SALA PENAL LIQUIDADORA

AUTO SUPREMO No. : 75/12

Fecha : Sucre, 11 de mayo de 2012

Expediente : 99/2008

Distrito : La Paz

Partes : Ministerio Público y Raúl Jorge Navarro Salguero c/

Mauricio Menache Patiño.

Delito : Estafa y Estelionato.


VISTOS: El Recurso de Nulidad y Casación de 13 de marzo de 2008 interpuesto por Raúl Jorge Navarro Salguero (fs. 788 a 796), impugnando el Auto de Vista N° 971/07 de 3 de diciembre de 2007 (fs. 784 a 785), pronunciado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso penal de acción pública seguido por el Ministerio Público y Raúl Jorge Navarro Salguero contra Mauricio Menache Patiño, por los delitos de Estafa y Estelionato, previstos y sancionados por los arts. 335 y 337 del Código Penal, el Requerimiento Fiscal de fs. 809 a 810; los antecedentes, y;

CONSIDERANDO I: Que, sustanciado el proceso por el Juzgado Segundo de Partido en lo Penal Liquidador de la ciudad de La Paz dictó Sentencia de fecha 4 de junio de 2007 (fs. 756 a 765), mediante el cual declaró a Mauricio Menache Patiño absuelto de culpa y pena de los delito de de Estafa y Estelionato, previstos y sancionados por los arts. 335 y 337 del Código Penal, con costas a favor del absuelto.

La referida Sentencia fue apelada por Raúl Navarro Salguero a fs. 770 a 771 vta. y confirmada en su integridad por el Tribunal de alzada, Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz a través del Auto de Vista Nº 917/07 de 3 de diciembre de 2007 (fs. 784 a 785).

En ese contexto e impugnando el citado Auto de Vista, el querellante Raúl Jorge Navarro Salguero interpone Recurso de Nulidad o Casación de fs. 788 a 796 alegando:

1.- Que, el Auto de Vista incurre en inobservancia de las formas procesales, por lo que no se ha dado cumplimiento a lo preceptuado en lo establecido en los arts. 134 y 135 del Código de Procedimiento Penal de 1972 en el presente, no ha considerado en absoluto ningún medio de prueba, más aún, cuando la personalidad del imputado Menache es de un estafador, que utilizando el nombre de su madre, pretende deslindarse de responsabilidades penales, beneficiándose con dineros sólo él, ya que la madre nunca se enteró de estos hechos; señala que, en la Sentencia se encuentran sustanciales errores de fondo, más aún, cuando las consideraciones no son de índole legal y mucho menos se subsumen en la realidad de los acontecimientos históricos de los hechos punitivos, motivo de las premociones penales presentes, que el delito de estafa es un delito doloso de resultado patrimonial, además que la acción del procesado simplemente es el acto de defraudar con el fin de obtener una ventaja económica indebida y bajo estos elementos se produce el resultado .

2.- Señala que ante la falta de valoración de las pruebas por el juez de primera instancia se violó el art. 20 del Código Penal, pues Mauricio Menache Patiño subsume su conducta dentro de este postulado; por que como se ha fundamentado, los testigos de cargo que desfilaron ante estrados judiciales e indican que sin la ayuda manifiesta y dolosa de Mauricio Menache Patiño no se hubieran producidos los hechos antijurídicos que realizaron en fecha 04 de febrero de 2000, por lo que Mauricio Menache Patiño, conocido de su ilegal accionar participó en el hecho con conocimiento y voluntad; que, en cuanto a la fijación de la pena no se consideraron los arts. 37 y 38 del Código Penal, ya que el procesado Mauricio Menache Patiño al manejar los trámites obró con manifiesta voluntad dolosa, mintió sobre los trámites que realizaba y de la supuesta legalidad de los mismos, todo de acuerdo a la prueba documental presentada; existiendo así también daño al patrimonio tal cual lo establecen los arts. 335 y 337 del Código Penal concordantes con los arts. 228 y 229 del Código Penal, por lo que, la participación de Mauricio Menache Patiño es amplia y clara a la subsunción de los tipos penales.

Concluye solicitando, que de conformidad al art. 307 del Código de Procedimiento Penal de 1972 se Case la Resolución recurrida por ser evidente la violación de las leyes sustantivas acusadas, debiendo para tal efecto anular obrados hasta el vicio más antiguo.

CONSIDERANDO II: Que, así formulado el Recurso de Nulidad o Casación y de la revisión detallada del proceso, se establecen los siguientes hechos:

1.- Que, en base a la denuncia formulada de fs. 1 a 3 por Raúl Jorge Navarro Salguero en contra de Raúl Rodrigo Patiño Coca, María Rosa Patiño Coca y Mauricio Menache Patiño por la comisión de los delitos Estafa y Estelionato previstos y sancionados por los arts. 335 y 337 del Código Penal, hechos ocurridos el 4 de febrero de 2000, cuando los denunciados le transfirieron a Título de compra-venta un lote de terreno con una superficie de 380 m2, ubicado en la Calle 35 "B" Nº 353 Kallpani de la zona de Cota Cota de la ciudad de La Paz, se procedió a la elaboración de Diligencias de Policía Judicial, llegando a la conclusión, (fs. 74 a 81) que el móvil de los hechos estarían relacionados con factores que adecuan la conducta de los denunciados en contra de nuestro ordenamiento jurídico al haber obtenido beneficios económicos indebidos mediante engaños y artificios provocando perjuicio al denunciante, en vista que los predios de referencia no les corresponde. Por lo que, previo Requerimiento Fiscal de fs. 82, se dictó Auto Inicial de la Instrucción a fs. 84 en contra de Raúl Rodrigo Patiño Coca, María Rosa Patiño Coca y Mauricio Menache Patiño por la presunta comisión de los delitos de Estafa y Estelionato, previstos y sancionados por los arts. 335 y 337 del Código Penal.

2.- El co-imputado Raúl Rodrigo Patiño Coca presta su declaración indagatoria a fs. 131 y vta. y transcurrido el término previsto en el art. 171 del Código de Procedimiento Penal de 1972, previo Requerimiento Fiscal de ( fs. 274, 275 a 279 ) se dictó el Auto Final de la Instrucción de Procesamiento en contra de Mauricio Menache Patiño, por haberse seguido el Sumario en su rebeldía y haberse evidenciado suficientes indicios de culpabilidad en la comisión de los delitos previstos y sancionados en los arts. 335 (Estafa) y 337 (Estelionato) del Código Penal, expidiéndose el mandamiento de detención y la remisión de obrados al Juez de Partido en lo Penal para su juzgamiento; Auto Final de la Instrucción de Sobreseimiento Provisional a favor del imputado Raúl Rodrigo Patiño Coca por haber desvirtuado la imputación penal que pesaba en su contra y Auto Final de la Instrucción de extinción de la acción penal a favor de María Rosa Patiño Coca por muerte, conforme se acredita con el certificado de defunción de fs. 235.

A fs. 286 se radica la causa en el Juzgado Noveno de Partido en lo Penal de la ciudad de La Paz, se recibe la declaración confesoria del imputado de fs. 314 a 317 y de fs. 619 a 622, se instala la Audiencia de Apertura de Debates y Vista de la causa para el juzgamiento de Mauricio Menache Patiño, por la presunta comisión de los delitos previstos y sancionados en los art. 335 (Estafa) y 337 (Estelionato) del Código Penal. Finalizado su juzgamiento, fue absuelto de culpa y pena mediante Sentencia Nº 73/2007 de fecha 4 de junio de 2004 dictada por el Juez Segundo de Partido Liquidador de la Ciudad de La Paz según consta de fs. 756 a 765, Sentencia que fue apelada mediante memorial de fs. 770 a 771 vta; y confirmada por el Auto de Vista Nº 971/07 de 3 de diciembre de 2007 que corre de fs. 784 y 785, cuyo fallo fue impugnado mediante el Recurso de Casación de fs. 788 a 796 y que es objeto del presente análisis.

Recurso de Nulidad y Casación pasado en Vista Fiscal, de acuerdo a lo previsto en el art. 306 del Código de Procedimiento Penal de 1972 y el Ministerio Público, Requirió de fs. 809 y 810 porque se declare infundado el Recurso de Casación de fs. 788 a 796 de obrados.

CONSIDERANDO III: Que, del análisis de los hechos señalados, se establecen las siguientes consideraciones de derecho:

1.- En cuanto a la supuesta inobservancia de las formas procesales y violación de los arts. 134 y 135 del Código de Procedimiento Penal de 1972, falta a la verdad, porque de la revisión, lectura y análisis de la declaración testifical de fs. 627 a 631 de cargo, no se encuentra mérito para sustentar y sostener la acusación, en cuanto a las pruebas documentales, la principal de fs. 6 y 7 que versa sobre un documento privado de compra-venta debidamente reconocido ante Notario de Fe Pública, quien con el acto de reconocimiento da fe de quienes intervinieron en dicho negocio jurídico, con diafanidad se demuestra, que el procesado no intervino en el documento de compra-venta, mucho menos éste ha manifestado ser propietario de la cosa que se ha vendido; por lo que, en cuanto a este punto, tanto la Sentencia de primera instancia como el Auto de Vista, han admitido y valorado las pruebas de acuerdo a la convicción que los condujo a la verdad histórica de los hechos; es decir, tanto las pruebas de cargo y descargo, testifical y documental han sido admitidas y valoradas conforme a los arts. 134 y 135 del Código de Procedimiento Penal de 1972; por lo tanto, la Sentencia como el Auto de Vista se encuentran debidamente fundamentados.

2.- En cuanto a la violación del art. 20 del Código Penal tampoco es evidente pues, de la revisión, lectura y análisis de obrados, se evidencia que el procesado no ha realizado de modo indirecto, menos directo el hecho que se le imputa, pues no hay una relación de causalidad, para afirmar que existió engaño, error, disposición patrimonial y perjuicio cometido por el procesado, por lo que, su conducta no se adecua al tipo penal de Estafa, previsto y sancionado en el art. 335 del Código Penal; por otra parte, el procesado no ha realizado actos de disposición patrimonial alguna, es decir, no ha fingido ni afirmado ser dueño de bien inmueble alguno o que de ser propietario lo hubiere vendido dos veces o gravado como libres bienes litigiosos o estuvieren embargados ocultando el gravamen o la venta anterior, menos aún, haber vendido, gravado o arrendado como propios bienes ajenos; pues, no hay documento idóneo que curse en obrados que demuestre éste hecho , menos que es propietario o finge ser dueño de algo que no es de su propiedad, de lo que tampoco su conducta se adecua a lo establecido en el art. 337 del Código Penal; en síntesis, se tiene que Mauricio Menache Patiño no suscribió ningún documento de compra-venta dentro de lo investigado para atribuirle la venta de cosa ajena, menos aún, ha existido ardid, engaño o que se hubiere desplegado una serie de actos o artificios por parte de éste para hacer caer en error al querellante, por lo que, el Tribunal de Apelación en el Auto de Vista recurrido ha obrado conforme a Derecho, a las Reglas de la Sana Crítica, exponiendo los razonamientos en los que fundó su decisión para confirmar la Sentencia que absolvió de culpa y pena al encausado.

Consiguientemente, tanto la Sentencia Absolutoria cursante de fs. 756 a 765 dictada por el Juez Segundo de Partido en lo Penal Liquidador de la ciudad de La Paz, como el Auto de Vista Nº 971/07 que cursa de fs. 784 a 785 que confirmó el fallo apelado, dieron correcta aplicación de los arts. 134 y 135 obrando de acuerdo a lo instituido en los arts. 242, 244 y 290 del Código de Procedimiento Penal de 1972; por lo que, corresponde resolver el Recurso planteado en sujeción del art. 307-2) del Código de Procedimiento Penal de 1972.

POR TANTO: La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en aplicación del art. 8- ll de la Ley Nº 212 de 23 de diciembre de 2011, aplicando el art. 307-2) del Código de Procedimiento Penal de 1972, declara: INFUNDADO el Recurso de Casación de fs. 788 a 796, deducido por RAUL JORGE NAVARRO SALGUERO contra el Auto de Vista Nº 971/07 de 3 de noviembre de 2007 pronunciado por la Sala Penal Primera del Distrito Judicial de La Paz, en el proceso penal de acción pública seguido a instancias del Ministerio Público y Raúl Jorge Navarro Salguero contra Mauricio Menache Patiño, por la presunta comisión de los delitos de Estafa y Estelionato previstos y sancionados en los arts. 335 y 337 del Código Penal, con costas.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.-

Fdo. MAGISTRADA RELATORA DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dra. Silvana Rojas Panoso

Fdo. MAGISTRADO DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dr. William E. Alave Laura

Fdo. MAGISTRADA DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dra. Maria Lourdes Bustamante Ramírez

Ante mi: Miguel Angel Romero Argote

Secretario de la Sala Penal Liquidadora