SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo Nº 175 Sucre, 24 de junio de 2011

Expediente: Cochabamba 107/2006

Partes: Ministerio Público C/ Serafín Magariños Hurtado, Pedro Maturano Cruz y otro.

Delito: Tráfico de sustancias controladas.

Ministro relator: Ramiro José Guerrero Peñaranda


VISTOS: los recursos de casación planteados por Serafín Magariños Hurtado (fojas 512 a 513) y por Pedro Maturano Cruz (fojas 516), ambos impugnando el Auto de Vista de 18 de enero de 2006 (fojas 489 a 494), pronunciado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra Marcos Barrios y los recurrentes, por los delitos de tráfico ilícito de sustancias controladas y complicidad, conforme a la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

CONSIDERANDO: que el 25 de febrero de 1999, en la tranca Grether (Chapare) efectivos antinarcóticos encuentran a Serafín Magariños Hurtado y Marcos Barrios en posesión de 57.288 gramos de cocaína, dentro del vehículo con placa SSN251; una tercera persona se dio a la fuga y posteriormente se la identificó como Pedro Maturano Cruz.

Que los jueces del Juzgado Primero de Partido de Sustancias Controladas de Cochabamba, el 8 de julio de 2002 pronunciaron Sentencia que declaró: 1) a Pedro Maturano Cruz y a Marcos Barrios autores del delito de tráfico ilícito de sustancias controladas condenándoles a la pena de trece años de presidio, en aplicación de los artículos 48 y 33 inciso m) de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas; 2) a Serafín Magariños Hurtado autor de complicidad en el tráfico, condenándole a ocho años y ocho meses de presidio, conforme a los artículos 76, 48 y 33 inciso m) de la citada ley especial; y, 3) dispusieron la confiscación definitiva del carro con placa SSN251, rechazando la tercería de Germán Villca (fojas 393 a 395).

Los tres procesados, por separado, presentaron recursos de apelación, que fueron resueltos mediante Auto de Vista emitido por los Vocales de la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba el 18 de enero de 2006, confirmando la sentencia en relación a los procesados y disponiendo la devolución del motorizado a favor de Germán Villca.

Contra el mencionado Auto de Vista, Serafín Magariños Hurtado presentó recurso de casación pidiendo la nulidad de obrados hasta el vicio más antiguo, al amparo de los artículos 297 numerales 1), 3), 5) y 10) del Código Procesal Penal de 1972 y artículo 15 de la Ley de Organización Judicial; porque no participó el abogado defensor en audiencia de confesión y las Diligencias Policiales ampliatorias no fueron ratificadas en juicio. De igual manera el defensor de oficio de Pedro Maturano Cruz pidió que se case el Auto de Vista y se le absuelva al amparo del artículo 15 de la Ley de Organización Judicial, porque, el informe complementario de las conclusiones policiales no fue ratificado en el Plenario.

CONSIDERANDO: que en revisión, de la existencia de vulneraciones normativas y de defectos procesales, se llegó a las siguientes conclusiones:

1.- De los fundamentos expuestos por Serafín Magariños Hurtado y de la revisión de obrados, resulta que a fojas 128-130 cursa su declaración confesoria en la cual se evidencia la presencia y participación de sus abogados defensores Dra. Esther Chacón y Dr. Henry López, no siendo necesario que las firmas de los abogados cursen en el acta, cuando su leyenda claramente manifiesta tal comparecencia, conforme lo establece el artículo 231 numeral 1) del Código de Procedimiento Penal; no siendo evidente el motivo de nulidad invocado en la causal 1) del artículo 297 del citado Código. Continuando, el acta de lectura de sentencia de fojas 396 da cuenta de la publicidad de ese acto procesal, de lo cual emerge que no concurre la causal 3) del citado artículo 297. En ese orden, a fojas 385 cursa acta de lectura de prueba y fundamentos para conclusiones, en la cual se aprecia la comparecencia del recurrente y de su defensora Dra. Esther Chacón; actuado en el cual se ratifica toda la prueba y se leen las conclusiones de las partes, resultando infundada la petición de nulidad, marcada en los numerales 5) y 10) del indicado artículo 297.

Consecuentemente, efectuada la revisión integral de obrados, para evidenciar la existencia de vulneración a derechos y garantías que importen nulidad de obrados, conforme a la invocación de causales realizada por Serafín Magariños Hurtado, se establece que no son evidentes los motivos expresados por éste, deviniendo su pretensión en infundada.

2.- Que Pedro Maturano Cruz en su recurso no señala a que infracción sustantiva se refiere, puesto que, de conformidad a lo establecido en los artículos 296 y 301 del Código de Procedimiento Penal de 1972, el recurso de casación debe contener específicamente los motivos en los cuales funda su pretensión, con cita de la Ley o Leyes procesales cuya inobservancia o quebrantamiento se impugne en el caso de la nulidad de obrados, o las leyes sustantivas o de fondo cuya violación y/o defectuosa aplicación se acuse respecto de la reclamación de casación; debiendo además, indicar en qué consiste el quebrantamiento de las primeras y la violación de las segundas. A ese fin, los artículos 297 y 298 del citado Código aplicable al caso de autos, establecen cuales son las inobservancias adjetivas y cuales las vulneraciones sustantivas que deben ser invocadas, constituyéndose en requisito indispensable para la procedencia del recurso pretendido.

Consiguientemente, su pretensión resulta improcedente por no cumplir con los requisitos de forma exigidos por norma, omisión que no puede ser suplida por este Supremo Tribunal.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia, en ejercicio de la atribución primera del artículo 59 de la Ley de Organización Judicial y del artículo 307 incisos 1) y 2) del Código de Procedimiento Penal de 1972, de acuerdo con el requerimiento fiscal de fojas 524 a 527, declara INFUNDADO el recurso de nulidad pretendido por Serafín Magariños Hurtado, e IMPROCEDENTE el recurso de casación incoado por Pedro Maturano Cruz, ambos impugnando el Auto de Vista de 18 de enero de 2006 pronunciado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba en el proceso seguido por el Ministerio Público contra Marcos Barrios y los recurrentes por los delitos de tráfico ilícito de sustancias controladas y complicidad.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Firmado:

Presidente: José Luis Baptista Morales

Ministro: Ramiro José Guerrero Peñaranda

Secretaria de Cámara: Valeria Auad Sandi

SALA PENAL SEGUNDA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE BOLIVIA