SALA PENAL LIQUIDADORA

AUTO SUPREMO N°: 220/12 Fecha : Sucre, 15 de agosto de 2012

Distrito: La Paz

Expediente: 165/08

Partes: Ministerio Público y Carmelo Mansilla Lizarazu c/ Ruth Albina MalloAlandia y Elving Freddy Escobar Chuquimia.

Delito: Hurto

Recurso: Casación

 

VISTOS: (Del Recurso en cuestión)

El Recurso de Casación planteado por Ruth Albina Alandia y Elving Freddy Escobar Chuquimia de fs. 539 y 540, impugnando el Auto de Vista N° 424 de 14 de mayo de 2008 cursante de fs. 535 a 536 vta. de obrados, pronunciado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y Carmelo Mansilla Lizarazu contra los recurrentes, por la presunta comisión del delito de Hurto, previsto y sancionado por el art. 326 del Código Penal, los antecedentes, y;

CONSIDERANDO (Circunstancias Procesales)

Que, a los fines de resolver el Recurso de Casación que fue interpuesto en Autos, se tienen los siguientes antecedentes:

El 13 de mayo de 2005, Carmelo Mansilla Lizarazu formuló denuncia señalando que Ruth Albina Mallo le transfirió una vagoneta Modelo 1990, Marca Nissan, Tipo Painthfinder, Chasis N° JN8HD17I1LW228703, Motor N° BG30714895W, con Placa de Control N° 1227-AEL, mediante Minuta de Compra-Venta de 26 de octubre de 2004 y posteriormente hubiera hecho trasladar dicho vehículo, con Agustín Torrez, Técnico Mecánico, al garaje ubicado en la Calle 12 N° 102 de la Zona de Obrajes de la ciudad de La Paz, para que este último realice una cambio de caja, lugar donde se presentaron Elving Freddy Escobar y Ruth Albina Mallo a nombre de Carmelo Mansilla y se llevaron el vehículo con rumbo desconocido sin que hasta la fecha de la denuncia se conociera su paradero.

En base a los hechos descritos y la Acusación Fiscal, previa la sustanciación del juicio oral, el Juzgado Segundo de Sentencia en lo Penal del Distrito Judicial de La Paz, mediante Sentencia Nº 433/2007 de 6 de diciembre (fs. 439 a 451), declaró probada la excepción de prejudicialidad hasta que se dicte Sentencia por el Juez Primero de Instrucción en lo Civil, formulada por la acusada Ruth Albina Mallo Alandia, en consecuencia, dictó Sentencia Absolutoria por la comisión del delito de Hurto, previsto y sancionado por el art. 326 del Código Penal a favor de Ruth Albina Mallo Alandia y Elving Freddy Escobar Chuquimia, absolviéndoles de pena y culpa, porque la prueba aportada no habría sido suficiente para generar en la Juez la convicción sobre la responsabilidad penal de los acusados.

Que, ante esta Sentencia, Carmelo Mansilla Lizarazu (de fs. 471 a 481) y Víctor Manuel Caba Tapia, Fiscal de Materia Adscrito a la División DIPROVE (de fs. 484 a 486 vta.) interpusieron Recursos de Apelación Restringida, mismos que previo cumplimiento del procedimiento establecido por los arts. 407 y siguientes del Código de Procedimiento Penal, el 14 de mayo de 2008 (fs. 535 a 536 vta.), la Sala Penal Primera de la Corte Superior de Justicia del Distrito Judicial de La Paz, dictó Auto de Vista Nº 424/08 declarando procedentes las cuestiones planteadas en los memoriales de Apelación Restringida de fs. 471 a 481 y 484 a 486 vta.; en consecuencia, se anuló totalmente la Sentencia Nº 433/2007 de fs. 439 a 451, ordenando la reposición del juicio oral por otro Juez de Sentencia, de conformidad al art. 413 primera parte del Código de Procedimiento Penal.

Notificadas que fueron las partes con el Auto de Vista, Ruth Albina Mallo Alandia y Elving Freddy Escobar Chuquimia mediante memorial presentado el 16 de junio de 2008 (fs. 539 a 540) plantearon Recurso de Casación contra el Auto de Vista precitado.

CONSIDERANDO II: (Fundamentos sobre el planteamiento de Casación)

Que, del estudio del Recurso de Casación, se establecen como motivos del mismo, los siguientes:

1.- Que, Ruth Albina Mallo Alandia y Elving Freddy Escobar Chuquimia, haciendo una relación de los antecedentes del proceso señalaron como agravios, que, el Auto de Vista recurrido es efímero, superficial y faltó de fundamentación en relación a la descripción de los hechos, cuando éstos están descritos con referencia al delito acusado.

La Sentencia estuvo debidamente fundamentada en los hechos que constituyeron la Acusación Fiscal, las otras circunstancias que se añaden a la fundamentación en esta Sentencia son situaciones que la señora Juez ha podido advertir al margen de la relación de los hechos, que coadyuvaron para una mejor valoración de todos los hechos, en una sana crítica, situación que no fue advertida y valorada en el Auto de Vista, no siendo cierto lo señalado en el punto 2 del último Considerando.

Al señalarse en el Auto de Vista recurrido que no se asignó el valor probatorio a cada una de las pruebas, los recurrentes señalaron que por el contrario la Juez Segundo de Sentencia en lo Penal, en forma correcta asignó el valor probatorio a cada una de las pruebas que fueron introducidas a juicio.

Existen Sentencias Constitucionales, que advierten, que presentado algún incidente éste debía ser resuelto en Sentencia y así fue considerada por la Magistrada de origen, por lo que las Sentencias Constitucionales tienen carácter vinculante.

CONSIDERANDO III: (Procedibilidad ante un Recurso de Casación)

Se define a la Casación, como un instrumento político-jurídico que tiene una doble finalidad: Por un lado, fijar la jurisprudencia, entendiendo por tal la proclamación en abstracto de la Doctrina Legal, fijando, con ello, la interpretación que ha de darse a los textos legales; y, por otro, enmendar las infracciones de Ley o de Doctrina que los Tribunales hayan cometido en la tramitación o resolución de los juicios.

Gimeno Sendra se refiere al Recurso de Casación como: "Al recurso que tiene una función predominantemente parciaria en el sentido de que principalmente tiende a defender los intereses y derecho de la partes procesales, aunque es cierto que con él persigue una clara función de protección o salvaguarda de las normas del ordenamiento jurídico (función nomofiláctica) y unificadora de la jurisprudencia en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas...".

De ahí según prevé el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, el Recurso de Casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia (hoy Tribunales Departamentales de Justicia), contrarios a otros precedentes pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema (hoy Tribunal Supremo de Justicia) de ahí que uno de los fines de este Recurso es el controlar uniformidad en la aplicación de la normativa penal por parte de los operadores de justicia, así lo señala Cafferata Nores cuando afirma que: " El Recurso de Casación tiene un propósito unificador de las interpretaciones jurisprudenciales, mediante la actuación de un mismo Tribunal superior que controla la interpretación de la Ley sustantiva o procesal en cada caso sometido a su competencia funcionar'.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de los requisitos formales y fundamento para la Resolución)

Que, de conformidad al Auto Supremo N° 210 de 10 de julio de 2012, se dispuso la admisibilidad del Recurso de Casación para ingresar al análisis y consideración del Auto de Vista recurrido con relación a la identificación de defectos absolutos percibidos en los que hubiese incurrido el Tribunal de alzada al momento de emitir la Resolución objeto de análisis.

En el presente caso se debe tener en cuenta que el Juzgado Segundo de Sentencia Penal declaró probada la excepción de prejudicialidad hasta que se dicte Sentencia por el Juzgado Primero de Instrucción en lo Civil formulado por la imputada Ruth Albina Mallo Alandia y administrando justicia dictó Sentencia Absolutoria por el delito de Hurto, previsto y sancionado por el art. 326 del Código Penal a favor de Ruth Albina Mallo Alandia y Elving Freddy Escobar Chuquimia.

Por su parte el Auto de Vista N° 424/2008 de 14 de mayo de 2008, en el punto 4. Señaló que: "...la Sentencia también declara Probada la excepción de prejudicialidad hasta que se dicte Sentencia por el Juzgado Primero de Instrucción en lo Civil formulada por la imputada Ruth Albina Mallo Alandia; sin embargo no considera lo previsto por el Art. 309 del Código de Procedimiento Penal, que establece: "Si se acepta su procedencia, se suspenderá el proceso penal hasta que en el procedimiento extrapenal la Sentencia adquiera calidad de cosa juzgada sin perjuicio de que se realicen actos indispensables para la conservación de pruebas; la sentencia ejecutoriada en la jurisdicción extrapenal producirá el efecto de cosa juzgada en el proceso penal, debiendo el Juez asumir el conocimiento de la causa y resolver la extinción de la acción penal o la continuación del proceso. Esta contradicción e inobservancia demuestran los defectos que habilitan la apelación restringida, señalados en los num. 8) y 10) de la Ley 1970".(el subrayado es nuestro)

Siendo este uno de los fundamentos utilizados por la Sala Penal Primera de la R. Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, para declarar procedentes las cuestiones planteadas en los memoriales de Apelación Restringida y anular totalmente la Sentencia de acuerdo a lo previsto en el art. 413 Primera Parte del Código de Procedimiento Penal, este Tribunal de alzada desnaturalizó el procedimiento establecido para la sustanciación de un Recurso de Apelación Restringida conforme a las siguientes consideraciones de orden legal:

• El Artículo 407 del Código de Procedimiento Penal refiere: "...El recurso de apelación restringida será interpuesto por inobservancia o errónea aplicación de la ley.

Cuando el precepto legal que se invoque como inobservado o erróneamente aplicado constituya un defecto del procedimiento, el recurso sólo será admisible si el interesado ha reclamado oportunamente su saneamiento o ha efectuado reserva de recurrir, salvo en los casos de nulidad absoluta o cuando se trate de los vicios de la sentencia, de conformidad a lo previsto por los Artículos 169º y 370º de este Código.

Este recurso sólo podrá ser planteado contra las sentencias y con las limitaciones establecidas en los artículos siguientes".

En consecuencia el Recurso de Apelación Restringida se enmarca a lo ya determinado por el art. 407 del Código de Procedimiento Penal, siendo este el ámbito de aplicación y competencia en los que se deben enmarcar los actos y decisiones de los Tribunales de alzada.

Ahora bien, como se señaló supra dentro del Auto de Vista recurrido se entra al conocimiento y consideración de la excepción de prejudicialidad cuando esta tiene un procedimiento establecido en el art. 314 del Código de Procedimiento Penal: "...Las excepciones y las peticiones o planteamientos de las partes que, por su naturaleza o importancia, deban ser debatidas o requieran la producción de prueba, se tramitarán por la vía incidental, sin interrumpir la investigación y serán propuestas por escrito fundamentado en la etapa preparatoria y oralmente en el juicio..." Es decir el Tribunal de Alzada si bien consideró una excepción dentro de la competencia del Recurso de Apelación Incidental pues como se dispuso por el Tribunal Constitucional, en resguardo de la continuidad de los juicios orales se puede alternativamente plantear una apelación incidental dentro de una Restringida, extremo este que sin embargo no da ni debe dar lugar a que se pueda entre mezclar los aspectos inherentes a cada agravio, pues el resultado del primero determinara la pertinencia de considerar la Apelación Restringida, tal es el caso que nos ocupa, al haber el Tribunal de alzada advertido el error del Juez de Sentencia en la tramitación de la excepción de prejudicialidad por el carácter suspensivo de esta debió corregir directamente la parte dispositiva de la Sentencia señalando que previamente se dilucide la prejudicialidad para recién pronunciarse sobre la responsabilidad o no de los acusados, pues no correspondía mandar en reenvió el juicio.

DOCTRINA LEGAL APLICABLE: Que, teniendo en cuenta que el Recurso de Apelación Restringida es el medio legal para impugnar la errónea aplicación o interpretación de la Ley sustantiva o adjetiva pues, así lo establece el art. 407 Código de Procedimiento Penal en consecuencia los Tribunales de Alzada deberán enmarcarse en el procedimiento establecido, ahora bien en los casos en los que las partes planteen alternativamente Apelación sobres Incidentes o Excepciones dentro de un Recurso de Apelación Restringida, los Tribunales deberán pronunciare previamente sobre la Apelación Incidental y dependiendo la resolución dictada recién considerar los puntos apelados contra la Sentencia, con la aclaración de que el Auto de Vista que resuelva la Apelación Incidental por mandato legal no podrá ser recurrida de Casación.

Con lo señalado corresponde subsanar el acto jurisdiccional que se constituye en defecto absoluto detectado en la actividad jurisdiccional del Tribunal de Apelación, dejando sin efecto la resolución que corre a fs 535 a 536 vta., a efectos de que el mismo Tribunal resuelva conforme las previsiones contenidas en el art. 407 y siguientes del Código de Procedimiento Penal.

POR TANTO:

La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, de acuerdo con la facultad conferida por la Disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial, art. 8-11) de la Ley N° 212, dispone conforme la segunda parte del art. 419 del Código de Procedimiento Penal, declarar: DEJA SIN EFECTO el Auto de Vista de 14 de mayo de 2008, de fojas 535 a 536 vta., dictado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, disponiendo que el mismo Tribunal previo sorteo dicte uno nuevo aplicando la doctrina legal contenida en el presente Auto Supremo.

Para fines del art. 420 del Código de Procedimiento Penal, remítase copia del presente Auto Supremo a todos los Tribunales Departamentales de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, para que por intermedio de sus Presidentes, se ponga en conocimiento de los Jueces y Tribunales penales de su Distrito lo determinado en el presente Auto Supremo. Asimismo, en aplicación de la norma contenida en el art. 17-IV de la Ley del Órgano Judicial, comuníquese y remítase copia de la presente decisión al Consejo de la Magistratura a los fines de Ley.

Regístrese, hágase saber y cúmplase.-

Magistrado Relator: Dr. William E. Alave Laura

Fdo. Ma. Lourdes Bustamante R.

Fdo. Silvana Rojas Panoso

Fdo. William E. Alave Laura

Proveído.- Angélica Sánchez Rojas Secretaria de Cámara de la Sala Penal Liquidadora

Libro Tomas de Razón 1/2012