SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo Nº 071/2012-RA Sucre, 20 de abril de 2012

Expediente: La Paz 33/2012

Partes: Rosario Salinas Vda. De Zárate c/ Isidora Pongo Calle

Delito: Difamación e Injuria


RESULTANDO

Por memorial presentado el 23 de marzo de 2012, cursante de fs. 93 a 94, Isidora Pongo Calle, interpone recurso de casación impugnando el Auto de Vista 05/2012 de 10 de febrero, cursante de fs. 90 a 91, pronunciado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia del Distrito de Judicial de La Paz, dentro del proceso penal seguido por Rosario Salinas Vda. de Zárate contra la recurrente por los delitos de Difamación e Injuria, previstos y sancionados en los arts. 282 y 287 del Código Penal (CP).

I. ANTECEDENTES DEL PROCESO

De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:

a) En mérito a la acusación particular de fs. 2 a 3 vta., presentada por Rosario Salinas Vda. De Zárate y desarrollada la audiencia de juicio oral, por Sentencia 20/2011 de 4 de agosto, que cursa de fs. 61 a 63 vta., el Juzgado Tercero de Partido y Sentencia de El Alto del Distrito Judicial de La Paz, declaró a la acusada Isidora Pongo Calle, autora y culpable del delito de Injuria, previsto y sancionado en el art. 287 párrafo primero del CP, condenándole a la pena de dos meses de prestación de trabajo, con costas. Asimismo, fue declarada absuelta por la acusación del delito de Difamación.

Contra la mencionada Sentencia, la ahora recurrente formuló recurso de apelación restringida, conforme fluye de las actuaciones a fs. 72 y vta., y el memorial de subsanación de fs. 82 a 84 de obrados, siendo resuelto por Auto de Vista 05/2012, dictado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia del Distrito Judicial de La Paz, que declaró IMPROCEDENTE el referido medio de impugnación, CONFIRMANDO la Sentencia 20/2011.

Notificada la ahora recurrente con el referido Auto de Vista el 16 de marzo de 2012, conforme la diligencia a fs. 92, interpuso el recurso de casación que es motivo de autos, el 23 del mismo mes y año.

II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN

Del memorial del recurso, se extraen los siguientes motivos:

1) Menciona que, el Juez que dictó la Sentencia estaría incurriendo en una inobservancia al no dar cumplimiento al art. 124 del Código de Procedimiento Penal (CPP), ya que la Resolución dictada carecería "de fundamentación jurídica sobre el valor otorgado a los medios de prueba" (sic) convirtiéndose en una mera relación de los hechos para sustentar su decisión, por lo tanto sería una decisión infundada.

b) Refiere que, la Sentencia no tiene ningún fundamento jurídico aplicable; ya que, jamás habría ofendido de manera directa a Rosario Salinas Vda. de Zárate, existiendo contradicciones entre la parte considerativa y la resolutiva, omitiendo la duda razonable, en razón que existe "superabundantemente" (sic) la duda, para aplicar la imposición de la pena.

 

c) Arguye que, el Auto de Vista ha incurrido dentro la prohibición de no pronunciarse respecto a que si el Juez a quo, obró correctamente al valorar la prueba de cargo, o en su caso haber dado una valoración errónea. Asimismo, durante el juicio oral, no hubo ningún testigo presencial que pudo testificar sobre los hechos del ilícito, ni su participación directa, por lo que el Juez que dictó la referida Sentencia, aplicó normas de sanción sobre hechos no demostrados y en errónea aplicación de la Ley Adjetiva Penal, constituyéndose en un defecto de Sentencia.

Finalmente, hace cita de precedentes contradictorios, a los "Autos Supremos 520 de 20 de septiembre de 2004, 372 de 22 de junio de 2004, 286 de 23 de mayo de 2003, que confirma el Auto de Vista de 16 de abril de 2003, de la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz" (sic), y solicita se admita el recurso, disponiendo anular el Auto de Vista y "se disponga la doctrina legal aplicable" (sic).

III. REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN

El art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana de Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos; debiendo los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.

En este contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los ahora Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación tiene como función que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia a fin de asegurar la vigencia del principio de igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art.
42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia.

 

Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del CPP, cuales son:

i) Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.

ii) Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.

iii) Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.

 

El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.

IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS

Término para interponer el recuso

En el presente caso, del análisis de los actuados procesales, se evidencia que la recurrente cumplió con el primer requisito de forma, sobre la interposición del recurso dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado, dado que fue notificada con el Auto de Vista el 16 de marzo de 2012 (fs. 92), e interpuso el presente recurso el 23 del mismo mes y año, conforme consta la recepción de cargo a fs. 94 vta.; es decir dentro de los cinco días previstos en el art. 417 del CPP.


Precedentes contradictorios

Si bien la recurrente en el recurso de casación, cita como precedentes contradictorios los Autos Supremos 520 de 20 de septiembre de 2004, 372 de 22 de junio de 2004, 286 de 23 de mayo de 2003, que confirma el Auto de Vista de 16 de abril de 2003; empero, no precisó ni aclaró la contradicción, ni los hechos similares contradictorios que existiría con el Auto de Vista impugnado; es más, a momento de interponer el recurso de apelación restringida, olvidó invocar estos precedentes contradictorios; si bien en un posterior memorial subsana esta situación, citando los referidos Autos Supremos, se limitó a realizar una simple cita e incongruente de precedentes, lo que indudablemente refleja que la recurrente no cumplió los presupuestos de admisibilidad del recurso.

Defectos en la Sentencia y defectos absolutos denunciados

Sobre los defectos en la Sentencia denunciados, tampoco realiza un análisis minucioso ni fundamentado, sobre los supuestos en los que el Juez habría incurrido en defectos durante el proceso del juicio oral o el Tribunal a momento del pronunciamiento de la Resolución impugnada, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, y menos indica cuáles serían los preceptos que deberían aplicarse y la solución pretendida; limitándose simplemente a enunciarlas sin fundamento jurídico aplicable a los antecedentes del proceso; por lo que, al no haber observado en su cabalidad lo dispuesto por el párrafo segundo del art. 416 del CPP, hace que este Tribunal declare inadmisible el presente recurso de casación

En consecuencia, del análisis anteriormente realizado, demuestra el incumplimiento de los requisitos formales para la admisibilidad del recurso de casación, por lo cual deviene en inadmisible.

POR TANTO

La Sala Penal Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el art. 418 del CPP, declara INADMISIBLE el recurso de casación cursante de fs. 93 a 94, interpuesto por Isidora Pongo Calle.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Firmado:

Presidenta: Mag. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrado: Dr. Pastor Segundo Mamani Villca

Secretario de Sala: Cristián G. Miranda Dávalos

SALA PENAL SEGUNDA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO LURINACIONAL DE BOLIVIA