SALA PENAL SEGUNDA

Auto Supremo: Nº 017 Sucre, 21 de enero de 2008

Expediente: Santa Cruz 313/03

Partes: Ministerio Público y Alejandra Méndez Pestañas c/ Buby Henry Espinoza Zabala y otros.

Asesinato y otro.

******************************************************************************************

VISTOS: el requerimiento de la Fiscalía General de la República (fojas 356-358) en el proceso penal seguido por Alejandra Méndez Pestañas contra Buby Henry Espinoza Zabala, Juan Carlos Espinoza Zabala, Liber Zambrana Heredia y Juan Paúl Chávez, por los delitos de asesinato y robo agravado previstos y sancionados por los artículos 252-2 y 332 del Código Penal y demás antecedentes del proceso.

CONSIDERANDO: que Buby Henry Espinoza fue citado con el Auto Inicial de la Instrucción el 30 de enero de 1998 (fojas 57) y, en rebeldía de los tres restantes, el 9 de abril de 1998 se pronunció el Auto de Procesamiento de fojas 69-70 vuelta, contra él, Liber Zambrana Heredia, Juan Carlos Espinoza Zabala y Jorge Gonzáles Chávez por los delitos de asesinato y robo agravado. Radicado el proceso en el Juzgado Tercero de Partido en lo Penal de la ciudad de Santa Cruz el 21 de abril de 1998 (fojas 76 vuelta), se tramitó el juicio propiamente dicho, en cuyo ínterin se declaró la rebeldía y contumacia de los tres últimos citados; empero, Juan Carlos Espinoza Zabala y Jorge Gonzáles Chávez comparecieron a juicio, prestaron sus declaraciones confesorias y se aclaró que la identidad de este último, expresando ser Juan Paúl Chávez y no Jorge Gonzáles Chávez. Luego de suspenderse innumerables audiencias y de efectuarse algunas en las que se recibió las pruebas aportadas, el proceso culminó con la Sentencia de 19 de abril de 2000 (fojas 192-194 vuelta) por la que se condenó a Buby Henry Espinoza Zabala, Juan Carlos Espinoza Zabala, Liber Zambrana Heredia y Juan Paul Chávez a treinta años de presidio sin derecho a indulto, a cumplir en la cárcel pública de Palmasola, sección de seguridad de chonchocorito de la cuidad de Santa Cruz, y al pago de costas a favor del Estado y a la parte civil, lo mismo que al resarcimiento del daño civil causado por la comisión de los delitos incursos en los artículos 252-2 y 332 del Código Panal.

Que interpuestos y concedidos los recursos de apelación de fojas 197 y 198, el 22 de julio de 2000 (fojas 212 vuelta) la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz aprehendió el conocimiento de la causa y en fecha 18 de septiembre del mismo año (fojas 218-219 vuelta) pronunció el Auto de Vista que confirmó la sentencia confutada; por tal circunstancia, Buby Henry Espinoza Zabala, (fojas 224 y vuelta), Juan Paúl Chávez (fojas 226-227 vuelta) y Juan Carlos Espinoza (fojas 228 y vuelta) con los argumentos expuestos en sus respectivos memoriales, recurrieron de casación contra el referido Auto de Vista, habiéndose recibido el proceso en esta Corte el 26 de noviembre de 2003, por lo que corrido en vista fiscal, la causa fue recibida en la Fiscalía General de la República el 3 de diciembre de 2003 y devuelta con el requerimiento de fojas 352-353 el 25 de junio de 2004; y, en mérito a la Sentencia Constitucional 0101/2004 de 14 de septiembre, por proveído de fojas 355 se remitió el proceso nuevamente en vista, con cuyo requerimiento de fojas 356-358 fue devuelto el 29 de noviembre de 2005.

CONSIDERANDO: que de la revisión de obrados se evidencia que la conducta de los incriminados, desde el inicio del proceso, estuvo encaminada a retardar el trámite de la causa, prueba clara de ello es que en la fase de la instrucción tres de los cuatro imputados tuvieron que ser declarados rebeldes; durante el plenario y de conformidad a los artículos 250 y 253 del Código de Procedimiento Penal se tramitó y declaró la rebeldía y contumacia de los aludidos, aunque después de fueron aprehendidos Juan Carlos Espinoza Zabala y Juan Paúl Chávez no así Liber Zambrana Heredia en cuya ausencia se tramitó el juicio y, dieciséis audiencias del debate fueron suspendidas debido a la inconcurrencia de los procesados, sus defensores, testigos y parte civil, lo que implica que esos actos dilatorios son imputables a los litigantes, que con tal accionar demoraron el normal desarrollo del plenario que tuvo una duración de casi dos años.

Que de acuerdo a la Sentencia Constitucional Nº 0101/2004 de 14 de septiembre de dicho año, la extinción de la acción penal no es viable cuando la dilación en el trámite del proceso es atribuible a los incriminados; en autos, se ha demostrado en forma objetiva y verificable en el expediente el accionar doloso de los inculpados para prolongar la duración del juicio.

Que si bien los recursos de casación y nulidad interpuestos por los incriminados presentes aún no han sido resueltos, ello se debe a la excesiva carga procesal que afronta esta Corte, por lo que de oficio y en virtud de la Sentencia Constitucional Nº 1304/2006-R de 18 de diciembre de 2006 se imprime prioridad a la dilucidación de lo requerido por el Ministerio Público a fojas 356-358 con referencia a la aplicación de la Sentencia Constitucional Nº 0101/2044 de 14 de septiembre, complementada por Auto Constitucional Nº 0079/2004-ECA de 29 de septiembre de 2004.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, de acuerdo con el requerimiento fiscal de fojas 356-358 y en aplicación de la Sentencia Constitucional Nº 0101/2004 de 14 de septiembre, DECLARA que no ha lugar a la extinción de la acción penal por transcurso del tiempo con relación a los delitos atribuidos a Buby Henry Espinoza Zabala, Juan Carlos Espinoza Zabala, Juan Paúl Chávez y Liber Zambrana.

Regístrese y hágase saber.

Firmado: Dr. José Luís Baptista Morales

PRESIDENTE SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

Firmado: Dr. Ángel Irusta Pérez

MINISTRO DE SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

Firmado: Ante mi: Abog. Jaime René Conde Andrade

SECRETARIO DE CÁMARA- SALA PENAL SEGUNDA

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA