SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo Nº 090 Sucre, 22 de marzo de 2011

Expediente: La Paz 35/2005.

Partes: José Silvestre Gutiérrez c/ Rosario Illanes.

Delito: Falsedad Ideológica y uso de instrumento falsificado.

Ministro relator: José Luis Baptista Morales.


VISTOS: el recurso de nulidad interpuesto el 29 de noviembre de 2004 por Rosario Illanes (fojas 224 a 225), impugnando el Auto de Vista emitido el 20 de septiembre del mismo año por la Sala Penal Primera del Distrito Judicial de La Paz (fojas 217 a 218) en el proceso penal seguido contra ella por José Silvestre Gutiérrez Cabrera con imputación por comisión de los delitos de falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado.

CONSIDERANDO: que para los fines de emisión de la resolución que al respecto corresponda, se cuenta con los siguientes datos:

1.- José Silvestre Gutiérrez Cabrera formuló querella contra Rosario Illanes el 7 de febrero de 2001 por los delitos mencionados en el rubro, manifestando que carece de valor una partida del Registro Civil que hace constar que la mencionada Rosario Illanes, de 54 años de edad, contrajo matrimonio con Alejandro Gutiérrez Perales de 90, padre del recurrente, pues, en la fecha de ese contrato, era esposa de otro en virtud de matrimonio que en ese momento no estuvo disuelto. Sostuvo que ella, presentándose con nombre y apellido distinto al utilizado cuando contrajo un matrimonio anterior, logró que se celebre otro con el mencionado padre del recurrente, sólo para beneficiarse con las rentas percibidas por él en esa época en su condición de Benemérito de la Guerra del Chaco y Jubilado de la Fuerza Aérea (fojas 62).

2.- El querellante presentó como prueba preconstituida el Informe en Conclusiones sobre Diligencias de Policía Judicial, según el cual la denunciada, afirmando haber nacido el 30 de septiembre de 1948, obtuvo una cédula de identidad el 10 de agosto de 1972 con el nombre de Rosa Somoya Illanes, y, luego, el 11 de julio de 1986, obtuvo otra cédula como Rosario Illanes sosteniendo que nació el 31 de diciembre de 1946. El mencionado Informe concluyó señalando que por el cotejo de huellas digitales y por las fotografías existentes en los respectivos documentos quedó plenamente demostrado que ambas cédulas hacen referencia a una sola y misma persona (fojas 53 a 58).

3.- Iniciado el respectivo proceso sobre esa base con sujeción a las reglas establecidas por el Código de Procedimiento Penal de 1972, se procedió a la apertura de Sumario el 21 de febrero de 2001 (fojas 71), a cuyo término el Juez de Instrucción a cargo del caso emitió Auto de Procesamiento el 30 de abril de 2002 (fojas 111 a 112).

4.- Sustanciada la causa, la fase de Plenario concluyó con sentencia dictada el 22 de diciembre de 2003 que declaró a la procesada autora de los delitos que le fueron atribuidos y, por ello, la condenó a la pena de tres años de reclusión, sosteniendo en la parte descriptiva que dicha decisión fue asumida en atención a las siguientes apreciaciones: a) Se comprobó que la procesada utilizaba dos cédulas de identidad con diferentes nombres y apellidos y distintas fechas de nacimiento; b) En mérito a una cédula de identidad que la identificaba como Rosa Somoya Illanes, contrajo matrimonio con Elías Paredes el 2 de noviembre de 1980, y el 15 de abril de 1999, sin que esté disuelto ese vínculo, contrajo otro matrimonio como Rosario Illanes con Alejandro Gutiérrez Perales, lo cual demuestra que planificó y utilizó el segundo documento con intención fraudulenta causando perjuicio al mencionado Alejandro Gutiérrez Perales, hechos que son característica clara de los tipos penales de falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado (fojas 192 a 196).

5.- Rosario Illanes interpuso recurso de apelación contra esa sentencia con los siguientes argumentos: a) Los certificados de nacimiento sobre cuya base le fueron entregados por el Servicio Nacional de Identificación Personal dos cédulas de identidad con fechas diferentes de nacimiento y con nombres y apellidos distintos, no fueron falsificados por ella ni por nadie, pues con el primero de ellos, a nombre de Rosa Somoya Illanes, basado en certificado proporcionado por su madre, obtuvo la cédula de identidad con la que contrajo matrimonio con Elías Paredes y, después, cuando supo que su verdadera identidad era la que constaba en su partida de bautismo católico, ella tramitó sobre esa base un nuevo certificado de nacimiento en Oficinas del Registro Civil, que fue el documento probatorio para otorgamiento de la cédula que presentó para su casamiento con Alejandro Gutiérrez Perales; b) Ese segundo matrimonio fue disuelto, pero debido a que ella tuvo una relación de unión libre por más de dos años con el mencionado Alejandro Gutiérrez Paredes, no causó daño económico a los familiares de él, pues un vínculo de esa naturaleza tiene el carácter de matrimonio de hecho (fojas 202 a 203).

6.- El Tribunal de Alzada resolvió ese recurso de apelación, mediante Auto de Vista que confirmó la sentencia apelada sobre la base de apreciación expuesta en sentido de haber percibido que el Juez de Primera Instancia procedió en forma acertada al emitir su pronunciamiento condenatorio, expresando que los argumentos expuestos en el planteamiento de apelación no enervan el fallo impugnado, lo cual dio origen a la presentación del recurso de nulidad que es motivo de autos.

7.- Dicho recurso fue presentado con los siguientes argumentos: a) Durante la fase de Plenario se efectuó una audiencia sin presencia de la procesada, transgrediendo por ello la regla contenida en el numeral 10) del artículo 297 del Código de Procedimiento Penal de 1972 que menciona como causal de nulidad la inconcurrencia del procesado al debate; b) En una de las actas concernientes a esa fase de Plenario no consta la firma del Fiscal asignado al caso; c) En la fecha de suscripción del Auto de Vista de referencia carecían de competencia para ese efecto los Magistrados que emitieron dicho fallo, pues, para entonces, se encontraba vencido el plazo de pronunciamiento definitivo fijado por la Disposición Transitoria Tercera del Código de Procedimiento Penal actual para las causas tramitadas según las reglas del sistema procesal anterior.

CONSIDERANDO: que efectuado el examen pertinente se llegó a percibir que la impetrante no demostró que el Auto de Vista por ella impugnado incurrió en alguna de las causales de nulidad establecidas en el artículo 297 del Código de Procedimiento Penal de 1972, según quedó acreditado por las siguientes apreciaciones:

Primera.- Si bien es verdad que la inasistencia de la parte procesada es causal de nulidad, consta, según los actuados de fojas 177, que ese defecto fue subsanado por el Juez de la causa al haber dispuesto la reapertura del periodo de debate.

Segunda.- No está sancionada con nulidad la falta de firma en actas de los representantes del Ministerio Público.

Tercera.- Pese al hecho de estar vencido el plazo fijado por el actual Código de Procedimiento Penal para finalización de los procesos iniciados bajo las reglas del anterior sistema procesal, no pierden por ese motivo competencia los Jueces que conocen tal tipo de causas, pues la extinción de la acción penal respectiva se produce únicamente en mérito a una resolución expresa debidamente fundamentada, de oficio o a instancia de parte, según lo establecido por la Disposición Transitoria Tercera del mencionado actual Código de Procedimiento Penal.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia, en ejercicio de sus atribuciones, aplicando la regla contenida en el numeral 2) del artículo 307 del Código de Procedimiento Penal de 1972, de acuerdo con el requerimiento fiscal de fojas 232 a 234, declara INFUNDADO el recurso de nulidad interpuesto por Rosario Illanes impugnando el Auto de Vista emitido el 20 de septiembre de 2004 por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz en el proceso seguido contra la recurrente por José Silvestre Gutiérrez Cabrera con imputación por comisión de los delitos de falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Firmado:

Presidente: José Luis Baptista Morales

Ministro: Ramiro José Guerrero Peñaranda

Secretaria de Cámara: Valeria Auad Sandi

SALA PENAL SEGUNDA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE BOLIVIA