SALA PENAL LIQUIDADORA

Auto Supremo Nº: 096/12

Fecha : Sucre, 5 de junio de 2012

Expediente : 89/08

Distrito : Santa Cruz

Partes : Ministerio Público c/Gualberto Ticona Mariscal

Delito : Transporte de Sustancias Controladas

Recurso :Casación


VISTOS: (Del recurso en cuestión)

El Recurso de Casación planteado por Gualberto Ticona Mariscal a través de su defensor de oficio, de fs. 162 a 164 vta., impugnando el Auto de Vista Nº 11 de 11 de febrero de 2008, cursante a fs. 156 y 157 de obrados, pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso penal seguido a instancias del Ministerio Público, en contra del ahora recurrente, por la presunta comisión del delito de Transporte de Sustancias Controladas previsto y sancionado por el art. 55 de la Ley Nº 1008, los antecedentes, y;

CONSIDERANDO: (Circunstancias Procesales)

Que, en fecha 29 de agosto de 2007, el Ministerio Público presentó Acusación formal contra Gualberto Ticona Mariscal, por la comisión del delito de Transporte de Sustancias Controladas previsto y sancionado en el art. 55 de la Ley Nº 1008, en mérito a esta acusación el Juzgado Quinto de Sentencia del departamento de Santa Cruz, una vez sustanciado el juicio oral mediante Sentencia Nº 54 de 27 de noviembre de 2007 (fs. 131 a 142), declara a Gualberto Ticona Mariscal, autor y culpable de la comisión del delito de Transporte de Sustancias Controladas previsto y sancionado por el art. 55 de la Ley Nº 1008, imponiéndole la pena de 8 años de presidio a cumplir en el Centro Penitenciario de "Palmasola", a demás de multa de 150 días a razón de bs.- 1 por día más costas a fijarse en ejecución de Sentencia .

Que, ante esta Sentencia Gualberto Ticona Mariscal, mediante memorial de 17 de diciembre de 2007 (fs. 146 a 148 vta.), interpone Recurso de Apelación Restringida, mismo que previo el cumplimiento del procedimiento establecido por el Código de Procedimiento Penal, en fecha 11 de febrero de 2008, la Sala Penal Segunda de la Corte Superior de Justicia del Distrito de Santa Cruz, dicta Auto de Vista declarando Improcedente el recurso formulado por Gualberto Ticona Mariscal.

Notificado con el Auto de Vista al recurrente, mediante memorial presentado en fecha 19 de marzo de 2008, recurre de Casación contra el Auto de Vista Nº 11 de fecha 11 de febrero de 2008.

CONSIDERANDO: (Fundamentos sobre el planteamiento de casación)

Que, del estudio del Recurso de Casación, se establecen como motivos del mismo, los siguientes:

Que, el Tribunal de alzada al momento de emitir el Auto de Vista recurrido no consideró que la Sentencia se basó en medios o elementos probatorios no incorporados legalmente al juicio o incorporados por su lectura en violación a las normas, realizando la descripción de las pruebas que estarían viciadas de ilegalidad.

Señala que, a momento de dictarse la Sentencia no se tomó en cuenta lo establecido por la Constitución Política del Estado en su art. 16 num. 1 y 2) que señala: "1) Se presume la inocencia del Encausado mientras no se pruebe su culpabilidad y 2) El derecho de defensa de la persona es inviolable", ya que todo imputado será considerado inocente y tratado como tal en todo momento, mientras no se declare su culpabilidad en Sentencia ejecutoriada; esto referido a que la carga de la prueba corresponde a los acusadores prohibiéndose toda presunción de culpabilidad y si la prueba ha sido obtenida ilícitamente o se pretende introducir por su lectura viola los pasos del debido proceso que constituye defecto absoluto.

Invoca como precedente contradictorio el Auto Supremo Nº 398 de 25 de junio de 2001, dictado dentro del proceso penal seguido contra Franklin Adalid Miranda por el delito de Asesinato.

Finalmente conforme a los antecedentes y fundamentos señalados supra, solicita se anule totalmente la Sentencia y se disponga la reposición del juicio por otro Tribunal.

CONSIDERANDO: (Procedibilidad ante un recurso de casación)

Que, sobre la Casación, Roxin emite un criterio conceptual afirmando que: "La Casación es un recurso limitado. Permite únicamente el control in iure. Esto significa que la situación de hecho fijada en la sentencia es tomada como ya establecida y sólo se investiga si el Tribunal inferior ha incurrido en una lesión al Derecho material o formal". Gian Antonio Micheli señala: "El Recurso de Casación da lugar, pues, a un nuevo examen (...) limitado a determinados vicios de la sentencia que deben ser hechos valer por la parte interesada a oponerlos; vicios que se refieren propiamente al juicio formulado por el juez en la actuación concreta del derecho objetivo en el caso concreto (errores in iudicando) o bien a la inobservancia de las normas que regulan el desenvolvimiento del proceso (errores in procedendo)".

Según prevé el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, el Recurso de Casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia (Ahora Tribunales Departamentales de Justicia) contrarios a otros precedentes pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema (Ahora Tribunal Supremo de Justicia), para ello se debe cumplir los siguientes requisitos de forma:

El precedente contradictorio deberá invocarse por el recurrente a tiempo de interponer la Apelación Restringida. La norma entiende que existe contradicción, cuando ante una situación de hecho similar, el sentido jurídico que le asigna el Auto de Vista recurrido no coincida con el precedente, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con el mismo alcance.

El art. 417 del Código de Procedimiento Penal, dispone que el Recurso de Casación debe interponerse dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto de Vista impugnado, ante la sala que lo dictó, la que remitirá los antecedentes a la Corte Suprema de Justicia.

En el recurso de Casación se deberá señalar la contracción en términos precisos y como única prueba admisible se acompañará copia del Recurso de Apelación Restringida en el que se invocó el precedente.

Lo elementos señalados precedentemente son de cumplimiento ineludible e inexcusable ya que estos requisitos determinaran la eficacia del planteamiento, y si bien nuestra normativa legal otorga el derecho a recurrir también exige requisitos que deben ser cumplidos, que ante la negligencia o su cumplimiento deberá disponerse su inadmisibilidad sin que pueda interpretarse ésta, como a la negación a su derecho a recurrir, es así que a partir de su cumplimiento este Tribunal recién podrá ingresar a considerar el recurso planteado.

CONSIDERANDO: (Cumplimiento de los requisitos formales)

Plazo.- La fecha desde la que corresponde computar el plazo de los 5 días para formular el Recurso de Casación corre desde el día siguiente a la notificación con el Auto de Vista Recurrido, en este caso a fs. 158 se encuentra dicha diligencia que data de 13 de marzo de 2008, ahora bien el recurrente formula su Recurso de Casación mediante memorial de 18 de marzo de 2008, con cargo de recepción de 19 de marzo del mismo año, cursante de fs. 162 a 164 vta., realizado el cómputo respectivo se establece que el recurso se encuentra dentro del plazo establecido.

Invocación de precedente contradictorio.- Continuando con el análisis de los datos procesales que informan esta causa y de los Autos Supremos citados como precedentes contradictorios al caso sub lite, se establecen las siguientes conclusiones de orden legal:

Que, el recurrente en primera instancia en su Apelación Restringida del otrosí tercero, invocó como precedentes contradictorios los Autos Supremos Nros. 176/04, 78/05, 398/01, y 372/04, empero en el Recurso de Casación no hace mención a estos; por lo tanto, no establece las supuestas contradicciones existentes entre la resolución que pretende se revea y los Autos Supremos indicados como precedentes contradictorios; olvidando que no basta manifestar que cumple con normas procedimentales, sin tomar en cuenta que los párrafos segundo y tercero del art. 417 del Código de Procedimiento Penal, dispone "en el recurso se señalará la contradicción en términos precisos ... El incumplimiento de estos requisitos determinara su inadmisibilidad"; aspectos que no fueron observados por el Recurrente; cuyo incumplimiento de los requisitos exigidos por los arts. 416 y 417 del Código Procesal Penal, deriva en la inadmisión de dicho recurso planteado, esto concordante con lo establecido por la Corte Suprema de Justicia a través de su línea jurisprudencial, citando al Auto Supremo Nº 176 de 9 de marzo de 2009.

Ahora bien en el Recurso de Casación se invoca un solo precedente contradictorio con relación a los invocados en la Apelación Restringida siendo este el Auto Supremo Nº 398 de 25 de junio del 2001, pero el recurrente en este caso simplemente se limita a realizar la transcripción de lo señalado por dicho Auto sin precisar la contradicción con el Auto de Vista recurrido. Otro elemento que hace que no se pueda considerar el Auto Supremo Nº 398/01 como precedente contradictorio es que a momento de su análisis no solo se debe tomar en cuenta los fundamentos jurídicos del fallo en el que se consigna el razonamiento del Tribunal, sino también debe considerarse el conjunto fáctico o hechos concretos que se han producido en el caso que motiva la interposición de un recurso, que tengan semejanza con los hechos y conclusiones a las que llegó el Tribunal en la Sentencia aludida, y de la confrontación con el caso de Autos se tiene que no existe identidad de elementos fácticos por consiguiente al no poderse establecer con claridad la contradicción en la que hubiese incurrido el Auto de Vista Nº 11 de 11 de febrero de 2008 emitido por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior de Justicia de Santa Cruz, este Máximo Tribunal de Justicia no puede entrar a considerar el recurso formulado.

POR TANTO: La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, de acuerdo con la facultad conferida por la Disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial, art. 8-II) de la Ley Nº 212, dispone conforme señala el art. 418 del Código de Procedimiento Penal, declarar INADMISIBLE el Recurso de Casación planteado por Gualberto Ticona Mariscal, cursante de fs. 162 a 164 vta., en el que impugna el Auto de Vista Nº 11 de 11 de febrero de 2008, cursante a fs. 156 y 157 de obrados, pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público contra el recurrente, por la comisión del delito de Transporte de Sustancia Controladas, previsto y sancionado por el art. 55 de la Ley Nº 1008.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.-

Fdo. MAGISTRADO RELATOR DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dr. William E. Alave Laura

Fdo. MAGISTRADA DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dra. Maria Lourdes Bustamante Ramírez

Fdo. MAGISTRADA DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dra. Silvana Rojas Panoso

Ante mi: Miguel Angel Romero Argote

Secretario de la Sala Penal Liquidadora