TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL SEGUNDA

AUTO SUPREMO Nº 120/2012-RA

Sucre, 12 de junio de 2012

Expediente : Potosí 21/2012

Parte acusadora : Ministerio Público y Noemí León

Parte imputada : Víctor Alejandro Flores Peralta y Francisca Peralta

Ortega de Flores

Delitos: Violación y otros.


RESULTANDO

Por memorial presentado el 11 de mayo de 2012, cursante de fs. 119 a 121, Víctor Alejandro Flores Peralta, interpone recurso de casación impugnando el Auto de Vista 08/2012 de 22 de abril, cursante de fs. 107 a 109 vta., pronunciado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y Noemí León contra el recurrente y Francisca Peralta Ortega de Flores, por la presunta comisión de los delitos de Violación, Allanamiento de Domicilio o sus Dependencias, Lesiones Leves y Amenazas, previstos y sancionados por los arts. 308, 298, 271 y 293 del Código Penal (CP), respectivamente.

ANTECEDENTES DEL PROCESO

De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:

a) En mérito a las acusaciones de fs. 1 a 4 y 6 a 7 vta., presentadas por el Ministerio Público y Noemí León respectivamente y desarrollada la audiencia de juicio oral, por Sentencia 9/2011 de 15 de diciembre, que cursa de fs. 142 a 154, el Tribunal de Sentencia de Tupiza, de las provincias Sud y Nor Chichas del Distrito Judicial de Potosí, declaró al imputado Víctor Alejandro Flores Peralta, autor y culpable de la comisión de los delitos de Violación y Allanamiento de Domicilio o sus Dependencias, previstos y sancionados por los arts. 308 y 298 del CP, imponiendo la pena de cinco años de reclusión, con costas; así como absuelto con referencia a los delitos de Lesiones Leves y Amenazas, tipificados por los arts. 271 y 293 del CP. Además, declaró la absolución de la coimputada Francisca Peralta Ortega de Flores.

 

Contra la mencionada Sentencia, el imputado formuló recurso de apelación restringida conforme fluye de la actuación de fs. 89 a 94, siendo resuelto por Auto de Vista 08/2012 de 22 de abril, dictado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, que declaró improcedente la apelación, por ende, confirmó la sentencia recurrida.

Notificado el ahora recurrente el 4 de mayo de 2012 conforme la diligencia de fs. 112, interpuso el recurso de casación que es motivo de autos el 11 del mismo mes y año.

DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN

Del memorial del recurso de casación se extraen los siguientes motivos:

1) El Auto de Vista impugnado no cuenta con la debida motivación y fundamentación jurídico doctrinal acorde con el art. 124 del Código de Procedimiento Penal (CPP) y menos se sustenta en base a la verdad material, porque aplicó los arts. 308 y 298 del CP en forma errónea, puesto que refirió la existencia de una acusación por el supuesto de violación y allanamiento, sin realizar la enunciación de los hechos y sin establecer la existencia de los elementos de ambos tipos penales.

Agrega que ninguno de los considerando menciona de qué manera su accionar se subsume a los elementos constitutivos de los tipos penales acusados y no indica de qué manera el a quo llegó a obviar las normas especiales referentes al art. 20 del CP, existiendo más bien contravención al art. 13 del mismo Código; es decir, el tribunal de alzada emitió una resolución confirmatoria sin pronunciarse por una correcta sentencia de absolución, por lo que el Auto de Vista no cumple con las reglas mínimas de estudio y la sana crítica.

2) No existe descripción de su participación activa en la forma de comisión y la existencia de prueba que demuestre su presencia en el lugar y en la existencia del hecho; al margen de que lo acusado, sentenciado y sus fundamentos son contradictorios, siendo los hechos de una forma diferente y totalmente contradictorios, añadiendo que el tribunal ad quem cuando efectuó el análisis de la revalorización del juicio, lo hizo de forma ultra petita y sin señalar por qué no existe la indicación de error in procedendo o in indicando, siendo en consecuencia la resolución recurrida contraria al Auto Supremo 444 de 15 de octubre de 2005, que posee relación con el deber de fundamentación.

Además invoca el Auto de Vista 374/2004 de la Sala Penal de Santa Cruz que al declarar procedente la apelación restringida interpuesta por la parte imputada, absolvió por el delito acusado, aclarando que la referida resolución fue ratificada por Auto Supremo de 9 de febrero de 2004.

3) También cita el Auto Supremo 221 de 7 de junio de 2006, relativo al deber de subsunción, enfatizando que el tribunal de alzada ante la inexistencia del delito acusado, debió declarar la procedencia de la apelación y determinar su absolución, en virtud al aforismo in dubio pro reo, por lo que se ha atentado a la presunción de inocencia, al debido proceso y a la seguridad jurídica, reconocidos por los arts. 109, 110, 115 y 116 de la Constitución Política del Estado (CPE), causándole indefensión con relación al "Auto Supremo 309 del año 2012 del mes de diciembre" (sic).

REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN

El art. 180.II de la CPE, garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana de Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos; debiendo los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.





En este contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los ahora Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación tiene como función que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia a fin de asegurar la vigencia del principio de igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art. 42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia.

 

Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:

i) Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.

ii) Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.

iii) Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.

 

El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración

de inadmisibilidad del recurso.

ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS

Conforme se tiene señalado, el recurso de casación, condiciona su admisión al cumplimiento de dos requisitos, uno de forma y otro de fondo; constituyendo el primero el plazo para su interposición y el segundo la obligación de señalar la contradicción con los precedentes citados en términos precisos, requisitos que deben ser examinados por el Tribunal Supremo de Justicia, porque del cumplimiento de los mismos depende que esta instancia, declare admisible o inadmisible el recurso, situación que tiene trascendental importancia a objeto de que este Tribunal pueda confrontar sobre la base de criterios ciertos y objetivos, la veracidad o no de cada uno de los motivos que hacen al recurso de casación.

En el caso de autos, se constata que el recurrente cumplió con el primer requisito de forma relativo al plazo para la interposición del recurso de casación, habida cuenta que el 4 de mayo de 2012, fue notificado con el Auto de Vista impugnado, presentando el recurso de casación el 11 del mismo mes y año; es decir, dentro del plazo de los cinco días que le otorga la ley.

Además, en cumplimiento al requisito de fondo, fundamenta con precisión que el Auto de Vista 08/2012 de 22 de abril, pronunciado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, resulta contradictorio a los Autos Supremos 444 de 15 de octubre de 2005, 221 de 7 de junio de 2006, así como al Auto de Vista 374/2004 emitido por la Sala Penal de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, referidos respectivamente al deber de fundamentación, de subsunción de la conducta y a la posibilidad de que el tribunal de alzada absuelva por el delito acusado al declarar procedente una apelación restringida; enfatizando el recurrente que la contradicción radica en el hecho de que el tribunal de apelación debió declarar la procedencia de su recurso y determinar su absolución; consiguientemente, el recurso intentado cumple con los requisitos exigidos en los arts. 416 y 417 del CPP, por lo cual deviene en admisible.

Se deja expresa constancia que el Auto Supremo 309 de diciembre de 2012, invocado por el recurrente, es inexistente.

POR TANTO

La Sala Penal Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el art. 418 del CPP, declara ADMISIBLE el recurso de casación de fs. 119 a 121, interpuesto por Víctor Alejandro Flores Peralta; asimismo, en cumplimiento del mencionado artículo en su segundo párrafo, dispone que por Secretaría de Sala se haga conocer a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales del Estado, mediante fotocopias legalizadas: el Auto de Vista 08/2012 de 22 de abril, cursante de fs. 107 a 109 vta., y el presente Auto Supremo.

Regístrese, hágase saber y cúmplase.