SALA PENAL LIQUIDADORA

Auto Supremo: Nº 462/2012. Fecha: Sucre, 07 de diciembre de 2012.

Expediente: 115/10.

Distrito: Cochabamba.

Partes:José Córdova Paco y Alina del Carmen Almanza de Paco contra Antonio Mamani Sirpa y Brígida Mamani de Mamani

Delito: Estelionato.

Recurso: Casación.

VISTOS: (Del Recurso en cuestión).-

El Recurso de Casación interpuesto por José Paco Córdova y Alina del Carmen Almanza de Paco en 4 de junio de 2010 (fs. 408 a 409 vta.), contra el Auto de Vista de 19 de abril de 2010 (fs. 402 a 404) emitido por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba; dentro del proceso penal seguido por los recurrentes contra Antonio Mamani Sirpa y Brígida Mamani de Mamani, por la presunta comisión del delito de Estelionato, previsto y sancionado por el art. 337 del Código Penal, el Requerimiento Fiscal de fs. 416 a 418, los antecedentes, y;

CONSIDERANDO I: (Circunstancias Procesales).-

Que, a los fines de resolver el Recurso de Casación presentado en Autos, se tienen los siguientes antecedentes:

I.- Que mediante memorial de 16 de abril de 2001, José Paco Córdova y Alina del Carmen Almanza de Paco formularon querella contra Antonio Mamani Sirpa y Brígida Mamani de Mamani, por los delitos previstos en los arts. 335, 337, 198, 199, 203, 345 y 346 del Código Penal, señalando que según documento privado de 1º de julio de 1998 con reconocimiento de firmas ante Notario de Fe Pública se acreditó que los querellados le habían comprometido en venta un vehículo tipo Vagoneta Marca KIA, modelo 1992, con Placa de Circulación antigua Nº CRE-646, afirmando que era de su propiedad, habiendo cancelado la suma de $us. 20000.-, cancelando asimismo una deuda que tenían contraída con la Cooperativa Hospicio Ltda., por un valor de 1200.- y otra obligación adquirida en la misma Cooperativa por la suma de $us. 6293.-.

Posteriormente los esposos les entregaron una Minuta de Transferencia del vehículo firmado por José Justiniano Gonzáles en favor José Paco Córdova de 3 de marzo de 1993, resultando que dicha firma era fraguada, siendo los autores de tal falsedad los esposos Antonio Mamani Sirpa y Brigida Mamani de Mamani.

Por la certificación expedida por la División de Registro de Vehículos del Organismo Operativo de Transito de 14 de marzo de 2001 se hubiera constatado que el vehículo motorizado que les vendieron presentaba un gravamen a favor de la firma "AUTOSUD Ltda.", por haber sido vendida a crédito así como el registro a otro nombre y no así de los vendedores.

Los nombrados esposos, con pleno conocimiento que no eran propietarios del motorizado, vendieron como propio un bien ajeno con gravamen hipotecario obteniendo ventaja económica a favor de ambos, falsificando un documento, además que los vendedores de manera arbitraria temeraria y abusiva desde diciembre de 2001 detentaban ilegalmente el vehículo que les fue vendido, el cual trabajaba en las líneas de servicio público perteneciente al Sindicato Mixto de Trufis y Buses de Vinto, obteniendo un beneficio económico que alcanzaba a Bs. 140 por día, en perjuicio de sus intereses.

Previo Requerimiento Fiscal se procedió al inicio del proceso mediante Auto Inicial de la Instrucción de 23 de abril de 2001 en contra de Antonio Mamani Sirpa y Brígida Mamani de Mamani, por el delito de Estelionato previsto y sancionado por el art. 337 del Código Penal, posteriormente se emitió Auto Final de Instrucción de 12 de abril de 2004, determinando la Sumariante Procesamiento en contra de Antonio Mamani Sirpa y Brígida de Mamani, por el delito previsto en el art. 337 del Código Penal.

II.- Concluida la etapa del Plenario, el Juzgado de Partido en lo Penal Liquidador Nº 4 del Distrito Judicial de Cochabamba pronunció Sentencia de 14 de mayo de 2004, cursante de fojas 309 a 311 vta., que declaró a:

Antonio Mamani Sirpa, Autor del delito de Estelionato previsto y sancionado por el art. 337 segunda parte del Código Penal y se le condenó a la sanción de 2 años de reclusión en la Cárcel Pública de San Sebastián (Varones) de la Ciudad de Cochabamba.

A, Brígida Mamani de Mamani, se la declara Cómplice del delito de Estelionato, previsto y sancionado por el art. 337 segunda parte del Código Penal, con relación al art. 23 del mismo cuerpo legal, sancionándole a 1 año de reclusión a sufrir en la Cárcel Pública de San Sebastián (Mujeres) de la Ciudad de Cochabamba.

En ambos casos con costas en favor del Estado y de la parte civil, así como daños civiles averiguables en ejecución de Sentencia. Disponiéndose por lo demás remitirse antecedentes a conocimiento del Ministerio Público en contra de José Justiniano Gonzáles, conforme dispone el art. 247 del Código de Procedimiento Penal.

III.- Esta Sentencia fue objeto de Recurso de Apelación interpuesto por Antonio Mamani Sirpa y Brígida Mamani de Mamani (fs. 139 a 320), fundamentada la misma de fs. 327 a 329, previo sorteo y trámites establecidos por Ley, la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, mediante Auto de Vista de 19 de abril de 2010 (fs. 402 a 404) resolvió Revocar la Sentencia de 14 de mayo de 2004 y en consecuencia declaró a Antonio Mamani Sirpa y Brígida Mamani de Mamani absueltos de culpa y pena, por la comisión del delito de Estelionato, previsto y sancionado en el art. 337 del Código Penal, en consecuencia dispuso que se levanten todas las medidas personales y reales dispuestas contra los procesados una vez que esté ejecutoriada la resolución.

IV.- Esta resolución fue motivo de Recurso de Casación, interpuesto por José Paco Córdova y Alina del Carmen Almanza de Paco en 4 de junio de 2010 (fs. 408 a 409 vta.).

CONSIDERANDO II: (Fundamentos sobre el planteamiento de la Casación).-

Haciendo una relación detallada de los hechos señaló, que el fundamento del Auto de Vista radicó en la existencia de un contrato y lo que ocurrió en el presente caso es que se ha dado un compromiso de venta como propio, lo que significaría que se estaría cohonestando una acción perseguible penalmente.

Se entiende que todo compromiso de venta, constituye una promesa unilateral de venta, por lo que, la correcta interpretación de la norma se logra, teniendo en cuenta que no se trata de una figura en la que anuncian todos los elementos del Estelionato, que este delito se encuentra subordinado al delito de Estafa, por la razón que el hecho consiste en defraudar, obtener para sí u otro beneficio ilícito.

En el delito de Estelionato su elemento estructural es el perjuicio patrimonial, porque el delito se consuma al momento de recibir la contraprestación y en el presente caso existiría un perjuicio a partir del compromiso que se constituye en la venta de bien ajeno como propio.

Por lo señalado, refirió que el Tribunal de Alzada no realizó una correcta calificación de los hechos que se juzgan, toda vez que no se aplicó correctamente el art. 135 del Código de Procedimiento Penal, por esos motivos interponen recurso de casación por violación de la Ley Sustantiva en la adecuación de la causa, art. 296 num. 2), en concordancia al art. 298 num. 1) ambos del Código de Procedimiento Penal, por no haberse aplicado correctamente sus preceptos.

CONSIDERANDO III: (Procedibilidad ante un Recurso de Casación).-

Que, sobre la Casación, Roxin emite un criterio conceptual afirmando que: "La Casación es un recurso limitado. Permite únicamente el control in iure. Esto significa que la situación de hecho fijada en la Sentencia es tomada como ya establecida y sólo se investiga si el Tribunal inferior ha incurrido en una lesión al Derecho material o formal". Gian Antonio Micheli señala que: "El Recurso de Casación da lugar, pues, a un nuevo examen (...) limitado a determinados vicios de la sentencia que deben ser hechos valer por la parte interesada a oponerlos; vicios que se refieren propiamente al juicio formulado por el juez en la actuación concreta del derecho objetivo en el caso concreto (errores in iudicando) o bien a la inobservancia de las normas que regulan el desenvolvimiento del proceso (errores in procedendo)".

Según lo establecido por el Código de Procedimiento Penal de 1972, en su Título Segundo, Capítulo Primero en lo referido a los Recursos Extraordinarios, se encuentra el Recurso de Nulidad o Casación, en la que señala el art. 296, que el recurso procederá en los casos de "inobservancia o quebrantamiento de las formas procesales prescritas bajo pena de nulidad, para la tramitación de la causa o para la expedición del fallo o en los casos de violación de la Ley Sustantiva en la decisión de la causa". Asimismo, se establece en los arts. 301 al 303 el contenido y término del Recurso a plantearse.

CONSIDERANDO IV: (Del Requerimiento Fiscal).-

Que, en cumplimiento al art. 306 del Código de Procedimiento Penal de 1972 se pasó en Vista ante la Fiscalía General del Estado, instancia que de fs. 416 a 418 se pronunció de acuerdo a los siguientes fundamentos:

Haciendo un análisis del delito de Estelionato previsto y sancionado por el art. 337 del Código Penal, refirió que no es evidente lo aseverado por el recurrente, toda vez que el Tribunal Ad-quem en ejercicio de la facultad conferida por el art. 135 del Código de Procedimiento Penal ha efectuado una acertada valoración de todas y cada una de las pruebas aportadas por las partes, tanto en la etapa de las Diligencias de Policía Judicial como en el Plenario de la causa con prudente arbitrio y sana crítica observando las reglas y contenido del art. 242 del Código de Procedimiento Penal, exponiendo invariablemente, los razonamientos en que se funda esa valoración jurídica.

Por lo que el Tribunal de Alzada al pronunciar el Auto de Vista recurrido, ha interpretado correctamente las disposiciones legales tanto sustantivas como procesales aplicadas, sin haber vulnerado, quebrantado, ni inobservado dichas normas y menos las mencionadas en el merituado Recurso de Casación.

Con esos fundamentos Requirió se declare Infundado el Recurso de Casación de fs. 408 a 409 vta., por no ser ciertas las vulneraciones que se acusan.

CONSIDERANDO V: (Sobre los fundamentos de Casación y conclusiones).-

Que, como se señaló en el Considerando III del presente Auto Supremo, el Código de Procedimiento Penal de 1972 establece que, para la formulación de los Recursos de Nulidad o Casación, se deben cumplir con los requisitos de contenido y tiempo en el que deben ser planteados, es así, que previo a considerar los aspectos denunciados en dichos recursos, corresponde la verificación al cumplimiento de lo establecido por los arts. 301 y 303 del Código de Procedimiento Penal de 1972:

Término de 10 días que corre de momento a momento desde la notificación a la parte interesada, en el presente caso, verificados los actuados que sirven de base para el cómputo del plazo de presentación del Recurso de Casación, se debe tener en cuenta que la notificación con el Auto de Vista a los recurrentes data de 26 de mayo de 2010 a horas 11:15 (fs. 405) y el Recurso fue presentado el 4 junio de 2010 a horas 17:05 (fs. 408); en consecuencia, se establece que el recurso interpuesto, se encuentra dentro del plazo previsto en el art. 303 del Código de Procedimiento Penal.

En cuanto al contenido del Recurso de Casación, el art. 301 del Código de Procedimiento Penal de 1972 señala: "Este recurso contendrá: La especificación de los motivos, con cita de la Ley o Leyes procesales cuya inobservancia se impugna, o cuya violación se acuse por uno u otro motivo, indicando igualmente en qué consiste el quebrantamiento de las primeras y la violación de las segundas".

Los recurrentes señalan que el Tribunal de Alzada no realizó una correcta calificación de los hechos que se juzgan y no se aplicó correctamente el art. 135 del Código de Procedimiento Penal, al respecto se debe tener presente que los denunciados solo realizaron un contrato de compromiso de venta del motorizado vagoneta KIA, modelo 1992 color blanco con placa de circulación Nº CRE-646, que fuera adquirido de su anterior propietario José Justiniano Gonzáles Urquieta tal como señala la Minuta de Transferencia de fecha 18 de marzo de 1998, suscrita por José Justiniano Gonzáles Urquieta como vendedor y como comprador Antonio Mamani Sirpa, con reconocimiento de firmas efectuado por ante Notario de Fe Pública Nº 15 de la Ciudad de Santa Cruz en fecha 24 de marzo de 2008 tal como consta a fs. 278 y 279, este vehículo con anterioridad al 17 de febrero de 1992 se encontraba registrado a nombre de la Empresa AUTOSUD Ltda., en el Organismo Operativo de Tránsito; empero en fecha 25 de agosto de 2001 AUTOSUD Ltda. hace conocer a la referida entidad el pago del total del monto del referido motorizado para procederse a la cancelación del gravamen respectivo, de lo que se entiende que los procesados no adecuaron su conducta al tipo penal de Estelionato, porque no se advierte la violación o infracción al referido art. 135 del Código de Procedimiento Penal.

Asimismo, los procesados no adecuaron su conducta al tipo penal de Estelionato, porque no se ajusta a un elemento material de este delito, que es el de vender un bien gravado o ajeno como si fuera propio, toda vez, que no vendieron el vehículo sino lo comprometieron en venta, además que el gravamen que pesaba sobre el motorizado dejó de tener efecto, asimismo se tiene establecido en el Auto de Vista ahora impugnado.

El impetrante también hace referencia a los arts. 296 num. 2) en concordancia al art. 298 num. 1) del Código de Procedimiento Penal, tal como se mencionó anteriormente resulta no ser evidente lo referido por el recurrente toda vez que el Tribunal de Alzada efectuó una acertada valoración de todas y cada una de las pruebas aportadas por las partes, tal como consta de fs. 402 vta. a 404, exponiendo los fundamentos del fallo.

Finalmente, en el presente recurso no se puede advertir la pretensión que estuviera comprendida en las causales previstas por el art. 307 del Código de Procedimiento Penal de 1972.

De los fundamentos expuestos anteriormente, resulta no ser procedente lo afirmado por los recurrentes, porque del examen del caso de Autos resultó no ser evidente la violación de las Leyes acusadas de infringidas, correspondiendo resolver el Recurso de Casación en la forma prevista en el art. 307 inc. 2) del Código de Procedimiento Penal de 1972.

POR TANTO:

La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, de acuerdo con la facultad conferida por la Disposición Transitoria Octava de la Ley Órgano Judicial, art. 8-II) de la Ley Nº 212, en aplicación de los numeral 2) del art. 307 del Código de Procedimiento Penal, de acuerdo con el Requerimiento Fiscal de fs. 416 a 418; declara: INFUNDADO el Recurso de Casación interpuesto por José Paco Córdova y Alina del Carmen Almanza de Paco, dentro del proceso penal seguido por los recurrentes contra Antonio Mamani Sirpa y Brígida Mamani de Mamani, por la comisión del delito de Estelionato, previsto y sancionado por el art. 337 del Código Penal, con costas.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.-

Magistrado Relator: William E. Alave Laura.

Fdo. Ma. Lourdes Bustamante R.

Fdo. Silvana Rojas Panoso

Fdo. William E. Alave Laura

Proveído.- Angélica Sánchez Rojas Secretaria de Cámara de la Sala Penal Liquidadora

Libro Tomas de Razón 2/2012

?? ?? ?? ??