SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo Nº 073/2012-RA Sucre, 23 de abril de 2012

Expediente: La Paz 37/2012

Partes: Ministerio Público y Ministerio de Obras Públicas c/ Jorge Silverio Estrella Ayala

Delito: Concusión e Incumplimiento de Deberes


RESULTANDO

Por memorial presentado el 16 de marzo de 2012, cursante de fs. 676 a 682, Jorge Silverio Estrella Ayala, interpuso recurso de casación impugnando el Auto de Vista 716/11 de 6 de septiembre de 2011, cursante de fs. 611 a 615, pronunciado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y el Ministerio de Obras Públicas contra el recurrente, por los delitos de Concusión e Incumplimiento de Deberes, previstos y sancionados por los arts. 151 y 154 del Código Penal (CP).

I. ANTECEDENTES DEL PROCESO

De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:

a) En mérito a la acusación Fiscal (fs. 33 a 40) y particular (fs. 53 a 57), y desarrollada la audiencia de juicio, por Sentencia 23/2010 de 21 de agosto, cursante de fs. 503 a 532, el Tribunal Quinto de Sentencia del Distrito Judicial de La Paz, declaró a Jorge Silverio Estrella Ayala, absuelto de culpa y pena de los delitos de Concusión e Incumplimiento de Deberes, previstos y sancionados por los arts. 151 y 154 del CP.

b) Contra la mencionada Sentencia, el acusador particular formuló recurso de apelación restringida cursante de fs. 552 a 558 vta., de igual manera el Fiscal de Materia planteó apelación restringida conforme consta de fs. 576 a 581 vta., recursos que fueron resueltos por Auto de Vista 716/11 de 6 de septiembre de 2011, que declaró procedentes ambos recursos, y en consecuencia anuló totalmente la Resolución apelada, disponiendo la reposición del juicio por otro Tribunal; por su parte el imputado interpuso recurso de apelación restringida (fs. 569 a 574 vta.), que fue declarado improcedente por la misma Resolución que cursa de fs. 611 a 615, dictado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz.

Notificado el imputado con el Auto de Vista referido el 9 de marzo de 2012, diligencia cursante a fs. 616 de obrados, presentó el recurso de casación que es motivo de autos, en fecha 16 de marzo del mismo año.

II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN

Del recurso de casación, se extraen los siguientes motivos:

Denuncia la vulneración de la garantía del debido proceso, Juez natural, transparencia y defensa, porque el Auto de Vista impugnado fue emitido fuera del plazo de veinte días que señala el art. 411 del Código de Procedimiento Penal (CPP), porque el expediente fue recibido en la Sala Penal Primera, los primeros días del mes de agosto, por lo que el plazo para emitir Resolución se vencía aproximadamente a fines de ese mes; sin embargo, dicha determinación recién fue emitida en el mes de marzo de 2012, a pesar que la Resolución en cuestión lleva como fecha 6 de septiembre de 2011, dato que resulta falso, por lo siguiente: La Presidenta del Tribunal Departamental de Justicia, emitió la Circular 06/2012-P-TDJ, el 18 de enero de 2012, por la que instruyó al personal procedan a adecuar sus sellos a la nueva denominación; es decir, Tribunal Departamental de Justicia, y de la revisión del Auto de Vista impugnado, que lleva como fecha 6 de septiembre de 2011, se advierte que la Dra. Virginia Crespo Pdta. del Tribunal utilizó su nuevo sello, en el que se consigna "Presidenta de la Sala Penal Primera Tribunal Departamental de Justicia" (sic), lo que acredita, según señala el recurrente que la fecha de la Resolución cuestionada, fue "notoriamente antedatada" (sic), por lo que considera que el fallo impugnado es falso. Sobre el particular, el recurrente no citó precedente contradictorio alguno.

Alega también, que el Auto de Vista procedió a valorar la prueba (citando dos situaciones al respecto), lo que resulta ilegal, pues es contrario a la prohibición de valoración de la prueba en apelación, convirtiéndolo en vulneratorio de la garantía del debido proceso, derecho a defensa y al principio de seguridad jurídica, ya que el juicio se realiza en única instancia y bajo el principio de inmediación, situación que es contraria a los Autos Supremos 344 de 15 de junio de 2011; 111 de 31 de enero de 2007; 31 de 26 de enero de 2007, y 67 de 27 de enero de 2007, que además señalan en forma imperativa que el Tribunal de alzada no está legalmente facultado para anular una Sentencia que fue correcta y debidamente fundamentada; al margen, de lo señalado, agrega que la Sentencia que fue anulada realizó una correcta valoración de las pruebas, por lo que la nulidad dispuesta, con el argumento de la existencia de una defectuosa valoración de la prueba es ilegal, correspondiendo dejar sin efecto el Auto de Vista impugnado.

Finalmente, denunció vulneración de su derecho y garantía al debido proceso, al principio de seguridad jurídica y al deber de fundamentación de las Resoluciones, en razón a que el Auto de Vista declaró improcedentes los agravios reclamados en su recurso de apelación restringida, sin que exista un análisis ni fundamentación sobre los mismos, pues el Tribunal de alzada, simplemente se limitó a señalar que advirtió defectos insubsanables en la Sentencia; sobre el particular, el recurrente no citó ni explicó la posible contradicción con precedente contradictorio alguno.

III. REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN

El art. 180.II de la CPE, garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana de Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos; debiendo los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.

En este contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los ahora Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación tiene como función, que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia a fin de asegurar la vigencia del principio de igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art. 42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia.

 

Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del CPP, cuales son:

i) Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.

Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.

iii) Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.

 

El precepto legal contenido en el citado art. 417 del la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.

IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS

En el caso analizado, de la revisión de los antecedentes, se tiene que el recurso de casación fue presentado dentro del plazo de cinco días y ante la Sala que lo dictó, cumpliendo de esta manera con el art. 417 del CPP; ahora bien, luego del análisis correspondiente, en el acápite II de la presente Resolución, se han extractado y determinado cada uno de los motivos expuestos por el recurrente (3 motivos), respecto a los cuales corresponde verificar el cumplimiento o no del requisito llamado de fondo, referido a la cita del precedente contradictorio y la explicación en términos claros y precisos sobre la posible contradicción:

Así, de la revisión del recurso y los motivos contenidos en el mismo, este Tribunal concluye:

Del recurso interpuesto por Jorge Silverio Estrella Ayala, se establece que: Respecto a la primera temática no existe precedente alguno, pues la doctrina asumida por el máximo Tribunal de Justicia se ha mantenido firme y constante en el sentido de que en materia penal la perdida de competencia no es motivo de nulidad en mérito a lo establecido por el art. 135 de la Ley 1970 que prescribe: "el incumplimiento de los plazos establecidos en este Código dará lugar a la responsabilidad disciplinaria..."; en ese sentido la línea jurisprudencial asumida por este Tribunal Supremo, a través de esta propia Sala Penal, ha señalado mediante la doctrina legal sentada por el Auto Supremo 045/2012-RRC de 22 de marzo se que: "...el incumplimiento de este plazo no acarrea la pérdida de competencia menos la nulidad de lo actuado, sino da lugar a la responsabilidad disciplinaria y penal del funcionario negligente conforme determina el art. 135 del CPP...", razón que limita la apertura del análisis del recurso planteado en relación al motivo señalado. Con referenciasegundo motivo de su recurso, que está referido a la denuncia de revaloración de la prueba en segunda instancia, con la agravante de que dicha valoración fuera errónea; citando como precedentes contradictorios los Autos Supremos 344 de 15 de junio de 2011; 111 de 31 de enero de 2007; 31 de 26 de enero de 2007 y 67 de 27 de enero de 2007, cumpliendo de esa manera con los requisitos exigidos en los arts. 416 y 417 del CPP. Finalmente respecto tercer motivo de su recurso, se advierte que no existe explicación de la presunta contradicción en términos precisos, y mala valoración de prueba en prima facie. Aspecto por lo cual es inviable un pronunciamiento de este Tribunal respecto a este motivo, pues conforme al mandato del art. 418 del CPP, la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia debe establecer la concurrencia o no de los requisitos exigidos, y en caso de establecer la ausencia de uno de ellos, está impedida de abrir su competencia para analizar y resolver el fondo del recurso; consecuentemente, en el presente caso ante el evidente incumplimiento de los requisitos señalados, corresponde declarar la inadmisibilidad del recurso interpuesto por el recurrente respecto al primer y tercer motivo.

De lo expuesto, se establece que corresponde declarar la admisibilidad del recurso de casación interpuesto por Jorge Silverio Estrella Ayala, únicamente en lo que respecta al segundo motivo de su recurso, ello en razón a los fundamentos expresados.

POR TANTO

La Sala Penal Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad reconocida en el art. 418 del CPP, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Jorge Silverio Estrella Ayala, cursante de fs. 676 a 612, únicamente respecto al segundo motivo del recurso.

En cumplimiento del segundo párrafo del citado artículo, por Secretaría de Sala hágase conocer a las Salas Penales del los Tribunales Departamentales de Justicia del Estado, mediante fotocopias legalizadas, el Auto de Vista impugnado y el presente Auto Supremo.

Regístrese, hágase saber y cúmplase.

Firmado:

Presidenta: Mag. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrado: Dr. Pastor Segundo Mamani Villca

Secretario de Sala: Cristián G. Miranda Dávalos

SALA PENAL SEGUNDA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO LURINACIONAL DE BOLIVIA