SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo Nº 241 Sucre, 23 de septiembre de 2011

Expediente: Chuquisaca 21/2008

Partes: Empresa Seguros Illimani Sociedad Anonima c/ Gonzalo Oscar Higueras Viscarra.

Delito: Falsedad Material e Ideológica y uso de instrumento falsificado.


VISTOS: el recurso de casación interpuesto por Gonzalo Oscar Higueras Viscarra (fojas 280 a 282) impugnando los Autos de Vista de 15 de enero de 2008 y complementario de 12 de febrero de 2008 (fojas 262 a 267 y 271) emitidos por la Sala Penal de la Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca, en el proceso seguido por el Ministerio Público y como acusador particular por la Empresa Seguros Illimani Sociedad Anónima representada por Lauren Ibáñez Villalba contra el recurrente por los delitos de falsedad material, falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado.

CONSIDERANDO: que a los efectos de emitir la resolución que al respecto corresponda, se cuenta con los siguientes antecedentes:

1.- En el proceso iniciado a instancia del Ministerio Público y a querella de la representante de Seguros Illimani Sociedad Anónima contra Gonzalo Oscar Higueras Viscarra, el Tribunal de Sentencia Nº 2 en lo Penal de la Capital emitió Sentencia el 21 de octubre de 2005 que condenó al procesado a la pena de seis años de reclusión por la comisión de los delitos de falsedad material, falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado en concurso ideal tipificados en los artículos 198, 199 y 203 del Código Penal.

2.- La mencionada sentencia fue objeto de apelación restringida por parte del procesado, ante lo cual la Sala Penal de la Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca dictó los Autos de Vista números 28/2008 y 38/2008 de 15 de enero y 12 de febrero respectivamente, por los que declaró improcedentes las denuncias formuladas por el imputado en su apelación.

3.- Contra la mencionada Resolución de Alzada el encausado interpuso el recurso de casación manifestando que, si bien al momento de interponer el recurso de apelación restringida no existía precedente sobre el caso de autos, invocó el Auto Supremo 341/2006 de 28 de agosto de 2006 para admisión del recurso y resolución de fondo. Continuó sosteniendo que la improcedencia dispuesta sobre el segundo motivo de apelación por denuncia de inobservancia de los artículos 279 y 342 tercer párrafo del Código de Procedimiento Penal, contradice la jurisprudencia del citado Auto Supremo, en razón a que el Tribunal A quo, a petición del Ministerio Público, dispuso que el Banco Nacional de Bolivia remita a ese juzgado los cheques objeto del instrumento de los delitos. El Tribunal de Alzada dio validez a la determinación del Tribunal A quo señalando: "... por disposición del artículo 87 de la Ley de Bancos modificada por el artículo 10 de la Ley Nº 2297 del Ministerio Público está facultada para requerir directamente el levantamiento del secreto bancario, al haberse también previsto que dicho secreto puede suspenderse por orden judicial, no existe impedimento legal alguno que prohíba al fiscal optarpor esta última vía, más aún cuando se tiene constancia de que le fue negada en una oportunidad anterior la petición directa ... la prueba cuestionada fue ofrecida oportunamente por el Ministerio Público y obtenida en el marco legal previsto por el artículo 212 del Código de Procedimiento Penal, no siendo evidente que hubiere sido obtenido directamente por el Tribunal a quo, por lo que tampoco es cierto que hubieran sido inobservadas las normas acusadas...". Expresó al respecto que esa determinación no es correcta porque la recolección de prueba es responsabilidad del Ministerio Público, y concluyó su exposición pidiendo que se deje sin efecto la resolución impugnada estableciendo la doctrina legal aplicable y ordenando que se dicte nueva resolución.

CONSIDERANDO: que del análisis de los datos procesales adjuntos y del precedente invocado se establecen los siguientes aspectos de orden legal:

1.- En el momento en que se emitió la sentencia Nº 05/2005 de 21 de octubre de 2005, no había sido emitido aún el Auto Supremo Nº 341/2006 de 28 de agosto de 2006, citado como precedente. Consiguientemente, en aplicación del artículo 420 párrafo segundo del Código de Procedimiento Penal, no puede ser aplicado retroactivamente a un caso juzgado con anterioridad que mereció la resolución condenatoria de 21 de octubre de 2005, puesto que la solicitud expresa del Ministerio Público fue concedida conforme estipula el artículo 44 párrafo tercero, que dice "el juez o tribunal que sea competente para conocer de un proceso penal, lo será también para decidir todas las cuestiones e incidentes que se susciten en el curso de su tramitación, así como para dictar las resoluciones respectivas y ejecutarlas".

2.- Si bien el impetrante interpuso su recurso de casación dentro del término previsto por el artículo 417 del Código de Procedimiento Penal e invocó como precedente contradictorio el Auto Supremo Nº 341/2006 de 28 de agosto de 2006, no es menos cierto que la citada doctrina legal no puede ser aplicada al de la especie, toda vez que fue pronunciada después de varios meses que el Tribunal A quo dictó dicha sentencia; a ello se agrega que el fallo de mérito citado como precedente contradictorio, versa sobre el delito de tráfico de sustancias controladas, proceso en el que se estableció doctrina legal a raíz de que el Órgano Jurisdiccional dispuso la introducción de prueba por su lectura, hecho que tampoco es similar al caso de autos.

3.- Hubo incumplimiento de los requisitos exigidos en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, para los fines de interposición de los recursos de casación.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia, en ejercicio de sus atribuciones, aplicando el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Gonzalo Oscar Higueras Viscarra, contra los Autos de Vista de 15 de enero de 2008 y complementario de 12 de febrero de 2008, en la acción seguida por el Ministerio Público y por Lauren Ibáñez Villalba en representación del Seguro Illimani Sociedad Anónima contra el recurrente con pliego acusatorio formal por los delitos de falsedad material, falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Firmado:

Presidente; José Luis Baptista Morales

Ministro: Ramiro José Guerrero Peñaranda

Secretaria de Cámara: Valeria Auad Sandi

SALA PENAL SEGUNDA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE BOLIVIA