TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL SEGUNDA

AUTO SUPREMO Nº 153/2012-RA

Sucre, 9 de julio de 2012

Expediente : Potosí 33/2012

Parte acusadora : Elvira Andrade Taboada Vda. de Echalar

Parte imputada : Félix Rocha Delgado y Cristina Ruiz de Rocha

Delitos : Apropiación Indebida y Abuso de Confianza


RESULTANDO

Por memorial presentado el 19 de junio de 2012, cursante de fs. 178 a 190, Félix Rocha Delgado y Cristina Ruiz de Rocha, interponen recurso de casación impugnando el Auto de Vista 23 de 6 de junio de 2012, cursante de fs. 160 a 165 vta., pronunciado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, dentro del proceso penal seguido en su contra por Elvira Andrade Taboada Vda. de Echalar, por los delitos de Apropiación Indebida y Abuso de Confianza, previstos y sancionados por los arts. 345 y 346 del Código Penal (CP).

I. ANTECEDENTES DEL PROCESO

De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:

a) En mérito a la acusación particular (fs. 1 a 5 vta.), y desarrollada la audiencia de juicio, por Sentencia 7/2012 de 26 de marzo, cursante de fs. 100 a 118 vta., el Juez Segundo de Sentencia del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, declaró a Félix Rocha Delgado y Cristina Ruiz de Rocha, autores y culpables de la comisión de los delitos de Apropiación Indebida y Abuso de Confianza, previstos y sancionados por los arts. 345 y 346 del CP, condenándoles a cumplir la pena de un año y seis meses de reclusión, con costas y reparación del daño civil a favor de la querellante. Concediéndoles el perdón judicial conforme señala el art. 368 del Código de Procedimiento Penal (CPP).

b) Contra la mencionada Sentencia, los recurrentes formularon recurso de apelación restringida cursante de fs. 123 a 132, el que fue resuelto por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, mediante Auto de Vista 23 de 6 de junio de 2012, que cursa de fs. 160 a 165 vta., confirmando totalmente la Sentencia apelada.

c) Notificados los ahora recurrentes con dicho Auto de Vista el 13 de junio de 2012, conforme consta de la diligencia cursante a fs. 166 de obrados, plantearon el recurso de casación el 19 del mismo mes y año que es motivo.

II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN

Del recurso de casación, se extraen los siguientes motivos:

Como primer motivo de su recurso, denuncian el quebrantamiento del "derecho" a la seguridad jurídica por el Auto de Vista impugnado, señalando



que existe clara violación a derechos y garantías constitucionales que
derivan en la conculcación flagrante del "derecho" a la seguridad jurídica en
su vertiente del principio de legalidad, citando como precedentes los Autos Supremos 80 de 24 de mayo de 2005, "290/2005" y "226/2005", todos referidos a la violación de derechos y garantías que afectan al debido proceso.

Cómo segunda causal que motivó el recurso de casación, señalan que la calificación del delito en el proceso debe ser exacta, alegando defecto absoluto en la Sentencia 7/2012, afirmando la existencia de atipicidad relativa ya que en el caso concreto la querellante nunca entregó la tienda arrendada para que desde esa fecha tengan la obligación de devolver el dinero reclamado, indicando que para determinar la consumación y por ende la existencia o inexistencia del delito de Apropiación Indebida -al no existir fecha de conclusión del contrato de arrendamiento-, era imprescindible establecer en la jurisdicción civil, la fecha de culminación del contrato, señalando que la Resolución impugnada es contraria a los Autos Supremos 59 de 27 de enero de 2007 y 329 de 29 de agosto de 2006, ambos referidos a la calificación del tipo penal. Asimismo, añade que el Auto de Vista recurrido es contradictorio a los Autos Supremos 6 de 26 de enero de 2007 y 11 de 31 de enero de 2007, el primero referido a la motivación de los fallos y el segundo respecto a la defectuosa valoración de la prueba conforme al art. 370 inc. 6) del CPP, realizando una ampulosa fundamentación al respecto.

III. REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN

El art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos; debiendo los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.

En este contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los ahora Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación tiene como función, que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia a fin de asegurar la vigencia del principio de igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art.





42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia.

Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar

los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del CPP, cuales son:

i) Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.

Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.

iii) Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.

 

El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.

IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS

En el caso analizado, de la revisión de los antecedentes, se tiene que el recurso de casación fue presentado dentro del plazo de los cinco días siguientes a su notificación con el Auto de Vista impugnado y ante la Sala que lo dictó, cumpliendo de esta manera con la primera exigencia que señala el art. 417 del CPP; y al tratarse de un término que se computa en días es aplicable lo prescrito en el segundo párrafo del art. 130 de la Ley Adjetiva Penal que señala: "Los plazos determinados por días comenzarán a correr al día siguiente de practicada la notificación y vencerán a las veinticuatro horas del último día hábil señalado", computándose únicamente los días hábiles.



Ahora bien, luego del análisis correspondiente, en el acápite II de la presente Resolución, se han extractado y determinado cada uno de los motivos expuestos por los recurrentes, respecto a los cuales corresponde verificar el cumplimiento o no del requisito llamado de fondo, referido a la cita del precedente contradictorio y la explicación en términos claros y precisos sobre la posible contradicción:

Así, de la revisión del recurso y los motivos contenidos en el mismo, este Tribunal concluye:

Respecto a la denuncia en cuanto al quebrantamiento del derecho principio de la seguridad jurídica por el Auto de Vista impugnado, señalando que existe clara violación a derechos y garantías constitucionales que derivan en la conculcación flagrante de este principio, en su vertiente del principio de legalidad, la enunciación de estas denuncias no tienen respaldo fundamento sobre la afectación sufrida con la emisión del impugnado Auto de Vista y tan sólo se limitaron a transcribir fragmentos de los Autos Supremos 80 de 24 de mayo de 2005, "290/2005" y "226/2005", sin especificar ni señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y los mencionados Autos Supremos, obviando que el Código de Procedimiento Penal restringe el recurso de casación a los casos en los que se debe uniformar jurisprudencia por la existencia de precedentes contradictorios, por lo que priva a este Tribunal, abrir su competencia respecto a este motivo.

El segundo motivo del recurso, es el referido a la denuncia que la calificación del delito en el proceso debe ser exacta, alegando defecto absoluto en la Sentencia 7/2012, afirmando la existencia de atipicidad relativa, habiendo los recurrentes consignado en el memorial de recurso de casación Autos Supremos como precedentes contradictorios, señalando la contradicción que existiría entre éstos y el Auto de Vista impugnado, realizando la debida fundamentación, cumpliendo entonces con los presupuestos de admisibilidad del recurso de casación, pues identifica los posibles defectos de la Resolución recurrida y las disposiciones que erróneamente se hubieran aplicado; por lo que al haber observado lo dispuesto por el párrafo segundo del art. 416 del CPP, hace que este Tribunal declare admisible el presente recurso de casación en cuanto a este motivo.

De lo expuesto, se establece que corresponde declarar la admisibilidad del recurso de casación interpuesto por los recurrentes únicamente respecto al segundo motivo, ello en razón a los fundamentos expresados.

POR TANTO

La Sala Penal Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad reconocida por el art. 418 del CPP, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Félix Rocha Delgado y Cristina Ruiz de Rocha, cursante de fs. 178 a 190, únicamente respecto al segundo motivo del mismo.

En cumplimiento del segundo párrafo del citado artículo, por Secretaría de Sala hágase conocer a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia




del Estado Plurinacional, mediante fotocopias legalizadas, el Auto de Vista 23 de 6 de junio de 2012, y el presente Auto Supremo.

Regístrese, hágase saber y cúmplase.

Firmado

Presidenta Mag. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrado Dr. Pastor Segundo Mamani Villca

Secretario de Sala Cristhian Miranda Dávalos

SALA PENAL SEGUNDA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA