho, por la presunta comisión de los Tipos penales de Apropiación Indebida y Abuso de Confianza, previstos y sancionados por los Arts. 345 y 346 del Código Penal, y;

CONSIDERANDO I: Que, mediante Sentencia de Grado de fecha 18 de agosto 2006, cursante de fs. 98 a 106 de obrados, el Juez de Sentencia de  Quillacollo Cochabamba, declaró al procesado Antonio García López ABSUELTO de la acusación presentada por la comisión de los delitos de Apropiación Indebida y Abuso de Confianza,  tipificados y sancionados por los Arts.  345 y 346 del Código Penal, conforme a la previsión del Art. 363 num. 1), 2) del Código de Procedimiento Penal,  con costas a la parte acusadora a favor de la parte imputada.

Que, contra la referida Sentencia, el acusador particular Julio Freddy Claros Camacho, interpuso el Recurso de Apelación Restringida cursante a fs. 113 a 115 vlta., manifestando que existiría una errónea aplicación de la Ley adjetiva al vulnera el Num. 6) del Art. 370 del Código de Procedimiento Penal, toda vez que la juzgadora al valorar la prueba documental de cargo (QP1, QP5, QP3, QP4) que demuestran su posesión legítima, le asigno un valor muy por debajo en consideración al valor dado a la prueba testifical de descargo, pues el acusado no demostró con ningún documento que su persona le hubiera transferido en calidad de venta los vehículos que retiene de manera ilegítima. Por otro lado hace  referencia una cita del autor Villamor Lucia Fernando, Derecho Penal Boliviano, Parte Especial Tomo II, pag. 289, para aclarar la errónea posición asumida por el Juez, en sentido de que los delitos tipificados por los arts. 345 y 346 no pueden coexistir, por lo que existiría una errónea aplicación de la Ley Adjetiva.

Que, mediante del Auto de Vista de 01 de septiembre de 2.008 cursante a fs. 143 y 143 vlta., la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, declaró improcedente el Recurso de Apelación Restringida interpuesta por Julio Freddy Claros Camacho.

CONSIDERANDO II: Que, mediante memorial de 16 de octubre de 2008, cursante de fs. 157 a 158 de obrados, el acusador particular interpone Recurso de Casación contra el Auto de Vista de 01 de septiembre de 2008, manifestando que el Auto de Vista declaró improcedente su apelación restringida amparando dicha resolución en el Auto Supremo Nº 257 del 01 de agosto de 2006 que prohíbe la revalorización de la prueba, siendo esta invocación a decir del recurrente una simple muletilla para justificar su fallo, porque interpone el presente Recurso invocando los precedentes contradictorios contenidos en los Autos Supremos Nº 200002 Sala Penal -2-008, A.S. Nº 221 de 03 de julio 2006.

CONSIDERANDO III: Que, para la admisibilidad del Recurso de Casación, se debe cumplir con las condiciones formales previstas en los arts. 416 y 417 de Código de Procedimiento Penal, las cuales son: 1) Que, sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia, ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia, ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que, el Recurso de Casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Señalar, en el Recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del Recurso de Apelación Restringida, siempre y cuando hubiese presentado dicho recurso contra la Sentencia por causar agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del Recurso de Apelación Restringida en la que se invocó el precedente.

Que, de la revisión de los antecedentes que conforman el legajo procesal, se establece que la recurrente cumplió con la condición de tiempo prevista en el art. 417 del Código de Procedimiento Penal, interponiendo el Recurso de Casación dentro de los cinco días siguientes a su legal notificación con el Auto de Vista impugnado.

Asimismo, cumplió con el imperativo procesal de la carga de postulación de las contradicciones que deduciría entre la Resolución impugnada y el precedente contradictorio invocado, demostrando la situación de hecho similar, por lo que en consecuencia corresponde disponer la admisión del Recurso de Casación a efectos de verificar si el Auto de Vista además de resultar contradictorio a la línea jurisprudencial establecida en casos similares, constituye en sí misma una decisión material y formalmente justa.

POR TANTO: La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia en cumplimiento del art. 8-II de la Ley Nº 212 de 23 de diciembre de 2011 y en aplicación de la norma procesal contenida en los arts. 416, 417 y 418 del Código de Procedimiento Penal, declara: ADMISIBLE el Recurso de Casación interpuesto por Julio Freddy Claros Camacho contra el Auto de Vista de 01 de septiembre de 2008 cursante a fs. 143 y 143 vlta., pronunciada por la Sala Penal Segunda del Distrito Judicial de Cochabamba.

Póngase a conocimiento de las Salas Penales de todos los Tribunales Departamentales de Justicia del Estado los antecedentes del caso para los efectos previstos en el art. 418 del Código de Procedimiento Penal.  

Regístrese, hágase saber y devuélvase.-     

Magistrada Relatora: María Lourdes Bustamante Ramírez

Fdo. William E. Alave Laura.

Fdo. Ma. Lourdes Bustamante Ramírez

Fdo. Silvana Rojas Panoso

Proveído.- Angélica Sánchez Rojas Secretaria de Cámara de la Sala Penal Liquidadora

Libro Tomas de Razón 1/2013