SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo Nº 254 Sucre, 17 de octubre de 2011

Expediente: Cochabamba 219/2006

Partes: María Estela Correa Condo C/ Freddy Augusto Vargas Velásquez.

Delito: Homicidio en accidente de tránsito, omisión de socorro y conducción peligrosa de vehículo.

Ministro Relator: Ramiro José Guerrero Peñaranda


VISTOS: el recurso de casación planteado por Freddy Augusto Vargas Velásquez el 15 de septiembre de 2006 (fojas 535 a 536) contra el Auto de Vista de 4 de septiembre del mismo año (fojas 529) emitido por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, en el proceso penal seguido en su contra a querella de María Estela Correa Condo por los delitos de homicidio en accidente de tránsito, omisión de socorro y conducción peligrosa de vehículo.

CONSIDERANDO: que para los fines de emisión de la resolución que al respecto corresponda, se cuenta con los siguientes antecedentes:

1.- El 15 de octubre de 2000 a horas cuatro de la mañana en la plazuela de Cala Cala, se produjo un hecho de tránsito que derivó en la muerte de José Condarco Mamani, quien fue embestido por un vehículo motorizado cuyo conductor se dio a la fuga por lo que, denunciado que fue el hecho en instancias policiales, se inició la investigación a cuya conclusión y previo requerimiento del Ministerio Público se dispuso la organización de Sumario contra Freddy Augusto Vargas Velásquez por los delitos de homicidio en accidente de tránsito, omisión de socorro y conducción peligrosa de vehículo. Posteriormente, el Auto Inicial de la Instrucción fue ampliado contra César Augusto Virgüetti Pinto por el delito de homicidio en accidente de tránsito. Esa etapa del Sumario concluyó con Auto de Procesamiento contra Freddy Augusto Vargas Velásquez por los delitos por los que se abrió causa penal, y sobreseimiento definitivo a favor de César Augusto Virgüetti Pinto. Luego de la etapa del Plenario, la causa concluyó con Sentencia de 22 de septiembre de 2005 que declaró a Freddy Augusto Vargas Velásquez autor de los delitos de homicidio en accidente de tránsito, omisión de socorro y conducción peligrosa de vehículo y lo condenó por ello a la pena de cuatro años de reclusión.

2.- El procesado interpuso recurso de apelación contra esa sentencia de primera instancia, el cual fue resuelto por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba mediante el Auto de Vista mencionado en el rubro que confirmó la sentencia impugnada.

3.- El recurso de casación que es motivo de autos fue presentado argumentando que se vulneró el artículo 135 del Código de Procedimiento Penal de 1972, pues el Juez del Plenario no procedió a un cuidadoso análisis y estudio de los antecedentes porque las diligencias policiales fueron elaboradas por un funcionario comedido y no por el investigador asignado al caso, incurriendo en actos nulos. Además ese investigador actuó sin la participación del Ministerio Público, desconociendo la solicitud de peritajes, la primera inspección al lugar de los hechos, la declaración de su acompañante, y la circunstancia de constar que las señales de algún impacto en su vehículo fueron resultado de su desliz en una cuneta en el lugar de Playa Ancha.

CONSIDERANDO: que así expuestos los fundamentos del recurso de casación, analizados y contrastados con los fundamentos del Auto de Vista, se tiene lo siguiente:

1.- En la madrugada del día 15 de octubre de 2000 a horas cuatro se produjo un hecho de tránsito en la plaza de Cala Cala, ocasionado por un vehículo motorizado tipo camioneta que, por exceso de velocidad, impactó con otro vehículo tipo vagoneta que se encontraba estacionado cuyo propietario hacía la limpieza del mismo siendo también embestido por la camioneta cuyo impacto provocó el deceso de José Condarco Mamani. Por el Certificado Médico Forense y el Certificado de Defunción se evidencia que la causa de esa muerte se debió a politraumatismo múltiple.

2.- La camioneta que ocasionó el hecho de tránsito fue identificada por varios testigos, incluso uno de ellos registró el número de la placa de circulación Nº 308-TUS, vehículo motorizado que fue encontrado en un taller de chapa y pintura con vestigios propios de un accidente en la parte delantera del lado derecho, vehículo que también fue reconocido por los testigos, y que era conducido por Freddy Augusto Vargas Velásquez.

3.- Los peritajes que fueron practicados durante la investigación policial, ratificados durante el plenario de la causa, informan que las muestras de plásticos tomadas de la vagoneta 952 NAC y las del plástico de la camioneta 308 YUS, provienen del mismo origen. Los restos de pintura en el lugar del hecho y en la localidad de Playa Ancha corresponden a muestras exactamente iguales como se desprende del informe de laboratorio criminalístico suscrito por el Dr. Harald Schoengut, siendo por demás ilustrativo al efecto el informe técnico de fotografías de la identificación de restos de pintura en los vehículos, suscrito por el Mayor José Goitia Durán, Jefe del Laboratorio Criminalístico, coincidiendo los mismos con el Informe Técnico de Peritaje en accidente de tránsito suscrito por Bernardino Rojas en cuanto a la coincidencia de los colores de la pintura y los golpes de impacto de ambos vehículos, pruebas según las cuales sin lugar a dudas, la camioneta marca Toyota, color azul, que conducía el procesado, es el vehículo con el que se produjo el accidente de tránsito que provocó el fallecimiento de José Condarco Mamani.

4.- Quedó plenamente acreditado por la prueba testifical de cargo que quien conducía la camioneta que ocasionó el hecho de tránsito que se juzga actuaba con evidente inobservancia a las reglas de tránsito, pues antes de ocasionar el accidente que provocó el fallecimiento de una persona puso en evidente peligro a otros ciudadanos quienes, al percatarse de la forma de conducción y presumiendo estado de embriaguez, a efecto de denunciar esa situación, registraron el número de placa del vehículo que posteriormente colisionó a otros vehículos y provocó la muerte de una persona. Después del hecho el responsable fugó sin detenerse a prestar asistencia a su victima.

5.- La teoría expuesta por la defensa en sentido de que las abolladuras que presentó el vehículo fueron producto de un encunetamiento en la zona de Playa Ancha no enervan las pruebas de cargo.

6.- Los actos de investigación de un hecho como el de autos se efectuaron bajo responsabilidad de la Policía Técnica Judicial en sus diferentes unidades, razón por la cual para cada hecho se asignaron investigadores en el número necesario. En el caso de referencia figuraron como investigadores el Sargento Irineo Condori Cardozo y el Teniente Lionel Angulo Mendoza, quien no actuó de manera oficiosa.

7.- El Ministerio Público y la querellante acreditaron la existencia del hecho que fue calificado en sentencia como homicidio en accidente de tránsito, omisión de socorro y conducción peligrosa de vehículo, y la responsabilidad del procesado en el hecho motivo de su juzgamiento, por lo que el Tribunal de Alzada, apreció como plenamente acreditado el cuerpo del delito conforme exige el artículo 133 del Código de Procedimiento Penal por una parte. Por otra parte, en el proceso de valoración de la prueba, el Tribunal de Primera Instancia obró conforme a la facultad que le otorga el artículo 135 de dicho Código en apego a las reglas de la sana crítica y prudente arbitrio.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia, en ejercicio de sus atribuciones, aplicando la disposición contenida en el numeral 2) del artículo 307 del Código de Procedimiento Penal de 1972, de acuerdo con el requerimiento fiscal de fojas 541 a 542, declara INFUNDADO el recurso de casación presentado por Freddy Augusto Vargas Velásquez contra el Auto de Vista de 4 de septiembre de 2006 emitido por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba en el proceso seguido en su contra a querella de María Estela Correa Condo por los delitos de homicidio en accidente de tránsito, omisión de socorro y conducción peligrosa de vehículo.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Firmado:

Presidente: José Luis Baptista Morales

Ministro: Ramiro José Guerrero Peñaranda

Secretaria de Cámara: Sonia Acuña Valverde (S.L.)

SALA PENAL SEGUNDA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE BOLIVIA