SALA PENAL LIQUIDADORA

AUTO SUPREMO Nº: 209/2012 Fecha: Sucre, 10 de agosto de 2012

Expediente: 39/08

Distrito: Potosí

Partes: Ministerio Público, Dionicio Vásquez y Villma Veramendi c/Rulsan Valeriano Aramayo yTito Gonzalo Daga Escobar

Delito: Homicidio

Recurso: Casación


VISTOS: (Del Recurso en cuestión)

El Recurso de Casación planteado por Tito Gonzalo Daga Escobar de fs. 181 a 184 vta., impugnando el Auto de Vista Nº 24 de 1 de junio de 2008, cursante de fs. 164 a 166 de obrados, pronunciado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Potosí, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público, Dionicio Vásquez y Villma Veramendi contra el recurrente y Rulsan Valeriano Aramayo, por la presunta comisión del delito de Homicidio, previsto y sancionado por el art. 251 del Código Penal, los antecedentes, y;

CONSIDERANDO I: (Circunstancias Procesales)

Que, en mérito a la Acusación formal presentada por el Ministerio Público de fs. 1 a 3 de obrados contra Rulsan Valeriano Aramayo yTito Gonzalo Daga Escobar, por la comisión del delito de Homicidio, previsto y sancionado por el art. 251 del Código Penal y la Acusación particular de fs. 5 y 6, el Tribunal de Sentencia de Llallagua, de la Povincia Bustillo del Departamento de Potosí, mediante Sentencia N° 05/2008 de 31 de marzo de 2008 (fs. 111 a 117), declaró a Tito Gonzalo Escobar y Ruslan Valeriano Aramayo, autores del delito de Homicidios, por existir prueba suficiente que generó en el Tribunal la convicción sobre la responsabilidad penal de los imputados, condenándolos a la pena privativa de libertad de 20 años de presidio al primero y 10 años al segundo a cumplir en el Centro de Readaptación Productiva Santo Domingo ex Penal de Cantumarca, asimismo, se impone costas en ejecución de Sentencia.

Que, ante esta Sentencia Tito Gonzalo Daga Escobar de fs. 119 a 127, interpuso Recurso de Apelación Restringida, mismo que previo cumplimiento del procedimiento establecido por los arts. 407 y siguientes del Código de Procedimiento Penal, el 1 de junio de 2008, la Sala Penal Primera de la Corte Superior de Justicia del Distrito Judicial de Potosí, dicta Auto de Vista declarando Improcedente el Recurso de Apelación Restringida planteado con la modificación de que los imputados deberán cumplir una condena de 10 años de presidio en el Centro de Readaptación Productiva Santo Domingo de Cantumarca, manteniéndose firme y subsistente en lo demás.

Notificadas que fueron las partes con el Auto de Vista, Tito Gonzalo Daga Escobar mediante memorial presentado el 18 de junio de 2008, plantea Recurso de Casación contra el Auto de Vista ya señalado, de acuerdo a los siguientes argumentos.

CONSIDERANDO II: (Fundamentos sobre el planteamiento de casación)

Que, del estudio del Recurso de Casación, se establecen como motivos del mismo, los siguientes:

I.- Que, la Sentencia Nº 05/2008, es atentatoria a sus derechos porque se violó el art. 124 (no señala a que norma legal se refiere) que dispone que la fundamentación no podrá ser reemplazada por la simple relación de documentos o la mención de los requerimiento de las partes esto a fin de garantizar el derecho a la defensa. Pues, en la Sentencia se debió hacer mención el porque de la credibilidad o no de las pruebas aspecto que no fue desarrollado.

II.- Señala, que el Auto de Vista ingresó en las siguientes contradicciones:

Que, si bien los miembros del Tribunal de alzada en el Auto de Vista recurrido, reconocieron que la Apelación Restringida es un medio legal para impugnar errores de procedimiento o de aplicación de normas sustantivas, contradictoriamente no analizaron la inobservancia o errónea aplicación del art. 370 num. 1), 5), 6) y 8) del Código de Procedimiento Penal, señala como precedente contradictorio la SS.CC. 501/2006-R.

Que, ni en la Sentencia menos en el Auto de Vista recurrido se consideró la existencia de duda razonable, señalando que conforme la prueba aportada se acreditó que Gualberto Vásquez Veramendi estuvo con vida dos horas y más, después de haber recibido las puñaladas y continuó bebiendo bajo los efectos del alcohol y sustancias controladas, llegando a fallecer por no recibir atención médica oportuna, por consiguiente el hecho no corresponde al delito de Homicidio si no a Lesión Seguida de Muerte, esta contradicción hace ver la vulneración de sus derechos, señalando como precedente contradictorio las SS.CC. 1075/2003 de 24 de julio y 056/2003-R.

Que, en su caso no hubo prueba directa, documental ni testifical que determine que su persona haya quitado la vida de Gualberto Vásquez y en cuanto a la prueba indirecta mencionada en la Sentencia de pruebas de sangre en su camisa no es prueba contundente ya que lo que correspondía era examen de ADN, citando como precedentes contradictorios el Auto de Vista de 2 de septiembre de 2003 dictado por los Vocales de la Sala "Plena" del Distrito Judicial de Cochabamba.

Del Precedente Contradictorio Invocado: Respecto de los precedentes contradictorios invocados en la apelación Restringida Son:

Auto Supremo Nº 369 de 5 de abril de 2007.

En su Otrosí invoca las Sentencias Constitucionales Nº 36/2002 de 26 de marzo de 2006, 1675/2003-3 de 24 de julio de 2003, 056/2003-R, 727/2003-R y Auto Supremo Nº 83 de 8 de marzo de 2007.

En el Recurso de Casación invoca como precedentes contradictorios

SS.CC. 501/2006-R.

SS.CC. 1075/2003 de 24 de julio y 056/2003-R.

Auto de Vista de 2 de septiembre de 2003 dictado por los Vocales de la Sala "Plena" del Distrito Judicial de Cochabamba.

De la solicitud: No existe petitorio puntual.

CONSIDERANDO III: (Procedibilidad ante un Recurso de Casación)

La Casación es definida como un instrumento político-jurídico que tiene una doble finalidad; por un lado, fijar la jurisprudencia, entendiendo por tal la proclamación en abstracto de la Doctrina Legal, fijando, con ello, la interpretación que debe darse a los textos legales; y, por otro, enmendar las infracciones de Ley o de Doctrina que los Tribunales hayan cometido en la tramitación o resolución de los juicios.

Gimeno Sendra se refiere al Recurso de Casación como:" Al recurso que tiene una función predominantemente parciaria, en el sentido de que principalmente tiende a defender los intereses y derecho de la partes procesales, aunque es cierto que con él persigue una clara función de protección o salvaguarda de las normas del ordenamiento jurídico (función nomofiláctica) y unificadora de la jurisprudencia en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas..."

Según prevé el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, que el Recurso de Casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia (hoy Tribunales Departamentales de Justicia), contrarios a otros precedentes pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema (hoy Tribunal Supremo de Justicia) de ahí que uno de los fines de este recurso sea el de controlar la uniformidad en la aplicación de la normativa penal por parte de los operadores de justicia, así lo señala Cafferata Nores cuando afirma que: " El Recurso de Casación tiene un propósito unificador de las interpretaciones jurisprudenciales, mediante la actuación de un mismo Tribunal superior que controla la interpretación de la Ley sustantiva o procesal en cada caso sometido a su competencia funcional".

Ahora bien, el Tribunal Constitucional en su Sentencia Nº 1401/03 -R de 26 de septiembre de 2003, señala al Recurso de Casación como: "Un medio de impugnación que la ley concede a las partes, para que el más alto Tribunal de la Justicia ordinaria del país, resuelva, en base al derecho objetivo, la probable contradicción existente entre el fallo dictado en el caso concreto impugnado, con otro dictado por la misma Sala Penal, por otra Corte, o por la Sala Penal de la Corte Suprema. Lo que significa que el recurso de casación es un medio de defensa al que pueden acceder las partes para impugnar un Auto de Vista no ejecutoriado que consideren desfavorable. En concordancia con esto, se tiene que el art. 16.II de la Constitución, establece que (El derecho de defensa de la persona en juicio es inviolable); lo que determina que la interpretación que se haga de los preceptos legales en análisis, debe desarrollar de la mejor manera posible, el inviolable derecho a la defensa que proclama la Constitución".

La procedencia del Recurso de Casación está dada al cumplimiento de un conjunto de requisitos necesarios para que el Tribunal de Casación pueda pronunciarse sobre el fondo del planteamiento, siendo estos presupuestos formales de cumplimiento obligatorio e inexcusable; es así, que el Código de Procedimiento Penal en sus arts. 416 y 417 ha señalado lo siguiente:

Del plazo.- El art. 417 del Código de Procedimiento Penal, dispone que el Recurso de Casación debe interponerse dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado, ante la Sala que lo dictó, la que remitirá los antecedentes a la Corte Suprema de Justicia.

De la forma.- El precedente contradictorio deberá invocarse por el recurrente a tiempo de interponer la Apelación Restringida. La norma entiende que existe contradicción, cuando ante una situación de hecho similar, el sentido jurídico que le asigna el Auto de Vista recurrido no coincida con el precedente, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con el mismo alcance.

En el Recurso de Casación, se deberá señalar, la contradicción en términos precisos y como única prueba admisible se acompañará copia del Recurso de Apelación Restringida en el que se invocó el precedente.

El incumplimiento a los presupuestos señalados supra, determinarán la ineficacia del planteamiento, pues si bien, nuestra normativa legal otorga el derecho a recurrir, también exige requisitos que deben ser cumplidos, que ante la negligencia o incumplimiento debe disponerse su inadmisibilidad sin que pueda interpretarse ésta decisión, como a la negación a ese derecho recursivo, en consecuencia, de su cumplimiento recién este Tribunal podrá ingresar a considerar el recurso planteado.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de los requisitos formales)

Plazo: La fecha, desde la que corresponde computar el plazo de los 5 días para formular el Recurso de Casación corre desde el día siguiente a la notificación con el Auto de Vista recurrido, en este caso, a fs. 167 se encuentra dicha diligencia que data de 11 de junio de 2008, ahora bien, el recurrente formula su Recurso de Casación mediante memorial presentado en el domicilio del Secretario de Cámara el 18 de junio de 2008, cursante a fs. 185; realizado el cómputo respectivo, descontando el día inhábil (domingo 15 de junio) se establece que el recurso se encuentra interpuesto al sexto día es decir fuera del plazo establecido por el art. 417 del Código de Procedimiento Penal, por consiguiente el recurso deriva en inadmisible.

Invocación del precedente contradictorio: Continuando con el análisis de los datos procesales que informan esta causa, se establecen las siguientes conclusiones de orden legal:

A) De la invocación en el Recurso de Apelación Restringida: Conforme lo previsto por el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, un requisito formal que debe ser cumplido por la parte que formule un Recurso de Casación, es el haber invocado el precedente contradictorio en su Recurso de Apelación Restringida; ahora bien, de fs. 119 a 127 vta. cursa su memorial de Apelación Restringida, mismo que sometido al correspondiente análisis y revisión a fin de verificar el cumplimiento de este requisito que permita a este Tribunal de Casación establecer las contradicciones en la que pudiese haber incurrido el Tribunal de Alzada al momento de resolver el Recurso de Apelación Restringida planteado por la ahora recurrente, se advierte, que señala como precedentes contradictorios los Autos Supremos Nº 369 de 5 de abril de 2007, 83 de 8 de marzo de 2007 y las Sentencias Constitucionales Nº 36/2002 de 26 de marzo de 2006, 1675/2003-3 de 24 de julio de 2003, 056/2003-R, 727/2003-R.

Asimismo, en su Recurso de Casación señala como precedentes contradictorios las Sentencias Constitucionales Nº 501/2006-R, 1075/2003 de 24 de julio y 056/2003-R y Auto de Vista de 2 de septiembre de 2003 dictado por los Vocales de la Sala "Plena" del Distrito Judicial de Cochabamba.

B) De la contradicción del Precedente Contradictorio y el Auto de Vista recurrido: De lo previsto en el parágrafo segundo del art. 417 del Código de Procedimiento Penal, el recurrente deberá señalar en términos claros y precisos las contradicciones existentes entre el Auto de Vista recurrido y los precedentes contradictorios invocados; pues bien, analizados los Autos Supremos señalados tanto en el Recurso de Apelación Restringida como en el de Casación, el recurrente no cumple con este requisito formal, pues simplemente se limito a la enunciación de los precedentes contradictorios.

Otro aspecto, que hace que el Tribunal de Casación no ingrese a la consideración del Recurso de Casación, es el hecho de que el recurrente haya invocado como precedente contradictorio un Auto de Vista emitido por la Sala Plena de la Corte Superior de Justicia de Cochabamba (debió referirse a la Sala Penal), del cual no se tiene constancia oficial de que dicho fallo se encuentre ejecutoriado; pues, respecto a este punto la Corte Suprema en el Auto Supremo Nº 211 de 4 de abril de 2004 dispuso en su Doctrina Legal Aplicable :"Tan marcada y evidente es la incompatibilidad para determinar si verdaderamente existe contradicción entre los precedentes y el A.V. de fs. 375-377 objeto del recurso de casación, que a esto se suma la duda de que los Autos de Vista invocados como precedentes a fs. 378-379 y 381-384 de obrados, se hallan debidamente ejecutoriados, en los términos que previene el art. 126 de la Ley N° 1970, concordante con el art. 515 del Código de Procedimiento Civil. En efecto, qué validez podría tener una resolución judicial susceptible de modificación por recursos ulteriores, si ésta es ofrecida como precedente?; el entendimiento doctrinario y sentido interpretativo del tercer periodo del art. 416 del Código de Procedimiento Penal, radica en buscar la uniformidad de la jurisprudencia y en tal virtud el presupuesto indispensable es que dichos precedentes invocados por los recurrentes en casación, estén debidamente ejecutoriados, lo que supone del tribunal la exigencia del requisito, y con mayor sigilo si se invocan como precedentes Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Distrito del país en sus Salas Penales".

Con relación a las Sentencias Constitucionales invocadas como precedentes contradictorios al respecto corresponde señalar, que por mandato legal, tendrán carácter de precedentes contradictorios los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia (hoy Tribunales Departamentales de Justicia) o Autos Supremos emitidos por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia (hoy Tribunal Supremo de Justicia), dentro de esta categorización no se encuentran las Sentencias Constitucionales ya que no son consideradas como precedentes contradictorios dentro de un Recurso de Casación, por lo que, no corresponde realizar mayor análisis a este punto, pues en ese sentido la Corte Suprema de Justicia ya se pronunció mediante sus Fallos Nº 59/2004 de 5 de febrero de 2004, 141/2004 de 10 de marzo de 2004 y 339/2004 de 7 de junio de 2004 entre otros.

POR TANTO:

La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, de acuerdo con la facultad conferida por la Disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial, art. 8-II) de la Ley Nº 212, dispone conforme a los arts. 416, 417 y 418 del Código de Procedimiento Penal, declarar: INADMISIBLE el Recurso de Casación planteado por Tito Gonzalo Daga Escobar, cursante de fs. 181 a 184 vta., en el que impugna el Auto de Vista Nº 24 de 01 de junio de 2008, cursante a fs. 164 y 166 de obrados, pronunciado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Potosí, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público, Dionicio Vásquez y Villma Veramendi contra el recurrente y Rulsan Valeriano Aramayo, por la comisión del delito de Homicidio, previsto y sancionado por el art. 251 del Código Penal, con costas.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.-

Magistrado Relator: Dr. William E. Alave Laura

Fdo. Ma. Lourdes Bustamante R.

Fdo. Silvana Rojas Panoso

Fdo. William E. Alave Laura

Proveído.- Angélica Sánchez Rojas Secretaria de Cámara de la Sala Penal Liquidadora

Libro Tomas de Razón 1/2012

?? ?? ?? ??