TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL SEGUNDA

AUTO SUPREMO Nº 287/2012-RA

Sucre, 12 de noviembre de 2012

Expediente : Cochabamba 103/2012

Parte Acusadora : José Luis Alfredo Dalence Vargas

Parte Imputada : Ángela Patricia Heredia Claure

Delitos : Difamación, Calumnia e Injuria

RESULTANDO

Por memorial presentado el 24 de octubre de 2012, cursante de fs. 349 a 352 vta., interpuesto por José Luis Alfredo Dalence Vargas, impugnando el Auto de Vista de 15 de octubre de 2012, cursante de fs. 284 a 286 vta., pronunciado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, dentro del proceso penal seguido por el recurrente contra Ángela Patricia Heredia Claure, por la presunta comisión de los delitos de Difamación, Calumnia e Injuria, previstos y sancionados en los arts. 282, 283 y 287 del Código Penal (CP).

I. ANTECEDENTES DEL PROCESO

De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:

I.1. El querellante José Luís Alfredo Dalence Vargas, señaló que desde tiempo atrás y en reiteradas oportunidades fue objeto de calumnias, injurias, difamaciones y amenazas de muerte por parte de Ángela Patricia Heredia Claure; en base a estos antecedentes, se desarrolló el juicio oral, y a la conclusión del mismo, el Juez de Partido en lo Penal y de Sustancias Controladas Liquidador del Distrito Judicial de Cochabamba, dictó Sentencia (fs. 166 a 176), declarando a Ángela Patricia Heredia Claure, absuelta de la acusación por los delitos de Difamación, Calumnia e Injurias, previstos y sancionados en los arts. 282, 283 y 287 del CP.

I.2. Notificadas las partescon la mencionada Sentencia, José Luís Alfredo Dalence Vargas, interpuso el recurso de apelación restringida conforme cursa de fs. 252 a 256, siendo resuelto dicho recurso mediante el Auto de Vista de 15 de diciembre de 2012 (fs. 284 a 286 vta.), pronunciado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia del Distrito Judicial de Cochabamba, por el que declaró improcedente el recurso y confirmó la sentencia apelada.

I.3. Contra el mencionado Auto de Vista, el querellante interpuso el recurso de casación que cursa de fs. 349 a 352 vta., que es motivo de autos.

II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN

De la atenta revisión del recurso de casación, se extrae como motivos del mismo, los siguientes:

El recurrente denuncia la vulneración de los arts. 298 del Código de Procedimiento Penal de 1972 (CPP.1972) y del Código de Procedimiento Penal vigente (CPP), señalando que de acuerdo al Auto Supremo 151 de febrero de 2007, la valoración de la prueba es de exclusiva competencia del Juez o Tribunal de Sentencia y que toda resolución debe ser fundamentada.

A continuación hace referencias generales sobre las características de derecho procesal, de los principios o reglas que rigen la actividad probatoria en el Código de Procedimiento Penal, reiterando su denuncia de vulneración del art. 171 con relación al art. 173, ambos del CPP, por parte del Juez de Sentencia. Sobre el particular, señala que la imputada Ángela Patricia Heredia Claure, presentó prueba literal de descargo consistente en fotocopias simples, que no han sido obtenidas conforme a procedimiento, y que a pesar de ello el Juez a quo como el Tribunal de apelación procedieron a valorarlas, razón por la que las objetó en el juicio; empero, "misteriosamente en el acta de audiencia no consta" como muchas cosas no constas ya que las modificaron a su gusto en forma parcializada a favor de la imputada" (sic).

Por otra parte, hace referencia a un memorial presentado ante el "Juez de Partido de la Niñez y Adolescencia", en el que la imputada hubiera realizado afirmaciones en su contra, las cuales constituirían otros delitos; no obstante, señala que el Juez de Sentencia no las tomó en cuenta, y absolvió indebidamente a la imputada, y el Tribunal de segunda instancia emitió Auto de Vista confirmando la Sentencia apelada, en franca contradicción con los argumentos esgrimidos en el acápite II.1 (Fundamentos jurídicos de la Resolución del Tribunal de alzada), en el que luego de hacer énfasis en el respeto al honor y dignidad de la persona humana, de manera "coincidente con el Juez Quinto de Sentencia, expresan que en la frase vertida en el memorial el cual fue público, no existe delito y que al expresar las mismas, la imputada antepuso el amor de madre" (sic); además, el Tribunal de apelación señaló que, el abogado patrocinante reconoció ser el autor de los términos utilizados en el referido memorial, por lo que tampoco existiría delito, afirmación que denota la falta de fundamentación jurídica en el Auto de Vista recurrido.

Agrega que, otro de los fundamentos por los que el Tribunal de alzada confirmó la Sentencia, está referido a que si bien hizo mención a la exclusión probatoria, no realizó reserva de recurrir, por lo que su derecho habría precluido, afirmación que resulta falsa, según señala, porque uno de los motivos del recurso de apelación restringida, es precisamente la desaparición de la grabación, cuyo contenido debía reflejar dicho extremo; sobre estos hechos, señala que el Juez de Sentencia es objeto de proceso disciplinario y penal, adjuntando prueba al respecto, lo que acredita que los reclamos los hizo oportunamente.

Finalmente, señala que el Tribunal de apelación "no mencionó lo que consta tanto en la Sentencia como en el acta de audiencia en que le llamó ladrón en forma reiterativa, nuevamente sindicándome de un nuevo otro delito..." (sic).

III. REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN

El art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; debiendo los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos
recursos que la norma adjetiva prevé, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.

En este contexto, el art. 416 del referido Código, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los ahora Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación tiene como función, que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia a fin de asegurar la vigencia del principio de igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art. 42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia.

Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 de la Ley Adjetiva Penal, cuales son:

i) Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.

Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.

iii) Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte, y por lo tanto, aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.

El precepto legal contenido en el citado art. 417 del CPP, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.

IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS

En el caso analizado, de la revisión de los antecedentes, se tiene que el recurso de casación fue presentado dentro del plazo de cinco días y ante la Sala que lo dictó, cumpliendo de esta manera con el art. 417 del CPP; ahora bien, luego del análisis correspondiente, en el acápite I de la presente Resolución, se consignó todos los argumentos expuestos por el recurrente, respecto a los cuales corresponde verificar el cumplimiento o no del requisito llamado de fondo; es decir, la cita del precedente contradictorio y la explicación en términos claros y precisos referidos a la posible contradicción, puesto que es obligación de las partes dentro del presente recurso, cumplir con las exigencias establecidas en los arts. 416 y 417 del CPP, a objeto de obtener de este Tribunal, un pronunciamiento sobre el fondo de las cuestiones planteadas:

Así, de la revisión del recurso y los motivos contenidos en el mismo, tenemos lo siguiente.

Se advierte que, el recurso de casación no contiene una expresión clara, precisa y fundamentada de los posibles agravios que el recurrente intenta denunciar, obligación que tiene trascendental importancia, pues desde ahí, partirá el análisis de contradicción a efectuarse en una resolución de fondo; por otra parte, tampoco cumplió con su obligación de invocar los precedentes que considera contradictorios para sustentar su recurso, y como lógica consecuencia de dicha falencia, tampoco precisó cual la situación de hecho similar y la contradicción que considera existente en relación a lo determinado en el Auto de Vista impugnado, con la consiguiente comparación de hechos similares, conforme a la exigencia establecida en el art. 416 del CPP, para que este Tribunal, en virtud a la competencia que le asigna el art. 419 del referido Código, con relación al art. 42 de la LOJ, en caso de ser evidente la denuncia efectuada, proceda a enmendar posibles errores y omisiones cometidas por el Tribunal de apelación, pues el recurrente, con una deficiente redacción, se limitó a realizar una ambigua exposición de hechos y antecedentes, sin precisión del o los agravios que considera existentes, y peor aún, sin que haya explicado en absoluto (en términos claros y precisos) la situación de hecho similar y cual la posible contradicción que pudiera existir entre el Auto de Vista impugnado con la doctrina legal establecida en otros Autos Supremos dictados por este Tribunal, requisitos ineludibles para decretar la admisibilidad del recurso de casación.

Al margen de la observación realizada, corresponde señalar que, siendo algunos de los actos presuntamente ilegales, cometidos por el Juez de Sentencia y confirmados luego por el Tribunal de apelación, el recurrente tenía la obligación de invocar los precedentes contradictorios a tiempo de interponer la apelación restringida, conforme manda el art. 416 del CPP; sin embargo, de la revisión del memorial de apelación restringida presentado por el ahora recurrente, el mismo que cursa de fs. 252 a 256 del expediente, se estable que no citó ningún
precedente contradictorio, incumpliendo el mandato expreso contenido en la norma referida, y de los requisitos establecidos que hacen admisible el recurso de casación a objeto de que este Tribunal ingrese al análisis del mencionado recurso; al margen de lo señalado, no es posible dejar de precisar que, el recurrente, además de incumplir con las exigencias establecidas para el recurso de casación, erróneamente funda su recurso en la violación del art. 298 del CPP.1972, lo que también, hace que su recurso devenga en inadmisible.

De lo expuesto, se establece que el recurso de casación deducido, no cumple con los requisitos exigidos por los arts. 416 y 417 del CPP, ello en razón a los fundamentos expresados.

POR TANTO

La Sala Penal Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad reconocida en el art. 418 del CPP, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por José Luis Alfredo Dalence Vargas, cursante de fs. 349 a 352 vta.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Firmado

Presidenta Mag. Dra. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrado Dr. Pastor Segundo Mamani Villca

Secretario de Sala Cristhian G. Miranda Dávalos

SALA PENAL SEGUNDA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA