SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo Nº 077 Sucre, 4 de marzo de 2011

Expediente: Cochabamba 205/2008.

Partes: Ministerio Público, Lily Ali Gonzáles de Barrientos y otro c/ Eduardo Simons Arce.

Delito: Violación.


VISTOS: el recurso de casación interpuesto por Eduardo Simons Arce el 26 de septiembre de 2008 (fojas 165), impugnando el Auto de Vista de 3 de septiembre del mismo año (fojas 154 a 157) emitido por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba en el proceso penal seguido por el Ministerio Público y por Lily Ali Gonzáles de Barrientos y Dionisio Barrientos Cadima contra el recurrente con imputación por el delito de violación de una niña de once años de edad.

CONSIDERANDO: que el proceso oral, público y contradictorio fue tramitado ante el Tribunal Tercero de Sentencia en lo Penal de la ciudad de Cochabamba, cuyo fallo (fojas 121 a 125) declaró a Eduardo Simons Arce autor del delito de violación, y lo condenó a la pena de dieciocho años de presidio. Dicha resolución fue objeto del recurso de apelación restringida interpuesto por Eduardo Simons Arce (fojas 130 a 131). El Tribunal de Alzada emitió el Auto de Vista de 3 de septiembre de 2008 (fojas 154 a 157), confirmando la sentencia. Ese fallo fue impugnado por el recurso de casación que es motivo de autos, presentado con los siguientes argumentos:

1.- No se demostró el hecho acusado, debido a la inexistencia de prueba suficiente. No se tomó en cuenta la sugerencia efectuada por el médico forense en sentido de que sea identificado el autor del delito.

2.- El procesado no pudo lograr la elaboración científica de la prueba por falta de recursos económicos para demostrar que quien cometió ese delito fue otra persona.

3.- El Auto de Vista impugnado contradijo el Auto Supremo Nº 479 de 8 de diciembre de 2005, que indica que la carga de la prueba corresponde al acusador, y que en aplicación del principio de presunción de inocencia, un procesado no puede ser tratado como culpable.

CONSIDERANDO: que efectuado el análisis correspondiente se llegó a las siguientes conclusiones: a) El Tribunal de Alzada aplicó correctamente la normativa procesal vigente, al exponer las siguientes apreciaciones: "Morelia Barrientos de 11 años de edad, fue abusada sexualmente contra su voluntad, el examen médico forense evidencia que la menor presentaba además del himen desflorado con desgarro y abundante secreción que lleva a la conclusión que la agresión sexual ha sido reciente, conforme señala dicho profesional, puede ser incluso hasta 5 días antes del examen, dan la certeza que el hecho ha sido probado, la menor estaba incapacitada para resistir la agresión sexual, esta a merced del imputado mediante superioridad del mismo, un sujeto de 30 años de edad, frente a la menor de complexión pequeña, tiene acceso carnal con la menor mediante penetración vaginal de su órgano sexual, el delito de violación, en consecuencia se ha consumado"; b) debido a que la valoración de la prueba constituye una atribución privativa del Juez o Tribunal de Sentencia, el Tribunal de Alzada deberá identificar la falla o la impericia del Juez o Tribunal de Sentencia para admitir o rechazar el recurso planteado; c) La decisión impugnada por el recurrente no contradijo la doctrina legal aplicable establecida en el Auto Supremo propuesto como precedente.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia en ejercicio de sus atribuciones, aplicando la regla contenida en el artículo 418 del Código Penal declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Eduardo Simons Arce impugnando el Auto de Vista emitido el 3 de septiembre de 2008 por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba en el proceso seguido contra el recurrente con imputación por comisión del delito de violación de una niña de once años de edad.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Firmado:

Presidente: José Luis Baptista Morales

Ministro: Ramiro José Guerrero Peñaranda

Secretaria de Cámara: Valeria Auad Sandi

SALA PENAL SEGUNDA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE BOLIVIA