SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo: Nº 265 Sucre, 21 de noviembre de 2008

Expediente: Cochabamba 169/07

Partes: Fidel Eduardo Claure c/ Rosaura Ibarra de Barrios

Estafa

******************************************************************************************

VISTOS:el recurso de casación interpuesto por Rosaura Ibarra de Barrios el 16 de julio de 2007 (fojas 195 a 203) impugnando el Auto de Vista de 14 de junio de 2007 (fojas 167 a 168), pronunciado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba en el proceso penal seguido a querella de Fidel Eduardo Claure Villazón contra la recurrente con imputación por comisión del delito de estafa.

CONSIDERANDO: que habiendo el proceso de referencia concluido con la Sentencia pronunciada el 12 de abril de 2006 (fojas 345 a 364) por el Tribunal de Sentencia número 3 de la ciudad de Cochabamba que declaró a Rosaura Ibarra de Barrios autora y culpable del delito de estafa, imponiéndole la pena de tres años y tres meses de reclusión, en fase de apelación restringida, la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba confirmó la sentencia recurrida.

Que contra lo dispuesto en el Auto de Vista la imputada interpuso el recurso que es caso de autos, sosteniendo que la resolución del Tribunal de Alzada era lesivo al orden legal por indebida fundamentación y por falta de atención a cada uno de los puntos impugnados en el recurso de apelación en el que afirmó que no existieron en su conducta los elementos del delito de estafa, pues el Auto de Vista se limitó a transcribir parte de la acusación formal como si fuera prueba de su culpabilidad y de la existencia de dolo. Sobre el defecto de inobservancia y errónea aplicación de la ley sustantiva y errónea valoración de la prueba, señaló que, no obstante constar en la prueba M.P-1.2 que el comprador conocía el Poder 137/2001 en el que se le facultaba a vender y regularizar el terreno al momento de suscribir el documento de venta, lo que excluía el elemento de engaño, ello no fue considerado porque el Auto de Vista concluyó que, al no haberse comunicado al comprador que el terreno estaba limitado por normas municipales, y haberse brindado a tramitar la regularización, se fortaleció el error. Agregó que tampoco se valoró correctamente las pruebas signadas como MP- 1.2, MP-1.3 y MP-1.1 con las que demostró que la sentencia le infiere un agravio al no considerar que los documentos establecen la existencia de una relación contractual de carácter civil en la que el comprador conocía la situación del terreno que no se encuentra afectado o agravado ni fue objeto de expropiación.

Que la recurrente, en apoyo de su petitorio, invocó en calidad de precedentes contradictorios el Auto de Vista de 26 de julio de 2005 y el Auto de Vista de 4 de agosto de 1997 pronunciados por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior de Cochabamba y el Auto Supremo número 550 de 10 de septiembre de 2004.

Que de la revisión de antecedentes se establece que el recurso fue interpuesto dentro del plazo previsto por el artículo 417 del Código de Procedimiento Penal, por cuanto la imputada fue notificada con el Auto de Vista de 14 de junio de 2007 el 22 del mismo mes y año, habiendo interpuesto el recurso de casación el 16 de julio del mismo año en virtud a la existencia de vacación judicial la que se prolongó desde el 25 de junio al 14 de julio, a tiempo de interponer el recurso de casación acompañó precedentes contradictorios y expuso la violación que acusa con su correspondiente fundamento de su petitorio.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en ejercicio de sus atribuciones, aplicando la disposición contenida en el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara ADMISIBLE el recurso de casación presentado por Rosaura Ibarra de Barrios y cumpliendo lo establecido en el párrafo segundo del artículo 418 de la norma procesal penal, dispone que, por Secretaría de Cámara, se haga conocer a las Salas Penales de las Cortes de Justicia del País mediante fotocopias del Auto de Vista de 14 de junio de 2007 cursante de fojas 167 a 168, y el presente Auto Supremo.

Regístrese, comuníquese y cúmplase.

Firmado: José Luis Baptista Morales

PRESIDENTE DE LA SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

Firmado: Héctor Sandoval Parada

MINISTRO DE LA SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUCTICIA

Firmado: Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano

SECRETARIA DE CÁMARA DE SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUCTICIA