TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL SEGUNDA

AUTO SUPREMO Nº 185/2012-RA

Sucre, 8 de agosto de 2012

Expediente : La Paz 75/2012

Parte Acusadora : Ministerio Público

Parte Imputada : Pedro Jesús Andaverez Cardón

Delito : Tráfico de Sustancias Controladas


RESULTANDO

El recurso de casación interpuesto por Pedro Jesús Andaverez Cardón, cursante de fs. 206 a 207, suscrito por Yuvinka Escalante Centellas, abogada patrocinante del imputado, quien no firmó el referido memorial, mediante el cual se impugna el Auto de Vista 28/2012 de 3 de abril, que cursa de fs. 191 a 200 vta., pronunciado por la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público contra el imputado, por la comisión del delito de Tráfico de Sustancias Controladas, previsto y sancionado por el art. 48 con relación al art. 33 inc. m) de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas (Ley 1008).

I. ANCECEDENTES DEL PROCESO

De la revisión de los antecedentes remitidos en casación se establece lo siguiente:

1. Yhilka Hinojosa Fernández, Fiscal de Materia de Sustancias Controladas, por requerimiento cursante de fs. 10 a 13, presentó acusación formal contra Pedro Jesús Andaverez Cardón, por la comisión del delito de Tráfico de Sustancias Controladas, mismo que fue radicado en el Tribunal Sexto de Sentencia de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, instancia donde a la conclusión del juicio oral se dictó la Sentencia 05/2011 de 18 de abril, cursante de fs. 136 a 139 vta., mediante la cual se declaró al imputado, autor de la comisión del delito de Tráfico de Sustancias Controladas, previsto y sancionado por el art. 48 de la Ley 1008 con relación al art. 8 del Código Penal (CP), imponiéndole la pena privativa de libertad de seis años y ocho meses de presidio.

2. Contra la citada Sentencia, Yhilka Hinojosa Fernández, Fiscal de Materia, por memorial cursante de fs. 154 a 155 vta., y Pedro Jesús Andaverez Cardón, por memorial cursante de fs. 163 a 165, respectivamente, interpusieron recurso de apelación restringida, que fueron radicados en la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, instancia que pronunció el Auto de Vista 28/2012, mediante el cual se dictó Sentencia condenatoria contra el imputado, declarándolo autor de la comisión del delito de Tráfico de Sustancias Controladas, previsto y sancionado por el art. 48 con relación al art. 33 inc. m) de la Ley 1008, imponiéndole la pena privativa de libertad de diez años, y con respecto al recurso de apelación restringida del imputado se lo declaró improcedente.

3. Notificadas las partes con el Auto de Vista, se interpuso el recurso de casación que es objeto de análisis.

 

II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN

Del examen del recurso de casación, se extrae los siguientes motivos:

Manifiesta que, el Tribunal Sexto de Sentencia, dictó Sentencia por la cual se le declaró autor del delito de Tráfico de Sustancias Controladas en grado de tentativa, condenándole a la pena privativa de libertad de seis años y ocho meses; ante esa determinación interpuso recurso de apelación restringida, invocando precedentes contradictorios, pero el mismo fue declarado improcedente, sin referirse en lo absoluto a los argumentos esgrimidos en su apelación y limitándose a realizar una relación de hechos.

El Auto de Vista impugnado, no consideraría en lo absoluto la mala valoración de la prueba por parte del Tribunal de Sentencia, que hubieran sido puntualizados en el recurso de apelación restringida. Al respecto, señala que los precedentes contradictorios que invocó, refieren con precisión que cuando se valoran las pruebas que no han sido producidas en juicio oral, no pueden ser sujeto a valoración para fundar una sentencia, menos si la prueba es base para determinar una condena.

Concluye afirmando que el Auto de Vista agravó su condena al determinar que su actuar se adecua al tipo penal de Tráfico de Sustancias Controladas, activando en su contra la reforma en perjuicio determinando una condena superior. Pide, que éste Tribunal Supremo, declare existente la contradicción entre los precedentes contradictorios y el Auto de Vista recurrido, pidiendo se deje sin efecto el fallo que dio origen al presente recurso y se dicte una nueva resolución de acuerdo a la doctrina existente.

III. REQUISITOS QUE DEBEN CUMPLIRSE PARA HACER VIABLE LA

ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN

El art. 394 del Código de Procedimiento Penal (CPP), reconoce a toda persona el derecho a recurrir precisando que "Las resoluciones judiciales serán recurribles...", esta norma legal se encuentra en estrecha concordancia con el art. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, más conocida como "Pacto de San José de Costa Rica", derecho fundamental que fue recogido por el art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE); de estas normas legales se deduce que las resoluciones judiciales son recurribles, debiendo el recurrente para su admisibilidad cumplir con ciertas formalidades de fondo y forma.

El Título V del Libro Tercero del Código de Procedimiento Penal, al reconocer el recurso de casación como medio de impugnar los Autos de Vista dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, exige al recurrente cumplir con los requisitos establecidos por los arts. 416 y 417 de la Ley Adjetiva Penal.

El primer párrafo del art. 394 del CPP, dispone que: "el derecho de recurrir corresponderá a quién le sea expresamente permitido por ley", de esta norma se infiere que, el derecho de impugnación en materia penal es de carácter personalísimo, que debe ser ejercido por quien tenga legitimidad para recurrir de una resolución judicial dictada en un juicio penal que le cause agravio, entre estos están el imputado, la parte acusadora, la víctima y en su caso el defensor público quien no requiere de mandato conforme dispone el art. 109 del CPP; por ello




corresponde precisar que un abogado particular carece de facultad para interponer recursos en representación de su defendido.

IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE LOS REQUISITOS DE

ADMISIÓN

Si bien el recuso de casación fue presentado dentro el plazo previsto por el art. 417 del CPP, pero no se cumplió con los restantes requisitos de admisibilidad, porque el recurrente se limitó a mencionar que, a tiempo de interponer el recurso de apelación restringida invocó precedentes contradictorios, sin precisar o identificar a los mismos; es más, elude por completo explicar en términos claros y positivos la contradicción que existiere entre el Auto de Vista impugnado con los pretendidos Autos Supremos. Debe entenderse que para la admisibilidad del recurso de casación no es suficiente invocar precedentes contradictorios en oportunidad de interponer el recurso de apelación restringida, lo imperioso y exigible es que el recurrente, además de invocar el precedente contradictorio en la oportunidad antes referida, debe en el recurso de casación explicar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado, para de esta forma cumplir el objetivo que tiene el recurso de casación cual es la de uniformar jurisprudencia con la preexistencia de precedentes contradictorios.

Del análisis del recurso de casación, se deduce que el mismo no fue firmado por el recurrente, porque antes de la firma del interesado se antepone una "P/", del que se infiere que la firma fue realizada por otra persona a su nombre y el recurso fue presentado por la abogada Yuvinka Escalante Centellas, quien en su condición de defensora particular no tiene facultad menos legitimación para recurrir de una resolución judicial dictada en proceso penal.

Por lo expuesto, al no haberse cumplido con los requisitos de admisibilidad, corresponde declarar la inadmisible el recurso de casación.

POR TANTO

La Sala Penal Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el art. 418 del CPP, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Pedro Jesús Andaverez Cardón, cursante de fs. 206 a 207, suscrito por Yuvinka Escalante Centellas, abogada particular del imputado.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Firmado

Presidenta Mag. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrado Dr. Pastor Segundo Mamani Villca

Secretario Sala Cristhian Miranda Dávalos

SALA PENAL SEGUNDA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA.