SALA PENAL SEGUNDA

AUTO SUPREMO: No. 43 Sucre, 27 de enero de 2007

DISTRITO: La Paz

PARTES: Ministerio Público y otro c/ Roberto F. Mollo Mamani y otra

Estafa

RELATOR: Ministro Dr. Bernardo Bernal Callapa

**********************************************************************************

VISTOS: el recurso de casación interpuesto por Roberto Faustino Mollo Mamani y Nancy Pilar Pari Quispe de fojas 226 a 228, impugnando el Auto de Vista Nº 139/06 de 21 de abril de 2006, dictado por la Sala Penal Tercera del Distrito Judicial de La Paz de fojas 211 a 212 vuelta, dentro del proceso penal que sigue el Ministerio Público y José Luís Elving Lucía Crespo en contra de los recurrentes por el delito de estafa (artículo 335 del Codigo Penal), sus antecedentes, el Auto Supremo admisorio de fojas 237 a 238, las leyes invocadas como infringidas y;

CONSIDERANDO: que el Tribunal Primero de Sentencia en lo Penal de la ciudad de La Paz en sentencia que cursa de fojas 161 a 170 declaró a los recurrentes autores de la comisión del delito de estelionato tipificado y sancionado por el artículo 337 del Código Penal, condenándolos a la pena de 2 años de reclusión, más costas en favor del Estado y en consecuencia les concedió "perdón judicial", asimismo declaró sentencia absolutoria a favor de los mismos imputados de la comisión del delito de estafa previsto y sancionado por el artículo 335 del Código Penal. Con referencia a los co-imputados Juan Velásquez Quino, y Esperanza Miguelina Pari, los declaró absueltos de pena y culpa de los delitos de estafa y estelionato (artículos 335 y 337 del Código Penal).

De esta resolución recurren en apelación restringida el querellante y los imputados referidos, el mismo que es absuelto por Auto de Vista Nº 139/06 de 21 de abril de 2006, dictado por la Sala Penal Tercera del Distrito Judicial de La Paz que cursa de fojas 211 a 212 vuelta, por el cual revoca parcialmente la sentencia apelada con la modificación de declarar a los imputados Roberto Faustino Mollo Mamani y Nancy Pilar Pari Quispe, autores de la comisión de los delitos de estafa y estelionato, previstos por los artículos 335 y 337 del Código Penal, condenándolos a la pena privativa de libertad de reclusión de tres años y seis meses a cumplir el primero en la penitenciaría de San Pedro de esa ciudad con costas y calificación de daños. De la misma manera declara Improcedente la apelación de los imputados con costas.

CONSIDERANDO: que contra este fallo los imputados recurren en casación con el siguiente fundamento:

1.- Que, el recurso de apelación interpuesto por los acusadores particulares era defectuoso y sin cumplir con los requisitos legales, fue admitido y considerado ultra petita por el ad quem, supliendo las omisiones en que incurrió la referida impugnación; señala que contrariamente su recurso apenas fue considerado, a pesar de que este si cumplió con los requisitos legales, lo que derivaría en defectos absolutos y vicios en el Auto de Vista 139/06, lo que daría lugar a la aplicación del artículo 169 inciso 3) del Código de Procedimiento Penal.

2.- Mencionan que al revocar en parte el fallo del a quo y dictar una nueva sentencia, incrementando la sanción, sin considerar el juicio ni valorar prueba alguna y declarar a la vez improcedente el recurso planteado por los procesados, constituiría un antecedente funesto para la administración de justicia por la revalorización de la prueba prohibida para el Tribunal de alzada.

CONSIDERANDO: que de la revisión del cuaderno procesal y de la fundamentación por los recurrentes se tiene:

1.- Respecto al primer punto del fundamento del recurso de casación en sentido de que el Auto de Vista sería defectuoso a más de ultra petita que derivaría en defectos absolutos que daría lugar a la aplicación del artículo 169 inciso 3) del Código de Procedimiento Penal. Al respecto, de la revisión del recurso de apelación restringida interpuesta por el querellante, Luís Elving Lucía Crespo se tiene que impugnó por error injudicando en la sentencia al haber absuelto a los recurrentes del delito de estafa y solicitó se condene a los imputados por el concurso ideal de ambos delitos (estafa y estelionato) así como se aplique el máximo de la pena prevista por la comisión de tales tipos penales por el concurso ideal de delitos, en consecuencia no es evidente que el Auto de Vista impugnado se traduzca en "ultrapetita".

2.- En relación a que el Auto de Vista habría incrementado su sanción sin considerar el juicio ni valorar prueba alguna y declarar a la vez improcedente el recurso de los recurrentes, evidentemente este Tribunal incurre en "revalorización de la prueba" a más de que incurre en "error injudicando", al haber subsumido la conducta de los imputados en los dos tipos penales por los cuales fueron acusados (estafa y estelionato previstos por los artículos 335 y 337 del Código Penal) ya que de la lectura de la sentencia cursante a fojas 164 los propios querellantes manifestaron que nunca entregaron dineros a los imputados, que les entregaron un vehículo "previa conciliación" y que la movilidad no estaba a su nombre sino a nombre de otra persona. La esposa del querellante a fojas 165 aclara mejor las cosas cuando refiere que recibió dineros de los imputados pero no recuerda si era para amortizar el capital o intereses de la movilidad que hubieran entregado a los imputados, de lo que se infiere que el contrato tuvo la forma de obligación pecuniaria y que según el testigo Rufino Quispe Persona a fojas 165, el querellante conocía que la casa de Mollo "estaba hipotecada porque juntos fueron a la Cooperativa "San Pedro", de lo que se infiere la inexistencia de "dolo" en el actuar de los agentes respecto a los dos ilícitos por los cuales fueron acusados injustamente, en consecuencia existe "falta de tipicidad" en la conducta de los imputados en relación a los tipos penales de estafa y estelionato previstos en los artículos 335 y 337 ambos del Código Penal, debiendo corresponder la solución del conflicto jurídico existente en el ámbito civil.

DOCTRINA LEGAL APLICABLE.-

Se considera defecto absoluto insubsanable la errónea aplicación de la ley penal sustantiva en perjuicio de los imputados porque viola el principio de legalidad, de acuerdo a la doctrina penal el delito de "estafa" objetivamente se perfecciona cuando el sujeto activo -delincuente- realiza la lesión jurídica que ha pretendido; es decir que con la consumación se alcanza la objetividad jurídica que constituye el tipo especial de un delito. De tal manera, en el delito de "estafa" la consumación se produce en el momento en que el sujeto activo obtiene el beneficio o ventaja económica al que hace referencia el artículo 335 del Código Penal; la acción del agente debe consistir en emplear artificios o engaños, es decir inducir a error al sujeto pasivo empleando ardides o faltando a la verdad sobre la calidad, cantidad o veracidad de algo, conductas que adquieren connotación jurídica cuando inducen a error determinado a la víctima a dejarse sonsacar dinero u otro beneficio. El resultado es sonsacar a otro dinero o beneficio o ventaja económica, lo que significa perjuicio al patrimonio. Es por ello, que en la estafa el propio sujeto pasivo realiza la consumación, cuando por error, artificios o engaños da una parte de su patrimonio a un tercero, para lo cual se requiere que exista una relación de causalidad entre los artificios, engaños y el sonsacamiento de dinero, beneficios o ventajas económicas. En el caso de Autos, se estableció por la propia declaración en juicio oral de los querellantes que "conciliaron" a efectos de la entrega de la movilidad a cambio del pago posterior lo que anula la existencia de "engaños" o "artificios" que hubieran empleado los agentes así como quedó demostrado por la prueba testifical que los querellantes conocían que el inmueble objeto de la garantía estaba hipotecada a la Cooperativa "San Pedro" de esa localidad, aspecto que también elimina el "dolo" y la supuesta "lesividad" del hecho antijurídico de estelionato. Debiéndose solucionar el conflicto jurídico penal respecto de la morosidad del pago de los deudores en el ámbito civil.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia, en aplicación del artículo 419 del Código de Procedimiento Penal, DEJA SIN EFECTO el Auto de Vista impugnado y determina que la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dicte nuevo fallo conforme a la doctrina legal establecida y las normas legales previstas para el caso en concreto. De la misma manera a los efectos de lo previsto por el artículo 420 del Código de Procedimiento Penal, hágase conocer la presente resolución a todas las Cortes Superiores de Distrito del país.

RELATOR: MINISTRO DR. BERNARDO BERNAL

CALLAPA

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Fdo. Dr. Bernardo Bernal Callapa

Dr. Zacarias Valeriano Rodríguez

Sucre, veintisiete de enero de dos mil siete.

Proveído.- Abog. Ximena L. Mendizábal Hurtado -Secretaria de Cámara