SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo: Nº 164 Sucre, 5 de marzo de 2009

Expediente: Santa Cruz 173/07

Partes: Ministerio Público c/ Dairlys Ximena Justiniano Rivero

Delito: Transporte de Sustancias Controladas

*************************************************************************************************

VISTOS: el recurso de casación (fojas 121 a 122) interpuesto el 17 de septiembre de 2007 por Dairlys Ximena Justiniano Rivero impugnando el Auto de Vista (fojas 111 a 114 y vuelta) emitido el 21 de agosto de 2007, pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra la recurrente por la comisión del delito de transporte de sustancias controladas.

CONSIDERANDO; que el recurso de casación de acuerdo a la normativa vigente en el Código de Procedimiento Penal, no sólo debe cumplir con los requisitos de una nueva demanda de puro derecho, sino que debe observar las formalidades previstas en los artículos 416 y 417 del referido código, que establece la exigencia de ser interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista, y que los precedentes contradictorios invocados deben ser similares en cuanto al hecho resuelto, vale decir que, en lo fáctico, histórico y legal deben concurrir elementos comunes que los cataloguen de similares, además en el recurso debe señalarse en términos claros y precisos la contradicción, no siendo suficiente el citar, para así poder establecer si en una situación de hecho similar el sentido jurídico que se asigna al auto de vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance.

CONSIDERANDO: que la recurrente en el recurso de casación deducido denunció la inobservancia y errónea aplicación de la ley sustantiva, señalando que ya fueron observados a tiempo de interponer apelación restringida, pero que no fueron resueltos por el Auto de Vista impugnado, hecho que constituye defecto previsto por el artículo 370 inciso 1) del Código de Procedimiento Penal, señala que no existe elementos probatorios para condenarla por el delito de transporte de sustancias controladas al haberse excluido las pruebas literales de cargo P número 18 y 19, que correspondían a informes toxicológicos, de ahí no se ha demostrado mediante pericia que la sustancia encontrada en las maletas fuera cocaína; señaló que los precedentes contradictorios fueron citados en el recurso de apelación restringida, constatándose que citó los Autos Supremos 45 de 28 de enero de 2003 (difamación y calumnias) y 317 de 13 de junio 2003 (falsedad ideológica) y 16 de 18 de julio de 2005, no existe tal fallo, asimismo cita la Sentencia Constitucional 1867/ 2004, fallos que no corresponde a casos similares.

Que el Tribunal de Casación tiene por finalidad establecer las líneas doctrinales ante la concurrencia de autos de vista contradictorios entre sí o entre estos y los autos supremos. En el caso presente al no corresponder los precedentes invocados a casos similares y no haber establecido la contradicción existente en términos claros y precisos, no se puede cumplir con dicha finalidad; de ahí se infiere que el recurso de casación deducido es inadmisible, por no observar los requisitos formales previstos en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en ejercicio de sus atribuciones, en aplicación de la regla establecida por el primer parágrafo del artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Dairlys Ximena Justiniano Rivero impugnando el Auto de Vista emitido el 21 de agosto de 2007 por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz.

Regístrese, hágase saber y devuélvase

Firmado: Dr. José Luis Baptista Morales

PRESIDENTE DE LA SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

 

Firmado: Dr. Héctor Sandoval Parada

MINISTRO DE SALA PENAL SEGUND

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

Firmado: Abog. Sandra Magalí Mendivil Bejarano

SECRETARIA DE CÁMARA DE SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA