SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo: Nº 261 Sucre, 17 de noviembre de 2008

Expediente: Santa Cruz 123/03

Asesinato y robo agravado

Partes: Rosa Cáceres Ortuño c/ Stalin Bernal Ortuño

Ministro Relator: José Luis Baptista Morales

*************************************************************************************************

VISTOS: el memorial de 9 de abril de 2003 (fojas 427 a 430), por medio del cual Franco Darío Bernal Gonzáles interpuso recurso de casación impugnando el Auto de Vista emitido el 25 de febrero del mismo año por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz en el proceso penal seguido a querella de Rosa Cáceres Ortuño contra Stalin Bernal Torrico con imputación por la comisión de los delitos de asesinato y robo agravado y contra el recurrente por complicidad en ambos hechos.

CONSIDERANDO: que el caso de referencia tuvo origen en los siguientes antecedentes: 1.- Iniciado el correspondiente proceso bajo las reglas del Código de Procedimiento penal de 1972, el Juez de Partido en lo Penal que conoció esa causa dictó sentencia el 11 de abril de 2002 (fojas 390 a 394 vuelta) declarando a Stalin Bernal Torrico autor de los delitos de asesinato y robo agravado tipificados respectivamente por los artículos 252 y 332 del Código Penal y condenándolo a la pena de treinta años de presidio y, declarando al recurrente Franco Darío Bernal Gonzáles autor de la acción de complicidad para la ejecución de tales delitos, lo condenó a la pena de quince años de presidio sobre la base de la disposición contenida en el artículo 23 de dicho Código en relación a la especificaciones expuestas en los mencionados artículos 252 y 332 del mismo. 2.- Ante recursos de apelación restringida que interpusieron los imputados y la querellante, dicha sentencia fue confirmada por el Tribunal de Alzada integrado por los Vocales de la mencionada Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dando así origen al recurso que es caso de autos.

Que el indicado recurso fue presentado con los siguientes argumentos: a) Las declaraciones que prestó en sede policial se produjeron bajo amenazas y abusos físicos y morales; b) La prueba denominada de guantelete efectuada en esa oportunidad, se practicó sin cumplimiento de los requisitos exigidos para su validez; c) Tanto el Juez de Partido como el Tribunal de Alzada se pronunciaron sin una adecuada valoración de las pruebas de descargo que presentó.

Que analizado el caso se concluye que el Auto de Vista impugnado apreció como correcta la decisión adoptada en primera instancia por haber surgido de una estricta aplicación de las leyes vigentes, quedando claro que carece de fundamentación el petitorio expuesto contra ese pronunciamiento.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en ejercicio de sus atribuciones, de acuerdo con el requerimiento fiscal de fojas 434 a 435, en aplicación de la disposición contenida en el numeral 2) del artículo 307 del Código de Procedimiento Penal de 1972 declara INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por Franco Darío Bernal Gonzáles impugnando el Auto de Vista emitido por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz en el proceso penal seguido a querella de Rosa Cáceres Ortuño Contra Stalin Bernal Torrico con imputación por comisión de los delitos de asesinato y robo agravado y contra el recurrente por complicidad para la ejecución de ambos hechos.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Firmado: José Luis Baptista Morales

PRESIDENTE DE LA SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

Firmado: Héctor Sandoval Parada

MINISTRO DE LA SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUCTICIA

Firmado: Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano

SECRETARIA DE CÁMARA DE SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUCTICIA