SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo: Nº 190 Sucre, 21 de julio de 2008

Expediente: Santa Cruz 75/03

Partes: Ministerio Público c/ Alfredo Chunuma Árias

Transporte de Sustancias Controladas

******************************************************************************************

VISTOS: el requerimiento del Ministerio Público (fojas 130 a 132) de 24 de noviembre de 2004 en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra Alfredo Chunuma Arias por el delito de Transporte de sustancias controladas tipificado en el artículo 55 de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas (ley número 1008), requiriendo de oficio porque se disponga no haber lugar a la extinción de la acción penal.

CONSIDERANDO: que la Sentencia Constitucional número 0101/2004 de 14 de septiembre de 2004 declara la constitucionalidad de la disposición transitoria tercera del Código de Procedimiento Penal, que dispone que la causas que deban tramitarse conforme al régimen procesal anterior deberán ser concluidas en el plazo máximo de cinco años computables a partir de la publicación de la norma citada, constituyendo deber de los jueces el constatar de oficio o a pedido de parte el transcurso de este plazo y cuando corresponda declarar extinguida la acción penal.

Que en la referida Sentencia Constitucional se precisan las sub reglas que deben ser consideradas en el análisis y estudio de procedencia o improcedencia de la extinción de los procesos penales, así: 1) la extinción del proceso penal no opera por el solo transcurso del plazo de duración máxima del proceso penal, 2) la extinción opera cuando el proceso no ha concluido en el plazo previsto por ley debido a las omisiones o falta de diligencia debida de los órganos administrativos o judiciales del sistema penal y 3) la extinción no opera cuando el proceso penal no concluye en el plazo estipulado por ley debido a las acciones del imputado.

Que la ley ha previsto la extinción de la acción penal como sanción a la inacción del Estado en el ejercicio de su potestad punitiva, reconociendo que todo procesado tiene el derecho a ser juzgado dentro de un plazo razonable.

Que a la fecha ha vencido el plazo previsto por ley para la duración máxima del proceso de causas tramitadas con el régimen procesal anterior, correspondiendo analizar si en el caso de Autos concurren o no los demás presupuestos para la procedencia de la extinción de la acción penal y en tal virtud de la revisión del proceso penal se tiene:

1.- La investigación penal en contra del procesado se inicia el 1 de abril de 2001 (foja 1). 2.- El 26 de abril de 2001 (foja 61 vuelta) el Juzgado de Partido Segundo de Sustancias Controladas de la ciudad de Santa Cruz recibe el requerimiento de apertura de proceso de 24 de abril de 2001 (fojas 57 a 60). 3.- El Juzgado de Partido Segundo de Sustancias Controladas de la ciudad de Santa Cruz dicta Auto de apertura de proceso el 26 de abril de 2001 (fojas 62 a 64). 4.- La audiencia de declaración confesoria del procesado Alfredo Chunuma Arias, se suspende en tres oportunidades debido a la inasistencia del procesado (fojas 66, 68, 70), habiéndose recibido su declaración confesoria el 26 de septiembre de 2001 (fojas 77 a 78). 5.- La audiencia de apertura de debates fijada para el 30 de octubre de 2001 se suspende por inasistencia del procesado, habiéndose abierto formalmente la fase del debate el 15 de enero de 2002 (fojas 85 a 87).

6.- El debate es clausurado el 5 de febrero de 2002 (fojas 89). 7.-La sentencia es dictada y leída el 10 de mayo de 2002 (fojas 100 a 106). 8.- El procesado interpone recurso de Apelación contra la sentencia (foja 108). 9.-La Sala Penal Segunda la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz dicta Auto de Vista de 31 de octubre de 2002 (fojas 117 y 117 vuelta) confirmando la sentencia, resolución recurrida de Casación por el procesado (fojas 120).

De la revisión de antecedentes se evidencia que la no conclusión del proceso en el plazo máximo de duración es atribuible a la conducta del procesado, quien además ha demostrado exceso de previsión en la interposición de los medios de impugnación que la Ley reconoce, provocando la dilación de la causa, advirtiendo éste Tribunal que la interposición del recurso de casación (fojas 120) sin fundamentación alguna, tiende a vislumbrar por parte del recurrente una probable extinción de la acción penal por el paso del tiempo; no advirtiéndose omisiones o falta de diligencia debida, atribuible a los órganos administrativos o jurisdiccionales del sistema penal que pudieran ser considerados como violaciones del debido proceso, siendo la demora o dilación en la tramitación del proceso objetivamente atribuible al accionar del procesado quien hubo enmarcado sus actos a aquellos que la propia Ley número 1008 considera como dilatorios (artículos 128 y 129).

Que al margen de lo expuesto es necesario considerar que los delitos relacionados al narcotráfico son considerados de lesa humanidad por atentar contra la humanidad en su conjunto constituyendo grave amenaza para la salud, la integridad física y moral de la sociedad.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con las consideraciones precedentes y con la concurrencia del doctor Teófilo Tarquino Mújica Ministro de la Sala Penal Primera, convocado al efecto en ejercicio de sus atribuciones, de acuerdo con el requerimiento fiscal de fojas 130 a 132, en aplicación a lo dispuesto en la Tercera Disposición Transitoria del Código de Procedimiento Penal y observando la Sentencia Constitucional Número 0101/2004 de 14 de septiembre de 2004, declara NO HA LUGAR A LA EXTINCION DE LA ACCION PENAL para el procesado Alfredo Chunuma Arias en el proceso penal seguido en su contra por el Ministerio Público por el delito de Transporte de sustancias controladas tipificado en el artículo 55 de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas (ley número 1008), en consecuencia dispone la prosecución de la causa hasta su conclusión.

Primer Relator: Ministro José Luis Baptista Morales es disidente con la presente resolución, estuvo por la extinción de la acción penal.

Segundo Relator: Ministro Héctor Sandoval Parada

Regístrese y hágase saber

Firmado: Héctor Sandoval Parada

MINISTRO DE SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

Firmado: Teófilo Tarquino Mújica

MINISTRO DE ASALA PENAL PRIMERA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

Ante mi: Abog. Sandra Mendívil Bejarano

SECRETARIA DE CÁMARA- SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

*************************************************************************************************

Expediente: Santa Cruz 75/03

Proyecto Ministro Disidente

 

VISTOS: el recurso de casación interpuesto el 6 de enero de 2006 (fojas 120) por Alfredo Chunuma Arias, impugnando el Auto de Vista emitido el 31 de octubre de 2002 (fojas 117 a 117 vuelta) por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz en el proceso seguido contra el recurrente por el Ministerio Público con imputación por comisión de delitos tipificados por la Ley de Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

CONSIDERANDO: que habiéndose recibido el memorial correspondiente a ese recurso en esta Corte Suprema de Justicia el 21 de abril de 2003 (fojas 129), el Ministerio Público, pro requerimiento de 24 de noviembre de 2004 (fojas 130 a 132), se pronunció en sentido de que no corresponde en ese caso proceder a la extinción de la acción penal por vencimiento del plazo máximo de duración del proceso pues, al respecto, es aplicable el criterio expuesto por la Sentencia Constitucional Número 101 de 14 de septiembre de 2004 que señala que la indicada medida no se produce automáticamente por el simple paso del tiempo sino que deben tomarse en cuenta una serie de otros aspectos, entre los cuales se encuentra como motivo de inaplicabilidad de esa norma la existencia de actos dilatorios atribuibles al procesado.

Que revisados los antecedentes relativos a ese proceso, se pudo apreciar que tales actos dilatorios se produjeron en la tramitación del Plenario que, con referencia a un proceso iniciado el 26 de abril de 2001 (fojas 62 a 64), concluyó en Primera Instancia con Sentencia dictada el 10 de mayo de 2002 (fojas 100 a 105).

Que atendiendo al hecho de que la indicada causa se viene tramitando desde hace más de siete años, corresponde dar cumplimiento a la regla establecida por la Disposición Transitoria Tercera del Código de Procedimiento Penal, según la cual las causas sustanciadas de conformidad al sistema del Código de Procedimiento Penal de 1972 deben concluir en el plazo máximo de cinco años que se computan desde el 31 de mayo de 1999, fecha en que se publicó dicho Código.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en ejercicio de sus atribuciones, aplicando lo establecido por la Disposición Transitoria Tercera del Código de Procedimiento Penal, en desacuerdo con el requerimiento fiscal de 24 de noviembre de 2004 (fojas 130 a 132), DECLARA EXTINGUIDA LA ACCIÓN PENAL correspondiente al proceso seguido por el Ministerio Público contra Alfredo Chunuma Arias con imputación por comisión de delitos tipificados por la Ley de Régimen de la Coca y Sustancias Controladas, y dispone, en consecuencia, que se archiven obrados y se cancelen las medidas jurisdiccionales que se hubieren impuesto al procesado.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

 

Firmado: José Luís Baptista Morales

PRESIDENTE DE SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA