SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo Nº 066/2012-RA Sucre, 16 de abril de 2012

Expediente: Cochabamba 25/2012

Partes: Marco Antonio García Claros c/ Héctor Eduardo Aguilar Rocabado y Wilson Andia Salazar

Delito: Difamación, Calumnia e Injuria


RESULTANDO

El recurso de casación interpuesto por Marco Antonio García Claros cursante de fs. 278 a 279 vta., mediante el cual impugna el Auto de Vista 25 de 29 de diciembre de 2011, que cursa de fs. 257 a 261, pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, dentro del proceso penal seguido por el recurrente contra Héctor Eduardo Aguilar Rocabado y Wilson Andia Salazar, por la comisión de los delitos de Difamación, Calumnia e Injuria, previstos y sancionados por los arts. 282, 283 y 287 del Código Penal (CP).

I. ANCECEDENTES DEL PROCESO

De la revisión de los antecedentes remitidos en casación se establece lo siguiente:

1.- Marco Antonio García Claros, por memorial cursante de fs. 1 a 2 vta., presentó acusación particular contra Héctor Eduardo Aguilar Rocabado y Wilson Andia Salazar, por la comisión de los delitos de Difamación, Calumnia e Injuria. A consecuencia de la mencionada acusación, en el Juzgado Tercero de Sentencia del Distrito Judicial de Cochabamba, se desarrolló el juicio oral, instancia donde luego del desarrollo del mismo, el 3 de abril de 2008, se pronunció Sentencia que declaró a los imputados absueltos de culpa y pena de los delitos de Difamación, Calumnia e Injuria.

2.- Contra la citada Sentencia, Marco Antonio García Claros, por memorial cursante de fs. 229 a 231, interpuso recurso de apelación restringida; remitido el proceso ante el ad quem, ese Tribunal dictó el Auto de Vista 25, mediante el cual declaró IMPROCEDENTE el recurso de apelación restringida, interpuesto por el querellante, consiguientemente confirmó la Sentencia apelada.

II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN

Del examen de los recursos de casación, se extrae como motivos los siguientes:

Señala que, ofreció como prueba el precedente contradictorio, señalando los Autos Supremos 17 de 26 de enero de 2007, 320 de 14 de junio del 2003, 241 de 6 de julio del 2006, 207 de 28 de marzo del 2007 y 654 de 25 de octubre del 2004. Manifiesta que, el Tribunal de alzada al dictar el Auto de Vista, no procedió a una valoración correcta de los argumentos esgrimidos en el recurso de apelación restringida, incurriendo en el mismo error que en la Sentencia, y no se tomó en cuenta que existen defectos absolutos insubsanables, los que constituirían violación al derecho y la garantía constitucional a un debido proceso; con ese antecedente primero pide se
declare admisible el recurso y en el fondo declare fundado el recurso y se aplique doctrina legal anulando el referido Auto de Vista.

Indica que, existe errónea valoración de los argumentos esgrimidos en el recurso de apelación, porque en el recurso de apelación restringida señaló como defecto absoluto no susceptible de convalidación la exclusión de parte de una prueba que considera ilegal y atentatoria a sus derechos por ser prueba principal sobre el hecho punible, la que fue legalmente ofrecida dentro del plazo y fue presentada para su codificación; sin embargo, fue tergiversada en su recopilación en el acta de codificación de pruebas, hecho que fue reclamado oportunamente de manera escrita antes del inicio del juicio; concluye indicando que estos hechos le provocaron un perjuicio enorme e injustamente se conculcaron sus derechos, con la mala valoración e interpretación de la normativa penal, por el Tribunal que se supone repararía los errores del inferior.

Concluye, señalando que al evidenciarse la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y el precedente contradictorio invocado, se debe anular el Auto Vista 25 de 29 de diciembre del 2011.

III. REQUISITOS QUE DEBEN CUMPLIRSE PARA HACER VIABLE LA
ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN

El art. 394 del Código de Procedimiento Penal (CPP), reconoce a toda persona el derecho a recurrir precisando que "las resoluciones judiciales serán recurribles...", norma legal que se encuentra en estrecha conexión con el art. 8.2 inc. h) de la Convención Americana Sobre Derechos Humanos, más conocida como "Pacto de San José de Costa Rica"; este derecho fundamental fue recogido por el art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), que señala: "se garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales". De estas normas legales se deduce que las resoluciones judiciales dictadas en la jurisdicción ordinaria son recurribles, debiendo el recurrente para su admisibilidad y resolución en el fondo cumplir con ciertas formalidades y requisitos que se encuentran especificados en los arts. 416 y 417 de la Ley Adjetiva Penal.

- La primera parte del art. 417 del CPP, previene que el recurso de casación deberá interponerse dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; de esta norma legal se infiere que el recurrente observando lo dispuesto por el art. 130 del referido Código, debe interponer el recurso de casación en el plazo de cinco días computables desde el día siguiente a su notificación.

- La segunda parte de la norma precedentemente citada, impone que: "en el recurso se señalará la contradicción en términos precisos y como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida en el que se invocó el precedente contradictorio"; esta parte de la norma impone al recurrente precisar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista que se objeta y el precedente contradictorio invocado.

De las normas legales precitadas, se concluye que el recurso de casación condiciona su admisión al cumplimiento de los siguientes requisitos, que se sintetizan en: a) El plazo para interponer el recurso que es de cinco días hábiles computables desde el día siguiente hábil de la notificación con el Auto de Vista; b) La citación del precedente contradictorio, precisando la situación del hecho similar y establecer el sentido jurídico contradictorio entre el precedente y el Auto de Vista que se impugna; y, c) El precedente debe ser invocado en oportunidad de la interposición del recurso de apelación restringida. El Tribunal Supremo de Justicia, en cumplimiento de la primera parte del art. 418 del CPP, debe examinar si se cumplieron con estos requisitos, para que declare admisible o inadmisible el recurso; esta labor tiene trascendental importancia a objeto de que este Tribunal pueda confrontar sobre la base de criterios ciertos y objetivos, la veracidad o no de cada uno de los motivos que hacen al recurso de casación.

IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE LOS REQUISITOS DE ADMISIÓN

Revisados los antecedentes remitidos, se evidencia que el recurso de casación interpuesto por Marco Antonio García Claros, cumple con el primer requisito formal cual es el plazo para interponer el recurso, esto porque fue notificado con el Auto de Vista, el 12 de marzo del 2012, conforme consta en la diligencia que cursa a fs. 262 y presentó el recurso de casación el 16 del mismo mes y año, tal cual consta en el cargo de recepción electrónico a fs. 278, es decir, dentro del plazo de los cinco días que le otorga la ley.

El recurrente en el memorial de recurso de casación de fs. 278 a 279 vta., se limita a señalar que en el recurso de apelación restringida invocó como precedentes contradictorios los Autos Supremos 17 de 26 de enero del 2007, 320 de 14 de junio del 2003, 241 de 6 de julio del 2006, 207 de 28 de marzo del 2007 y 654 de 25 de octubre del 2004; pero no explica ni especifica la contradicción que existiere entre la resolución impugnada con los precedentes citados, presupuesto formal exigido e impuesto por el art. 417 del CPP, y su incumplimiento deviene en la inadmisibilidad del recurso. Del análisis del recurso de casación, se establece que el mismo constituye únicamente la exteriorización de disconformidad con el Auto de Vista para lo cual hace uso de los mismos argumentos esgrimidos en el recurso de apelación restringida, denunciando una presunta valoración incorrecta de los argumentos esgrimidos en el recurso de apelación. Como podrá advertirse, el recurrente no cumplió con los presupuestos de admisibilidad del recurso de casación, pues éste omitió explicar y precisar la contradicción existente entre los Autos Supremos que simplemente cita; por ello en el memorial del recurso de casación no puede identificarse los defectos absolutos insubsanables, los que constituiría violación al derecho y la garantía constitucional a un debido proceso, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que deberían aplicarse y la solución pretendida.

POR TANTO

La Sala Penal Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida


en el art. 418 del CPP, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Marco Antonio García Claros, cursante de fs. 278 a 279 vta.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Firmado:

Presidenta: Mag. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrado: Dr. Pastor Segundo Mamani Villca

Secretario de Sala: Cristián G. Miranda Dávalos

SALA PENAL SEGUNDA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO LURINACIONAL DE BOLIVIA