SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo Nº 032/2012-RA Sucre, 6 de marzo de 2012

Expediente: Potosí 11/2012

Partes: Ministerio Público, Santusa Castro Quintanilla y Estanislao Castro Quintanilla c/ Carlos Colque Fuertes

Delito: Homicidio y Lesiones Graves y Gravísimas en accidente de tránsitoy Omisión de Socorro

RESULTANDO


Por memorial presentado el 8 de febrero de 2012, cursante de fs. 183 a 186, Carlos Colque Fuertes, interpuso recurso de casación impugnando el Auto de Vista de 2 de 24 de enero de 2012 (fs. 152 a 153), dictado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia del Distrito Judicial de Potosí, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público, Santusa Castro Quintanilla y Estanislao Castro Quintanilla en su contra, por la presunta comisión de los delitos de Homicidio, Lesiones graves y gravísimas en accidente de tránsito y Omisión de Socorro previstos en los arts. 261 y 262 del Código Penal (CP).

I. ANTECEDENTES DEL PROCESO

De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:

1.- El Ministerio Público y los querellantes, presentaron acusación formal contra el ahora recurrente, señalando que el 9 de septiembre de 2009, desde tempranas horas de la madrugada, el imputado se encontraba conduciendo su taxi, y que aproximadamente a horas 07:00, en estado de ebriedad, atropelló a Teófilo Castro Alizarez de 81 años de edad, y luego de producido el hecho se dio a la fuga, siendo los vecinos del lugar quienes llamaron a Radio Patrulla 110, y posteriormente la víctima fue intervenida quirúrgicamente por haber sufrido luxación del hombro derecho y fractura de cadera derecha, para luego ser dado de alta el 28 de septiembre de 2009, por haber mejorado su salud. El 5 de octubre de 2009, nuevamente es internado para finalmente fallecer el 29 del mismo mes y año, por causas ajenas al accidente de tránsito, según lo manifestado por el Ministerio Público, hechos por los cuales, y luego del juicio oral, el Tribunal Primero de Sentencia del Distrito Judicial de Potosí, dictó Sentencia condenatoria contra el ahora recurrente (fs. 102 a 120 vta.), declarándolo culpable del delito de Homicidio y Lesiones Graves y Gravísimas en accidente de tránsito y Omisión de Socorro, condenándole a la pena privativa de libertad de dos años de reclusión, y absuelto de los delitos de lesiones leves (art. 271 del CP), robo agravado (art. 332.2 del CP) y homicidio (art. 251 del CP), ambos con relación al art. 8 del CP, además, le concedió el perdón judicial.

 

2.- Notificados los querellantes Santusa Castro Quintanilla y Estanislao Castro, con la mencionada Sentencia, interpusieron el recurso de apelación restringida, haciendo un relato de los hechos ocurridos el día del accidente de tránsito, manifestando además que están probadas las lesiones sufridas por la víctima, como también el hecho de que el conductor del vehículo se encontraba en completo estado de ebriedad, que se fugó del lugar de los hechos y que luego de atropellar a la víctima procedió a agredirle, e intentar quitarle sus pertenencias, situaciones que han sido obviadas en la Sentencia, pues el Tribunal de Sentencia no logró subsumir adecuadamente la conducta del imputado a los tipos penales acusados, y que al existir concurso real tomando en cuenta los tipos penales, le correspondía la sanción de siete años y seis meses de reclusión, por lo que considera que existió error in iudicando, correspondiendo por lo tanto, modificar la pena; por otra parte, en relación a la absolución del imputado con relación a los delitos de homicidio en grado de tentativa y robo agravado con relación al art. 8 del CP, señaló que no existe justificativo para eximirlo de responsabilidad, por lo que hay "error en la calificación de los factores de absolución" (sic), finaliza la fundamentación de este motivo, indicando que no pretende la revalorización de la prueba, y se proceda a anular la Sentencia, porque importa una incorrecta aplicación de la Ley; de igual manera, denunció insuficiente fundamentación de la Sentencia, porque existiendo prueba en contra del imputado, no fue tomada en cuenta, y por ello consideró que no existió correcta valoración de la misma, y que la Sentencia merece mayor fundamento; dicho recurso fue resuelto mediante el Auto de Vista 2, pronunciado por la Sala Penal Segunda, por el que declaró procedente la apelación restringida, anuló totalmente la Sentencia y dispuso la reposición del juicio por otro Tribunal, alegando que no existió una adecuada fundamentación de la Sentencia en lo que respecta a la determinación de la pena, al no haberse considerado el concurso real presuntamente existente. Contra ese fallo se interpuso el recurso de casación que es motivo de autos.

II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACION

De la revisión del recurso de casación, se extrae como motivos del mismo, los siguientes:

El recurrente denuncia que, los querellantes plantearon apelación restringida exponiendo como agravio la supuesta falta de fundamentación de la Sentencia respecto de la valoración de las pruebas aportadas; sin embargo, el Tribunal de alzada arbitrariamente en lugar de analizar este aspecto denunciado, procede a valorar la fundamentación de la pena, aduciendo ausencia de fundamentación en relación al presunto concurso real existente que no fue expuesto ni fundamentado por los querellantes, convirtiendo su Resolución en ultra petita, sin considerar que la valoración de la pena es facultad del Juzgador, quien ingresa por el principio de inmediación en contacto directo con las pruebas; y por tanto, con la facultad que la ley le confiere, compulsa las agravantes y atenuantes y así aplica el derecho con relación al hecho.

 

Agrega que, al margen de lo denunciado, si bien el Tribunal de alzada concluyó que existió ausencia de la mención del concurso real como agravante, este hecho no se inscribe dentro de los defectos absolutos, sino entre los defectos relativos, los mismos que son subsanables porque el sistema procesal permite la corrección de los actos procesales erróneos, subsanando, renovando o rectificando el error, por lo mismo el art. 168 del CPP, no permite declarar la nulidad de un juicio, pues la nulidad se opera sólo frente a defectos absolutos que no son susceptibles de convalidación, en el caso de autos, no puede permitirse, la nulidad de todo un desfile probatorio, máxime si para la producción de éstas, no se ha vulnerado las garantías constitucionales ni el derecho a la defensa.

Finalmente, señala que el Auto Supremo 340 de 28 de agosto de 2006, invocado en el Auto de Vista como precedente contradictorio no se subsume en el caso de autos, porque la Sentencia no es contradictoria ni incongruente.

REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN

El art. 180.II de la CPE, garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana de Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos; empero, "El derecho a recurrir es un derecho condicionado, su ejercicio va a depender de la concurrencia de los presupuestos y requisitos legalmente establecidos" (Rosa Pascual - Los recursos en el CPP); por lo cual los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, deben observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.

Dentro de ese mismo contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación tiene como función que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia a fin de asegurar la vigencia del principio de igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art. 42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia.

 

Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:

i) Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la Resolución impugnada.

ii) Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.

iii) Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.

 

El precepto legal contenido en el citado art. 417 del CPP, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.

IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS

Ahora bien, del análisis de los datos del proceso, se evidencia que el recurso interpuesto por Carlos Colque Fuertes, fue presentado dentro del plazo de cinco días y ante la Sala que lo dictó, y en relación al requisito de admisibilidad llamado de fondo, si bien la explicación resulta escueta, el recurrente argumenta que el Auto de Vista impugnado no consideró que el hecho de no haberse tomado en cuenta el presunto concurso real, no constituye un defecto absoluto, y que el Auto de Vista, es una Resolución ultra petita, que anuló la Sentencia, puesto que ingresa a valorar el cuantum de la pena, sin que este elemento haya sido motivo de apelación, considerando esta situación contraria al precedente contenido en el Auto Supremo 252 de 20 de agosto de 2007, que según señala, se refiere a decisiones ultra petitas, y el Auto Supremo 307/2003, referido a: "no ser adecuadas las anulaciones de un juicio por determinaciones surgidas de oficio si en dicho juicio no existen violaciones al debido proceso ni defectos absolutos" (sic); así también, fundamenta en que el Auto de Vista impugnado no consideró que la valoración de la pena es facultad del Juzgador, citando al respecto el Auto Supremo 260/2009, que habla de la imposibilidad de que "un Tribunal desprovisto de inmediación procesal, pueda emitir un criterio de hecho sobre la prueba, dada la naturaleza del sistema acusatorio oral" (sic).

Así, se establece que cumplió con los requisitos establecidos en el art. 417 del CPP, debiendo en consecuencia declararse la admisibilidad del recurso de casación, con el objeto de que este Tribunal, en ejercicio de la competencia que la ley le reconoce, ingrese a conocer el fondo del asunto y determine si existe o no la contradicción jurídica acusada.

POR TANTO

La Sala Penal Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad reconocida en el art. 418 del CPP, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Carlos Colque Fuertes; asimismo, en cumplimiento del segundo párrafo de la citada norma, dispone que por Secretaría de Sala se haga conocer a los Tribunales Departamentales de Justicia del país, y por intermedio de éstos a sus Salas Penales, mediante fotocopias legalizadas: el Auto de Vista 2 de 24 de enero de 2012, cursante de fs. 152 a 153, y el presente Auto Supremo.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Firmado:

Presidenta: Mag. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrado: Dr. Pastor Segundo Mamani Villca

Secretario de Sala: Cristián G. Miranda Dávalos

SALA PENAL SEGUNDA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA