SALA PENAL LIQUIDADORA.

AUTO SUPREMO Nº.: 84/12

Fecha : Sucre, 21 de mayo de 2012

Expediente : 93/2008

Distrito : Cochabamba

Partes : Oscar Claros Rojas c/ Natalio Ramírez Ramos.

Delitos : Cheque en Descubierto y otros.


VISTOS: El Recurso de Casación de 25 de abril de 2008, interpuesto por Natalio Ramírez Ramos (fs. 361 a 363 vta.), impugnando el Auto de Vista de 22 de marzo de 2008 (fs. 346 a 348 vta), pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, dentro del proceso penal de acción privada seguido por Oscar Claros Rojas, por la comisión de los delitos de Cheque en Descubierto y Giro Defectuoso de Cheque, previstos y sancionados por el art. 204 y 205 respectivamente del Código Penal, sus antecedentes, y;

CONSIDERANDO I: Que, sustanciado el proceso por el Juzgado de Sentencia No 4 del Distrito Judicial de Cochabamba, se dictó la Sentencia de 31 de marzo de 2006 fs. (177 a 180 vta.), declarando a Natalio Ramírez Ramos, autor y responsable de la comisión del delito de Giro Defectuoso de Cheque previsto y sancionado por el art. 205 del Código Penal, imponiéndole la pena de tres años y seis meses de reclusión a cumplir en la Cárcel de San Sebastián Varones de esta ciudad, más el pago de costas, daños y perjuicios averiguables en ejecución de resolución en favor de la acusación particular y/o víctima. Más por la comisión del delito previsto y sancionado en el art. 204 del Código Penal Cheque en descubierto, se le absuelve en cumplimiento del art. 363 inc 2) de la Ley No 1970; sin costas ni temeridad, en cumplimiento del art. 364 del cuerpo Penal Adjetivo referido.

Que, notificados los sujetos procesales con la Sentencia de fs. 177 a 180 vta, Natalio Ramírez Ramos, mediante memorial presentado el 24 de abril de 2006 (fs. 185 a 193 vta.) interpone Recurso de Apelación Restringida, aludiendo lesión al debido proceso, y flagrante violación e inobservancia de lo dispuesto por el art. 45 de la Ley No 1768 de 10 de marzo de 1997, modificatorio del art. 204 del Código Penal; que, previo trámite de rigor establecido en el Código de Procedimiento Penal de fs. 346 a 348 vta., la Sala Penal Segunda de la Corte de Distrito de la ciudad de Cochabamba, dicta el Auto de Vista de fecha 22 de marzo de 2008 declarando improcedente el Recurso de Apelación Restringida deducido por el querellante Natalio Ramírez Ramos.

CONSIDERANDO II: Que, el Código de Procedimiento Penal, Ley Nº 1970 de 25 de marzo de 1999, en su art. 416 con claridad establece, que el Recurso de Casación procede para impugnar Autos de Vista emitidos por las Cortes Superiores de Justicia (actualmente Tribunales Departamentales de Justicia) contrarios a otros precedentes contradictorios pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema (actualmente Tribunal Supremo de Justicia); por otra parte, el articulado en análisis instituye, que el precedente contradictorio deberá invocarse por el recurrente a tiempo de interponer la Apelación Restringida; por último, la norma procesal prescribe, que se entenderá que existe contradicción, cuando ante una situación el sentido jurídico que le asigna el Auto de Vista no coincida con el del precedente, sea por haberse aplicado norma distinta o una misma norma con diversos alcances.

El plazo para interponer el Recurso de Casación es de 5 días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado y deberá ser presentado ante la Sala que lo dictó, en el Recurso deberá señalarse la contradicción con términos precisos y como única prueba admisible se acompañará copia del Recurso de Apelación Restringida en el que se invocó el precedente.

Es de entender, que el cumplimiento de estos requisitos es obligatorio e inexcusable, pues son éstos los que establecen los límites de competencia del Tribunal de Casación para tramitar el mismo y considerar la admisibilidad o inadmisibilidad del Recurso.

Ahora bien, el recurrente interpuso su Recurso de Casación dentro del término previsto por Ley, invocó los Autos Supremos Nº 22 de 14 de enero de 2003, No 47 de 28 de enero de 2003, y No 354 de 15 de junio de 2004 y Sentencias Constitucionales Nº 1020/2004, 1369/2004, 934/2003 entre otras, en calidad de precedentes, pero en cuanto a los Autos Supremos no señalan de manera clara y precisa las supuestas contradicciones entre los fallos citados con el Auto de Vista impugnado como lo ordena los arts. 416 tercera parte y 417 segunda parte del Código de Procedimiento Penal; es más, cita Autos supremos que no están de acorde con el ámbito civil y el tipo penal Cheque en Descubierto, por tanto no constituyen precedentes contradictorios a fin de establecer la base jurídica de oposición entre dicha resolución y la impugnada; en cuanto a las Sentencias Constitucionales, no son precedentes contradictorios establecidas en el art. 416 del Código de Procedimiento Penal.

Que la jurisprudencia establecida en los Autos Supremos N° 333 de 22 de julio de 2003 y 433 de 11 de octubre de 2006, entre otros, han establecido que en el Recurso de Casación "no es suficiente invocar el precedente, sino que este precedente debe guardar similitud con el hecho objeto del proceso en que se vota la decisión que se pretende rever, lo que importa es la relación de circunstancias y motivaciones, similitud en la naturaleza del hecho, las mismas disposiciones legales interpretadas y aplicadas u otras, y sentido jurídico diferente en la praxis y alcance de la norma sustantiva", que, con relación al valor de las Sentencias Constitucionales como precedentes contradictorios invocados para el caso concreto, los Autos Supremos Nº 141 de 10 de marzo de 2004, 153 de 17 marzo de 2003 y 132 de 18 de mayo de 2006 (Sala Penal Segunda) y 117 de 31 de enero de 2007 (Sala Penal Primera), han establecido lo siguiente: "....Que, en el caso de Autos, del examen de los actuados procesales, se establece que, el recurrente a tiempo de interponer apelación restringida así como el recurso de casación deducido no ha invocado ningún precedente válido pues las Sentencias Constitucionales cuyas fotocopias adjunta, no son precedentes al tenor del art. 416 del Código de Procedimiento Penal...", .

Que, el Recurso de Casación de ( fs. 361 a 363 ) de 25 de abril de 2008, interpuesto por Natalio Ramírez Ramos que impugna el Auto de Vista de 22 de marzo de 2008 fs. 346 a 348 vta, pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba no cumple con los requisitos formales exigidos para su admisión conforme lo previsto por los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal; omisión, que no puede suplirse de oficio por ser el sustento legal para su procedencia, por cuanto el recurrente se limita a observar que se vulneró norma procesal penal, que el accionar de los Tribunales de instancia ha sido presuntamente arbitraria y lesiva a la garantía del debido proceso, que como se dijo líneas arriba, debe señalar con términos claros y precisos la contradicción y la norma violada o la norma que se ha aplicado de manera distinta o la misma norma que se ha aplicado con diversos alcances; además, sin tener en cuenta que el Código de Procedimiento Penal ha restringido la interposición del Recurso de Casación a los casos en los que se debe uniformar jurisprudencia cuando existan precedentes contradictorios, deviniendo en consecuencia, la inadmisibilidad del Recurso de Casación planteado.

POR TANTO: La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en aplicación del art. 8- ll de la Ley Nº 212 de 23 de diciembre de 2011 y en la aplicación de la Norma Procesal contenida en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, declara: INADMISIBLE el Recurso de Casación interpuesto por Natalio Ramírez Ramos (fs. 361 a 363 vta.), impugnando el Auto de Vista de 22 de marzo de 2008 (fs. 346 a 348 vta), pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, dentro del proceso penal de acción privada seguido por Oscar Claros Rojas, por la comisión del delito de Giro Defectuoso de Cheque, previsto y sancionado por el art. 205 del Código Penal.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Fdo. MAGISTRADA RELATORA DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dra. Silvana Rojas Panoso

Fdo. MAGISTRADO DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dr. William E. Alave Laura

Fdo. MAGISTRADA DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dra. Maria Lourdes Bustamante Ramírez

Ante mi: Miguel Angel Romero Argote

Secretario de la Sala Penal Liquidadora