SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo Nº 193 Sucre, 8 de agosto de 2011

Expediente: Cochabamba 27/2008

Partes: Ministerio Público C/ Santos Aguilar Serrano, Marco Severich Miranda y otro.

Delito: Tráfico ilícito de sustancias controladas y asociación delictuosa.


VISTOS: el recurso de casación interpuesto por Santos Aguilar Serrano (fojas 438 a 442), impugnando el Auto de Vista de 11 de diciembre de 2007 pronunciado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba (fojas 395 a 400), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra Marco Severich Miranda, Román Quispe Mamani y el recurrente por comisión de los delitos de tráfico ilícito de sustancias controladas y asociación delictuosa.

CONSIDERANDO: que para emitir la resolución que al respecto corresponda, se cuenta con los siguientes antecedentes:

1.- El Tribunal de Sentencia Nº 1 de la ciudad de Cochabamba, en el proceso seguido contra Marco Severich Miranda, Román Quispe Mamani y Santos Aguilar Serrano, dictó sentencia condenando a Santos Aguilar Serrano a la pena de veinte años de presidio por comisión del delito de tráfico ilícito de sustancias controladas agravado por asociación delictuosa.

2.- Contra la mencionada sentencia, el procesado presentó el recurso de apelación restringida resuelto mediante Auto de Vista de 11 de diciembre de 2007 por el Tribunal de Alzada, que declaró improcedente dicho recurso, confirmando la sentencia en todas sus partes.

3.- Ese Auto de Vista fue impugnado por el procesado mediante el recurso de casación que es motivo de autos, aduciendo que existió inobservancia y errónea aplicación del Código de Procedimiento Penal y vulneración del principio de igualdad y de buena fe.

CONSIDERANDO: que del examen efectuado, se tiene que el recurrente manifestó que el Tribunal de Alzada no atendió el reclamo sobre existencia de defectos absolutos en la sentencia, ni tomó en cuenta la evidente falta de fundamentación de dicha sentencia entrando por ello en contradicción con lo determinado por el Auto Supremo Nº 562 de 1 de octubre de 2004, y desconoció que hubo errónea aplicación de la norma sustantiva expuesta en los artículos 48 y 53 de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas, ejerciendo la función de acusador junto al Fiscal por haber apreciado en grado de convicción sólo la prueba de cargo, dejándolo en indefensión, pues, si bien la apelación restringida no es un medio para pedir valoración de la prueba, es un recurso para velar por los derechos y garantías de los litigantes, razón por la cual, el Tribunal de Alzada debía anular total o parcialmente la sentencia y ordenar su reposición, todo ello de conformidad a lo determinado en los Autos Supremos 317 de 3 de junio de 2003 y 412 de 10 de octubre de 2006.

Que se pudo apreciar que el Auto de Vista impugnado no contradijo la doctrina legal aplicable expuesta en los Autos Supremos presentados como precedentes de jurisprudencia, y no demostró el impetrante que el Auto de Vista impugnado atentó a derechos fundamentales.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia, con la facultad conferida por el artículo 59-I) de la Ley de Organización Judicial y aplicando el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Santos Aguilar Serrano impugnando el Auto de Vista de 11 de diciembre de 2007 pronunciado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra Marco Severich Miranda, Román Quispe Mamani y el recurrente por comisión de los delitos de tráfico ilícito de sustancias controladas y asociación delictuosa.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Firmado:

Presidente: José Luis Baptista Morales

Ministro: Ramiro José Guerrero Peñaranda

Secretaria de Cámara: Valeria Auad Sandi

SALA PENAL SEGUNDA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE BOLIVIA