SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo: Nº 218 Sucre, 16 de agosto de 2008

Expediente: Santa Cruz 149/06

Partes: Ministerio Público c/ Rosario Rocha Burgos y Francis Zabala Kimura

Transporte de Sustancias Controladas

Ministro Relator: José Luis Baptista Morales

*************************************************************************************************

VISTOS: el recurso de casación interpuesto el 2 de octubre de 2006 por Rosario Rocha Burgos (fojas 132 a 135), impugnando el Auto de Vista emitido el 29 de mayo del mismo año 2006 por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito de Santa Cruz (fojas 128 a 129 vuelta) en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra la recurrente y contra Francis Zabala Kimura con imputación por comisión del delito de transporte de sustancias controladas.

CONSIDERANDO: que al término del mencionado proceso, el Tribunal Quinto de Sentencia de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra dictó resolución el 23 de febrero de 2006 (fojas 96 a 102) condenando a la imputada a la pena de diez años de presidio por el delito de transporte de estupefacientes tipificado por el artículo 55 de la Ley de Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

Que ante recurso de apelación restringida interpuesto al respecto por la imputada, el Tribunal de Alzada emitió Auto de Vista confirmatorio de dicha sentencia, que originó por ello el recurso que es caso de autos, el cual fue presentado con los siguientes argumentos: 1.- Hubo inobservancia de los principios de libertad probatoria y valoración correcta de la prueba, pues, erróneamente, se sostuvo que un maletín con cocaína pertenecía a la imputada. 2.- En la etapa investigativa se actuó con incumplimiento de las reglas sobre registro en el lugar del hecho contenidas en el artículo 174 del Código de Procedimiento Penal, porque no se estableció claramente cual fue el lugar exacto en el que estuvo dicho maletín, pues el mismo fue descubierto cuando la imputada se encontraba fuera del tren en que viajó. 3.- Se procedió al allanamiento del domicilio de la imputada y al secuestro de documentos sin orden oficial para ese efecto, transgrediendo así la disposición contenida en el artículo 180 del Código de Procedimiento Penal.

Que mediante Auto Supremo número 111 de 15 de febrero de 2007 (fojas 140 a 149) se admitió dicho recurso de casación debido a la posible concurrencia de defectos absolutos no susceptibles de convalidación, que pueden afectar a la garantía del debido proceso.

Que analizado lo expuesto al respecto por la recurrente en cotejo con los datos del proceso, se llega a las siguientes conclusiones: 1.- Con referencia a la denuncia sobre allanamiento de domicilio y secuestro de documentos sin cumplimiento de lo establecido para el efecto en el artículo 180 del Código de Procedimiento Penal, cabe señalar que todo imputado que considere que en el curso del proceso investigativo sufrió la lesión de un derecho fundamental, debe impugnar tal conducta ante el Juez de Instrucción que tiene a su cargo el control jurisdiccional de la investigación desde los actos iniciales hasta la conclusión de la etapa preparatoria. 2.- Se acreditó que el maletín con cocaína estuvo bajo poder y control de las dos imputadas quienes lo transportaban con destino a Puerto Quijarro. 3.- Pudo apreciarse que el Tribunal de Alzada aplicó correctamente las disposiciones legales pertinentes sin contradicción con lo establecido ante situaciones semejantes en otras resoluciones.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en ejercicio de sus atribuciones, aplicando la disposición contenida en el artículo 419 del Código de Procedimiento Penal, declara INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por Rosario Rocha Burgos impugnando el Auto de Vista emitido el 29 de mayo de 2006 por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra la recurrente y contra Francis Zabala Kimura con imputación por comisión del delito de transporte de estupefacientes tipificado por el artículo 55 de la Ley de Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

Regístrese, hágase saber y devuélvase

Firmado: José Luis Baptista Morales

PRESIDENTE DE SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

 

Firmado: Héctor Sandoval Parada

MINISTRO DE SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

Ante mi: Abog. Sandra Mendívil Bejarano

SECRETARIA DE CÁMARA- SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA