SALA PENAL LIQUIDADORA

Auto Supremo Nº: 021/12

Fecha : Sucre, 19 de marzo de 2012

Expediente Nº : 69/2008

Distrito : Santa Cruz

Partes : Ministerio Público c/ Javier Jancko Pavia

Delito : Transporte de Sustancias Controladas

Recurso : Casación


VISTOS: (Del recurso en cuestión)

El Recurso de Casación planteado por Roger Guzmán Coronado, de fs. 171 a 174, impugnando el Auto de Vista Nº 21 de 20 de febrero de 2008, cursante de fs. 147 a 148 vta. de obrados, pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso penal seguido a instancias del Ministerio Público, en contra de Javier Jancko Pavia, por la comisión del delito de Transporte de Sustancias Controladas prevista y Sancionadas por el art. 55 de la Ley Nº 1008, los antecedentes, y;

CONSIDERANDO I: (Circunstancias Procesales)

Que, en fecha 15 de mayo de 2007, el Ministerio Público presenta Acusación formal contra Reynorio García Choque, Néstor Chambi Álvarez y Javier Jancko Pavia, por la comisión del delito de Transporte de Sustancias Controladas previsto y sancionado en el art. 55 de la Ley Nº 1008, en mérito a esta acusación el Tribunal de Sentencia de Buenavista, Provincia Ichilo del Departamento de Santa Cruz, dicta Auto de Apertura de juicio oral cursante a fs. 51, una vez sustanciado el juicio oral, mediante Sentencia de 10 de septiembre de 2007, se declara a Javier Jancko Pavia, absuelto de culpa y pena de la comisión del delito de Transporte de Sustancias Controladas.

Que, ante esta Sentencia el Ministerio Público, mediante memorial de 8 de octubre de 2007, interpone el Recurso de Apelación Restringida, recurso que previo el cumplimiento del procedimiento establecido por el Código de Procedimiento Penal, en fecha 20 de febrero de 2008, la Sala Penal Segunda de la Corte Superior de Justicia del Distrito de Santa Cruz, dicta Auto de Vista declarando Improcedente el Recurso formulado por el Ministerio Público.

Notificado con el Auto de Vista al recurrente, mediante memorial de fecha 3 de marzo de 2008 presentado el 4 del mismo mes y año, recurre de casación contra el Auto de Vista Nº 21 de fecha 20 de febrero de 2008.

CONSIDERANDO II: (Fundamentos sobre el planteamiento de casación)

Que, del estudio del Recurso de Casación, se establecen como motivos del mismo, los siguientes:

Que, el Tribunal de Apelación hubiera efectuado una apreciación de la norma con un alcance diverso, que no hubiera considerado que los encausados fueron encontrados en el interior del vehículo transportando 2.220 gramos de cocaína, tampoco tomó en cuenta las pruebas consistentes en las actas de incineración, pesaje de la droga e inspecciones que fueron incorporadas al juicio oral, inobservando los arts. 71, 171, 172, 173 y 333 inciso 3) del Código de Procedimiento Penal.

Señala que el Tribunal de Sentencia y posteriormente el Tribunal de alzada no motivaron adecuadamente las resoluciones según lo establece la previsión del art. 124 del Código de Procedimiento Penal, tampoco indicaron la valoración respectiva de cada uno de los elementos probatorios introducidos en el proceso penal.

Que, invoca como precedentes contradictorios los Autos de Vista fechados con 20 de febrero de 2008, 10 de noviembre de 2007 y 21 de diciembre de 2007, pronunciados por la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz.

Finalmente, conforme a los antecedentes y fundamentos señalados supra, Róger Guzmán Coronado, plantea Recurso de Casación sustentando su petitorio en lo determinado por los arts. 416 al 419 del Código de Procedimiento Penal, solicitando en consecuencia se proceda a dejar sin efecto el Auto de Vista Nº 21 de 20 de febrero de 2008.

CONSIDERANDO III: (Procedibilidad ante un recurso de casación)

Que, sobre la Casación, Roxin emite un criterio conceptual afirmando que: "La casación es un recurso limitado. Permite únicamente el control in iure. Esto significa que la situación de hecho fijada en la sentencia es tomada como ya establecida y sólo se investiga si el tribunal inferior ha incurrido en una lesión al Derecho material o formal. Gian Antonio Micheli señala que: "El recurso de casación da lugar, pues, a un nuevo examen (...) limitado a determinados vicios de la sentencia que deben ser hechos valer por la parte interesada a oponerlos; vicios que se refieren propiamente al juicio formulado por el juez en la actuación concreta del derecho objetivo en el caso concreto (errores in iudicando) o bien a la inobservancia de las normas que regulan el desenvolvimiento del proceso (errores in procedendo)

Según prevé el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, el Recurso de Casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia contrarios a otros precedentes pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema. El precedente contradictorio deberá invocarse por el recurrente a tiempo de interponer la apelación restringida. La norma entiende que existe contradicción, cuando ante una situación de hecho similar, el sentido jurídico que le asigna el Auto de Vista recurrido no coincida con el precedente, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con el mismo alcance. El art. 417 del Código de Procedimiento Penal. Dispone que el Recurso de Casación debe interponerse dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto de Vista impugnado, ante la sala que lo dictó, la que remitirá los antecedentes a la Corte Suprema de Justicia. En el Recurso se señalará la contracción en términos precisos y como única prueba admisible se acompañará copia del Recurso de Apelación Restringida en el que se invocó el precedente; por lo que el cumplimiento ineludible e inexcusable de estos requisitos determinará la eficacia del planteamiento, ya que si bien nuestra normativa legal otorga el derecho a recurrir también exige requisitos que deben ser cumplidos y ante la negligencia a su cumplimiento deberá disponerse su inadmisibilidad sin que pueda interpretarse ésta, como a la negación a su derecho a recurrir, es así que a partir de su cumplimiento este Tribunal recién podrá ingresar a considerar el Recurso planteado.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de los requisitos formales)

Que, el recurrente formula su Recurso de Casación mediante memorial de 3 de marzo de 2008, con cargo de recepción de 4 de marzo del mismo año, cursante a fs. 174 vta., cuando el recurrente fue notificado el 27 de febrero de 2008 (fs. 149), efectuado el cómputo de los cinco días dentro de los cuales debió de presentar dicho recurso, se establece que sí se cumplió con el término previsto por Ley.

Continuando con el análisis de los datos procesales que informan esta causa y de los Autos de

Vista citados como precedentes contradictorios al caso sub lite, se establecen las siguientes conclusiones de orden legal:

Que, el Fiscal de Materia de Sustancias Controladas, denunció las supuestas infracciones a la valoración de la prueba y la carencia de fundamentación de las Resoluciones de Instancia y justificando los agravios expuestos, invocó como precedentes contradictorios tres Autos de Vista, uno de 20 de febrero de 2008 y los otros dos de 10 de noviembre y 21 de diciembre ambos de la gestión de 2007, Autos emitidos en el Distrito Judicial de Santa Cruz, empero no estableció las supuestas contradicciones existentes entre la Resolución que pretende se revea y los Autos de Vista indicados como precedentes contradictorios; olvidando que no basta manifestar que cumple con normas procedimentales y que acreditaría los agravios referidos en el recurso, sin tomar en cuenta que los párrafos segundo y tercero del art. 417 del Código de Procedimiento Penal, dispone "en el recurso se señalará la contradicción en términos precisos ... El incumplimiento de estos requisitos determinará su inadmisibilidad"; aspectos que no fueron observados por el Ministerio Público; cuyo incumplimiento de los requisitos exigidos por los arts. 416 y 417 del Código Procesal Penal, deriva en la Inadmisión de dicho recurso planteado, esto concordante con lo establecido por la Corte Suprema de Justicia a través de su línea jurisprudencial, citando al Auto Supremo Nº 176 de 9 de marzo de 2009.

Que, de acuerdo al art. 417 del Código de Procedimiento Penal señala que se admitirá como única prueba, copia de la Apelación Restringida en el que se invocó el precedente, sin embargo de ello de la revisión de la prueba referida (Apelación Incidental), cursante de fs. 150 a 155, el recurrente no cumplió con el requisito señalado supra, fundando su omisión en el Auto Supremo Nº 595 de 26 de noviembre de 2003, cuando a la fecha los Autos Supremos Nº 133 de 15 de febrero de 2007, y 81 de 22 de febrero de 2011, cambiaron la interpretación y alcance del Auto Supremo Nº 595. Además queda totalmente claro que el Código de Procedimiento Penal establece claramente como requisito para poder ingresar a considerar el recurso se debe tener la presentación o invocación del precedente contradictorio a momento de la formulación de la Apelación Restringida que ante su incumplimiento deviene en la imposibilidad de que este Tribunal pueda entrar a considerar el Recurso de Casación.

POR TANTO: La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, de acuerdo con la facultad conferida por la Disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial, art. 8-

II) de la Ley Nº 212, dispone conforme señala el art. 418 del Código de Procedimiento Penal, declarar INADMISIBLE el Recurso de Casación planteado por Roger Guzmán Coronado, Fiscal de Sustancias Controladas, cursante de fs. 171 a 173, en el que impugna el Auto de Vista Nº 21 de 20 de febrero de 2008, cursante a fs. 147 y 148 vta. de obrados, pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso penal seguido contra Javier Jancko Choque y otros, por la comisión del delito de Transporte de Sustancias Controladas, previsto y sancionado por el art. 55 de la Ley Nº 1008.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Fdo. MAGISTRADO RELATOR DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dr. William E. Alave Laura

Fdo. MAGISTRADA DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dra. Maria Lourdes Bustamante Ramírez

Fdo. MAGISTRADA DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dra. Silvana Rojas Panoso

Ante mi: Giovana Zurita Quispe

Secretaría de la Sala Penal Liquidadora