SALA PENAL LIQUIDADORA

AUTO SUPREMO No .: 50/12

Fecha : 20 de abril del 2012

Expediente : 17/2008

Distrito : Oruro

Partes : Ministerio Público y Elvira Canaviri Estrada de Aiza

c/ Ana Torrico Flores y Otros

Delito : Robo Agravado y Receptación


VISTOS: El Recurso de Nulidad de 11 de diciembre de 2007 interpuesto por Ana Torrico Flores de Encinas (fs. 5383 a 5385), y el Recurso de Casación de 03 de enero de 2008 interpuesto por Elvira Canaviri Estrada de Aiza (fs. 5395 y 5396), ambos impugnando el Auto de Vista N° 127/2007 de 27 de noviembre de 2007 (fs. 5372 a 5376), pronunciado por la Sala Civil Familiar y Comercial Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, dentro del proceso penal de acción pública seguido por el Ministerio Público y Elvira Canaviri Estrada de Aiza contra Ana Torrico Flores, Guillermo Lucio Zambrana Góngora, Juan José Pérez Arias y Roque Bejarano Balderrama, por los delitos de Robo Agravado y Receptación, previstos y sancionados por los arts. 332-2) y 172 del Código Penal, el Requerimiento Fiscal de fs. 5416 a 5418; los antecedentes, y;

CONSIDERANDO I: Que, sustanciado el proceso por el Juzgado de Partido en lo Penal Liquidador N° 1 de la ciudad de Oruro-Bolivia, se dictó Sentencia de fecha 21 de julio de 2004 (fs. 4942 a 4947vta.), mediante la cual declaró a: 1) Ana Torrico Flores de Encinas, autora y culpable del delito de Robo Agravado, previsto y sancionado en el art. 332-2) del Código Penal, condenándola a cumplir una pena privativa de libertad de seis años de presidio a cumplir en la Cárcel Pública de "San Pedro", con costas a favor del Estado, así como el resarcimiento de daños civiles que serán regulados en Ejecución de Sentencia; 2) A Roque Bejarano Balderrama, autor y culpable del delito de Receptación previsto y sancionado en el art. 172 del Código Penal, condenándolo a una pena privativa de libertad de un año de reclusión a cumplir en la Cárcel Pública de "San Pedro", con costas a favor del Estado, así como el resarcimiento de daños civiles que serán regulados en Ejecución de Sentencia; 3) A Guillermo Lucio Zambrana Góngora se lo absuelve de pena y culpa del delito de Receptación previsto y sancionado en el art. 172 del Código Penal.

Con la Sentencia las partes fueron notificadas en el orden siguiente: El representante del Ministerio Público (fs. 4950), el acusado Guillermo Lucio Zambrana Góngora (fs. 4950), la querellante y parte civil Elvira Canaviri Estrada de Aiza (4950 vta.) y Ana Torrico Flores de Encinas (fs. 4958 vta.).

Que, la referida Sentencia fue apelada por: Roque Bejarano Balderrama a fs. 4952 (retirada a fs. 4957 por no estar notificado con la sentencia), por el Representante del Ministerio Público a fs. 4954, por Elvira Canaviri Estrada a fs. 4956 y por Ana Torrico Flores de Encinas a fs. 4960 y que el Tribunal de alzada, Sala Civil de la Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro mediante Auto de Vista Nº 001/2005 de 16 de febrero de 2005 (fs. 5055), Anula obrados hasta fs. 4957 vta.; reconducido el proceso, el imputado Roque Bejarano Balderrama es notificado con la sentencia mediante orden instruida (fs. 5300) quien recurre de apelación contra la Sentencia de fs. 5289, con lo que previo trámite y una serie de excusas la Sala Civil Primera dicta Auto de Vista N° 127/2007 de 27 de noviembre de 2007 en la que confirma la Sentencia en lo que respecta a la condena de Ana Torrico Flores de Encinas y la absolución de Guillermo Lucio Zambrana Góngora y revoca la sentencia en lo referente a la condena de Roque Bejarano Balderrama a quien lo absuelve de culpa y pena de la comisión del delito de Receptación previsto y sancionado por el art. 172 del Código Penal.

En ese contexto e impugnando el citado Auto de Vista, la procesada y la querellante formularon los Recursos de Nulidad y Casación en el orden siguiente:

1.- Ana Torrico Flores de Encinas, plantea el Recurso de Nulidad de fs. 5383 a 5385, alegando:

Que, la Juez A-quo de fs. 4942 a 4947 vta., dicta Sentencia Condenatoria en su contra, con la que se la notifica, cita y emplaza en fecha 11 de agosto de 2004, notificación que cursa a fs. 4958 vta., por lo que, recurre de Apelación a fs. 4960 y que luego se dicta Auto de Vista N° 001/2005 en fecha 16 de febrero de 2005, por el cual se anula obrados hasta fs. 4957, vale decir, se anula inclusive la notificación, citación y emplazamiento que se hace a mi persona con la sentencia.

Devuelto el expediente al juzgado de origen, la juez mediante fs. 5060 sólo ordena la notificación con la sentencia en forma personal al procesado Roque Bejarano, con cuya providencia se notifica sólo a su abogado patrocinante, y que recién se la notifica con el Auto de Vista recurrido a fs. 5378 en franca violación a su derecho de defensa cayendo en indefensión e infracción a lo dispuesto por el art. 96 del Código de Procedimiento Penal.

Al no tener conocimiento de la causa después del Auto de Vista que anula obrados hasta fs. 4957 vta. no interpuso recurso de apelación, ni tampoco se apersonó para fundamentar recurso alguno, mucho menos se notificó al defensor de oficio; empero, el Auto de Vista de fs. 5372 a 5376 se refiere a su apelación que había sido anulada, infringiendo o quebrantando de esa manera el art. 236 del Código de Procedimiento Civil aplicable por el art. 355 del Código de Procedimiento Penal de 1972.

El hecho que el Tribunal de apelación no hubiere controlado los defectos procedimentales de notificarle nuevamente con la sentencia por haberse anulado inclusive la diligencia de fs. 4958, hizo que se alejaran de lo dispuesto por el art. 252 del Código de Procedimiento Civil aplicable por el art. 355 del Código de Procedimiento Penal de 1972.

Señala, que el art. 297-6) del Código de Procedimiento Penal de 1972, constituye como una causal de nulidad a la falta de notificación legal del procesado con la sentencia, norma que concuerda con los arts. 355 de dicha norma procesal penal y 247 de la Ley de Organización Judicial, citando a su vez jurisprudencia emanada de la Corte Suprema de Justicia.

Por lo que, solicita se anule obrados hasta el vicio más antiguo (fs. 4957 vta.), vale decir, hasta que se le notifique con la Sentencia de fs. 4942 a 4947 vta., como lo determinan los arts. 96 y 99 del Código de Procedimiento Penal de 1972.

2.- Por otra parte, la querellante y parte civil Elvira Canaviri Estrada de Aiza, interpone Recurso de Casación de fs. 5395 a 5396, alegando:

Que, el Auto de Vista recurrido no está debidamente fundamentado y que ingresa a una flagrante violación de la Ley sustantiva de conformidad con el art. 296-1) y -3) del Código de Procedimiento Penal de 1972, pues la absolución de Guillermo Zambrana no corresponde, pues las pruebas demuestran que también él tuvo participación en los hechos, así se demuestra en todas las declaraciones testificales e incluso de la prueba aportada por los mismos procesados que entre ellos fueron confesando poco a poco a medida que la investigación continuaba, a ello se sumaron los testigos de cargo que narraron palabra por palabra todo lo que había ocurrido en esos trágicos y desesperados momentos para mi persona. Por último, es deber del Tribunal de Casación una revisión de oficio, así como hacer un análisis de todos los elementos probatorios aportados en el transcurso del proceso y valorarlos conforme a su experiencia y sana crítica y así podrá verse que el Tribunal de alzada no valoró la prueba aportada, tampoco puede dejarse de lado que los procesados a la fecha no se han preocupado en resarcir el daño ocasionado.

Finaliza pidiendo, se Case el Auto de Vista recurrido y sea con las formalidades de rigor.

CONSIDERANDO II: Que, así formulados los Recursos de Nulidad y Casación y de la revisión detallada del proceso, se establecen los siguientes hechos:

1.- Que, en base a la denuncia formulada a fs. 1 por Elvira Canaviri Estrada en contra los que resultaren autores del delito de robo de dinero en la suma de $us. 45.000.-, hecho ocurrido el martes 19 de septiembre de 2000 en horas de la mañana en las inmediaciones del Mercado Kantuta, se procedió a la elaboración de Diligencias de Policía Judicial, habiendo llegado a la conclusión en fs. 103 a 108 que Ana Torrico Flores de Encinas y Sonia Camacho Zurita son autoras del robo de dinero, denunciado en la suma de $us. 45.000.-. Por lo que, previo Requerimiento Fiscal de fs. 111 se dictó Auto Inicial de la Instrucción de fs. 112 en contra de Ana Torrico Flores de Encinas y Sonia Camacho Zurita por estar los hechos y su accionar en el ilícito previsto y sancionado en el art. 332-2) del Código Penal y que previo Requerimiento Fiscal de fs. 1003 se amplía el Auto Inicial de la Instrucción a fs. 1017 y vta., en contra de Juan José Pérez Arias, Roque Bejarano Balderrama, Morgan Velasco Tapia, Ramiro Helguero Castedo y Mario Alarcón Quenta por estar los hechos y su accionar en el ilícito previsto y sancionado en el art. 172 del Código Penal; la parte civil y víctima presenta su querella de fs. 113 a 114.

2.- Los imputados prestan sus declaraciones indagatorias a fs. 122 y vta., 165, 473 y vta., 1184 y vta., 1186 y vta., 1576 a 1577, 1578 y vta., y 1580 y vta., transcurrido el término previsto en el art. 171 del Código de Procedimiento Penal de 1972, previo Requerimiento Fiscal de fs. 2731 a 2736 y 2742 a 2745 vta. se dictó Auto Final de la Instrucción de Sobreseimiento Provisional a favor de los imputados Morgan Velasco Tapia, Mario Luis Alarcón Quenta y Ramiro Casto Helguero Castedo, por no existir suficientes indicios de culpabilidad en la comisión del delito tipificado en el art. 172 del Código Penal y Auto Final de la Instrucción de Procesamiento en contra Ana Torrico Flores de Encinas, Sonia Camacho Zurita, Guillermo Lucio Zambrana Góngora, Juan José Pérez Arias y Roque Bejarano Balderrama por existir suficientes indicios de culpabilidad en su contra en la comisión de los delitos de Robo Agravado y Receptación previstos y sancionados en los arts. 332-2) y 172 del Código Penal, disponiéndose la remisión de obrados al conocimiento del Juez de Partido Liquidador de Turno en lo Penal de la Capital para su juzgamiento en instancia.

A raíz de ello, radica la causa en el Juzgado de Partido Liquidador Nº 1 de Oruro - Bolivia y se dictó Radicatoria y Auto de Apertura de Proceso (fs. 2973 vta.) contra los imputados Ana Torrico Flores de Encinas, Sonia Camacho Zurita, Guillermo Lucio Zambrana Góngora, Juan José Pérez Arias y Roque Bejarano Balderrama, por los delito de Robo Agravado y Receptación previstos y sancionados por los arts. 332-2) y 172 del Código Penal, y finalizado su juzgamiento, mediante Sentencia cursante de fs. 4942 a 4947 dictada por la Juez de Partido en lo Penal Liquidador N° 1 de la ciudad de Oruro-Bolivia: Ana Torrico Flores de Encinas, fue declarada autora y culpable del delito de Robo Agravado, previsto y sancionado en el art. 332-2) del Código Penal, condenándola a cumplir una pena privativa de libertad de seis años de presidio a cumplir en la Cárcel Pública de "San Pedro"; Roque Bejarano Balderrama, fue declarado autor y culpable del delito de Receptación previsto y sancionado en el art. 172 del Código Penal, condenándolo a una pena privativa de libertad de un año de reclusión a cumplir en la Cárcel Pública de "San Pedro"; y a Guillermo Lucio Zambrana Góngora se lo absuelve de culpa y pena del delito de Receptación previsto y sancionado en el art. 172 del Código Penal, Sentencia que fue apelada por Roque Bejarano Balderrama a fs. 4952 (retirada a fs. 4957 por no estar notificado con la sentencia), por el Representante del Ministerio Público a fs. 4954, por Elvira Canaviri Estrada a fs. 4956 y por Ana Torrico Flores de Encinas a fs. 4960 (se anula hasta fs. 4957 vta.), por lo que, Roque Bejarano Balderrama interpone nuevo Recurso de Apelación a fs. 5289; Sentencia que la Sala Civil Primera mediante de Auto de Vista N° 127/2007 de 27 de noviembre de 2007 confirma en lo que respecta a la condena de Ana Torrico Flores de Encinas y la absolución de Guillermo Lucio Zambrana Góngora, revocando la Sentencia en lo referente a la condena de Roque Bejarano Balderrama a quien absuelve de culpa y pena de la comisión del delito de Receptación previsto y sancionado por el art. 172 del Código Penal, cuyo fallo es impugnado mediante los Recursos de Nulidad y Casación de fs. 5383 a 5385 y de 5395 a 5396 y son objeto del presente análisis.

Recursos de Nulidad y Casación que se pasaron en Vista Fiscal de acuerdo a lo previsto en el art. 306 del Código de Procedimiento Penal de 1972 y el Ministerio Público Requirió de fs. 5416 a 5418, en cuanto a los Recursos de Nulidad y Casación se los declare infundados por no haberse vulnerado los derechos de los recurrentes.

CONSIDERANDO III: Que, del estudio del proceso se infiere, que dictada la Sentencia de fs. 4942 a 4947 por la Juez de Partido en lo Penal Liquidador N° 1 de la ciudad de Oruro-Bolivia se notifica con ésta en la siguiente forma a: El representante del Ministerio Público (fs. 4950), el imputado Guillermo Lucio Zambrana Góngora (fs. 4950), la querellante y parte civil Elvira Canaviri Estrada de Aiza (4950 vta.) y Ana Torrico Flores de Encinas (fs. 4958 vta.); el imputado Roque Bejarano Balderrama no fue notificado, sin embargo, presenta Apelación de Sentencia a fs. 4952 que la retira a fs. 4957 por no estar notificado con la sentencia, por lo que la Sala Civil de la Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro mediante Auto de Vista Nº 001/2005 de 16 de febrero de 2005 (fs. 5055), anula obrados hasta fs. 4957 vta., para que se notifique personalmente al imputado Roque Bejarano Balderrama, por lo que la juez de la causa mediante Decreto de fs. 5060 ordena la notificación de éste de manera personal, acto que se cumplió con la diligencia de fs. 5300; más, no ordenó la notificación con la Sentencia a la co-imputada Ana Torrico Flores de Encinas porque al haberse anulado hasta fs. 4957, su notificación de fs. 4958 vta. y su Recurso de Apelación de fs. 4960 se los reputa como inexistentes, en otras palabras, la acusada Ana Torrico Flores de Encinas no ha sido legalmente notificada con la Sentencia de fs. 4942 a 4947, conforme lo manda el art. 96 del Código de Procedimiento Penal de 1972 con referencia al 297-6) del mismo Código, ya que por ser normas procesales de capital importancia, son de orden público y de cumplimiento obligatorio tal cual lo reconoce el art. 90 del Código de Procedimiento Civil aplicable al caso de Autos por imperio de los arts. 355 y 308 segunda parte del Código de Procedimiento Penal de 1972.

La Ley N° 1445 o Ley de Organización Judicial vigente cuando se tramitó la causa en su art. 247 establecía que: "Procederá la nulidad o reposición de obrados por falta de notificación con la sentencia".

Que, a la luz del art. 15 de la Ley de Organización Judicial (Ley N° 1445) los Tribunales de mayor jerarquía, de oficio, tienen obligación de revisar los procesos para comprobar si los jueces y funcionarios observaron los plazos y leyes que norman la tramitación y conclusión de los procesos, en tal virtud, el examen de antecedentes evidencia la falta de notificación legal de la procesada Ana Torrico Flores de Encinas con la Sentencia de fs. 4942 a 4947, lo cual constituye causal de nulidad al tenor del art. 297-6) del Código de Procedimiento Penal de 1972; en tal merito, corresponde disponer la nulidad de obrados hasta fs. 4957 vta. inclusive, hasta que se notifique con la Sentencia de fecha 21 de julio de 2004 (fs. 4942 a 4947) a la imputada Ana Torrico Flores de Encinas; por la forma de la Resolución no corresponde ingresar al examen del Recurso de Casación interpuesto por la querellante y parte civil Elvira Canaviri Estrada de Aiza cursante de fs. 5395 a 5396.

POR TANTO: La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en aplicación del art. 8- ll de la Ley Nº 212 de 23 de diciembre de 2011 y aplicando el art. 307-6) del Código de Procedimiento Penal de 1972, en desacuerdo con el Requerimiento Fiscal de fs. 5413 a 5415, de conformidad al art. 307-4) del Código de Procedimiento Penal de 1972; ANULA obrados hasta fs. 4957 vta. inclusive, hasta que se notifique legalmente con la Sentencia a la imputada Ana Torrico Flores de Encinas y a las partes procesales que no estén notificadas con la misma.

Así mismo, en cumplimiento al art. 17 inc. IV de la Ley del Órgano Judicial se dispone, la remisión del presente y antecedentes del proceso al Consejo de la Magistratura para los fines de Ley, al Ministerio Público bajo la probabilidad de la existencia de la comisión de un delito penal de orden público en cumplimiento a la Ley No. 004.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.-

Fdo. MAGISTRADA RELATORA DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dra. Silvana Rojas Panoso

Fdo. MAGISTRADO DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dr. William E. Alave Laura

Fdo. MAGISTRADA DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dra. Maria Lourdes Bustamante Ramírez

Ante mi: Miguel Angel Romero Argote

Secretario de la Sala Penal Liquidadora