SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo Nº 244 Sucre, 10 de agosto de 2010

Expediente: Santa Cruz 125/2004

Partes: Ministerio Público c/ María Victoria Flores Ariste, Hugo Velásquez Subelsa y Jesús Hugo Ramírez Saucedo.

Delitos: Tipificado por la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.


VISTOS: el recurso de casación interpuesto el 31 de marzo de 2004 (fojas 268 a 269) por María Victoria Flores Ariste, impugnando el Auto de Vista emitido el día 13 del mismo mes y año (fojas 265 a 266) por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, en el proceso seguido por el Ministerio Público contra la recurrente, Hugo Velásquez Subelsa y Jesús Hugo Ramírez Saucedo con imputación por la comisión de delitos tipificados por la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

CONSIDERANDO: que la causa de referencia tuvo comienzo con el Auto de Apertura de 7 de febrero de 2001 (fojas 54 a 55), y concluyó en primera instancia con sentencia de 15 de julio de 2003 (fojas 239 a 246) que condenó a María Victoria Flores Ariste y Hugo Vásquez Subelsa a la pena de diez años de presidio por el delito de tráfico ilícito de sustancias controladas y a Jesús Hugo Ramírez Saucedo autor del delito de complicidad en el tráfico de sustancias controladas condenándolo a la pena de seis años y seis meses de presidio.

Dicha sentencia, en fase de conocimiento del recurso de apelación planteada por los procesados, fue confirmada por el Tribunal de Alzada mediante el Auto de Vista que, dio origen al recurso de casación que es caso de autos.

El mencionado recurso radicó en la entonces Sala Penal única de esta Corte Suprema de Justicia el 7 de mayo de 2004 (fojas 273), sin pronunciamiento desde entonces de la resolución final correspondiente.

CONSIDERANDO: que nos es posible desconocer que el Estado Boliviano, dentro del marco social y democrático de derecho en el que desarrolla sus acciones, en este momento histórico, cuando la sociedad clama por seguridad, ha tomado como política de Estado, la defensa social a través de lucha contra la corrupción y la delincuencia, debiendo por lo tanto, todos estar al frente de lo que se considera pernicioso y nocivo para la sociedad y la consecución de la paz social, sin que ello importe menoscabar derechos individuales de los particulares; simplemente corresponde ponderar los de ellos frente a los de la sociedad, cuando estos se contrapongan.

Que se debe considerar a los delitos de narcotráfico previstos expresamente en el artículo 145 de la Ley 1008, como delito de lesa humanidad y contrario al derecho internacional, por consiguiente imprescriptible, conforme a lo determinado por la convención celebrada el año 1988 en Viena y por la amplia jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que de acuerdo a la Doctrina que define al delito de lesa humanidad "como aquel que ofende a la humanidad, hiere y daña y ofende la conciencia general y rompe las condiciones de vida pacífica y civilizada", sin dejar de lado el Pacto de San José de Costa Rica, en el capítulo V, artículo 32 numeral 2 cuando reconoce que los derechos de cada persona están limitados por los derechos de los demás, por la seguridad de todos y por las justas exigencias del bien común, en una sociedad democrática.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con la participación de la Ministra de la Sala Penal Primera Ana María Forest Cors, en ejercicio de sus atribuciones, de acuerdo con el requerimiento fiscal de 24 de diciembre de 2004 (fojas 274 a 276), declara NO HA LUGAR A LA EXTINCIÓN DE LA ACCIÓN PENAL correspondiente al proceso seguido por el Ministerio Público contra María Victoria Flores Ariste, Hugo Velásquez Subelsa y Jesús Hugo Ramírez Saucedo, con imputación por comisión de delitos tipificados por la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas, por lo tanto debe proseguir la tramitación de la causa hasta su conclusión.

Regístrese, comuníquese y cúmplase.

Firmado:

Ministro Ramiro José Guerrero Peñaranda

Ministra Ana María Forest Cors

Ante mí: Abog. Sandra Mendívil Bejarano.

SECRETARIA DE CÁMARA DE LA SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

 

SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo Nº 244 Sucre, 10 de agosto de 2010

Expediente: Santa Cruz 125/2004

Partes: Ministerio Público c/ María Victoria Flores Ariste, Hugo Velásquez Subelsa y Jesús Hugo Ramírez Saucedo.

Delitos: Tipificado por la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

Ministro Disidente

*********************************************************************************************************************

VISTOS: el recurso de casación interpuesto el 31 de marzo de 2004 (fojas 268 a 269) por María Victoria Flores Ariste, impugnando el Auto de Vista emitido el día 13 del mismo mes y año (fojas 265 a 266) por la Sala Penal Primera del Distrito Judicial de Santa Cruz en el proceso seguido por el Ministerio Público contra la recurrente, Hugo Velasquez Súbelas y Jesús Hugo Ramírez Saucedo con imputación por comisión de delitos tipificados por la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

CONSIDERANDO: que debido al hecho de haberse iniciado ese proceso hace más de diez años con sustanciación basada en el régimen anterior al actual, corresponde extinguir de oficio esa causa por vencimiento del plazo máximo de duración del proceso en atención a los siguientes antecedentes:

1.- La causa de referencia tuvo comienzo con Auto de Apertura de 7 de febrero de 2001 (fojas 54 a 55), y concluyó en primera instancia con sentencia de 15 de julio de 2003 (fojas 239 a 246) que condenó a dos de los procesados a la pena de diez años de presidio por el delito de tráfico ilícito de sustancias controladas, a Jesús Hugo Ramírez Saucedo a la pena de seis años y seis meses de presidio por el delito de complicidad en el tráfico de sustancias controladas.

2.- Dicha sentencia, en fase de conocimiento del recurso de apelación planteado por los procesados, fue confirmada por el Tribunal de Alzada mediante el Auto de Vista que, por esa razón, dio origen al recurso que es caso de autos.

3.- El mencionado recurso radicó en la entonces Sala Penal única de esta Corte Suprema de Justicia el 7 de mayo de 2004, sin pronunciamiento desde entonces la resolución final correspondiente.

4.- Que no es posible respecto a ese caso decidir que la causa continúe, porque la demora comprobada no es atribuible a acciones dilatorias de los procesados ni a ninguno de los otros factores a que hace referencia la Sentencia Constitucional número 101 de 14 de septiembre de 2004.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en ejercicio de sus atribuciones, aplicando la regla establecida por la Disposición Transitoria Tercera del Código de Procedimiento Penal, que prescribe que las causas tramitadas según el sistema anterior deben tener una duración máxima de cinco años contados desde la fecha de publicación de ese Código, hecho que se produjo el 31 de mayo de 2004, en desacuerdo con el requerimiento fiscal de 24 de diciembre de 2004 (fojas 274 a 276), declara EXTINGUIDA LA ACCIÓN PENAL correspondiente al proceso seguido por el Ministerio Público contra María Victoria Flores Ariste, Hugo Velásquez Súbelas y Jesús Hugo Ramírez Saucedo, con imputación por comisión de delitos tipificados por la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

Regístrese, hágase conocer y cúmplase.

Firmado

Ministro: José Luís Baptista Morales