SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo Nº 205 Sucre, 22 de agosto de 2011

Expediente: Oruro 41/2006

Partes: Luís Alberto Moya Zapata C/ Jorge e Isabel Gladys Lauraiza Fernández.

Delito: Estelionato.

Ministro Relator: Ramiro José Guerrero Peñaranda


VISTOS: el recurso de nulidad y casación presentado por los procesados Jorge e Isabel Gladys Lauraiza Fernández el 19 de mayo de 2006 (fojas 905), impugnando el Auto de Vista de 15 de marzo de 2006 (fojas 893) emitido por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro en el proceso seguido por el Ministerio Público y por Luís Alberto Moya Zapata contra los recurrentes por el delito de estelionato.

CONSIDERANDO: que para los fines de emisión de la resolución que al respecto corresponda, se cuenta con los siguientes antecedentes:

1.- El Juez Segundo de Instrucción en lo Penal, por auto de 4 de septiembre de 2003 (fojas 204), recibió la declaración indagatoria de los imputados Isabel Gladys Lauraiza Fernández y Jorge Lauraiza Fernández, concluyendo con el Auto Final de la Instrucción el 15 de noviembre de 2003 disponiendo el procesamiento de Jorge e Isabel Gladys Lauraiza Fernández por la comisión del delito de estelionato descrito como sancionado en el artículo 337 del Código Penal.

El Plenario se llevó adelante ante el Juez de Partido en lo Penal Nº 1 (Liquidador) de la ciudad de Oruro, quien emitió Sentencia el 24 de mayo de 2005 declarando a los procesados Jorge e Isabel Gladys Lauraiza Fernández, autores de la comisión del delito de estelionato, condenándoles a la pena privativa de libertad de 2 años de reclusión.

2.- La sentencia emitida fue objeto del recurso de apelación interpuesto por ambos procesados; la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, mediante Auto de Vista de 15 de marzo de 2006, confirmó la sentencia apelada; resolución que fue objeto del recurso de nulidad y casación interpuesto por Jorge e Isabel Gladys Lauraiza Fernández, que es caso de autos, con los siguientes fundamentos:

Los recurrentes afirmaron que del examen de las pruebas producidas fue establecido que la parte civil no demostró la existencia de una acción u omisión punible conforme al artículo 133 del Código de Procedimiento Penal (cuerpo del delito); no valoraron la prueba de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 135 del Código Adjetivo Penal, como la falta de los requisitos esenciales que debió contener el fallo emitido por el Tribunal de Apelación en el Auto de Vista 17/2006 impugnado, infringiendo el artículo 297 inciso 7) del Código de Procedimiento Penal.

Los recurrentes acusaron que el artículo 16 en el inciso 3) según el Tribunal de Alzada, no estuvo vigente por las modificaciones introducidas al Código Penal, por la Ley 1768, constituyéndose de importancia aclarar que esa Ley no derogó el artículo 16 sino que lo sustituyó. Por tal razón el Tribunal de Alzada debió considerar ese cuestionamiento planteado en la apelación de conformidad a lo dispuesto en el artículo 308 del Código de Procedimiento Penal de 1972.

CONSIDERANDO: que efectuado el análisis correspondiente, se llegó a establecer las siguientes conclusiones:

1.- Los procesados Jorge e Isabel Gladys Lauraiza Fernández suscribieron el 13 de septiembre de 1999, en la ciudad de Oruro, un documento privado de reconocimiento de obligación de $US. 15.000 en favor de Luís Alberto Moya Zapata (querellante), garantizando el cumplimiento de esa obligación con la fábrica de carnes frías y embutidos "La Paceña" y el bien inmueble ubicado en la calle Boquerón 1752, zona San Pedro de la ciudad de La Paz, derecho propietario registrado en Derechos Reales.

2.- Efectuado el análisis del proceso con relación a las infracciones acusadas por los recurrentes, en las que hubiesen incurrido el Juez Primero de Partido en lo Penal de la ciudad de Oruro y el Tribunal de Alzada, en el caso de autos, en la tramitación de la causa, fue debidamente probado que observaron las normas tanto procesales como constitucionales, dando estricto cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 135 del Código de Procedimiento Penal, valorando los medios de prueba en forma conjunta; aplicando las reglas de la sana critica, aportadas en el Sumario y Plenario de la causa, comprobándose el cuerpo del delito (artículo 133 del Código Adjetivo Penal), como a las exigencias establecidas en los artículos 144 y 243 del Código de Procedimiento Penal, por tal razón, los procesados Isabel Gladys y Jorge Lauraiza Fernández incurrieron en la comisión del delito de estelionato descrito como sancionado en el artículo 337 del Código Penal, por la existencia de plena prueba en su contra.

3.- El artículo 337 del Código Penal (estelionato), encierra dos modalidades: a) vender o gravar como bienes libres, los que fueren litigiosos o estuvieren embargados o gravados y; b) vender, gravar o arrendar como propios, bienes ajenos. En ese sentido, los procesados Jorge e Isabel Gladys Lauraiza Fernández, al otorgar en garantía un bien inmueble de propiedad exclusiva de Isabel Gladys Lauraiza Fernández, hipotecada con anterioridad en favor del Banco de La Paz, por el monto de $US. 35.000, por préstamo de dinero otorgado a Fermín Lauraiza Fernández, segunda hipoteca a favor de Félix Vargas Lucero, por cobro de honorarios profesionales y garantizando el bien hipotecado a Luís Alberto Moya Zapata, por el monto de $US. 15.000, a sabiendas que está hipotecado a favor de otras personas, incurrieron los procesados en la comisión del delito de estelionato. En consecuencia, a la fecha de iniciado el proceso, el inciso en que fundaron los recurrentes sus recursos de nulidad y de casación no estaba vigente, por cuanto fue sustituido por la Ley 1768. En el artículo 2, numeral 12, solamente figuran dos incisos 1) y 2) y no el inciso 3), como afirmaron los recurrentes. Por tal razón el Tribunal de Alzada en el Auto de Vista recurrido, no analizó la existencia de violencia o coacción que constituía causal de exclusión de la responsabilidad penal o de inculpabilidad, porque no correspondía, evidenciándose que no existió violación de esa normativa acusada por los recurrentes.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia, en uso de sus atribuciones, aplicando el artículo 307 numeral 2) del Código de Procedimiento Penal y de acuerdo con el requerimiento fiscal de fojas 913 a 914, declara INFUNDADO el recurso de nulidad y casación interpuesto por los procesados Jorge e Isabel Gladys Lauraiza Fernández, contra el Auto de Vista de 15 de marzo de 2006 emitido por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, dentro del proceso penal seguido a instancia de Luís Alberto Moya Zapata (acusación) contra los recurrentes por la comisión del delito de estelionato.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Firmado:

Presidente: José Luis Baptista Morales

Ministro: Ramiro José Guerrero Peñaranda

Secretaria de Cámara: Valeria Auad Sandi

SALA PENAL SEGUNDA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE BOLIVIA