TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL SEGUNDA

AUTO SUPREMO Nº 129/2012-RA

Sucre, 18 de junio de 2012

Expediente : Cochabamba 41/2012

Parte Acusadora : Ministerio Público

Parte Imputada : Rut Mary Camperos Cabrera

Delito : Tráfico de Sustancias Controladas


RESULTANDO

El recurso de casación interpuesto por Rut Mary Camperos Cabrera, cursante de fs. 404 a 409 vta., mediante el cual impugna el Auto de Vista de 16 de marzo de 2012, que cursa de fs. 396 a 401 vta., pronunciado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público contra la recurrente, por la comisión del delito de Tráfico de Sustancias Controladas previsto y sancionado por el art. 48 con relación al art. 33 inc. m) de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas (Ley 1008).

I. ANTECEDENTES DEL PROCESO

De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:

1.- Carola Claudia Mancilla Ballesteros, Fiscal de Materia de Sustancias Controladas, presentó acusación contra Rut Mary Camperos Cabrera, por la comisión del delito de Tráfico de Sustancias Controladas; a consecuencia de la acusación, se celebró el juicio oral ante el Tribunal Cuarto de Sentencia del Distrito Judicial de Cochabamba, instancia que dictó la Sentencia 18/2011 de 2 de agosto, cursante de fs. 317 a 324 vta., mediante el cual declaró a Rut Mary Camperos Cabrera, autora y culpable de la comisión del delito de Tráfico de Sustancias Controladas, incurso en la sanción prevista por el art. 48 con relación al art. 33 inc. m) de la Ley 1008, imponiéndole la pena de diez años de presidio.

2.- Contra la citada Sentencia la imputada Rut Mary Camperos Cabrera, por memorial cursante de fs. 353 a 362, interpuso recurso de apelación restringida, recurso que mediante Auto de Vista de 16 de marzo, fue declarado PARCIALMENTE PROCEDENTE, disponiendo en sujeción al art. 413 último párrafo del Código de Procedimiento Penal (CPP), dictó nueva Sentencia declarando a la imputada autora del delito de Transporte de Sustancias Controladas tipificado por el art. 55 de la ley 1008, imponiéndola la pena de ocho años de presidio.

3.- Notificada con el Auto de Vista la imputada interpone el presente recurso de casación que es motivo de revisión.

II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN

Del examen del recurso de casación, se extrae como motivos del recurso, los siguientes:

Sobre la contradicción con el Auto Supremo 178 de 17 de mayo de 2006,


señala que el Auto de Vista establece que su conducta no se habría adecuado al delito de Tráfico de Sustancias Controladas sino al de Transporte, tomando en cuenta para ello la base fáctica de la acusación y en otro Auto Supremo que tiene similares características al precedente que invocó; concluye indicando sobre este motivo del recurso, que al no existir claridad sobre la existencia de la sustancia controlada, para aplicar correctamente el principio de especificidad correspondía anular el proceso con reposición del juicio oral y no fallar directamente imponiendo una Sentencia.

Con respecto al Auto Supremo 302 de 25 de agosto de 2006, afirma que la contradicción con el precedente subsistiría con relación a la fundamentación probatoria intelectiva; considera que el Tribunal de alzada no podía abstraerse de fundamentar adecuadamente algo que fue motivo de impugnación y que la labor del Tribunal no podía limitarse a la referencia de los aspectos de la modificación del tipo penal o el principio de especificidad resuelto en otro punto, por ello ratifica que existe ausencia de fundamentación intelectiva para aplicar una pena.

Invoca el Auto Supremo 431 de 15 de octubre de 2005, afirmando que en el pronunciamiento del Auto de Vista, se ha podido detectar, que el mismo hace mención en su primera parte a los fundamentos de la apelación restringida y posteriormente a lo concerniente a los incidentes y excepciones, copiando simplemente aspectos doctrinales y pronunciándose en forma incompleta sobre los otros aspectos impugnados, pero en cuanto a los defectos de sentencia establecidos por el art. 370 inc. 5) del CPP, soslaya su fundamentación.

También afirma, que existen otros defectos absolutos detectados que deben generar nuevo precedente, como sería el incumplimiento de deberes formales del Auto de Vista recurrido, que no se hubiera pronunciado adecuadamente sobre la apelación incidental, defecto que invalidarían la Resolución recurrida; finalmente señala que existiría vulneración del derecho a defensa y el debido proceso, reclamo sobre el cual el Tribunal de alzada no se hubiera pronunciado por no haberse escuchado el "CD" de forma adecuada.

Concluye solicitado que este Tribunal Supremo de Justicia admita el recurso y declare fundado el mismo dejando sin efecto el Auto de Vista impugnado, determinando la existencia de contradicción con los precedentes invocados, estableciendo nueva doctrina legal aplicable.

III. REQUISITOS QUE DEBEN CUMPLIRSE PARA HACER VIABLE

LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN

El art. 394 del CPP, reconoce a toda persona el derecho a recurrir precisando que "las resoluciones judiciales serán recurribles...", esta norma legal se encuentra en estrecha coherencia con el art. 8.2 inc. h) de la Convención Americana Sobre Derechos Humanos, más conocida como "Pacto de San José de Costa Rica", derecho fundamental que fue recogido por el art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), que señala: "se garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales"; de estas normas legales se deduce que las resoluciones judiciales dictadas en la jurisdicción ordinaria son recurribles, debiendo el
recurrente para su admisibilidad cumplir con ciertas formalidades de fondo y





forma.

El Título V del Libro Tercero del Código de Procedimiento Penal, al reconocer el recurso de casación como medio de impugnar los Autos de Vista dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, exige al recurrente cumplir con los requisitos establecidos por los arts. 416 y 417 de la Ley Adjetiva Penal.

- La primera parte del art. 417 del CPP, previene que el recurso de casación deberá interponerse dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto de Vista impugnado; de esta norma legal se infiere que el recurrente observando lo dispuesto por el art. 130 del referido Código, debe interponer el recurso de casación en el plazo de cinco días computables desde el día siguiente a su notificación.

- La segunda parte de la norma citada, impone que: "en el recurso se señalará la contradicción en términos precisos y como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida en el que se invocó el precedente"; esta parte de la norma impone al recurrente precisar la contradicción que existe entre el Auto de Vista que se objeta y el precedente contradictorio citado, para ello debe especificarse con términos claros y positivos la contradicción.

IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE LOS REQUISITOS DE ADMISIÓN

El recurso de casación condiciona su admisión al cumplimiento de los requisitos formales, que se sintetiza en: a) El plazo para interponer el recurso que es de cinco días hábiles computables desde el día siguiente hábil de la notificación con el Auto de Vista; b) La citación del precedente contradictorio, precisando la situación del hecho similar y establecer el sentido jurídico contradictorio entre el precedente y el Auto de Vista que se impugna; y, c) El precedente debe ser invocado en oportunidad de la interposición del recurso de apelación restringida. El Tribunal Supremo de Justicia, en cumplimiento de la primera parte del art. 418 del CPP, debe examinar si se cumplieron con estos requisitos, para que declare admisible o inadmisible el recurso; esta labor tiene trascendental importancia a objeto de que este Tribunal pueda confrontar sobre la base de criterios ciertos y objetivos, la veracidad o no de cada uno de los motivos que hacen al recurso de casación.

En el caso de autos, el recurso de casación interpuesto por Rut Mary Camperos Cabrera, cumple con el primer requisito formal cual es el plazo para interponer el recurso de casación, esto porque fue notificada con el Auto de Vista el 24 de mayo del 2012, conforme consta en la diligencia que cursa a fs. 402 y presentó el recurso de casación el 31 de mayo del mismo año, tal cual consta en el cargo de recepción de fs. 409 vta.;es decir, dentro del plazo de los cinco días que le otorga la ley.

Con respecto al requisito de fondo la recurrente explica la posible contradicción que existiría entre el Auto de Vista impugnado con los Autos Supremos 178 de 17 de mayo de 2006 y 302 de 25 de agosto de 2006, sobre la aplicación de la norma específica para no vulnerar el principio de legalidad y con respecto a la obligación

de fundamentación descriptiva e intelectiva de los medios probatorios; cumpliendo
entonces con los presupuestos de admisibilidad del recurso de casación, con respeto al primer y segundo motivo.

El tercer y cuarto motivo del recurso de casación, refieren a la contradicción que existiría entre el Auto de Vista impugnado con el Auto Supremo 431 de 15 de octubre de 2005, en lo que concierne a la Resolución del recurso de apelación incidental que planteó contra el Auto de 28 de julio de 2011, que desestima el incidente de nulidad y la excepción de falta de acción, advirtiendo además la existencia de defectos absolutos y vulneración del derecho a defensa y debido proceso en el Auto de Vista que resolvió la apelación incidental. La petición de la recurrente está orientada para que éste Tribunal se pronuncie sobre la decisión asumida en el Auto de Vista con relación al recurso de apelación incidental, situación inadmisible, pues el Tribunal de casación no tiene competencia para pronunciarse al respecto, por cuanto las resoluciones que resuelven las cuestiones enumeradas en el art. 403 del CPP, sólo son susceptibles de apelación incidental, sin ulterior recurso; por lo manifestado, teniendo presente que el art. 394 de la Ley adjetiva penal, dispone que las resoluciones judiciales serán recurribles sólo en los casos expresamente establecidos por este Código, estos dos motivos invocados por la recurrente devienen en inadmisibles.

POR TANTO

La Sala Penal Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el art. 418 del CPP, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Rut Mary Camperos Cabrera, únicamente respecto al primer y segundo motivo descritos en el acápite II de esta Resolución. En cumplimiento del segundo párrafo del citado artículo, por Secretaría de Cámara hágase conocer a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia del Estado, mediante fotocopias legalizadas: el Auto de Vista de 16 de marzo de 2012 y el presente Auto Supremo.

Regístrese, hágase saber y cúmplase.

Firmado

Presidenta Mag. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrado Dr. Pastor Segundo Mamani Villca

Secretario Sala Cristhian Miranda Dávalos

SALA PENAL SEGUNDA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA