SALA PENAL SEGUNDA

AUTO SUPREMO: Nº 147 Sucre, 15 de febrero de 2007

DISTRITO: Santa Cruz

PARTES: Ministerio Publico c/ Luís Claros Síles y otros.

Trafico de sustancias controladas.

**********************************************************************************

VISTOS: Los recursos de casación de fojas 387 a 390 interpuesto por Jesús Rómulo Egüez Ayala, de fojas 402 a 411 vuelta, interpuesto por Mauricio Soto Carballo, de fojas 421 a 423 vuelta, interpuesto por Marco Simón Gonzáles Chinchay y el de fojas 433 a 441 interpuesto por Luís Claros Síles, impugnando el Auto de Vista de 18 de julio de 2006 dictado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público contra los otros recurrentes y José Posiva Jiménez y Gabriel Melgar Melgar por el delito de tráfico de sustancias controladas, sus antecedentes y;

CONSIDERANDO: Que para la admisión del recurso de casación, se debe observar la previsión de los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, es decir, que deberá interponerse dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado, señalando como precedente contradictorio, Autos de Vista o Autos Supremos pronunciados por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema, que sean contrarios al Auto de Vista que se impugna.

La casación, tiene por objeto unificar la aplicación de la ley, materializando el valor supremo de la igualdad; de ahí que, los requisitos exigidos por ley para su interposición, son a la vez un filtro, un medio para el logro de aquella finalidad, siendo su observancia obligatoria bajo prevención de inadmisibilidad del recurso.

CONSIDERANDO: Que a su turno los recurrentes alegan:

1.- Jesús Rómulo Egüez Ayala, fiscal de sustancias controladas de Santa Cruz, en su recurso de casación de fojas 387 a 390, luego de hacer una relación pormenorizada de los hechos, denuncia que tanto la sentencia de mérito como la del Tribunal ad quem, no habrían fundamentado sobre los hechos probados y no probados por el Ministerio Público en el juicio y tampoco habrían fundamentado adecuadamente el porqué de haberlos declarado autores del delito pero en grado de complicidad, si es que no existe un autor principal.

Seguidamente hace una relación probatoria de los medios de prueba con los que alega haber acreditado la participación y autoría de los procesados en el ilícito atribuido.

Denuncia elementos contradictorios en el Auto de Vista impugnado toda vez que al no existir autor del delito, menos puede existir cómplices y que habiendo sido condenados tres de los cinco imputados se habría probado también el tipo penal de asociación delictuosa empero ninguno de los Tribunales se pronunció al respecto, por lo que solicita se revoque tanto la Sentencia como el Auto de Vista y se declare a los procesados autores del delito de tráfico imponiéndoles una pena ejemplarizadora de 15 años de presidio.

2.- Por su parte Mauricio Soto Carballo, en su recurso de fojas 402 a 411 vuelta, señala que el recurso de casación y su admisibilidad, se han regulado por la Sentencia Constitucional Nº 1008/053 (sic) y Autos Supremos Nº 516/03 y Nº 97/04.

Seguidamente, denuncia una supuesta inobservancia o errónea aplicación de la ley sustantiva de los artículos 20, 24 del Código Penal y 76, 33 inciso m) y 48 de la Ley 1008, invocando los Autos Supremos Nº 728/04 y Nº 317/03.

Refiere también que existió errónea aplicación de la ley adjetiva, por inobservancia de los artículos 173, 171 y 6 del Código de Procedimiento Penal, señalando que el Tribunal de alzada valida los errores del a quo, referidos a defectuosa valoración de la prueba, invocando en calidad de precedente contradictorio el Auto Supremo Nº 474/05, pidiendo en consecuencia se declare fundado su recurso y se devuelvan obrados por ante la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz a efecto de que dicten nueva resolución empleando la doctrina legal aplicable.

3.- Marco Simón Gutiérrez Chinchay alegando que existieron errores de hecho y de derecho, incurriéndose además en defectuosa valoración de la prueba y errónea aplicación de normas adjetivas y sustantivas, que habiéndose demostrado que existe duda razonable sobre la participación del imputado en el hecho atribuido.

Que la apreciación de la prueba es facultad privativa del titular del órgano jurisdiccional conforme rezan los Autos Supremos contenidos en las gacetas Nº 563 páginas 666, 923 páginas 11, 1187 páginas 84, 1187 página 175 por lo que al no existir plena prueba debió absolverse al recurrente conforme ocurre en el fallo Supremo Nº 29 de 1982.

Cita además otro caso de jurisprudencia el que transcribe parcialmente, omitiendo empero, individualizarlo adecuadamente.

Denuncia finalmente falta de fundamentación del fallo de mérito y falta de congruencia entre la acusación y la sentencia, formulando recurso de casación en el fondo y en la forma pidiendo se dicte en casación la absolución o alternativamente se anulen obrados hasta el vicio más antiguo.

4.- Luís Claros Síles finalmente, mediante su recurso de fojas 433 a 441 señala que definidos los alcances del recurso de apelación restringida conforme al Auto Supremo Nº 317/03, el ejercitó ese derecho acusando inobservancia o errónea aplicación de la ley sustantiva y de la ley adjetiva; precisando que existiría contradicción al haberse aplicado erróneamente la ley sustantiva principalmente lo que se refiere a la aplicación de los artículos 20 y 23 del Código Penal, fundamenta sobre la teoría del dominio del hecho como sustento al concepto de autoría, alegando que en su caso no concurrirían los elementos necesarios para haber fallado como se lo hizo.

En calidad de precedentes contradictorios señala los Autos Supremos Nº 320/03.

Por otra parte denuncia errónea aplicación de la ley sustantiva, con referencia a la aplicación de los artículos 76, 33 inciso m) y 48 de la Ley 1008 y 13 del Código Penal invocando el Auto Supremo Nº 728/04 en calidad de precedente contradictorio.

Finalmente denuncia errónea aplicación de la ley adjetiva señalando que el ad quem no consideró ni resolvió nada, actuación que le habría causado indefensión; precisa que en su recurso denunció defectuosa aplicación del artículo 365 parágrafo 1, 173, 171 y 6 del Código de Procedimiento Penal, señalando que existiría contradicción con lo señalado en los Autos Supremos Nº 474/05 y Nº 479/05 los que relaciona; solicitando en consecuencia, se establezca la doctrina legal aplicable y se deje sin efecto el Auto de Vista recurrido para que en su lugar se dicte uno nuevo.

CONSIDERANDO: Que de la revisión de antecedentes, se advierte que los distintos recursos deducidos han sido interpuestos dentro del término de ley, evidenciándose de su contenido que los mismos cumplen con los requisitos de admisibilidad previstos en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, por lo que corresponde admitirlos a efectos de que luego del análisis de fondo de los antecedentes, este Tribunal se pronuncie conforme a ley.

POR TANTO: La Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia, ADMITE los recursos de casación de fojas 387 a 390 interpuesto por Jesús Rómulo Egüez Ayala, de fojas 402 a 411 vuelta, interpuesto por Mauricio Soto Carballo, de fojas 421 a 423 vuelta, interpuesto por Marco Simón Gonzáles Chinchay y de fojas 433 a 441 interpuesto por Luís Claros Síles.

Asimismo, en sujeción de la segunda parte del artículo 418 del mismo Código adjetivo penal, se dispone que se haga conocer mediante Secretaría de Cámara a las Salas Penales de las Cortes Superiores de Justicia, fotocopias del Auto de Vista y el presente Auto admisorio, para que se inhiban de resolver causas donde se debatan las mismas cuestiones de hecho.

Regístrese y hágase saber.

Fdo. Dr. Bernardo Bernal Callapa.

Dr. Zacarías Valeriano Rodríguez.

Sucre, quince de febrero de dos mil siete.

Proveído.- Abog. Ximena L. Mendizábal Hurtado -Secretaria de Cámara-