TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL SEGUNDA

AUTO SUPREMO Nº 162/2012-RA

Sucre, 16 de julio de 2012

Expediente : Cochabamba 57/2012

Parte Acusadora : Ministerio Público

Parte Imputada : Rubén Gliserio Sullca Venturo y Jorge Sosa Alarcón

Delito : Transporte de Sustancias Controladas


RESULTANDO

El recurso de casación interpuesto por Jorge Sosa Alarcón, cursante de fs. 135 a 137 vta., mediante el cual impugna el Auto de Vista de 2 de mayo de 2012, que cursa de fs. 119 a 123, pronunciado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público contra el recurrente y Rubén Gliserio Sullca Venturo, por la comisión del delito de Transporte de Sustancias Controladas, previsto y sancionado por el art. 55 de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas (Ley 1008).

I. ANTECEDENTES DEL PROCESO

De la revisión de los antecedentes remitidos en casación se establece lo siguiente:

1) Carola Claudia Mancilla Ballesteros, Fiscal de Materia de Sustancias Controladas, presentó acusación formal cursante de fs. 3 a 6, solicitando juicio inmediato contra Rubén Gliserio Sullca Venturo y Jorge Sosa Alarcón, por la comisión del delito de Transporte de Sustancias Controladas. Radicada la causa en el Juzgado de Instrucción Mixto, Liquidador y Cautelar de Aiquile del Distrito Judicial de Cochabamba, en el mismo se desarrolló la audiencia de preparación de juicio inmediato (fs. 12 y vta.) y concluida la misma el Juez dictó el Auto de Apertura de Juicio, disponiendo la remisión de la acusación pública más el ofrecimiento de prueba ante el Juez de Partido, Mixto y de Sentencia de Totora, autoridad que una vez recibidos los actuados procesales dictó el Auto de 22 de julio de 2011 (fs. 14 y vta.), mediante el cual radicó la causa y señaló audiencia de celebración de juicio, que logró instalarse el 3 de noviembre de ese año, conforme consta en el acta de registro de juicio oral cursante de fs. 78 a 83 vta.; concluido el juicio, dictó la Sentencia 01/11 de 3 de noviembre de 2011, que cursa de fs. 84 a 100 vta., mediante la cual se declaró a los imputados, autores de la comisión del delito de Trasporte de Sustancias Controladas, condenándoles a cada uno a la pena privativa de libertad de diez años de presidio.

2) Contra la citada Sentencia, Jorge Sosa Alarcón y Rubén Gliserio Sullca Venturo, por memoriales cursantes de fs. 103 a 105 vta. y fs. 109 a 111, respectivamente, interpusieron recurso de apelación restringida; remitido el proceso ante el Tribunal ad quem, dictó el Auto de Vista de 2 de mayo de 2012 (fs. 119 a 123), mediante el cual declaró PARCIALMENTE PROCEDENTES los recursos de apelación restringida interpuestos por Rubén Gliserio Sullca Venturo y Jorge Sosa Alarcón; consecuentemente, en previsión de lo dispuesto por el art. 414 del CPP, dictó nueva Sentencia,

declarando a los imputados, autores de la comisión del delito de Transporte de Sustancias Controladas, incurso en la sanción prevista por el art. 55 de la Ley 1008, condenándoles a cumplir la pena privativa de libertad de ocho años de presidio.

II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN

Del examen del recurso de casación, se extrae los siguientes motivos:

Se denuncia inobservancia y errónea aplicación de la ley sustantiva, defecto de la Sentencia previsto por el art. 370 inc. 1) del Código de Procedimiento Penal (CPP), porque la Sentencia no valoró circunstancias concomitantes existentes en el escenario del supuesto delito, que en su conjunto no acreditan la existencia de los elementos constitutivos del delito acusado; que en juicio se hubiera demostrado que se le está condenando sin elementos que demuestren su participación en el ilícito que se investiga; por ello, demostró que su conducta no conlleva ninguna autoría de ningún delito, sobre este motivo del recurso cita los Autos Supremos 148 de 2 de febrero de 2007, 383 de agosto de 2003, 520 de 21 de octubre de 2003 y 9 de 20 de marzo de 2006.

También, denuncia fundamentación insuficiente y contradictoria (con relación al valor otorgado a los elementos de convicción en los que basa la condena), defecto de Sentencia previsto por el art. 370 inc. 5) del CPP, reafirmando que el presente proceso contiene una fundamentación insuficiente y contradictoria con relación al valor otorgado a los elementos de convicción y de prueba; sobre este motivo del recurso cita al Auto Supremo 724 de 26 de noviembre de 2004 y a efectos de establecer que los Tribunales de Sentencia y apelación deben seguir la línea doctrinal vinculante establecida por este Tribunal, cita los Autos Supremos 314 de 25 de agosto de 2006, 242 de 6 de julio de 2006, 82 de 30 de enero de 2006, 14 de 26 de enero de 2006 y 256 de 26 de julio de 2006.

Concluye manifestando que, habiendo demostrado que no cometió ningún delito, y que estuviera demostrada la vulneración y errónea aplicación de la norma sustantiva, solicita se valore y se dicte Sentencia absolutoria a su favor en base a los fundamentos legales de hecho y derecho expuestos.

III. REQUISITOS QUE DEBEN CUMPLIRSE PARA HACER VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN

El primer párrafo del art. 394 del CPP, reconoce a toda persona el derecho a recurrir precisando que "Las resoluciones judiciales serán recurribles...", esta norma legal se encuentra en estrecha concordancia con el art. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, más conocida como "Pacto Internacional de San José de Costa Rica", derecho fundamental que fue recogido por el art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), que señala: "Se garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales"; de estas normas legales se deduce que las resoluciones judiciales son recurribles, debiendo el recurrente para su admisibilidad cumplir con ciertas formalidades de fondo y forma.





El Título V del Libro Tercero del Código de Procedimiento Penal, al reconocer el recurso de casación como el medio para impugnar los Autos de Vista dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, exige al recurrente cumplir con los requisitos establecidos por los arts. 416 y 417 del referido Código.

La primera parte del art. 417 del CPP, previene que el recurso de casación deberá interponerse dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto de Vista impugnado; de esta norma legal se infiere que el recurrente observando lo dispuesto por el art. 130 del referido Código, debe interponer el recurso de casación en el plazo de cinco días computables desde el día siguiente a su notificación.

La segunda parte de la norma citada, impone que: "En el recurso se señalará la contradicción en términos precisos y como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida en el que se invocó el precedente contradictorio"; esta parte de la norma impone al recurrente precisar la contradicción que existe entre el Auto de Vista que se objeta y el precedente contradictorio que se cita, para ello debe especificarse con términos claros y positivos la contradicción.

IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE LOS REQUISITOS DE ADMISIÓN

De las normas legales citadas en el acápite III de la presente Resolución, se concluye que el recurso de casación condiciona su admisión al cumplimiento de los siguiente requisitos, que se sintetiza en: a) El plazo para interponer el recurso que es de cinco días hábiles computables desde el día siguiente hábil de la notificación con el Auto de Vista; b) La citación del precedente contradictorio, precisando la situación del hecho similar y establecer el sentido jurídico contradictorio entre el precedente y el Auto de Vista que se impugna; y, c) El precedente debe ser invocado en oportunidad de la interposición del recurso de apelación restringida. El Tribunal Supremo de Justicia, en cumplimiento de la primera parte del art. 418 del CPP, debe examinar si se cumplieron con estos requisitos, para que declare admisible o inadmisible el recurso; esta labor tiene trascendental importancia a objeto de que este Tribunal pueda confrontar sobre la base de criterios ciertos y objetivos, la veracidad o no de cada uno de los motivos que hacen al recurso de casación.

En el caso de autos, el recurso de casación interpuesto por Jorge Sosa Alarcón, cumple con el primer requisito formal cual es el plazo para su interposición, esto porque fue notificado con el Auto de Vista impugnado, el 20 de junio de 2012, conforme consta en la diligencia que cursa a fs. 125 y presentó el recurso de casación el 28 de igual mes y año, tal cual consta en el cargo de recepción de fs. 135; es decir, dentro del plazo de los cinco días que le otorga la ley.

No obstante que el recurso de casación está presentado dentro de plazo, pero en el mismo el recurrente no cumplió con los restantes requisitos de admisibilidad, pues del texto del recurso se advierte que éste se limitó a intitular como primer motivo "inobservancia y errónea aplicación de la ley sustantiva", en cuyo acápite

repite similares argumentos expresados en el recurso de apelación restringida y hace una simple cita de los Autos Supremos 148 de 2 de febrero de 2007, 383 "de agosto" de 2003, 520 de 21 de octubre de 2003 y 9 de 20 de marzo de 2006, sin identificar ni precisar la ley sustantiva presuntamente inobservada o erróneamente aplicada; menos aún, explicar en términos claros y precisos la contradicción que existiría entre estas Resoluciones con el Auto de Vista que objeta; similar situación ocurre con el segundo motivo del recurso de casación que fue denominado "Fundamentación insuficiente y contradictoria", donde nuevamente repite los argumentos del recurso de apelación restringida y hace un detalle de los Autos Supremos 724 de 26 de noviembre de 2004, 314 de 25 de agosto de 2006, 242 de 6 de julio de 2006, 82 de 30 de enero de 2006, 14 de 26 de enero de 2006 y 256 de 26 de julio de 2006, sin efectuar ningún esfuerzo de explicar donde advierte fundamentación insuficiente o contradictoria, menos realizar la labor de identificar la posible contradicción del Auto de Vista impugnado con los Autos Supremos citados. Sobre el particular, es menester precisar que conforme disponen los arts. 416 y 417 del CPP, es obligación ineludible para el recurrente invocar en el momento de presentar el recurso de apelación restringida, el precedente contradictorio, y en casación explicar la contradicción del Auto de Vista impugnado con el precedente invocado; deber que no fue cumplido por el recurrente, quien se limitó a citar Autos Supremos sin establecer la contradicción existente con el Auto de Vista, por ello ante el incumplimiento de las normas legales precedentemente citadas, el presente recurso de casación deviene en
inadmisible.

POR TANTO

La Sala Penal Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el art. 418 del CPP, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Jorge Sosa Alarcón, cursante de fs. 135 a 137 vta.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Firmado

Presidenta Mag. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrado Dr. Pastor Segundo Mamani Villca

Secretario Sala Cristhian Miranda Dávalos

SALA PENAL SEGUNDA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA.