SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo: Nº 172 Sucre, 18 de julio de 2008

Expediente: Santa Cruz 71/07

Partes: Cemido Gonzáles Cárdenas y otra c/ Porfirio Barrios Mérida y José Luis Barrios Veizaga y otro

Perturbación de posesión

*************************************************************************************************

VISTOS: el memorial de 13 de febrero del año 2007 que cursa a fojas 458 mediante el cual José Luis Barrios Veizaga interpuso el recurso de casación contra el Auto de Vista de 29 de enero de 2007 pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz dentro del proceso penal seguido por Cemido Gonzáles Cárdenas y Esther Fabiola Torrico de Gonzáles como acusadores particulares contra Porfirio Barrios Mérida y José Luis Barrios Veizaga por la comisión del delito de perturbación de posesión, tipificado en el artículo 353 del Código Penal.

CONSIDERANDO: que el recurrente José Luis Barrios Veizaga a momento de interponer el recurso de casación indicó que en mérito a los precedentes contradictorios acompañados, formalizaba el recurso de casación, pidiendo la nulidad del proceso. Asimismo manifestó que interpuso el recurso de apelación restringida por defectos absolutos como la inspección judicial de oficio, además por la mala valoración de las pruebas de cargo que resultaban insuficientes para su condena, puesto que su persona no había tenido conocimiento ni participación en el hecho por el que fue juzgado.

Que examinados los antecedentes se observa que el recurrente presentó el recurso de casación dentro del plazo de cinco días siguientes a su notificación con el Auto de Vista impugnado. Respecto al otro requisito cual es la exposición de la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado, debemos manifestar que el recurrente no expuso cual era la contradicción existente y simplemente hizo referencia de manera general a los motivos de su recurso de apelación restringida, vale decir, que el recurrente no precisó que ante una situación de hecho similar al caso, el sentido jurídico que le asignó el Auto de Vista recurrido no coincide con el del precedente, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance. Si bien el recurrente acompaña en calidad de precedentes, dos Autos de Vista pronunciados por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito de Santa Cruz, en la exposición de su memorial de recurso de casación al no haberse explicado ni mencionado el motivo del presente recurso, ni precisado la contradicción existente de los precedentes invocados con la resolución impugnada, no se puede determinar cuales serian los aspectos o puntos a ser considerados por éste tribunal con motivo del recurso de casación planteado, los mismos que además guardan relación con el principio de congruencia porque el tribunal debe circunscribir su resolución a los aspectos cuestionados en el recurso, de tal forma que exista relación directa entre lo pedido y lo resuelto por el tribunal.

Que de acuerdo a la normativa procesal penal actual, el recurso de casación se caracteriza por estar equiparado a una demanda de puro derecho, en la que para su interposición y admisión es pertinente que el recurrente señale la contradicción del fallo que se impugna con precedentes jurisprudenciales emitidos por las Salas Penales de las Cortes Superiores o, por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, pues la finalidad que le otorga la ley procesal al recurso de casación es la de uniformar la jurisprudencia, y en dicha actividad la invocación del precedente contradictorio se convierte en el presupuesto exigible de carácter formal para establecer la doctrina legal aplicable, cuya omisión no puede ser suplida de oficio por este Tribunal.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en aplicación del artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de casación deducido por José Luis Barrios Veizaga, en contra del Auto de Vista pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz.

Regístrese, hágase saber y devuélvase

Firmado: José Luís Baptista Morales

PRESIDENTE DE SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

Firmado: Héctor Sandoval Parada

MINISTRO DE SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

Firmado: Ante mi: Abog. Sandra Mendívil Bejarano

SECRETARIA DE CÁMARA- SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

?? ?? ?? ?? 1