SALA PENAL LIQUIDADORA

Auto Supremo: 470/2012 Fecha: Sucre, 13 de diciembre de 2012

Expediente: 67/08

Distrito: Potosí

Partes: Ministerio Público, Nora Julia Michel de Vedia y Yolanda Michel López contra Gunnar Valda Cortes

y Ada Rossmery Michel Zuñiga.

Delitos: Falsedad Material, Falsedad Ideológica y Uso de Instrumento Falsificado (arts. 198, 199 y 203 del

Código Penal)

Recurso: Casación

_________________________________________________________________

VISTOS: Los Autos correspondientes al Recurso de Casación cursante de fs.183a 188, interpuesto por la procesada Ada Rosmery Michel Zuñiga, impugnando la resolución jurisdiccional contenida en el Auto de Vista Nº 48 de 30 deoctubre de 2008 cursante de fs. 173 a176, pronunciado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior de Justicia del Distrito Judicial de Potosí, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público, Nora Julia Michel de Vedia y Yolanda Michel López contra Gunnar Valda Cortes y Ada Rosmery Michel Zuñiga, por la presunta comisión de los delitos de Falsedad Material, Falsedad Ideológica y Uso de Instrumento Falsificado, previstos y sancionados por los arts. 198, 199 y 203 del Código Penal, los antecedentes de la causa, y;

CONSIDERANDO I: Que, el Tribunal de Sentencia de Tupiza del Distrito Judicial del Departamento de Potosí, pronunció la resolución de grado contenida en la Sentencia Nº 02de 18de junio de 2008cursante de fs. 99 a114 vta., declarando a los procesados Ada Rosnery Michel Zuñiga absuelta de pena y culpa de la comisión de los delitos de Falsedad Material, Falsedad Ideológica y Uso de Instrumento Falsificado y Gunnar Valda Cortes absuelto de pena y culpa de la comisión de los delitos de Falsedad Material y Falsedad Ideológica por considerar que la prueba aportada al proceso no fue suficiente para generar en el Tribunal la convicción sobre la responsabilidad penal de los procesados.

Que, la Sentencia absolutoria pronunciada por el Tribunal de la causa fue objeto de impugnación por parte de la Acusación Particular a través del Recurso de Apelación Restringida cursantes de fs.119a 130, así como por la Acusación Fiscal a través del Recurso de Apelación Restringida cursante de fs. 131 a 133,en cuyo mérito y previo el trámite recursivo seguido por las autoridades jurisdiccionales, el Tribunal de Apelación conformado en el caso de autos por la Sala Penal Primera de la Corte Superior de Justicia del Distrito Judicial de Potosí, a través de la resolución jurisdiccional contenida en el Auto de Vista Nº 48 de 30 de octubre de 2008 cursante de fs. 173 a 176,declaró la procedencia de los Recursos de Apelación interpuestos por la Acusación Fiscal y Particular, anulando totalmente la Sentencia apelada, disponiendo la reposición del juicio por otro Tribunal en vía de reenvío.

CONSIDERANDO II: Que, a través del Recurso de Casación cursante de fs. 183 a 188, la procesada Ada Rosmery Michel Zuñiga impugna la resolución jurisdiccional contenida en el Auto de Vista Nº 48 de 30 de octubre de 2008 cursante de fs. 173 a 176, alegando que el Tribunal de Apelación habría efectuado una aseveración inexacta de la verdad histórica de los hechos, vulnerando el principio de inmediación al manifestar la concurrencia de vicios o errores in procedendo e in iudicando sin especificar cuáles habría sido los defectos que se habrían suscitado, de modo que carecería de la debida fundamentación contraviniendo la línea jurisprudencial seguida por el Auto Supremo Nº 479 de 8 de diciembre de 2005 que establecería que constituye defecto absoluto el hecho de que el Auto de Vista no exprese las razones y los criterios solidos que fundamentan la resolución basada en normas sustantivas o adjetivas, lo cual genera incertidumbre a los sujetos procesales, por lo que pide a este Tribunal se anule el Auto de Vista impugnado a objeto de que se pronuncie uno nuevo en base a la doctrina legal a ser aplicable o en su defecto se case la resolución impugnada, manteniendo incólume la sentencia absolutoria.

CONSIDERANDO III: Que, desde una perspectiva amplia, señala ORTELLS RAMOS, el medio de impugnación se define como el instrumento legal puesto a disposición de las partes, destinado a atacar una resolución judicial para provocar su reforma, su anulación o bien su nulidad. Así, el principio de legalidad exige tanto resoluciones ajustadas a la Ley como materialmente justas, lo cual además se engarza en el derecho fundamental a la tutela jurisdiccional: la resolución judicial debe ser fundada y guardar armonía con la Ley y los valores que inspiran el ordenamiento jurídico. Precisamente para garantizar esta sumisión de la decisión judicial a la ley y a la justicia existen los medios de impugnación, con los cuales se configura una verdadera actividad depuradora como garantía o derecho de los justiciables.

Que, el Recurso de Casación tiene una finalidad eminentemente defensora del iusconstitutionis, del ordenamiento jurídico, a través de dos vías: 1) la función nomofiláctica, que importa la protección o salvaguarda de las normas del ordenamiento jurídico; y, 2) la función uniformadora de la jurisprudencia en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas. Así, el Recurso de Casación se configura contemporáneamente como un Recurso que desarrolla su actuación para asegurar la interdicción de la arbitrariedad, tanto en lo que afecta al control sobre la observancia de los derechos fundamentales como en la unificación de la interpretación penal y procesal. Al respecto, ALCALÁ ZAMORA Y CASTILLO señala que este Recurso cumple una doble finalidad: tutelar el interés público al tratar de mantener la exacta observancia de la Ley, que presumiblemente se quebranta con el fallo recurrido, procurando que el Poder Judicial juzgue rectamente los casos que les toca resolver sin mal interpretar la norma jurídica, respetando las disposiciones procesales y aplicando las Leyes uniformemente. Por su parte, CAFFERATA NORES expresa que el Recurso de Casación tiene un propósito unificador de las interpretaciones jurisprudenciales, mediante la actuación de un mismo Tribunal superior que controla la interpretación de la Ley sustantiva y procesal en cada caso sometido a su competencia funcional.

Que, en el contexto antes señalado, el sistema procesal penal vigente en el país ha establecido a través del art. 416 del Código de Procedimiento Penal el Recurso de Casación como el medio recursivo que procede para impugnar Autos de Vista dictados por los ahora Tribunales Departamentales de Justicia contrarios a otros precedentes pronunciados por otros Tribunales Departamentales o por una de las Salas especializadas del Tribunal Supremo de Justicia, para cuya procedencia deben cumplirse indefectiblemente con los requisitos de admisibilidad establecidos en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, esto es, que (1) al interponer el Recurso de Apelación Restringida la parte recurrente deba invocar el precedente contradictorio, precisando la contradicción ante una situación de hecho similar, sea por haberse aplicado normas distintas o bien una misma norma con diverso alcance; asimismo, (2) el Recurso de Casación deberá ser presentado dentro de los cinco días siguientes a la notificación legal con el Auto de Vista que se impugna, señalando la contradicción que existiría entre la Resolución impugnada y los precedentes invocados en términos claros y precisos para que el Tribunal Supremo establezca la Doctrina Legal Aplicable que corresponda en caso ser evidentes las contradicciones deducidas por la parte recurrente.

Que, de la revisión de los antecedentes que conforman el legajo procesal, se establece que la recurrente procedió a cumplir con la condición de tiempo prevista en el art. 417 del Código de Procedimiento Penal, interponiendo el Recurso de Casación dentro de los cinco días siguientes a su legal notificación con el Auto de Vista impugnado, siendo asimismo evidente que cumplió con el imperativo procesal de la carga de postulación de las contradicciones que deduciría entre la Resolución impugnada y el precedente contradictorio invocado, sumado esto a la expresa denuncia sobre la supuesta existencia de defectos absolutos del procedimiento y, fundamentalmente, del Auto de Vista impugnado, por lo que en consecuencia corresponde disponer la admisión del Recurso de Casación a efectos de verificar si el Auto de Vista además de resultar contradictorio a la línea jurisprudencial establecida en casos similares, constituye en sí misma una decisión material y formalmente justa.

POR TANTO: La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia en cumplimiento del art. 8-II de la Ley Nº 212 de 23 de diciembre de 2011 y en aplicación de la norma procesal contenida en los arts. 416, 417 y 418 del Código de Procedimiento Penal, declara: ADMISIBLE el Recurso de Casación cursante de fs. 183 a 188, interpuesto por la procesada Ada Rosmery Michel Zuñiga, impugnando la resolución jurisdiccional contenida en el Auto de Vista Nº 48 de 30 de octubre de 2008 cursante de fs. 173 a 176, pronunciado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior de Justicia del Distrito Judicial de Potosí.

Póngase a conocimiento de las Salas Penales de todos los Tribunales Departamentales de Justicia del Estado los antecedentes del caso para los efectos previstos en el art. 418 del Código de Procedimiento Penal.

Regístrese, hágase saber y cúmplase.-

Magistrada Relatora: Dra. Ma. Lourdes Bustamante Ramírez

Fdo. Ma. Lourdes Bustamante R.

Fdo. Silvana Rojas Panoso

Fdo. William E. Alave Laura

Proveído.- Angélica Sánchez Rojas Secretaria de Cámara de la Sala Penal Liquidadora

Libro Tomas de Razón 2/2012

?? ?? ?? ??