SALA PENAL SEGUNDA

AUTO SUPREMO: No. 48 Sucre, 27 de enero de 2007

DISTRITO: Cochabamba

PARTES: Ministerio Público y otra c/ Lucio Guzmán Mejía

Lesiones graves

RELATOR: Ministro Dr. Bernardo Bernal Callapa

**********************************************************************************

VISTOS: el recurso de casación interpuesto por Cristina Isabel Guzmán Mejia, impugnando el Auto de Vista de 5 de mayo de 2006 dictado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y acusación particular de la recurrente, contra Lucio Guzmán Mejía por la supuesta comisión del delito de lesiones graves y;

CONSIDERANDO: que el Tribunal de Sentencia Nº 1 de la ciudad de Cochabamba, pronunció la Sentencia Nº 14/05 de 11 de mayo de 2005 declarando al imputado absuelto del delito de lesiones graves tipificado en el artículo 271 primera parte del Código Penal, (fojas 84 a 88) con costas (fojas 93), contra este fallo la querellante interpuso recurso de apelación restringida (fojas 102 a 104 vuelta ratificado de fojas 108 a 110), resuelto por la Sala Penal Primera de la Corte Superior de Cochabamba mediante Auto de Vista de fecha 5 de mayo de 2006 (fojas 133 a 134 vuelta) declarando el recurso deducido improcedente parcialmente, confirma parcialmente la sentencia con la modificación de dejar sin efecto las costas. Contra la resolución de segundo grado la querellante recurre de casación (fojas 142 a 143) recurso admitido formalmente por este Tribunal mediante Auto Supremo 284/06 de 17 de agosto de 2006 (fojas 152 a 153 vuelta), corresponde entonces analizar las cuestiones admitidas para su resolución conforme a lo establecido en el artículo 419 segundo párrafo del Código de Procedimiento Penal.

CONSIDERANDO: la recurrente fundamentó su recurso señalando que:

1.- La sentencia adolece de falta de fundamentación legal, de hecho y de derecho de la disidencia de uno de los jueces ciudadanos, Lilian Vásquez Dávalos, por consiguiente la sentencia no cumpliría con los requisitos formales exigidos por los artículos 1, 123, 124, 359, 360 inciso 3) del Código de Procedimiento Penal, por lo que la sentencia debe declarase "nula de pleno derecho".

2.- Que el Auto de Vista en la parte II.1. sobre la sentencia expresa que: "en la última parte del último considerando existiría los fundamentos de la disidencia" tal aseveración resultaría ser falsa, ya que sólo se trata de una "simple relación de un hecho" que no reúne los requisitos formales señalados por los artículos 1, 123, 124, 359 y 360 inciso 3) del Código de Procedimiento Penal, y que en consecuencia la omisión indicada constituiría un defecto absoluto insubsanable señalado por los artículos 1, 13, 167, 169 incisos 1), 3) y 4) todos del Código de Procedimiento Penal, vicio que no ha sido considerado por Tribunal de alzada.

Que el recurso ha sido admitido de forma extraordinaria al denunciar violación a la garantía constitucional del "debido proceso" por omisión de los requisitos esenciales de la sentencia la misma que constituiría "defecto absoluto insubsanable" según lo dispone el artículo 169 inciso 3) del Código de Procedimiento Penal, por lo que corresponde verificar la denuncia y en su caso reparar los defectos procesales o vicios denunciados.

CONSIDERANDO: que el recurso de apelación restringida interpuesto por las misma recurrente plantea la mismas cuestiones sobre el voto disidente de la juez ciudadana Lilian Vásquez Dávalos, aspecto que fue resuelto por el a quo señalando que "consta en el último considerando de la sentencia (fojas 87 y vuelta) que se hizo constar expresamente la disidencia de la mencionada Juez ciudadana con la fundamentación antes señalada; por lo que se cumplió con lo previsto en el quinto párrafo del artículo 359 del Código de Procedimiento Penal. Es más, la circunstancia alegada por la apelante no constituye defecto absoluto previsto en numeral alguno del artículo 169 del Código de Procedimiento Penal, como tampoco constituye causal de defecto de sentencia, previsto en el numeral 5) o en el numeral 10) del artículo 370 del mismo cuerpo legal", resolviendo el Tribunal a quo conforme a derecho, pues por un lado la disidencia consta por escrito, y la misma ha sido fundamentada señalando la sentencia que "con la prueba producida en juicio a través de la propia víctima y el testigo Rene Herbas adquiere convicción de que si hubo agresión de Lucio Guzmán hacia la víctima Cristina Guzmán" (sic), debe tomarse en cuenta que la decisión del resto del Tribunal se baso en la "duda razonable", ya que los elementos aportados en juicio serían "insuficientes para generar convicción de la responsabilidad del imputado, toda vez que los testigos de cargo y descargo producidos en juicio relataron de manera escueta, incompleta y contradictoria...en la inspección....se constato el lugar de los hechos como un terreno en bajada y notoriamente accidentado, así como la ubicación de la tienda con relación al domicilio de la querellante, generan una duda razonable en el Tribunal en cuanto a la participación real del imputado así como la existencia misma del hecho atribuido objeto del juicio"(sic).

Que el artículo 359 del Código de Procedimiento Penal señala que "las disidencias deberán fundamentarse expresamente por escrito", y el artículo 360 inciso 3) del mismo compilado procesal penal que "el voto de los miembros del Tribunal sobre cada una de las cuestiones de hecho y derecho que se fundan".

Que del análisis detallado de los actuados del caso, se evidencia que la sentencia, en cuanto a la fundamentación del voto disidente, cumple el imperio de los artículos 359 y 360 del Código de Procedimiento Penal como ya señalo el a quo, por otra parte la disidencia, por su propia naturaleza, no pude tener toda la estructura de una resolución, en este caso condenatoria, lo que equivaldría a otra resolución, o como en el caso de Autos otra sentencia, aspecto inadmisible en nuestra economía procesal, por último solo se pueden considerar defectos absolutos cuando en la resolución, sea sentencia o Auto de Vista, no existen razones ni criterios sólidos que fundamenten los alcances de la resolución basados en normas sustantivas, adjetivas penales o que correspondan a Convenios o Tratados Internacionales, lo que no sucede en el caso de Autos, pues el supuesto defecto absoluto no es evidente, no existiendo violación, errónea aplicación, u omisión con respecto a los artículos 1, 13, 123, 124, 167, 359, 360 del Código de Procedimiento Penal, no incurriendo ninguno de los Tribunales de instancia en alguna de las situaciones establecidas en el artículo 169, inciso 1), 3), y 4).

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia, en uso de la atribución conferida por el artículo 59, numeral 1) de la Ley de Organización Judicial, en aplicación de la segunda parte del artículo 419 de la Ley Nº 1970, declara INFUNDADO el recurso de casación interpuesto de fojas 142 a 143, con costas de acuerdo al artículo 269 del Código de Procedimiento Penal.

RELATOR: MINISTRO DR. BERNARDO BERNAL

CALLAPA

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Fdo. Dr. Bernardo Bernal Callapa

Dr. Zacarias Valeriano Rodríguez

Sucre, veintisiete de enero de dos mil siete.

Proveído.- Abog. Ximena L. Mendizábal Hurtado -Secretaria de Cámara