TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL SEGUNDA

AUTO SUPREMO Nº 122/2012-RA

Sucre, 14 de junio de 2012

Expediente : Oruro 13/2012

Parte Acusadora : Ministerio Público

Parte Imputada : Hugo Cabezas Herrera

Delito : Fabricación de Sustancias Controladas


RESULTANDO

El recurso de casación interpuesto por Franz Zulmer Villegas Chávez, Fiscal de Sustancias Controladas, cursante de fs. 64 a 68 vta., mediante el cual impugna el Auto de Vista 09/2012 de 12 de marzo, que cursa de fs. 56 a 58, pronunciado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público contra Hugo Cabezas Herrera, por la comisión del delito de Fabricación de Sustancias Controladas previsto y sancionado por el art. 47 primera parte de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas (Ley 1008).

I. ANCECEDENTES DEL PROCESO

De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:

1.- El Ministerio Público a través del Fiscal de Sustancias Controladas, presentó acusación contra Hugo Cabezas Herrera, por la comisión del delito de Fabricación de Sustancias Controladas. A consecuencia de la acusación, en el Tribunal Segundo de Sentencia del Distrito Judicial de Oruro, se desarrolló el Juicio oral y concluido el desarrollo del proceso, pronunció la Sentencia 11/2011 de 4 de junio, cursante de fs. 31 a 37 vta., mediante el cual se declaró al imputado absuelto de culpa y pena, por no existir prueba suficiente para generar en el Tribunal convicción sobre la responsabilidad penal del acusado sobre la comisión del delito de Fabricación de Sustancias Controladas previsto y sancionado por el art. 47 primera parte de la Ley 1008.

2.- Contra la citada Sentencia, Teddy Ramiro Yapari Mendoza, Fiscal de Materia, por memorial cursante de fs. 40 a 43, interpuso recurso de apelación restringida; remitido el proceso ante el ad quem, ese Tribunal dictó el Auto de Vista 09/2012 de 12 de marzo (fs. 56 a 58), mediante el cual declaró IMPROCEDENTE el recurso de apelación restringida deducido por el representante del Ministerio Público, consiguientemente confirmó la Sentencia.

II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN

Del examen de los recursos de casación, se extrae los siguientes motivos:

Manifiesta que, en el recurso de apelación restringida acusó la existencia de defecto de la Sentencia previsto por el art. 370 inc. 5) del Código de Procedimiento Penal (CPP), por la falta de fundamentación además de incumplimiento del art. 124 del adjetivo citado; empero, dice que el Auto de Vista omitió la fundamentación sobre los aspectos que se impugnaron en el

recurso de apelación restringida, limitándose a confirmar la Sentencia pronunciada por el Tribunal de Sentencia con los defectos descritos, Resolución que sería contraria a la doctrina legal aplicable establecida por el Auto Supremo 84 de 1 de marzo de 2006.

Agrega que, las sentencias no pueden traducirse en una simple relación de hechos y de documentos, sino que deben contar con una fundamentación o motivación que desglose detalladamente las circunstancias que hayan sido objeto del juicio y una explicación precisa de las razones que llevaron al juzgador que la prueba aportada no fue suficiente para generar convicción sobre la responsabilidad penal del imputado, situación que no hubiera sido considerado por el Tribunal de alzada que convalida sin fundamentos la sentencia y no toma en cuenta los precedentes invocados en el recurso de apelación restringida, como son los Autos Supremos, 724 de 26 de noviembre de 2004, 349 de 28 de agosto de 2006, 256 de 26 de julio de 2006, 314 de 25 de agosto de 2006, 242 de 6 de julio de 2006, 82 de 30 de enero de 2006, 233 de 4 de julio de 2006 y 14 de 26 de enero de 2006.

También expresa que en el recurso de apelación restringida denunció que en la Sentencia existía valoración defectuosa de la prueba, situación que no es reparada en el Auto de Vista, contrariamente sin fundamentación da por cierto hechos inexistentes o confusos que no fueron debidamente demostrados ni siquiera por la prueba testifical de descargo; señala que hubo una defectuosa valoración de la prueba porque los juzgadores a tiempo de valorar la misma en su conjunto no explicaron con claridad porqué no creyeron en las declaraciones testificales vertidas por los testigos de cargo, además no hicieron uso de las reglas de la sana crítica, es decir según la lógica y dentro de ellas del principio de no contradicción y de los principios generales de la experiencia. Ratifica que sobre este agravio el Tribunal de alzada no tomó en cuenta los Autos Supremos 131 de 31 de enero 2007, 515 de 16 de noviembre de 2006, 438 de 15 de octubre 2005, 328 de 29 de agosto de 2006, 91 de 28 de marzo de 2006, 233 de 4 de julio de 2006, 196 de 3 de junio 2005 y 99 de 24 de marzo de 2005, invocados como precedentes.

Concluye pidiendo que el Tribunal Supremo de Justicia previa valoración de los antecedentes, dicte resolución estableciendo doctrina legal aplicable y deje sin efecto el Auto de Vista recurrido, consecuentemente ordene se dicte nuevo Auto de Vista.

III. REQUISITOS QUE DEBEN CUMPLIRSE PARA HACER VIABLE LA

ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN

El art. 394 del CPP, reconoce a toda persona el derecho a recurrir precisando que "las resoluciones judiciales serán recurribles...", esta norma legal se encuentra en estrecha concordancia con el art. 8.2 inc. h) de la Convención Americana Sobre Derechos Humanos, más conocida como "Pacto de San José de Costa Rica", derecho fundamental que fue recogido por el art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), que señala: "se garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales"; de estas normas legales se deduce que las resoluciones judiciales son recurribles, debiendo el recurrente para su admisibilidad cumplir con ciertas formalidades de fondo y forma.





El Título V del Libro Tercero del Código de Procedimiento Penal, al reconocer el recurso de casación como medio de impugnar los Autos de Vista dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, exige al recurrente cumplir con los requisitos establecidos por los arts. 416 y 417 de la Ley Adjetiva Penal.

- La primera parte del art. 417 del CPP, previene que el recurso de casación deberá interponerse dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto de Vista impugnado; de esta norma legal se infiere que el recurrente observando lo dispuesto por el art. 130 del referido Código, debe interponer el recurso de casación en el plazo de cinco días computables desde el día siguiente a su notificación.

- La segunda parte de la norma citada, impone que: "en el recurso se señalará la contradicción en términos precisos y como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida en el que se invocó el precedente contradictorio"; esta parte de la norma impone al recurrente precisar la contradicción que existe entre el Auto de Vista que se objeta y el precedente contradictorio citado, para ello debe especificarse con términos claros y positivos la contradicción.

IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE LOS REQUISITOS

DE ADMISIÓN

De las normas legales citadas en el acápite III, se concluye que el recurso de casación condiciona su admisión al cumplimiento de los siguiente requisitos, que se sintetiza en: a) El plazo para interponer el recurso que es de cinco días hábiles computables desde el día siguiente hábil de la notificación con el Auto de Vista; b) La citación del precedente contradictorio, precisando la situación del hecho similar y establecer el sentido jurídico contradictorio entre el precedente y el Auto de Vista que se impugna; y, c) El precedente debe ser invocado en oportunidad de la interposición del recurso de apelación restringida. El Tribunal Supremo de Justicia, en cumplimiento de la primera parte del art. 418 del CPP, debe examinar si se cumplieron con estos requisitos, para que declare admisible o inadmisible el recurso; esta labor tiene trascendental importancia a objeto de que este Tribunal pueda confrontar sobre la base de criterios ciertos y objetivos, la veracidad o no de cada uno de los motivos que hacen al recurso de casación

En el caso de autos, el recurso de casación interpuesto por el representante del Ministerio Público, cumple con el primer requisito formal cual es el plazo para interponer el recurso de casación, esto porque fue notificado con el Auto de Vista, el 7 de mayo de 2012, conforme consta en la diligencia que cursa a fs. 59 y presentó el recurso de casación el 11 de mayo, tal cual consta en el cargo de recepción a fs. 68 vta.; es decir, dentro del plazo de los cinco días que le otorga la ley.

El recurrente como primer motivo del recurso manifiesta que el Auto de Vista impugnado, es contradictorio al Auto Supremo 84 de 1 de marzo de 2006, referente a la vulneración del debido proceso en su elemento de falta de fundamentación; al respecto, si bien, se advierte que este precedente no fue

invocado en el recuso de apelación restringida conforme dispone el art. 416 del CPP; sin embargo existiendo denuncia sobre la vulneración del debido proceso que constituye defecto absoluto no susceptible de convalidación conforme dispone el art. 169 inc. 3) del CPP, este tribunal precautelando el respeto a los derechos y garantías constitucionales, considera pertinente disponer la admisión del recurso de casación a efectos de verificar sí la denuncia referida a la falta de fundamentación en el Auto de Vista, es o no evidente.

Asimismo el recurrente manifiesta que en Sentencia se incurrió en fundamentación insuficiente y en defectuosa valoración de la prueba y señala que, a momento de interponer el recurso de apelación restringida, invocó en calidad de precedentes contradictorios los Autos Supremos 724 de 26 de noviembre de 2004, 349 de 28 de agosto de 2006, 256 de 26 de julio de 2006, 314 de 25 de agosto de 2006, 242 de 6 de julio de 2006, 82 de 30 de enero de 2006, 233 de 4 de julio de 2006, 14 de 26 de enero de 2006, 131 de 31 de enero 2007, 515 de 16 de noviembre de 2006, 438 de 15 de octubre 2005, 328 de 29 de agosto de 2006, 91 de 28 de marzo de 2006, 233 de 4 de julio de 2006, 196 de 3 de junio 2005 y 99 de 24 de marzo de 2005, de los que hace un simple detalle conforme consta a fs. 66 vta. y 68, sin realizar el mínimo esfuerzo de explicar en términos claros y precisos la contradicción que existiere entre el Auto de Vista impugnado con los Autos Supremos invocados, labor ineludible que debe cumplir el recurrente para posibilitar la apertura de la competencia de este Tribunal. Por lo expuesto, al no haberse cumplido por parte del recurrente con los requisitos de admisibilidad, estos dos motivos del recurso devienen en inadmisibles.

POR TANTO

La Sala Penal Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el art. 418 del CPP, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Franz Zulmer Villegas Chávez, Fiscal de Sustancias Controladas, únicamente por el primer motivo descrito en el inc. 1) del acápite II de la presente Resolución. En cumplimiento del segundo párrafo del citado artículo, por Secretaría de Sala hágase conocer a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia del Estado, mediante fotocopias legalizadas el Auto de Vista 09/2012 de 12 de marzo y el presente Auto Supremo.

Regístrese, hágase saber y cúmplase.

Firmado

Presidenta Mag. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrado Dr. Pastor Segundo Mamani Villca

Secretario Sala Cristhian Miranda Dávalos

SALA PENAL SEGUNDA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA