SALA PENAL LIQUIDADORA

AUTO SUPREMO Nº: 195/2012 Fecha: Sucre 07 de agosto de 2012

Expediente : 151/08

Distrito: Cochabamba

Partes: Ministerio Público c/ Nemecia Quispe de Villarpando

Delito: Tráfico de Sustancias Controladas.

Recurso: Casación

VISTOS:

El Recurso de Casación planteado por la recurrente Nemecia Quispe de Villarpando, de 21de julio de 2008 a fs. 135 a 137, impugnando el Auto de Vista de 27 de mayo de 2008, cursante a fs. 130 a 132 vta., de obrados, pronunciado por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, dentro del proceso penal seguido a instancias del Ministerio Público, en contra de la ahora recurrente Nemecia Quispe de Villalpando, por la comisión del delito de Tráfico de Sustancia Controladas, previsto y sancionado por el art. 48 con relación al 33-m) de la Ley No.1008, los antecedentes, y.

CONSIDERANDO I: (De los actos procesales).-

Que, de la revisión de los antecedentes y actuados cursantes en el cuaderno procesal venido en Casación se establece; que, el proceso se ha sustanciado en el Tribunal de Sentencia de Quillacollo del Distrito Judicial de Cochabamba, en lo siguiente:

I. De la acusación y del ofrecimiento de la prueba de cargo y descargo.- Que, en el 07 de Noviembre de 2003, Nemecia Quispe de Villalpando, presta su declaración informativa, producto de que fue aprehendida en posesión de sustancias controladas en el reten de Suticollo en fecha 06 de noviembre de 2003 a fs.1 y 2.

Que, el Ministerio Público presenta acusación formal contra Nemecia Quispe de Villarpando, por la comisión del delito de Tráfico de Sustancias Controladas, previsto y sancionado por el art. 48 con relación al 33-m) de la Ley Nº 1008 a fs. 9 a 11, por haber sido aprehendida en forma flagrante en el puesto Policial de Sutillo, carretera Interdepartamental Oruro Cochabamba, cuando trataba de trasladar 100Kg de sustancia química de Bicarbonato de Sodio desde la ciudad de Oruro a Cochabamba, en forma ilegal ya que carecía de autorización de la Dirección Departamental de Sustancias Controladas, para manipular lícitamente esta sustancia, confirmándose el producto químico mediante la prueba de campo de narcotest, como por informe pericial.

II.-De la tramitación del Juicio oral, público y contradictorio.- En mérito la acusación del Ministerio Publico, se dictó auto de radicatoria a fs. 12 vta., para que asuma conocimiento el Tribunal de Sentencia de Quillacollo del Distrito Judicial de Cochabamba, habiéndose cumplido con las formalidades procesales se dictó Auto de Apertura de Juicio Oral Público, contradictorio y continuo, en contra de la imputada Nemecia Quispe de Villarpando cursante a fs. 19 vta. que por Acta constitución del Tribunal de Sentencia de 18 de agosto de 2004 a fs. 56, Acta de recepción de la prueba del Ministerio Público de 18 de agosto de 2994 a fs. 57 a 81, Acta de recepción de la prueba de descargo de 18 de agosto de 2004 a fs.58 y 82 a 92 de obrados, Acta de audiencia de juicio oral de 20 y 30 de agosto de 2004 a fs. 93 a 96, sustanciándose el Juicio Oral con todas sus incidencias y emergencias, se Dictó Sentencia No. 36/2004 de 01 de septiembre a fs. 98 a 102.

Que, por memorial de 17 de noviembre de 2006 a fs. 116 vta. Nemecia Quispe de Villarpando, solicita la extinción de la acción penal, debiendo procederse al archivo de obrados y disponer la cancelación de todas la medidas cautelares sustitutivas, siendo considerada y rechazada la solicitud de extinción de la acción penal por el transcurso de tiempo, por la Sala Penal Tercera del Distrito Judicial de Cochabamba, disponiendo la prosecución del juicio hasta su conclusión a fs. 127 y 128

III.-De la Sentencia.- Que, mediante Sentencia de 01 de septiembre de 2004 a fs. 98 a 102 pronunciada por el Tribunal de Sentencia de Quillacollo del Distrito Judicial de Cochabamba, sin incidente previo que resolver, Falla dictando la Sentencia Condenatoria en contra de Nemecia Quispe de Villarpando, por ser autor del delito de delito de Transporte de Sustancias Controladas, previsto y sancionado por el art. 55 de la Ley Nº 1008, imponiéndole la pena privativa de libertad de 8 años de presidio, a cumplir en el penal de mujeres "San Sebastián" de la Capital, e imposición de multa de Bs. 250 a razón de Bs. 1 por día, con costas y responsabilidad civil averiguables en Ejecución de Sentencia. Asimismo se dictó Sentencia Absolutoria de la comisión del delito de Tráfico de Sustancias Controladas previsto y sancionado por el art. 48, con relación al art. 33-m= de la Ley Nº 1008, a favor de Nemecia Quispe de Villarpando, por que la prueba aportada no ha sido suficiente para generar en el Tribunal la convicción sobre la responsabilidad penal por el ilícito de trafico de sustancias controladas conforme a lo dispuesto por el art. 363-2 del Código Penal.

IV.-Del Recurso de Apelación Restringida.- Que, notificados los sujetos procesales con la Sentencia No. No. 36/2004 de 04 de septiembre a fs. 98 a 102, por diligencia de 04 de septiembre de 2004 a fs. 103, Nemecia Quispe de Villarpando, mediante memorial presentado el 16 de septiembre de 2004, cursante a fs. 105, interpone Recurso de Apelación Restringida, aludiendo:

Que, la Sentencia no guarda relación con lo determinado con el art. 360 del Código de Procedimiento Penal, por cuanto no indica el lugar y la fecha de la misma, constituyendo defecto de la Sentencia prevista en el art. 370 del Código de Procedimiento Penal.

Que, no existe congruencia entre la Sentencia y la acusación, violándose la garantía procesal determinada por el art. 342 del Código de Procedimiento Penal, cuando señala en su segunda parte, textual "...que en ningún caso el Juez o tribunal podrá incluir hechos no contemplados en alguna de las acusaciones..."; que de la acusación presentada por el Ministerio Publico se infiere con claridad la comisión del delito de trafico de sustancias controladas previsto y sancionado por el art. 48 con relación al 33-m) de la Ley No. 1008 y contradictoriamente se le condena por la comisión el delito de transporte de sustancias controladas, delito que no ha sido acusado por el Ministerio Publico, vulnerando el art. 370-11) del Código de Procedimiento Penal.

Solicita en su apelación, se le conceda ante el superior en grado para que compulsando antecedentes se confirme su sentencia absolutoria por el delito de trafico de sustancias controladas y de ser el caso se remitan nuevamente antecedentes al Ministerio Publico a fin de que proceda a su acusación por el delito de transporte de sustancias controladas.

V.-Del Auto de Vista.- Como resultado del Recurso de Apelación Restringida y cumplidos con los trámites de rigor, la Sala PenalTercera del Distrito Judicial de Cochabamba a través del Auto de Vista de 27 de mayo de 2008 a fs. 130 a 132, declaró Improcedente la Apelación Restringida deducida por Nemecia Quispe Villarpando, en consecuencia Confirma la Sentencia de 01 de septiembre de 2004, dejando sin efecto solo el segmento de la parte resolutiva que absuelve a la imputada por la comisión del delito de Trafico de Sustancias Controladas, previsto y sancionado por el art. 48 con relación al 33-m) de la Ley No. 1008

CONSIDERANDO II: (De los motivos y argumentos del Recurso de Casación).-

Que, el memorial de Recurso de Casación presentado por Nemecia Quispe Villarpando a fs. 135 a 137 de 21 de julio de 2008, impugnando el Auto de Vista de 27 de mayo de 2008 a fs. 130 a 132, pronunciado por la Sala PenalTercera del Distrito Judicial de Cochabamba, dentro del proceso penal de acción pública seguido por el Ministerio Público, se coligen los siguientes argumentos de hecho y derecho del memorial de Casación.

Fundamento de hecho.- la recurrente señala que el Tribunal de Sentencia, dictó Sentencia Condenatoria en su contra por el delito de transporte, por ser aprehendida en poder de la sustancia, sin especificar cuál sería la calificación del tipo atribuible al hecho punible, basados exclusivamente en su declaración, que por su ignorancia no sabia de la ilicitud de transportar y se le condenó a 8 años de privación de libertad conforme al art. 55 de la Ley No. 1008, hecho no probado en la tramitación del proceso, invocando como precedente contradictorio el A. S. Nº No. 372 de 22 de junio de 2004, haciendo referencia, a la presunción de inocencia, derecho a la defensa y debido proceso que son garantías inviolables para que toda persona acusada de haber cometido falta o delito tenga el derecho de ser escuchado, asumir defensa y demostrar su inocencia que en el presente caso debió haberse tomado en cuenta, puesto que la presunción de inocencia no fue considerada como tal.

Asimismo, expresa que con relación al Derecho a la defensa como complemento a la garantía de la presunción de inocencia está el irrestricto derecho a la defensa dentro del debido proceso y errónea aplicación de la ley, invocando para ello como precedente contradictorio el A. S. Nº 322/2006, de 28 de agosto.

Por otro lado, cita el A. S. No. 432 de 11 de octubre de 2006, con relación al debido proceso, al derecho de recurrir que permite la revisión de un fallo adverso por un Tribunal superior, que están reconocidos por la Constitución Política del Estado, Pacto de San José y Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el A. S. No. 261 de 8 de agosto de 2006, referida a la errónea aplicación e interpretación de la Ley Penal Procesal.

Finalmente conforme a los antecedentes y fundamentos señalados supra, Nemecia Quispe de Villarpando, plantea Recurso de Casación sustentando su petitorio en lo determinado por los Art. 418 y 419 del Código de Procedimiento Penal, solicitando en consecuencia se proceda a Cazar el Auto de Vista de 27 de mayo de 2008.

CONSIDERANDO III:(Del Derecho universal a impugnar o Recurrir).-

Que, el derecho a impugnar o recurrir las resoluciones, deviene de un componente esencial del debido proceso, el mismo que se define, como el derecho que tiene todo encausado a ser oído y juzgado con las debidas garantías por un juez o tribunal competente e imparcial, por ello, el derecho a recurrir, es una de las garantías internacionales reconocidas a las personas y proclamadas en el art. 8 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que preceptúa: "Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo, ante los tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la Constitución o por la Ley"; asimismo, la Convención Americana sobre Derechos Humanos o Pacto de San José de Costa Rica, del cual nuestro país es signatario, mediante Ley Nº 1430 de 11 de febrero de 1993, en sus arts. 8-2 inc. h), señala: "El derecho a recurrir del fallo ante juez o tribunal superior" y el art. 25 ordinal 1, consigna que: "Toda persona tiene derecho a un recurso sencillo y rápido o a cualquier otro recurso efectivo ante los jueces o tribunales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la Constitución, la Ley o la presente Convención, aún cuando tal violación sea cometida por personas que actúen en ejercicio de sus funciones oficiales"; por último, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos del cual nuestro país es signatario mediante Ley Nº 2119 de 11 de septiembre de 2000, en su art. 14 núm. 5, establece: "Toda persona declarada culpable de un delito tendrá derecho a que el fallo condenatorio y la pena que se le haya impuesto sea sometido a un tribunal superior, conforme a lo prescrito por la Ley".

Es así, que en esa labor de aplicación de la Norma, la Corte Suprema de Justicia, hoy Tribunal Supremo de Justicia, mediante Auto Supremo No. 297-I de 14 de agosto de 2006, dictado por la Sala Penal Primera ha establecido, que el Recurso de Casación: "Es un recurso de puro derecho que la Ley concede a los litigantes para invalidar una sentencia o un auto definitivo cuando en éste se hubiere infringido una Ley o para anular la resolución recurrida o un proceso, cuando se hubiere dictado o tramitado violando formas esenciales establecidas por Ley"

Derecho a recurrir o impugnar, que se encuentra tutelado en la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia en su art. 180-II, preceptúa: "Se garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales"; a su vez, el art. 394 del Código de Procedimiento Penal, establece el derecho de recurrir, pero, bajo las reglas generales establecidas en el art. 396 del mismo cuerpo legal.

CONSIDERANDO IV: (De los requisitos esenciales que viabilizan el recurso de casación).-

Que, la Constitución Política del Estado en su art. 180-II, garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que a su vez, es una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 82 - h) de la Convención Americana de los Derechos Humanos y 14 num. 5, del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos ya citado; debiendo los sujetos procesales a tiempo de interponer los distintos Recursos, en este caso el Recurso de Casación, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la Ley conforme a las disposiciones contenidas en el art. 396 - 3) del Código de Procedimiento Penal.

En ese contenido, el Código de Procedimiento Penal, Ley Nº 1970 de 25 de marzo de 1999, en su art. 416 establece, que el Recurso de Casación procede para impugnar Autos de Vista emitidos por las Cortes Superiores de Justicia (actualmente Tribunales Departamentales de Justicia), contrarios a otros precedentes contradictorios pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema (actualmente Tribunal Supremo de Justicia); por otra parte, el articulado en análisis instituye, que el precedente contradictorio deberá invocarse por el recurrente a tiempo de interponer la Apelación Restringida; por último, la norma procesal prescribe, que se entenderá que existe contradicción, cuando ante una situación de hecho similar el sentido jurídico que le asigna el Auto de Vista no coincida con el del precedente, sea por haberse aplicado norma distinta o una misma norma con diversos alcances.

El plazo para interponer el Recurso de Casación, es de 5 días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado y deberá ser presentado ante la Sala que lo dictó, en el Recurso deberá señalarse la contradicción con términos precisos y como única prueba admisible se acompañará copia del Recurso de Apelación Restringida en el que se invocó el precedente.

Es de entender, que el cumplimiento de estos dos requisitos de admisibilidad es obligatorio e inexcusable, pues, son éstos los que establecen los límites de competencia del Tribunal de Casación para tramitar el Recurso y considerar su admisibilidad o inadmisibilidad.

CONSIDERANDO V:(Análisis del cumplimiento de los presupuestos para la admisión del Recurso de Casación).-

Del análisis del memorial de Recurso de Casación presentado por Nemecia Quispe de Villarpando en fecha 21de julio de 2008, a fojas 135 a 137 impugnando el Auto de Vista de 27 de mayo de 2008, cursante de fs. 130 a 132 vta., notificaciones corrientes con el Auto de Vista, mediante diligencia de fecha 15 de julio de 2008 de fs. 133

V.1.- Del Plazo.- Que, el termino establecido para la presentación de Recursos de Nulidad o Casación es de 5 días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado, en el presente caso, verificados los actuados que sirven de base para el computo del plazo de presentación del Recurso de Casación, establece, que la notificación con el Auto de Vista recurrido data de 15 de julio de 2008 a fs.133 y el Recurso presentado el 21 de julio de 2008 a fs. 135 a 137 en consecuencia, se establece que el Recurso fue presentado dentro del plazo previsto por el art. 417 del Código de Procedimiento Penal, cumpliendo el ritual procesal en cuanto al plazo.

V.2.-De la Invocación del precedente contradictorio y la fundamentación.- La recurrente Nemecia Quispe de Villarpando, no estableció ningún precedente contradictorio determinado por Autos Supremos, al momento de interponer el Recurso de Apelación Restringida, contraviniendo el art. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal.

Introduciéndonos al análisis de los requisitos de admisibilidad, se establece que la recurrente, Nemecia Quispe de Villarpando, no invocó ningún precedente contradictorio en su Recurso de Apelación Restringida. El haber pretendido subsanar citando los Autos Supremos Nº 372 de 22 junio de 2004, A. S. Nº 322 de 28 de agosto de 2006, A. S. Nº 432 de 11 de octubre de 2006 y A. S. Nº 261 de 08 de agosto de 2006, como precedentes contradictorios a tiempo de recurrir en Casación no implica que haya cumplido con las formalidades exigidas por el art. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal.

En definitiva, el Recurso de Casación presentado por Nemecia Quispe de Villarpandoen fecha 21de julio de 2008, a fojas 135 a 137 impugnando el Auto de Vista de 27 de mayo de 2008, cursante de fs. 130 a 132 vta., pronunciado por la Sala PenalTercera del Distrito Judicial de Cochabamba, ya consignado en antecedentes no cumple con los requisitos formales exigidos para su admisión conforme a lo previsto por los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal; omisión, que no puede suplirse de oficio por ser el sustento legal para su procedencia, por cuanto el recurrente se limitó a observar la valoración de las pruebas judicializadas en el juicio oral, además sin tener en cuenta, que el Código de Procedimiento Penal ha restringido la interposición del Recurso de Casación a los casos en los que se debe uniformar jurisprudencia cuando existan precedentes contradictorios, deviniendo en consecuencia, la Inadmisibilidad del Recurso de Casación planteado.

En cuanto al memorial que solicita la extinción de la Acción Penal, por duración máxima del proceso, presentado por Nemecia Quispe de Villarpando en fecha 18 de mayo de 2009 a fs. 146 y 147 vta., y Requerimiento del Fiscal de Recursos de rechazo a la extinción de la Acción Penal de fs. 150 a 153; Este Tribunal de Casación no puede pronunciarse al respecto en merito a la Sentencia Constitucional No. 1716 de fecha que estableció: "...los Ministros de las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia no tienen ya atribución para conocer y resolver las solicitudes de extinción de la Acción Penal por vencimiento de plazo máximo de duración del proceso...", por lo que, ante la inexistencia de cuestiones incidentales de previo y especial pronunciamiento en los recursos de casación, no corresponde resolver lo planteado.

POR TANTO:

La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en aplicación del art. 8-ll de la Ley Nº 212 de 23 de diciembre de 2011 y en la aplicación de la Norma Procesal contenida en el art. 417, 418 del Código de Procedimiento Penal; declara: INADMISIBLE el Recurso de Casación interpuesto porNemecia Quispe de Villarpando de 21de julio de 2008, a 135 a 137, al no ser evidentes las violaciones de las leyes sustantivas acusadas conforme dispone el art. 307-2 del código de procedimiento Penal, impugnando el Auto de Vista de 27 de mayo de 2008, cursante a fs. 130 a 132 vta., pronunciado por la Sala Penal Tercera del Distrito Judicial de Cochabamba, dentro del proceso penal de acción pública seguido a instancias del Ministerio Público, en contra de la recurrente, por la comisión del delito de Tráfico de Sustancia Controladas previsto y sancionado por el art. 48 con relación al art. 33 - m) de la Ley Nº 1008.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.-

Magistrada Relatora: Dra. Silvana Rojas Panoso

Fdo. Ma. Lourdes Bustamante R.

Fdo. Silvana Rojas Panoso

Fdo. Willam E. Alave Laura

Proveído.- Angélica Sánchez Rojas Secretaria de Cámara de la Sala Penal Liquidadora

Libro Tomas de Razón 1/2012

?? ?? ?? ??