SALA PENAL LIQUIDADORA

Auto Supremo Nº: 001/12

Fecha : Sucre, 12 de marzo de 2012

Expediente Nº: 15/08.

Distrito : La Paz.

Partes : Cinthya Rosario Aranibar de Mier c/ Carmen del Rosario Radic Pimentel

Delito : Difamación, Injurias y Calumnias

Recurso : Casación


VISTOS.- El Recurso de Casación de fs. 209-219 interpuesto por Carmen del Rosario Radic Pimentel, impugnando el Auto de Vista Nº 286/2005 de fs.109-110 de 31 de octubre de 2005, pronunciado por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior de Distrito de La Paz dentro del proceso penal seguido en su contra por Cinthya Rosario Aranibar de Mier por la presunta comisión de los delitos de Difamación, Injurias y Calumnias, y;

CONSIDERANDO I.- Que, mediante Sentencia Nº 016/2005 de fecha 14 de mayo de 2005 cursante de fs. 65-70, el Juzgado Primero de Sentencia de la ciudad de La Paz, pronunció Sentencia Condenatoria en contra de Carmen del Rosario Radic Pimentel por la presunta comisión de los delitos de Difamación, Injurias y Calumnias, imponiéndole la sanción de prestación de trabajo de un año a ser cumplido bajo el control del Juez de Ejecución Penal, más la imposición de multa de doscientos cuarenta días a razón de cinco bolivianos por día, más el pago de costas y la reparación del daño moral a ser satisfecho a través de publicación en un medio de prensa escrita de circulación nacional de la parte dispositiva de la Sentencia.

Que, contra la referida Sentencia, la procesada, interpuso el Recurso de Apelación Restringida de fs. 75-76, siendo el mismo observado a través de Auto Interlocutorio de 26 de septiembre de 2005 por el que los Vocales de la Sala Penal Tercera de la Corte Superior de Justicia de la Ciudad de La Paz determinaron que el citado Recurso no cumplía con las disposiciones de los arts. 407 y 408 del Código de Procedimiento Penal, otorgando a la recurrente el plazo de tres días para corregir el Recurso bajo apercibimiento de rechazo, en función del art. 399 del similar cuerpo procesal.

Que, a través del escrito de fs. 100-106, la recurrente subsana lo observado por el Tribunal de Apelación, ratificándose en el recurso observado, además de aclarar y mejorar los fundamentos del mismo; en cuyo mérito, luego del trámite respectivo, la Sala Penal Tercera de la Corte Superior de Distrito de la Ciudad de La Paz, pronunció el Auto de Vista Nº 286/2005 de 31 de octubre de 2005 que declara Improcedente el Recurso interpuesto, confirmando la Sentencia impugnada en todas sus partes.

CONSIDERANDO II.- Que, a través del Recurso de Casación de fs. 209-219, la procesada Carmen del Rosario Radic Pimentel impugna el Auto de Vista Nº 286/2005 de 31 de octubre de 2005, al amparo del art. 370 nums. 2), 4), 5) y 6) del Código de Procedimiento Penal, solicitando se "revoque" (sic.) el Auto de Vista recurrido, además de "anular obrados" (sic.) y la nulidad del juicio por la concurrencia de defectos absolutos; a este efecto, la recurrente expresa ante este Tribunal de Casación los siguientes motivos en los que funda su Recurso:

Que la Sala Penal Tercera de la Corte Superior de Distrito de la Ciudad

de La Paz, resolvió el Recurso de Apelación Restringida sin responder ni evaluar los fundamentos del Recurso, siendo rechazado sin ningún tipo de fundamentación en lo concerniente a:

- La denuncia de violación del art. 370 nums. 2), 4) y 6) del Código de Procedimiento Penal;

- La denuncia sobre la inobservancia de la fundamentación de la Sentencia, falta de individualización de la prueba y valoración defectuosa de la prueba en vulneración del art. 370 nums. 2), 4) y 6) del Código de Procedimiento Penal;

- La denuncia de violación del art. 370 nums. 1) y 5) del Código de Procedimiento Penal por violación a la Ley sustantiva y falta de fundamentación en la Sentencia;

Que, la Sentencia infringe sus derechos constitucionales a partir

del Principio de Inocencia e Insuficiencia de Fundamentación de la Sentencia que implicaría la violación del art. 360 num. 3) del Código de Procedimiento Penal y que determinaría un defecto de la Sentencia conforme al art. 370 num. 5) y 6) del Código de Procedimiento Penal.

Que, la Sentencia resultaría contradictoria y también incurriría en el

defecto previsto por el art. 370 num. 5) del Código de Procedimiento Penal.

Que no existiría fundamentación de hechos y de derecho con relación al

delito de Calumnia; y

Que la Sentencia incurre en defectos insubsanables conforme el art. 413 del

Código de Procedimiento Penal.

CONSIDERANDO III.- Que, por disposición de la norma procesal contenida en el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, el Recurso de Casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia contrarios a otros precedentes pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema, para cuyo objeto, el precedente contradictorio debe ser invocado por el recurrente a tiempo de interponer la Apelación Restringida. A su vez, el art. 417 del similar cuerpo procesal prescribe que el Recurso de Casación debe ser interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto de Vista impugnando ante la Sala que lo dictó, señalando la contradicción en términos precisos, siendo admisible como única prueba una copia del Recurso de Apelación Restringida en la que se invocó el precedente.

Que, si bien es evidente de la revisión del Recurso de Apelación restringida cursante de fs. 100 a 106, que la recurrente, no invocó precedentes contradictorios consistentes en Autos de Vista pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o Autos Supremos pronunciados por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, sino que invocó en tal calidad las Sentencias Constitucionales Nos. 1668/2004-R, 119/2004-R y 757/2004-R, que por previsión de lo establecido por el art. 416 del Código de Procedimiento Penal no pueden ser invocados como precedentes contradictorios, es también evidente de la revisión del Recurso de Casación cursante a fs. 209-219, que además de haber sido interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto de Vista impugnado, la recurrente procedió a invocar Autos Supremos en apoyo de su denuncia de existencia de defectos absolutos que atentan contra sus derechos y garantías constitucionales y que versan sobre la admisión de oficio para la revisión de tales denuncias.

Que, si bien es evidente que, para la procedencia o admisibilidad del Recurso de Casación se deben cumplir con los requisitos previstos en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, es también evidente que en el marco de aplicación de los arts. 169 y 370 del Procedimiento Penal, éste ultimo que constituye el fundamento jurídico del Recurso, la revisión excepcional y de oficio procede cuando existen violaciones flagrantes al debido proceso y defectos absolutos de procedimiento o de la sentencia, como denuncia expresamente en el caso de Autos la parte recurrente, casos en los que corresponde disponer la Admisión del Recurso de Casación a efectos de verificar la existencia o no de los defectos absolutos expresa y concretamente denunciados.

POR TANTO.- La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia en cumplimiento del art. 8-II de la Ley Nº 212 de 23 de diciembre de 2011 y en aplicación de la Norma procesal contenida en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, declara: ADMISIBLE el Recurso de Casación interpuesto por Carmen del Rosario Radic Pimentel en contra del Auto de Vista Nº 286/2005 de 31 de octubre de 2005 pronunciada por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior de Justicia de la ciudad de La Paz.

Póngase a conocimiento de las Salas Penales de todos los Tribunales Departamentales de Justicia del Estado Boliviano, los antecedentes del caso para los efectos previstos en el art. 418 del Código de Procedimiento Penal.

Regístrese, hágase saber y cúmplase.

FDO. MAGISTRADA RELATORA DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA: Dra. Maria Lourdes Bustamante Ramírez

FDO. MAGISTRADA SALA PENAL LIQUIDADORA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA: Dra. Silvana Rojas Panoso

FDO. MAGISTRADO PRESIDENTE DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA: Dr. William E. Alave Laura


SALA PENAL LIQUIDADORA

Auto Supremo Nº: 001/12

Fecha : Sucre, 12 de marzo de 2012

Expediente Nº: 15/08.

Distrito : La Paz.

Partes :Carmen del Rosario Radic Pimentel c/ Cinthya Rosario Aranibar de Mier

Delito : Difamación, Injurias y Calumnias

Recurso : Casación

(DECLARA: Admisible)


VISTOS.- El Recurso de Casación de fs. 209-219 interpuesto por Carmen del Rosario Radic Pimentel, impugnando el Auto de Vista Nº 286/2005 de fs.109-110 de 31 de octubre de 2005, pronunciado por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior de Distrito de La Paz dentro del proceso penal seguido en su contra por Cinthya Rosario Aranibar de Mier por la presunta comisión de los delitos de Difamación, Injurias y Calumnias, y;

CONSIDERANDO I.- Que, mediante Sentencia Nº 016/2005 de fecha 14 de mayo de 2005 cursante de fs. 65-70, el Juzgado Primero de Sentencia de la ciudad de La Paz, pronunció Sentencia Condenatoria en contra de Carmen del Rosario Radic Pimentel por la presunta comisión de los delitos de Difamación, Injurias y Calumnias, imponiéndole la sanción de prestación de trabajo de un año a ser cumplido bajo el control del Juez de Ejecución Penal, más la imposición de multa de doscientos cuarenta días a razón de cinco bolivianos por día, más el pago de costas y la reparación del daño moral a ser satisfecho a través de publicación en un medio de prensa escrita de circulación nacional de la parte dispositiva de la Sentencia.

Que, contra la referida Sentencia, la procesada, interpuso el Recurso de Apelación Restringida de fs. 75-76, siendo el mismo observado a través de Auto Interlocutorio de 26 de septiembre de 2005 por el que los Vocales de la Sala Penal Tercera de la Corte Superior de Justicia de la Ciudad de La Paz determinaron que el citado Recurso no cumplía con las disposiciones de los arts. 407 y 408 del Código de Procedimiento Penal, otorgando a la recurrente el plazo de tres días para corregir el Recurso bajo apercibimiento de rechazo, en función del art. 399 del similar cuerpo procesal.

Que, a través del escrito de fs, 100-106, la recurrente subsana lo observado por el Tribunal de Apelación, ratificándose en el recurso observado, además de aclarar y mejorar los fundamentos del mismo; en cuyo mérito, luego del trámite respectivo, la Sala Penal Tercera de la Corte Superior de Distrito de la Ciudad de La Paz, pronunció el Auto de Vista Nº 286/2005 de 31 de octubre de 2005 que declara Improcedente el Recurso interpuesto, confirmando la Sentencia impugnada en todas sus partes.

CONSIDERANDO II.- Que, a través del Recurso de Casación de fs. 209-219, la procesada Carmen del Rosario Radic Pimentel impugna el Auto de Vista Nº 286/2005 de 31 de octubre de 2005, al amparo del art. 370 nums. 2), 4), 5) y 6) del Código de Procedimiento Penal, solicitando se "revoque" (sic.) el Auto de Vista recurrido, además de "anular obrados" (sic.) y la nulidad del juicio por la concurrencia de defectos absolutos; a este efecto, la recurrente expresa ante este Tribunal de Casación los siguientes motivos en los que funda su Recurso:

Que la Sala Penal Tercera de la Corte Superior de Distrito de la Ciudad

de La Paz, resolvió el Recurso de Apelación Restringida sin responder ni evaluar los fundamentos del Recurso, siendo rechazado sin ningún tipo de fundamentación en lo concerniente a:

- La denuncia de violación del art. 370 nums. 2), 4) y 6) del Código de Procedimiento Penal;

- La denuncia sobre la inobservancia de la fundamentación de la Sentencia, falta de individualización de la prueba y valoración defectuosa de la prueba en vulneración del art. 370 nums. 2), 4) y 6) del Código de Procedimiento Penal;

- La denuncia de violación del art. 370 nums. 1) y 5) del Código de Procedimiento Penal por violación a la Ley sustantiva y falta de fundamentación en la Sentencia;

Que, la Sentencia infringe sus derechos constitucionales a partir

del Principio de Inocencia e Insuficiencia de Fundamentación de la Sentencia que implicaría la violación del art. 360 num. 3) del Código de Procedimiento Penal y que determinaría un defecto de la Sentencia conforme al art. 370 num. 5) y 6) del Código de Procedimiento Penal.

Que, la Sentencia resultaría contradictoria y también incurriría en el

defecto previsto por el art. 370 num. 5) del Código de Procedimiento Penal.

Que no existiría fundamentación de hechos y de derecho con relación al

delito de Calumnia; y

Que la Sentencia incurre en defectos insubsanables conforme el art. 413 del

Código de Procedimiento Penal.

CONSIDERANDO III.- Que, por disposición de la norma procesal contenida en el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, el Recurso de Casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia contrarios a otros precedentes pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema, para cuyo objeto, el precedente contradictorio debe ser invocado por el recurrente a tiempo de interponer la Apelación Restringida. A su vez, el art. 417 del similar cuerpo procesal prescribe que el Recurso de Casación debe ser interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto de Vista impugnando ante la Sala que lo dictó, señalando la contradicción en términos precisos, siendo admisible como única prueba una copia del Recurso de Apelación Restringida en la que se invocó el precedente.

Que, si bien es evidente de la revisión del Recurso de Apelación restringida cursante de fs. 100 a 106, que la recurrente, no invocó precedentes contradictorios consistentes en Autos de Vista pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o Autos Supremos pronunciados por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, sino que invocó en tal calidad las Sentencias Constitucionales Nos. 1668/2004-R, 119/2004-R y 757/2004-R, que por previsión de lo establecido por el art. 416 del Código de Procedimiento Penal no pueden ser invocados como precedentes contradictorios, es también evidente de la revisión del Recurso de Casación cursante a fs. 209-219, que además de haber sido interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto de Vista impugnado, la recurrente procedió a invocar Autos Supremos en apoyo de su denuncia de existencia de defectos absolutos que atentan contra sus derechos y garantías constitucionales y que versan sobre la admisión de oficio para la revisión de tales denuncias.

Que, si bien es evidente que, para la procedencia o admisibilidad del Recurso de Casación se deben cumplir con los requisitos previstos en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, es también evidente que en el marco de aplicación de los arts. 169 y 370 del Procedimiento Penal, éste ultimo que constituye el fundamento jurídico del Recurso, la revisión excepcional y de oficio procede cuando existen violaciones flagrantes al debido proceso y defectos absolutos de procedimiento o de la sentencia, como denuncia expresamente en el caso de Autos la parte recurrente, casos en los que corresponde disponer la Admisión del Recurso de Casación a efectos de verificar la existencia o no de los defectos absolutos expresa y concretamente denunciados.

POR TANTO.- La Sala Penal Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia en cumplimiento del art. 8-II de la Ley Nº 212 de 23 de diciembre de 2011 y en aplicación de la Norma procesal contenida en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, declara: ADMISIBLE el Recurso de Casación interpuesto por Carmen del Rosario Radic Pimentel en contra del Auto de Vista Nº 286/2005 de 31 de octubre de 2005 pronunciada por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior de Justicia de la ciudad de La Paz. Póngase a conocimiento de las Salas Penales de todos los Tribunales Departamentales de Justicia del Estado Boliviano, los antecedentes del caso para los efectos previstos en el art. 418 del Código de Procedimiento Penal.

Regístrese, hágase saber y cúmplase.

Fdo. MAGISTRADA RELATORA DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dra. Maria Lourdes Bustamante Ramírez

Fdo. MAGISTRADO PRESIDENTE DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dr. William E. Alave Laura

Fdo. MAGISTRADA DE LA SALA PENAL LIQUIDADORA:

Dra. Silvana Rojas Panoso

Ante mi: Giovana Zurita Quispe

Secretaría de la Sala Penal Liquidadora