SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo: Nº 093 Sucre, 24 de marzo de 2008

Expediente: Santa Cruz 145/03

Partes: Ministerio Público, Oscar Antelo Gutiérrez c/ Maria Rosario Roca Taborga

Falsedad material

****************************************************************************

VISTOS: en casación el Auto de Vista de fojas 240 a 241 emitido por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz en el proceso penal seguido por Oscar Gutiérrez Antelo contra María Rosario Roca Taborga, por los delitos incursos en los artículos 198 y 199 del Código Penal, el requerimiento del Fiscal General de la República que cursa a fojas 249 a 250 de obrados y demás antecedentes, y

CONSIDERANDO: que tramitado el juicio penal contra la aludida, el Juez de Partido Cuarto en lo Penal de la ciudad de Santa Cruz pronunció la Sentencia (fojas 216 a 218), por la que condenó a María Rosario Roca Taborga a cuatro años de reclusión a cumplir en la cárcel pública de " Palmasola" Santa Cruz, más pago de daños civiles y costas a favor del Estado, por la comisión de los delitos de falsedad material e ideológica de documentos; por ello y a través del memorial de fojas 221 apeló de dicha resolución judicial, circunstancia por la que la causa se radicó en la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, que con los fundamentos expuestos en el Auto de Vista de fojas 240 a 241 confirmó en todas sus partes la Sentencia impugnada.

CONSIDERANDO: que María Rosario Roca Taborga por memorial de fojas 242 a 243 vuelta, interpuso recurso de casación contra dicho Auto de Vista, alegando que atenta contra normas sustantivas y procedimentales al aplicar en forma incorrecta los artículos 198 y 199 del Código Penal, por los que fue condenada y que los fallos de instancia estriban en certificados expedidos por Derechos Reales con relación a un lote de terreno y que al haber transcurrido más de once años desde su registro, insinúa haber prescrito la acción penal al tenor del artículo 29 del nuevo Código de Procedimiento Penal. Transcribe igualmente los textos de los artículos 198 y 199 de la ley sustantiva penal y aduce que el documento inscrito en Derechos Reales el año 1988, es verdadero y que no falsificó firmas ni rúbricas de sus vendedores, por lo que el Auto de Vista impugnado no tiene consistencia; sin embargo, sostiene que no fue posible demostrar ante los distintos Tribunales la existencia de falsificación, pese a ello sostiene que no existe prueba suficiente para acusarla por esos delitos; razón por la cual demanda la casación del Auto recurrido y que deliberando en el fondo, se la declare inocente de los hechos atribuidos y se remita obrados a la justicia ordinaria civil.

CONSIDERANDO: que del análisis del recurso y los fundamentos del Auto de Vista cuestionado, se infiere que el Tribunal ad-quem emitió su fallo conforme a la primera parte del artículo 290 del Código de Procedimiento Penal de 1972, pues como órgano jurisdiccional, tiene atribución propia para valorar las pruebas producidas en el proceso con sujeción al artículo 135 del Código de Procedimiento Penal de 1972; por lo que es incensurable en casación.

Que el recurso de casación debe llenar los requisitos explicitados en al artículo 301 del Código de Procedimiento Penal, de manera que a más de especificarse los motivos del recurso y citarse las leyes procesales cuya inobservancia se impugne o las leyes sustantivas cuya violación se acuse por uno u otro motivo, debe indicarse en forma clara en qué consiste el quebrantamiento de las primeras y la violación de las segundas, no bastando por tanto, la simple mención o referencia a ellas. En el caso sub-lite el recurso de fojas (242 a 242 vuelta), no llena los requisitos ante señalados; tampoco demuestra conforme a derecho, la violación de las leyes sustantivas mencionadas.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, de acuerdo con el requerimiento fiscal de fojas 249 a 250 y de conformidad ala artículo 307-2 del Código de Procedimiento Penal de 1972 declara INFUNDADO el recurso interpuesto por María Rosario Roca Taborga, con costas.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Firmado: Dr. José Luís Baptista Morales

PRESIDENTE SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

Firmado: Dr. Ángel Irusta Pérez

MINISTRO DE SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

Firmado: Ante mi: Abog. Jaime René Conde Andrade

SECRETARIO DE CÁMARA- SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA