SALA PENAL LIQUIDADORA

Auto Supremo Nº: 020/12

Fecha : Sucre, 19 de marzo de 2012

Expediente Nº : 87/2008

Distrito : La Paz

Partes : Lupe Nava de Rivera c/ Alejandro Asbun Farah

Delito : Cheque en Descubierto

Recurso : Casación


VISTOS: (Del Recurso en cuestión)

El Recurso de Casación planteado por Omar Alejandro Asbun Farah, de fs. 126 a 174, impugnando el Auto de Vista Nº 20 de 12 de marzo de 2008, cursante de fs. 114 a 116 de obrados, pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso penal seguido a instancias de Lupe Nava de Rivera, en contra del ahora recurrente, por la comisión del delito de Cheque en Descubierto, previsto y sancionado por el art. 204 del Código Penal, los antecedentes, y;

CONSIDERANDO I: (Circunstancias Procesales)

Que, en fecha 24 de julio de 2007, Lupe Nava de Rivera presenta acusación particular contra Omar Alejandro Asbun Farah, por la comisión del delito de Cheque en Descubierto previsto y sanciaonado en el art. 204 del Código Penal, en mérito a esta acusación el Juzgado Sexto de Sentencia en lo Penal dicta Auto de Apertura de juicio cursante a fs. 40, una vez sustanciado el mismo, mediante Sentencia de 20 de diciembre de 2007, se declara a Omar Alejandro Asbun Farah, autor de la comisión del delito de Cheque en Descubierto, sancionándolo con la pena de reclusión de tres años y seis meses.

Que, ante esta Sentencia Omar Alejandro Asbun, mediante memorial de 15 de enero de 2008, interpone el Recurso de Apelación Restringida, recurso que previo el cumplimiento del procedimiento establecido por el Código de Procedimiento Penal, en fecha 12 de marzo de 2008, la Sala Penal Segunda de la Corte Superior de Justicia del Distrito de La Paz, dicta Auto de Vista declarando Improcedente el Recurso de Apelación Restringida e Incidental formulado por el ahora recurrente, en consecuencia, confirma las Resoluciones Nos. 390 de 17 de diciembre de 2007 y 392 de 20 de diciembre del mismo año.

Que, notificado con el Auto de Vista el recurrente, mediante memorial de fecha 7 de abril de 2008, recurre de Casación contra el Auto de Vista Nº 20 de fecha 12 de marzo de 2008.

CONSIDERANDO II: (Fundamentos sobre el planteamiento de la Casación))

Que, del estudio del Recurso de Casación, se establecen como motivos del mismo, los siguientes:

Señala, que el Auto de Vista impugnado carece de una debida fundamentación, vulnerando el art. 124 del Código de Procedimiento Penal; asimismo, observa que en el segundo considerando el Tribunal de alzada señaló que no hubiera ejercido su derecho de reserva de apelación sobre la Sentencia Condenatoria, ni la aplicación pretendida con las normas acusadas de infringidas, cuando consta en el acta de registro de audiencia la reserva de apelación sobre el fallo. Con respecto a la falta de argumentación de la resolución, citó como precedentes contradictorios los Autos Supremos Nos. 512/2007 de 11 de octubre y 373/2006 de 6 de septiembre.

Argumenta, que el Auto de Vista recurrido no observó que la querellante no subsanó su acusación particular, ni mencionó los defectos observados en la querella anterior, contradiciendo lo establecido en el Auto de Vista N° 236/2006 de 4 de agosto de 2006, emitido por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, violando a la vez el art. 167 del Código de Procedimiento Penal; continúa sosteniendo que el Auto de Vista en su tercer Considerando determinó que en lo concerniente a la apelación sobre la Resolución Nº 390/2007 de 17 de diciembre que rechazó el incidente de nulidad de notificación, con el argumento que dicha apelación sobre este aspecto, no se encuentra consignado en el art. 394 del Código de Procedimiento Penal, contradiciendo con ello la jurisprudencia señalada en la Sentencia Constitucional Nº 0412/2007 de 22 de mayo de 2007, que indica que la Resolución que resuelve incidentes en el juicio oral puede ser apelada con la Sentencia.

Finalmente, conforme a los antecedentes y fundamentos señalados supra, Omar Alejandro Asbun Farah, plantea Recurso de Casación sustentando su petitorio en lo determinado por los arts. 416 y siguientes del Código de Procedimiento Penal, solicitando en consecuencia, se proceda a dejar sin efecto la Resolución Nº 20/2008 y el Auto Complementario de 27 de marzo de 2008, debiendo establecerse la doctrina legal aplicable en conformidad al art. 419 de la Ley Procesal Penal.

CONSIDERANDO III: (Procedibilidad ante un Recurso de Casación)

Que, sobre la Casación, Roxin emite un criterio conceptual afirmando que: "La casación es un recurso limitado. Permite únicamente el control in iure. Esto significa que la situación de hecho fijada en la Sentencia es tomada como ya establecida y sólo se investiga si el Tribunal inferior ha incurrido en una lesión al Derecho material o formal. Gian Antonio Micheli señala que: "El recurso de casación da lugar, pues, a un nuevo examen (...) limitado a determinados vicios de la sentencia que deben ser hechos valer por la parte interesada al oponerlos; vicios que se refieren propiamente al juicio formulado por el juez en la actuación concreta del derecho objetivo en el caso concreto (errores in iudicando) o bien a la inobservancia de las normas que regulan el desenvolvimiento del proceso (errores in procedendo)

Que, según prevé el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia contrarios a otros precedentes pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema. El precedente contradictorio deberá invocarse por el recurrente a tiempo de interponer la apelación restringida. La Norma entiende que existe contradicción, cuando ante una situación de hecho similar, el sentido jurídico que le asigna el Auto de Vista recurrido no coincida con el precedente, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con el mismo alcance. El art. 417 del Código de Procedimiento Penal dispone que el Recurso de Casación deba interponerse dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto de Vista impugnado, ante la Sala que lo dictó, la que remitirá los antecedentes a la Corte Suprema de Justicia. En el recurso se señalará la contradicción en términos precisos y como única prueba admisible se acompañará copia del Recurso de Apelación Restringida en el que se invocó el precedente; por lo que, el cumplimiento ineludible e inexcusable de estos requisitos determinará la eficacia del planteamiento, ya que si bien nuestra normativa legal otorga el derecho a recurrir también exige requisitos que deben ser cumplidos y ante la negligencia a su cumplimiento deberá disponerse su inadmisibilidad sin que pueda interpretarse esta, como a la negación a su derecho a recurrir, es así que a partir de su cumplimiento este Tribunal recién podrá ingresar a considerar el recurso planteado.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de los requisitos formales)

El recurrente formula su Recurso de Casación mediante memorial de 7 de abril de 2008, con cargo de recepción de la misma fecha, cursante a fs. 129 vta., cuando el recurrente fue notificado el Auto que resuelve su solicitud de Explicación, Complementación y Enmienda el 1 de abril de 2008 (fs. 120), efectuado el cómputo de los cinco días dentro de los cuales debió presentar dicho recurso, se establece que sí se cumplió con el término previsto por Ley.

Continuando con el análisis de los datos procesales que informan esta causa y de los Autos de vista citados como precedentes contradictorios al caso sub lite, se establecen las siguientes conclusiones de orden legal:

Que, el Auto Supremo Nº 512/2007 de 11 de octubre de 2007, versa sobre los delitos de acción pública de Uso Indebido de Influencias, Resoluciones Contrarias a la Constitución y a las Leyes, Incumplimiento de Deberes, Encubrimiento y Omisión de Denuncia, proceso dentro del cual se estableció doctrina legal aplicable sobre dos aspectos, el primero en cuanto a que los fallos deben contener la respectiva motivación de hecho y de derecho y el segundo aspecto relativo a la congruencia de la resolución.

Que, para considerar como precedente contradictorio un Auto de Vista dictado por las Cortes Superiores de Justicia (Tribunales Departamentales de Justicia) o por la Sala Penal de la Corte Suprema (Tribunal Supremo de Justicia), se debe cumplir con dos requisitos indispensables, el primero que dicho Auto haya sido invocado a momento de plantear la Apelación Restringida así lo establece el párrafo segundo del art. 417 del Código de Procedimiento Penal, así como la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia a través de los Autos Supremos Nº 447/04, 133/07 y 81/11. El segundo aspecto a considerar es la aplicabilidad del precedente contradictorio es mismo que debe tenerse en cuenta no sólo los fundamentos jurídicos del fallo en el que se consigna el razonamiento del Tribunal, sino también debe considerarse el conjunto fáctico o hechos concretos que se han producido en el caso que motiva la interposición de un recurso, que tengan semejanza con los hechos y conclusiones a las que llegó el Tribunal en la Sentencia aludida. Especificada la exigencia que deben cumplir los precedentes contradictorios se debe dejar claramente establecido que el Auto Supremo señalado como precedente contradictorio, no cumple con ninguno de estos dos aspectos ya que no fue invocado ni en la Apelación restringida como tampoco tiene aspectos fácticos similares.

Para mayor consideración del recurrente este Tribunal cumpliendo con la doctrina legal aplicable, analiza los aspectos denunciados, respecto a que la querellante cumplió con la primera parte del art. 204 del Código Penal y en cuanto a la observación referida a que la querella no hubiera sido subsanada, ésta no es evidente, consiguientemente no existe la vulneración del art. 376 num. 3) del citado Código Procesal Penal; porque la querellante Lupe Nava de Rivera conforme el memorial de fs. 23 a 24 vta, con la suma de "subsanación de lo observado y reitera querella y acusación particular", enmienda querella y vuelve a presentar Acusación por la supuesta comisión del delito de Cheque en Descubierto, con la advertencia de pago del monto que consigna el Giro de Cheque en Descubierto, cumpliendo asi con los requisitos exigidos para su presentación y no sólo avocándose al cumplimiento a la observación extrañada por Auto Interlocutorio de fs. 11.

A su vez, el Auto Supremo Nº 373/2006 de 6 de septiembre de 2006, versa sobre el delito de Estelionato, jurisprudencia que determina que los fallos de instancias deben ser fundamentados y congruentes entre la parte considerativa y resolutiva, interpretación que no contradice al presente proceso, porque esta causa contiene una adecuada motivación sobre los hechos, absolviendo cada uno de los puntos que fueron objetos de la Apelación Restringida, conforme a las normas legales establecidas en el ordenamiento jurídico penal y el hecho que se juzga es de acción privada. Por otro lado, la sanción impuesta fue en virtud a que la prueba judicializada en el juicio oral genera convicción sobre la responsabilidad penal del hecho endilgado, subsumiéndose su conducta en los elementos constitutivos del tipo penal contenido en el art. 204 del Código Sustantivo Penal claro así que el Tribunal de Alzada si bien aplica de forma correcta el Principio de la Prohibición de Reformatio In Peius, no se da curso a la Apelación Restringida planteada por la querellante en la que se solicitaba la ampliación de la pena.

Que, respecto a la Apelación contra la Resolución N° 390/2007 de 17 de diciembre, que declaró improbado el incidente de nulidad de notificación deducido, dispuso que la apelación incidental es viable contra las Resoluciones previstas en el art. 403 del Código de Procedimiento Penal, así como la Apelación Restringida, determinación que no constituye vulneración a norma legal alguna.

Que, conforme se señaló supra, en el Recurso de Casación se deberá señalar la contradicción en

términos precisos... El incumplimiento de estos requisitos determinará su Inadmisión, asimismo, es importante señalar que las Sentencias Constitucionales no configuran precedentes contradictorios in concreto, en ese sentido se ha pronunciado el Tribunal Supremo mediante sus Fallos Nos. 59/2004 de 5 de febrero de 2004, 141/2004 de 10 de marzo de 2004 y 339/2004 de 7 de junio de 2004 entre otros.

POR TANTO: La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, de acuerdo con la facultad conferida por la Disposición Transitoria Octava de la Ley del Órgano Judicial, art. 8-II) de la Ley Nº 212. Dispone conforme señala el art. 418 del Código de Procedimiento Penal, declarar INADMISIBLE el Recurso de Casación planteado por Omar Alejandro Asbun Farah, cursante de fs. 126 a 129, en el que impugna el Auto de Vista Nº 20/2008 y Auto Complementario de 27 de marzo de 2008, cursante de fs. 114 y 116 y 119. de obrados, pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso penal seguido contra el recurrente, por la comisión del delito de Cheque en Descubierto, previsto y sancionado por el art. 204 del Código Penal.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Fdo. MAGISTRADO RELATOR DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dr. William E. Alave Laura

Fdo. MAGISTRADA DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dra. Maria Lourdes Bustamante Ramírez

Fdo. MAGISTRADA DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dra. Silvana Rojas Panoso

Ante mi: Giovana Zurita Quispe

Secretaría de la Sala Penal Liquidadora