SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo Nº 083/2012-RA Sucre, 4 de mayo de 2012

Expediente: Oruro 7/2012

Partes: Ministerio Público, Andrés Maldonado Torrico c/ Florencio Mamani Facio

Delito: Homicidio y Lesiones Graves y Gravísimas en Accidente de Tránsito y Conducción Peligrosa


RESULTANDO

Por memorial presentado el 18 de abril de 2012, de fs. 214 a 218 vta., Florencio Mamani Facio, interpone recurso de casación impugnando el Auto de Vista 10/2012 de 22 de marzo, cursante de fs. 191 a 196, pronunciado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y Andrés Maldonado Torrico contra el recurrente por los delitos de Homicidio y Lesiones Graves y Gravísimas en Accidente de Tránsito y Conducción Peligrosa, previstos y sancionados por los arts. 261 segunda parte del primer párrafo y 210 del Código Penal (CP) respectivamente.

I. ANTECEDENTES DEL PROCESO

De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:

a. En mérito al requerimiento conclusivo para la aplicación de procedimiento abreviado que cursa de fs. 85 a 91, por Sentencia 15/2011 de 28 de septiembre, que cursa de fs. 96 a 97 vta., el Juez Tercero de Instrucción en lo Penal del Distrito Judicial de Oruro, dictó Sentencia condenatoria contra el recurrente declarando su autoría en la comisión de los delitos de Homicidio y Lesiones Graves y Gravísimas en Accidente de Tránsito y Conducción Peligrosa, tipificados en los arts. 261 segunda parte del primer párrafo y 210 del CP, imponiendo la pena de tres años de reclusión, más la imposición de costas y daños civiles a ser averiguables en ejecución de sentencia.

b. Contra la mencionada Sentencia, Julio Cesar Torrico Salinas en representación del querellante Andrés Maldonado Torrico, formuló recurso de apelación restringida (fs. 150 a 159), siendo resuelto por Auto de Vista 10/2012, que declaró procedente el recurso y deliberando en el fondo anuló totalmente la Sentencia impugnada disponiendo la convocatoria a nueva audiencia para el respectivo pronunciamiento de un nuevo fallo.

c. Notificado el imputado el 12 de abril de 2012, conforme la diligencia cursante a fs. 197 de obrados, interpuso el recurso de casación que es motivo de autos el 18 del mismo mes y año.

II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN

Del memorial del recurso, se extraen los siguientes motivos:

Denuncia la vulneración del principio de limitación por competencia del Tribunal de alzada y del art. 398 del Código de Procedimiento Penal (CPP), expresando que el Auto de Vista impugnado no se pronunció respecto a uno de los cuatros puntos alegados por el querellante en su apelación restringida, específicamente el referido a una supuesta inexistencia de condiciones de validez para la procedencia de la solicitud de procedimiento abreviado, relacionado al acuerdo suscrito entre el imputado, defensor y fiscal; sin que en la Resolución impugnada se haya fundamentado si era necesario o no la suscripción de un acuerdo, pese a la obligación que tiene un tribunal de alzada de circunscribir sus razonamientos a los puntos cuestionados, constituyendo su omisión un defecto absoluto, aclarando que si bien no fue quien apeló la Sentencia, tiene derecho a conocer la posición del Tribunal respecto a ese punto o cual la interpretación que se da a esa norma. En ese sentido, sostiene que la omisión afecta al debido proceso, citando como precedentes los Autos Supremos 6 de 26 de enero de 2007, 411 de 20 de octubre de 2006 y 431 de 15 de octubre de 2005 referidos a que la incongruencia omisiva constituye un defecto absoluto.

Con similar fundamento, alega también la existencia de defecto absoluto por falta de fundamentación respecto a la inexistencia de un acuerdo suscrito entre el imputado, defensor y Fiscal. Además, en cuanto a la errónea aplicación de la ley sustantiva vinculante a la fijación de la pena, señala que el Auto de Vista no explicó cuál de los acápites previstos en el art. 261 del CP es aplicable el presente caso, sin que se haya analizado el concurso ideal y cual la pena que debía imponerse en un procedimiento abreviado, ya que si se toma en cuenta la primera parte de la citada disposición legal, se tiene que la pena máxima es de tres años y se le puede imponer aún en caso de concurso ideal puesto que ese es su límite, de no ser así, también debió explicarse las razones por las que es procedente una nulidad de actuados hasta que se dicte nueva sentencia acorde a las normas, cuando ni siquiera se expresó cual el fundamento jurídico que oriente sobre la procedencia o no del procedimiento abreviado en caso de concurso de delitos, citando como precedentes contradictorios los Autos Supremos 132 de 31 de enero de 2007, 657 de diciembre de 2007, referidos a la obligación de los tribunales de fundamentar sus resoluciones, enfatizando que no exige que se le de la razón sino se cumpla con el razonamiento que es obligatorio y que debe estar razonado y plasmado debidamente antes de tomar una determinación.

 

Agrega que, desarrollada la audiencia de procedimiento abreviado y emitida la Sentencia, la autoridad judicial dejó constancia que a los fines del recurso de apelación restringida, las partes quedaban notificadas a horas 10:20, del 28 de septiembre de 2011, por lo que el plazo para apelar vencía el 15 de octubre; empero, el recurso de la parte querellante fue interpuesto el 27 de ese mes, fuera del plazo previsto por el art. 408 del CPP, aclarando que el apoderado del querellante, después de transcurrido casi un mes, fue nuevamente notificado con la Sentencia pese a que el querellante en forma personal se encontraba en audiencia, citando como precedente contradictorio la "S.C. No. 213/2010 de 24 de mayo de 2010" (sic); pues si el querellante o víctima no hubiera concurrido a la audiencia el razonamiento sería la notificación personal. Enfatiza que el querellante al haber expresado en la audiencia su conformidad con el procedimiento abreviado, sin hacer objeción alguna al mismo, renunció tácitamente al recurso de apelación, de no ser así en la audiencia podía oponerse fundadamente y la salida alternativa hubiera sido rechazada.

Sobre la base de una cita de jurisprudencia constitucional, sostiene que en el caso, el juez valoró todos los requisitos que debe cumplir el procedimiento abreviado conforme previenen los arts. 373 y 374 del CPP, por lo que no era necesaria una nulidad que afecta a las partes, aclarando que estas matizaciones sobre la salida alternativa no se las expone con el objeto de que se considere como agravio en el recurso, sino más bien para tener como antecedente de que es bueno concluir un proceso penal lo más pronto posible sin necesidad de estar dilatándolo por mucho tiempo en perjuicio de las partes.

III. REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN

El art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana de Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos; debiendo los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.

En este contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los ahora Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación tiene como función que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia a fin de asegurar la vigencia del principio de igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art. 42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia.

 

Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:

i) Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.

ii) Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.

iii) Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.

 

El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.

IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS

Conforme se tiene señalado, el recurso de casación, condiciona su admisión al cumplimiento de dos requisitos, uno de forma y otro de fondo; constituyendo el primero el plazo para su interposición y el segundo la obligación de señalar la contradicción con los precedentes citados en términos precisos, requisitos que deben ser examinados por el Tribunal Supremo de Justicia, porque del cumplimiento de los mismos depende que esta instancia, declare admisible o inadmisible el recurso, situación que tiene trascendental importancia a objeto de que este Tribunal pueda confrontar sobre la base de criterios ciertos y objetivos, la veracidad o no de cada uno de los motivos que hacen al recurso de casación.

En el caso de autos se evidencia que el presente recurso de casación ha sido interpuesto dentro del plazo previsto por el art. 417 del CPP, concurriendo además uno de los supuestos previstos por el punto iii) del acápite III de la presente Resolución, habida cuenta que el imputado fue condenado en mérito a la aplicación de procedimiento abreviado; lo que implica, que los supuestos agravios se produjeron con el pronunciamiento del Auto de Vista impugnado.

Por otra parte, en cumplimiento al requisito de fondo, el recurrente fundamenta con precisión que el Auto de Vista ahora impugnado, resulta contradictorio a varias resoluciones pronunciadas por el máximo Tribunal de Justicia en cuanto a la necesidad de que el tribunal de alzada se pronuncie respecto a los puntos apelados y de manera fundamentada, exigencias que se hallan íntimamente vinculadas al derecho al debido proceso que tienen las partes; además, de plantear fundadamente la problemática relativa al plazo de interposición del recurso de apelación restringida; consiguientemente, el recurso intentado cumple con los requisitos exigidos en los arts. 416 y 417 del CPP, por lo cual deviene en admisible.

POR TANTO

La Sala Penal Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el art. 418 del CPP, declara ADMISIBLE el recurso de casación de de fs. 214 a 218 vta., interpuesto por Florencio Mamani Facio; asimismo, en cumplimiento del mencionado artículo en su segundo párrafo, dispone que por Secretaría de Sala se haga conocer a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales del país, mediante fotocopias legalizadas: el Auto de Vista 10/2012 de 22 de marzo, cursante de fs. 191 a 196 y el presente Auto Supremo.

Regístrese, hágase saber y cúmplase.

Firmado:

Presidenta: Mag. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrado: Dr. Pastor Segundo Mamani Villca

Secretario de Sala: Cristián G. Miranda Dávalos

SALA PENAL SEGUNDA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA